sábado, 29 de diciembre de 2007

El NO-Día de los Inicentes

Por fin el comprendido el gran secreto, la conspiración, la trama urdida por los más altos cargos, se lo que hacen "ellos" y "ellos" saben que lo sé, por lo que siento miedo y paranoia. Estoy como Mel Gibson en Conspiración, pero con bastante menos pelo y algo más de "barriguita".

Resulta que dadas las inocentadas de ayer, he caído en la cuenta de que si bien nosotros tenemos el 28 de diciembre como día de los inocentes (o el poison d'abril de los franceses o...), ellos tienen toooodito el año, y toman este como el NO-día de los inocentes, al estilo del NO-cumpleaños del sombrerero loco.

Reviso mentalmente noticias y declaraciones de estos últimos meses.

Si suben los pisos suben las hipotecas, y si bajan por el contrario suben las hipotecas; el gobierno aprueba sumar y seguir con el canon, gravando hasta las tapas de los zapatos con los que saltas en los conciertos; Alejandro Sanz presenta su propia marca de colonia (¿el que sude como Alejandrito tendrá que pagar también canon? es más, ¿suda?); la Fox demanda a youtube por poner sin su consentimiento (léase previo pago)un vídeo que ellos mismos calcaron sin el consentimiento del autor; hay que tener más de 24 años para conducir una moto de 400 u más (las de 400 NO existen de momento en nuestro mercado, señor Navarro); si un motero se cae en una comarcal lleva de baches, grava y aceite de los tractores y se parte el pecho (no precisamente de risa) por darse con un quita miedos es por que va como un loco; el chófer del tito Pere Navarro se pasa las normas de su jefe por el forrillo sin mayor repercusión; Miles de moteros de manifiestan y millones de internautas junta firmas y sin embargo es como el que oye llover; el derecho a la copia privada es ilegal y encima pagas por el; ...........

Podría seguir así hasta la saciedad, no hay fondo en este pozo de incongruencias.

Entonces fue cuando esta mañana mientras estaba en el baño (no se por qué, pero es donde mejor se me aclaran las ideas) me dí cuenta de que esto no es lo que parece. "Ellos" que son unos cachondos mentales lo único que hacen es gastarnos inocentadas. A nivel cosmológico, eso sí, pero inocentadas. Y nosotros, pobres españolitos de a pié que no vemos más allá de nuestros bigotes, no solo no nos damos cuenta sino que encima nos enfadamos. Ya está bien, hombre, hay que reconocerles el favor que nos hacen, el toque de color que ponen en nuestras vidas. Nosotros que nos conformamos con un sólo día de los inocentes y "ellos" nos dan 364 al año.

Es más o menos como el pan y circo, pero sin pan.

Y tengo una prueba irrefutable de mis afirmaciones. ¿Se imaginan en qué clase de país viviríamos si todo esto fuese cierto en lugar de una simple inocentada? Esto... mejor no respondáis, pone los pelos de punta.

Salud y suerte

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Nintendo Wii (o lo más parecido a jugar en la era)

Pues si señores, anoche tuve la suerte de echarme una partidilla con la Wintendo Wii, y sinceramente estoy encantado.

Supongo que todo el mundo habrá visto por lo menos en los anuncios de la tele cómo funciona esta consola, te coges el mando y los movimientos de tu mano son los que se reproducen en la pantalla, así que una gozada jugar al WiiSports, por ejemplo, donde tienes bolos, golf y algunos más, incluso uno de boxeo, donde sinceramente comenzé a sudar a chorros tras ganar mi tercer asalto.

Esto no pretende ser publicidad gratuita ni mucho menos, sino una reflexión sobre el cambio de rumbo del mundo consolil y por ende del de los jugadores (presentes y futuros).

Primero fue la Nintendo DS (en sus distintas versiones). Pantalla táctil, todo gráfico y bastante sencilla de manejar, ahora ya casa juego y cada jugador que se complique como quiera. Incluso Amparo Baró disfrutaba de esta consola. De hecho a lo largo de estas navidades me ha llegado bastante gente a la tienda preguntándome por "la consola para las viejas". Se trata de una máquina con un funcionamiento relativamente sencillo, y sobre todos de unos juegos que exprimen al máximo la jugabilidad. Un lápiz (stylus que le llaman los horteras) y arreando que es gerundio.

El siguiente paso debía de ser hacia las consolas de sobremesa, y ahí han dado de pleno (a mi entender) con la Wii. Uno o dos mandos según el juego. Con uso de botones o no según el juego. Y de casa con el de los deportes. Los gráficos son normales, para que nos vamos a engañar, ATI se encarga de que se los muñequitos se vean bien y punto. Gráficos dadá pero más que efectivos. Al menos en lo que yo he probado de momento, que me consta que otros juegos tienen unos efectos que hasta le hueles el sudor al tio de la tele y te salpica la sangre. Y lo mejor, la jugabilidad intuitiva, sencilla y mucho más que efectiva.

Un par de minutos para configurar la consola, con su Wifi y todo, y ya estás jugando. Lo mejor a mi entender es que no tienes que tener 25 dedos en cada mano para hacer cualquier movimiento. Dejé los juegos de PC por lo mismo. No tienes que "hacerte" al ratón y su sensibilidad para jugar bien ni aprenderte medio teclado tampoco, sólo coges el mando y si quieres ir a la derecha pues tiras para allá. Y punto.

Y esta es la nueva dirección de las consolas. Que todo el mundo pueda jugar sin necesidad de hacer ningún master, que cualquiera que no haya cogido una en la vida se adapte en cinco minutos. Luego tienes juegos complejos, como en todas, y ahí está la elección de cada uno: si quiero complicarme me complico y si no pues no, pero no será la máquina quien me diga que es demasiado difícil para mi.

Por mi parte felicito a Nintendo por esta consola, a la que le quedan aún mil cosas, pero que de momento cumple su cometido a la perfección, que al fin y al cabo es lo que tiene que hacer.

Y ahora me voy a ver si encuentro el chip pirata, o cómo ver pelis en la consola, o... como exprimirla hasta la saciedad.

Salud y suerte

sábado, 22 de diciembre de 2007

40 Millones de delincuentes

Si Australia en su día no era más que un penal tremendo, a nosotros nos harían falta un par de Australias para meter a tanto delincuente.

Si seguimos la máxima de que aceptar el castigo implica reconocerse culpable, unos 40 millones de españoles lo somos, ya que pagamos una multa por robar vilmente a los pobrecitos Alejandros Sanz
y Bisbales que por ahí pululan.

No se cuantos grupos de música habrá por ahí, pero sólo en mi círculo de amigos hay unos 20, y hasta yo tengo el mío (vale, ensayamos poco, pero todo se andará). Nadie percibe ni un duro de la $GA€, evidentemente. El problema viene cuando se quiere uno poner en serio, ahí no solo sigue sin revibir ni un durico sino que además ha de pagar a tocateja cantidades tremendas en conceptos de autor. Cuando son SUS canciones que han creado ELLOS y no versiones de otros.

Grupos que cuelgan en la red sus maquetas, que de esa manera les llega a todo el que quiera oirlas, que se pueden permitir vender su maqueta en CD de concierto en concierto y que la única mercadotecnia que tienen es el boca a boca y una nube de enlaces por el cibermundo.

Esos grupos son lo que a mi me valen, los que realmente saben lo que es la música y los que la adoran y la disfrutan y sacrifican gran parte de su tiempo para hacer realidad un sueño. Grupos que al salir de currar en lugar de irse a su casa a contar dinero ensayan, y los fines de semana más, y de su bolsillo sale cada uno de los céntimos que les costará grabar la maqueta que por otro lado todos la tenemos ya y loa compraremos para ayudar en la medida de lo posible.

Tengo la suerte de disfrutar de un movil con tarjeta de memoria y mp3, en esa tarjeta tengo las maquetas de mis colegas, sólo eso, ni un solo disco "pirateado" ni descargado ni comprado ni nada, sólo la obra de mis colegas. Ahora tendré que pagar por esa tarjeta, por ese movil y en breve por tener amigos, ya que compartir cosas sin pedir nada a cambio (uno de los pilares de la amistad) también es delito.

Si les sirve a ellos de algo yo encantado de la vida, pero dudo mucho que esto sea así.

¿Y los daños colaterales? Empresas que por fabricar cd's en españa tienen que sumarle el canon y sacan a la venta productos que valen un 100% más que si los compras en portugal o alemania. Esos centenares o miles de currantes que están en el paro y a los que se sumarán los que hacen memorias flash. Para mi que esos están algo más jodidos que Ramoncín o Caco Senante y todo por una cruzada inexistente de la mano de unos caciques que no saben sobrevivir en el siglo XXI. El negocio ha cambiado, pero ellos no.

A mi me encantaría seguir vendiendo Amstrads y Commodores 64, sinceramente, pero esto ha cambiado. Si hace unos años en las tiendas de informática vendíamos pues eso, informática, ahora vendemos teles, DVD's, radios de coche, etc... En definitiva, que nos hemos ido adaptando a los tiempos. Pero ellos no. La industria discográfica (por que no hay que olvidar que la crisis es suya, y no de LA MÚSICA que está más sana que una pera) sigue como estaba a mediados se siglo. Si por ellos fuera desparecerían los Cd's y volvería el vinilo, pero como no pueden se buscan otras alternativas. Todos están equivocados menos yo, piensan, y lo pero es que convencen a todos, incluso al gobierno.

A día de hoy casi un millón y medio de firmas hay recogidas en la plataforma de Todos Contra el Canon, pero parece que pesamos mucho menos que 50 artistas de la $GA€.

En las últimas elecciones un movimiento motero proponía dar su voto al partido que eliminara los "quitamiedos", ahora casi sería posible hacerlo al partido que elimine el canon. Lamentablemente los políticos nos la meten doblada cada dos por tres, con lo que sería absurdo hacerlo en favor de unos o de otros.

Los artistas (y cuando digo artistas prostituyo la palabra refiriéndome a Bisales y Chenoas) viven mejor que quieren, y reclaman más. Además nunca ponen a los verdaderos beneficiaros del canon, sino a estas caritas preciosas que nos dicen con pena en los ojos: "ni me robes, coño" faltandoles acarbar la frase con un "mis jefes odian la competencia".

Así que ahora tenemos barra libre. Pagamos de antemano por el derecho a la copia privada, así que ejerzámoslo, no puede ser delito tener algo por lo que has pagado, de hecho has pagado varias veces.

Compro un cd original, pago. Compro uno virgen para hacerme mi copia privada (derecho que nunca implica disponer de ese original), pago. Uso mi ordenador para convertirlo en mp3, pago. Lo copio en la flash de mi movil para oirlo más cómodamente mientras paseo, pago. Como parece ser que del ordenador, la tarjeta y el cd no me voy a librar facilmente de pagarlos, he de abaratar costes en lo que si depende de mi voluntad, es decir, NO me compraré ese cd original. ¿Esto es lo que se quiere conseguir? Pues cojonudo, yo no estoy para mantener los merdeces de nadie.

Que mala leche me está entrando. Menos mal que hay muchos David Bravo luchando, aunque no se yo si finalmente podremos conseguir algo, pero por luchar que no quede.

Salud y suerte

sábado, 15 de diciembre de 2007

Herramientas (o como las apriencias engañan)

Más de una vez he escuchado (más bien oído) frases como: "Vaya medicucho, que ni me ha puesto un endroscopio nuclear ni me ha hecho una retroenterinación quirúrgica". A lo mejor no era eso textualmente, pero si algo por el estilo. Y el interlocutor contestaba "claro, si es que ese no sabe más que recetar nolotiles, si supiera te habría hecho... eso que tu dices".

Hoy me ha llegado un cliente. El equipo presentaba el tremendo "error grave de usuario: reemplaze usuario y pulse F1". No es la primera vez, ni será la última, que le vamos a hacer, hay gente que aprende de los errores y otros que se van dando cabezazos contra la puerta hasta que esta cede. Así que entra, y me indica que un técnico de su proveedor de internet le ha mirado el equipo y dice que está regular, así que no me queda más remedio que darle uno nuevo.

Caramba, un técnico te ha dicho eso? y yo que soy, el bedel del instituto? Y ahí fue cuando me dio una puñalada de esas que pican más que duelen: "es que el le ha metido un aparato por USB y todo, y ha salido como un ecualizador o algo así y me ha dicho que no es fallo de mi línea". Toma moreno.

Parece ser que este buen samaritano llegó con su maletín en rastre, sacó una serie de aparatajes con cables, lucecitas y palitos de esos que suben y bajan y llegó a la conclusión de que el equipo se calentaba en exceso. Y sinceramente me parece cojonudo, pero para ver si un portátil se calienta es más que suficiente con tocarlo. Es que se está perdiendo el contacto humano hasta con los ordenadores. Así que me insiste en que si el otro lo ha mirado usando una serie de herramientas tenía que saber muuucho más que yo, que apenas si las uso.

Como los sábados son días de esos raros en los que o te hinchas a currar o haces muñequitos de nieve con las pelusas del ombligo, decidí pasar el rato mientras se definía la mañana. ¿A qué temperatura está ahora mismo el portátil? pregunté. No lo sé, contestó humildemente. Pues te digo yo que está entre treinta y cuarenta grados. Reinicio la máquina, entro en la BIOS y estaba a 34.

Me encanta cuando me salen estas chulerías.

De tal manera que, considerándome digno de palpar su computadora, me deja en prenda el equipo prometiendo (más bien amenazando) con volver en una hora a la espera de que esté en perfecto estado.

Reviso el equipo. Todo configurado por defecto. Cambio algunos parámetros (me cago en el güindous vista y toda su estirpe) y pongo el equipo a actualizar, lo que me supone una hora aproximadamente hasta volver a tenerlo activo.

Y mientras pienso: ¿Realmente es el otro mejor que yo por usar más "herramientas"? Es más: ¿Necesitaría yo utilizar algo más que un pen drive de a 6 higos y un destornillador? Como estaba solo no tuve más remedio que contestarme a mí mismo: po no. Si hablamos de reparar por ejemplo móviles o impresoras si que es importante tener la herramienta adecuada (y si hablamos de .... ni te cuento), pero al grano, para reparar un ordenador se necesita: un destornillador (varios si es portátil) para destriparlo en caso necesario, software para chequear virus, spywares, y demás fauna, y software de recuperación en caso necesario, amén del disco de instalación del sistema operativo y las herramientas que este incluye. Ya en faena si que puede venir bien un polímetro o un comprobador de fuentes, por ejemplo, pero ya en casos más extremos y "más de hardware".

Conclusión a la que llegué, que a la gente le gustan las luces. Normal, estamos en navidad y cualquiera se siente atraído por ellas, pero... para qué sirven? Pues para hacer bonito, nada más. ¿Si se levanta la pintura de la pared de la habitación, el fuego y el humo lo llenan todo y hasta se derrite el flexo necesito un termómetro con leds multicolores? No señor, necesita usted un bombero amigo. Pues aquí pasa más o menos lo mismo.

Eso si, para quedar como dios nada mejor que lucecitas, barras de esas de los ecualizadores y analizadores de espectros, es como usar un laboratorio de la NASA para cambiar una bombilla.

Yo siempre he pensado que hay que estar lo más a nivel de las circunstancias que se pueda. Si en un bar están hablando de fútbol por ejemplo, resultaría pedante y patético citar a Kant, y sería grosero y zafio decir que Cervantes fue el Beckam de la literatura. Así pues considero que para comprobar el voltaje de una fuente de alimentación o una pila se necesita un polímetro (y creedme, tuve un jefe que comprobaba las pilas poniéndoselas en la lengua para ver si le hacían cosquillas), así como para ver si un portátil se calienta basta con palparlo.

¿Donde quiero llegar con esto? Pues no lo se, pero es que me jode mucho que se "engañe" a la gente con trucos de magia e ilusionismo. Yo siempre le explico a la gente lo que le he hecho a sus máquinas, y cómo se lo he hecho. Por que los que alardean y abusan de las lucecitas suelen tener también el defecto de explicar las cosas diciendo: "eso ha sido el condensador de fluzo que se ha endistroncado con el termomix interno del subchasis electrónico". Y si tuviera junta culata fijo que también habría que cambiarla.

Demostrado: a los segundos les aplauden y a los primeros nos toman por el pito del sereno.

Arrieros somos... decía don Alonso Quijana (o Quijada, o...) en aquella fabulosa obra de este tío que era como el Beckam pero de letras, y en el camino nos encontraremos, así que tiempo al tiempo. No es que crea en la justicia cósmica, pero por suerte o por desgracia el público en general sabe cada vez más de informática, sabe mejor lo que tiene y con lo que trabaja (dios bendiga a internet) y no está dispuesto a dejarse hipnotizar por unos leds multicolores.

Y dicho esto voy a tomarme unas cervezas a ver si me relajo.

Salud y suerte

lunes, 10 de diciembre de 2007

Los "House's" de la vida real.

Bien me hubiera gustado escribir una entrada sobre lo bien que me va desde que me tocó la primitiva y esas cosas, pero témome que de momento no va a ser posible, así que esta irá dedicada a los médicos: esas criaturillas tan caracterizadas en decenas de series y en más películas, pero que en el fondo son prácticamente humanos como tu y como yo.


Mi odisea comenzó allá por primeros de febrero. Una mala maniobra con la moto y un coche con pocos reflejos adelantaron la hora de tumbarme a descansar aún sin tener sueño. En principio sin problemas aparentes: algún rasjuñón, la tarjeta MMC del móvil rota por el peso del culete y un leve dolor, nada de extrañar dadas las circunstancias.

A los pocos días empieza a dolerme terriblemente la rodilla. La derecha en concreto, aunque la acusada cojera hace que terminen doliéndome las dos. Visita al médico de cabecera que hace un diagnóstico magistral sobre la marcha afirmando tajantemente: "Rota no está por que si no no podrías andar". Chapeau. Radiografía al canto y se confirma lo que hace años me diagnosticaron: la rótula está mirando pa Tarifa en lugar de donde debiera estar, y eso rozadesgastando en exceso el cartílago y el menisco. Chachi, ¿qué tengo que hacer? pues poca cosa, antiinflamatorios y analgésicos como si fueran lacasitos y cita con el especialista..... en Julio¡¡¡¡¡¡¡

Dado que las rodillas me hacían falta para trabajar, decido mover unos cuantos hilos y consigo cita en un hospital cercano también con un especialista. Mister simpatía 2007 me manda una resonancia y ya por abril o mayo con los resultados en su poder me dice puede ser que esté la rodilla jodida. Vaaale, no te lo niego, ¿qué tengo que hacer? Y la magistral contestación: pues ya se curará. ¿Y el dolor? yo que sé, a mí no me duele.

Chapeau.

Así que meto la rodilla en el coche y mi posible rotura de menisco interno y yo volvemos a casita. Y así pasan los meses, cojeando unos días más y otros menos, sin poder ir en coche o en moto más de 1 hora seguida y deseándomelas para bajar escaleras y pendientes pronunciadas.

Llega el verano y el día de mi cita. Buenas, buenas, que me duele la rodilla, pos vale, hazte una resonancia. Otro mes y con los resultados vuelvo al médico. Buenas, buenas, me duele la rodilla, pos vale. Tu lo que estás es muy mal hecho ¡¡¡¿¿¿???!!! Tienes el menisco de "mala calidad" (cito textualmente). Vaya hombre, debería de haberme comprado uno de los buenos, en lugar de escatimar gastos. Así que el buen hombre me manda de regreso a mi casa, diciéndome que vaya al médico de cabecera que me remita al traumatólogo de mi pueblo. ¿Tengo de eso? pregunto yo, pozí, y además uno muy bueno.

Vueeeeelvo a mi médico de cabecera, y le cuento la misma historia que le conté en febrero, pero sumándole 8 meses de odisea. Finalmente me da cita para el traumatólogo en una consulta a 15 minutos andando de donde estaba. Desde febrero hasta diciembre hago aproximadamente unos 300 kilómetros de médico en médico y de prueba en prueba para terminar en lo alto de la calle donde (pienso yo) debería de haber ido desde un principio.

Y llega el ansiado día: hoy. Llego al ambulatorio con algo de miedo, había escuchado que de los dos especialistas que vienen uno es un malafollá y el otro es buenísimo. Es más, el médico de granada que me dijo que los meniscos eran de saldo me lo recomendó diciendo lo contento que estaba con el. Pito pito gorgorito... me apuesto el pescuezo a que me tocará el malo. Lo hubiera perdido, me toca el bueno.

Miro el nombre en el volante, miro las iniciales de la bata y le miro la cara.... aquí hay algo sospechoso... cagontó¡¡¡¡¡¡ es el mismo que me atendió en Granada¡¡¡¡¡ Con una sonrisa en los labios diciendo "esta letra me suena" al leer lo que él mismo me dio para mi médico de cabecera me receta el tratamiento. "Y yo que te había mandado aquí para no tener que hacer la receta..." En ese momento me dan ganas de matarlo. A ver, le digo, llevo jodio desde febrero, y no creo que esperar un mes más por que no quiera usted firmar un papelito sea lo mejor para mi cuerpo serrano. Me mira, vuelve a sonreír (vaya, ya tenemos otro Mister simpatía 2007), y me receta un año de tratamiento junto con rehabilitación desde donde me llamarán en breve para ir a Granada a que me vean.

Así que me voy a la farmacia, con cara de gilipollas, con sensación de que a costa de mi dolor el tío se ha descojonado, pero con la satisfacción de que al menos le he hecho firmar una receta a la que era reticente en un principio. Si algún día me trae el ordenador para repararlo, lo guardaré un par de meses en el almacén hasta que me "apetezca" ponerme con el.

Y esto viene siendo lo que se tarda en diagnosticar una condropatía ya diagnosticada hace años, 10 meses. A veces hubiera deseado clavarme un tenedor en la rodilla para demostrar que duele.

Y ahora toca esperar (Rama de la vida en la que me estoy doctorando con el tiempo) y a ver qué pasa hasta el año que viene en la revisión.

Y esta es la odisea, ni más ni menos. De camino al curro voy pensando: vale, el House es un malafollá, pero cura. Entre tirarme 10 meses dando vueltas sin obtener nada y que me digan "tomate esto gilipollas y si no te curas que te folle un pez", sinceramente me quedo con el pez, ya nos haremos amigos.

Salud (¿?) y suerte.

martes, 27 de noviembre de 2007

Lo que un técnico tiene que escuchar

Desde siempre me han atraído las historias leídas por internet sobre los casos más curiosos de los servicios técnicos, más aún siendo técnico comprendo estas historias que la mayoría de la gente no ve graciosas, pero cuanto menos resultan simpáticas a los que conocemos el tema.

El usuario, ese extraño personaje que hace que uno se plantee el tema de sacar el "Carnet de usuario de ordenadores" por puntos, ese que te dice cosas como: -"¿Cómo que está lleno el disco duro? ¿Si yo apenas lo uso, no ves que guardo todas las cosas en el escritorio?" Y se queda tan pancho además de mirarte como diciendo "¿y este tío dice que sabe de ordenadores?"

Pues como decía, hay cientos de anécdotas que se podrían contar, y miles que ya pululan por la web, pero es que esta mañana he tenido el caso más tonto de mi vida.

Llega la señora, con su flamante portátil (bastante más potente que el mío, bastante más nuevo y bastante más desperdiciado) y con un error que le trae por la calle de la amargura: el equipo se está estropeando al borrar cosas.

Chúpate esa. Al borrar cosas... pues la verdad es que si, que si borras lo que no debes y eso... Pero que va, se estropeaba borrando los documentos que ella había creado, incluso eliminando fotos se estropeaba.

Curioso, hagamos una prueba.

Creo un archivo de texto y lo elimino....... nada. Y sin embargo pega ella un salto diciendo "¡¡¿¿Ves??!!"

Esto... pos no, no veo nada de nada. Repito la operación y al sonar el politono que tiene el güindous para vaciar la papelera de reciclaje veo que da otro respingo.

Pa habernos matao. "Esto va a ser jodio, me parece a mi" le digo, acto seguido el quito el sonido y vuelvo a repetir la operación.

Esa cara de alegría y júbilo, de ver que su portátil no cruje al eliminar archivos vale más que todas las horas facturadas del día.

Como nota de agradeces, se ofreció encarecidamente a darme al menos 5 eurillos, por haberle "arreglado" el problemón, que la traía por la calle de la amargura desde hacía días.

Y digo yo, ¿en un año no había borrado nada de nada? ¿No se había ni planteado que el sonido salía por los altavoces y no era cosa mecánica?

Tantas y tantas preguntas.

Después de esto me surgen a mí también las dudas: ¿Qué carajo hago yo aquí? Cuando arreglo una gilipollez me dan palmas, cuando recupero un sistema declarado zona catastrófica me regañan por haber tardado 1 día en hacerlo. Me increpan por que lo único que hago (siempre teoría del usuario) es meterle un "programilla de los míos" y darle al botón, y sin embargo cuando por ejemplo le doy al botón wifi del portátil y se activa y encuentra redes casi les falta besarme en los morros.

Curioso mundillo este que me rodea, donde el más tonto sabe más que yo y el más listo también y sólo un 5% de humildes es capaz de reconocer que sabe lo justo para manejarse y no solo eso, sino que tiene la osadía de agradecer las ayudas.

En fin, pa mear y no echar ni gota.

Salud y suerte.

martes, 13 de noviembre de 2007

Castigado sin leer por no usar Windows(r)

Así de claro y conciso. Como he cometido el tremendo error de no usar Windows(r) en mi portátil y optar por ser un poco más libre, a cambio me encuentro con el pequeño problema de no poder leer documentos en formato digital (PDF) que he comprado y pagado religiosamente.

La cosa empezó en abril más o menos cuando, para prepararme unas oposiciones, compré en cierta editorial (que no diré que fue MAD por si las moscas) el temario de dicha convocatoria. Sin problema. Salía más barato, de hecho los dos tomos del temario más el libro de test me costaron poco más que un sólo tomo impreso. Descarga de los archivos, activación del producto y en el Acrobat Reader tenía dentro del menú Ediciones Digitales mis tres ejemplares.

Me extrañó lo de la activación, y efectivamente no podía mantener varias copias del mismo, aunque en ese momento no le dí importancia, ya que tanto en casa como en el taller lo leía en el mismo portátil, así que sin problema de portabilidades ni más gaitas.

Por cierto, puestos a hacer una edición digital se podían haber molestado en poner un índice y así evitar el continuo desplazamiento de una página a otra (una edición digital no debe de ceñirse a escanear cada página o imprimirla en archivo PDF, al menos a mi entender).

Al grano, que entre unas cosas y otras decido instalar linux en mi equipo, UBUNTU para ser más concretos, y todo va a la perfección. Menos un pequeño detalle, no puedo abrir los puñeteros documentos. Echándole la culpa a los lectores me descargo el más parecido que hay al original de Adobe, pero nada de nada. Mando un correo a la editorial, mando otro y finalmente me dicen que les envíe el número de pedido para que me hagan el abono.

¿Abono? Si yo me compro un libro es para leerlo, no quiero ningún dinero, sólo poder leerme el puñetero temario. Como dispongo de varios PC's en casa, instalo un XP en uno y pruebo a leer los documentos. Nones. Nuevo correo y nueva respuesta: sólo pueden leerse desde el ordenador donde se descargó. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ y si me lo descargo en un ciber? y si lo hago en el trabajo por que en casa no tengo internet?? y si se me rompe el mío???

Nada. Nuevo correo y nueva respuesta.

Lamentamos decirle que como usted compró los temarios en abril, se ha pasado la garantía, no podemos hacer nada por ayudarle.

Una vez limpié el suelo, por que se me habían caído los huevecillos, intenté reponerme de la noticia. Es decir: si cambio el libro impreso de estantería no puedo seguir leyéndolo? si cambio mis gafas de lectura no puedo seguir leyéndolo?? si se lo doy a mi amiguete él no puede leerlo???

Pues si señores, manda webs. Haber cambiado el sistema operativo de mi portátil y haber cambiado de ubicación los PDF's es motivo más que suficiente para no tener acceso a los documentos religiosamente pagados. Y lo de la garantía? tiene un libro garantía? cuanto dura? no decía la ley 2 años? Lo digo con conocimiento de causa, tengo una tienda y cada dos por tres calentamientos de cabeza con la puñetera ley de garantías, que para una vez que me hace falta desde el otro lado de la venta me da la espalda.

Resumiendo, que en lugar de estudiarme un temario "ligeramente obsoleto" (estamos estudiando informática, señores, no es de ley hablar ni del Windows 98 ni del Office 97 a estas alturas de siglo) he tenido que recurrir a mi biblioteca personal y a internet para prepararme el temario. (Por cierto, en examen decían: "En la actualidad (noviembre 2007)" cuando el temario era bastante anterior)

Conclusión: no compréis nunca ediciones digitales con restricciones. Una cosa es impedir la libre circulación de la cultura hablando de temas de autores y tal, y otra muy distinta es no consentirlo ni tan siquiera pagando. Decía una de las máximas Hacker que "el conocimiento humano pertenece al mundo", "comparte lo que sepas y pregunta lo que no".

Y así seguiré, estudiando y aprendiendo por la red, con acceso universal a miles de documentos puestos al día y tocando la tecnología de primera mano, sin necesidad de atarme a ningún soporte ni virtual ni físico y por supuesto sin pagar por no tener acceso a documentación obsoleta. Rectifico lo de "sin pagar", PAGANDO con mi ayuda y consejos en el nivel que pueda, que siempre que hay alguien que sabe más y gente que empieza y sabe menos.

Hay una diferencia notable entre estudiar y aprender, tal vez la primera sea la más razonable en el tema que me ocupa (presentarse a unas oposiciones), pero al menos a mi no me ofrece nada. Decía una persona muy cercana a mí que lo más importante que aprendió en la facultad fue a estudiar por su cuenta, a sintetizar datos de un sitio y otro y rehacerse sus propios temarios. Así que habrá que apañárselas solo, que al fin y al cabo aunque se consiga un poco menos, todo lo conseguido tendrá ese agradable sabor de haber sido conseguido con esfuerzo.

Salud y suerte

viernes, 9 de noviembre de 2007

Apoyo a la Frikipedia

Ante ciertas cosas no hay lugar para el silencio. Supongo que por un medio y otro habréis oído hablar del juicio contra Frikipedia donde misteriosamente ha ganado la $GA€. Reproduzco este texto como he visto en otros varios blogs. No se si se conseguirá algo, pero al menos dejaremos patente que no estamos en absoluto de acuerdo ni con el resultado del juicio en particular ni con la $GA€ en general.

FREE KRUSHER!

(…) hemos recibido el resultado de la apelación desde la Audiencia Provincial de Madrid: La sentencia ha sido ratificada, y no cabe recurso de apelación. El fundamento jurídico que parece haber es que Vicente (Krusher), al tener control sobre la página, era responsable de los comentarios vertidos en la misma. Así que eso es todo… hemos perdido.

Ratificación de la condena a Krusher, blog de la frikipedia.

Recordemos que condenaron a Krusher por unos comentarios vertidos en la Frikipedia. Hoy Krusher hace público que la condena ha sido ratificada, y ya no es posible presentar un recurso de apelación.

¿De que se acusa a Krusher? Exactamente de esto:

<span class=sgae_frikipedia.jpg" id="image170">

Algún usuario modificó la Frikipedia. La descripción de SGAE decía que dicha entidad está formada por una mafia (totalmente cierto: el diario Público demostró con evidencias que la SGAE es una mafia [Edit: noticia]). Y añadió la foto de Pedro Farré shoppeado en pirata. Es evidente que la imagen es falsa: Pedro Farré no tiene un loro, sino un buitre carroñero.

Mientras la sentencia que condena a Krusher no cambie, yo me comprometo:

  • A no comprar, regalar, recomendar ni descargar ningún CD de música de afiliados a la SGAE
  • A no asistir ni recomendar ningún concierto de afiliados a la SGAE.
  • A no comprar ningún CD virgen en España, puesto que el canon da unos beneficios multimillonarios a la SGAE.
  • A no usar ningún hosting español, para que no me pueda denunciar la SGAE.
  • A no votar a ningún partido político que no condene explícitamente los actos de la SGAE.

FREE KRUSHER!




Salud y suerte

martes, 30 de octubre de 2007

Primeras 200 visitas

Nunca he sido mucho de estadísticas; eso de que si tu tienes dos coches y yo ninguno tocamos a coche por cabeza nunca me ha convencido, aunque reconozco su parte práctica a la hora de hablar de números redondos y de manera muuuy general.

Pero héteme aquí que consultando la estadísticas del blog leo que ayer llegó a las 200 visitas. No está mal. Claro, que unas 190 son mías de de mis conocidos, pero lo importante es que he llegado a ese número redondo, y de alguna manera hay que celebrarlo.

Cómo no se me ocurre ninguna forma y es complicado invitar a cervezas a una dirección IP, me he puesto a rebuscar entre esas estadísticas y estoy realmente alucinando con las búsquedas que hace la gente en el google para llegar a este blog.

Búsquedas como las siguientes:

mito de casandra Esta me ha hecho mucha ilusión por que es una de mis entradas favoritas.

como fingir rotura de menisco Esta me hizo gracia, ya que llevo 8 meses intentando saber como fingir la NO-Rotura de la puñetera rodilla.

como quedar con moteros Sin duda una pregunta de las que hacen historia.. ¿Has probado a salir con la moto y parar en cualquier garito con más de cuatro burras en la puerta? Ganas de complicarse la vida por internet, teniendo la calle (valga la redundancia) a pie de calle.

cuando se pierde la esperanza Lamentablemente de entre las cosas que he comentado en este blog, algunas habría deseado no llegar nunca ha tener motivos para escribirlas.

operacion asa de balde menisco interno Esta me ha cogido completamente fuera de juego, me doy.

El resto están casi todas referidas a ViaEducativa, página a la que lamentablemente no puedo acceder por tener instalado Linux en mi portátil. Una pena, por que seguramente quien lo diseñó desearía que la utilidad de su obra no se quedara sólo en las puertas del Internet Explorer de Microsoft.

Así que estoy más ancho que largo, encantado y feliz como una perdiz con mis 200 visitas, y deseando poder escribir otra entrada en breve con las 200.000, aunque eso lo dejaremos ya para otra década.

Por cierto, si me dieran 2 euros por cada visita... ¡Me podría haber comprado ya el bajo!

En fin, lo dicho.

Salud y suerte

lunes, 29 de octubre de 2007

Hoy soy un poco más libre

Como la manera más rápida y eficaz de aprender las cosas es ponerse manos a la obra, pues aquí que me veo, tras varias semanas leyendo documentación sobre las licencias Creative Commons, registrando bajo dicha licencia mi propia obra.

A falta de otras iniciativas, me decidí a registrar mi cuentecico El Carril, bajo dicha licencia incluyendo el siguiente apéndice:



Creative Commons License



El Carril by
el_rafa@eresmas.com is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License


¿Qué gano con eso? Pues básicamente dos cosas. Saber que mi obra es mía, pa mi pa siempre, y que la puedo compartir con quien me de la gana sólo con unos requisitos: que al publicarla, copiarla, modificarla, editarla, etc... hay que citarme como fuente de dicha obra y que tales cambios no se puedan usar con fines comerciales. Y todo esto sin pagar un duro, oyes.

Ahora nadie podrá robarla (¿quién querría?), y lo mejor de todo es que no hay que pasar por el aro del CopyRight, lo que me hace estar aún más orgulloso de mi pequeña fábula ahora más libre que antes.

Aparte de eso, que ya de por sí me hace sentir un poquito más libre, llevo ya tres semanas usandola distribución de Linux Ubuntu en mi portátil. Por primera vez en bastantes años, todos y cada uno de los programas de los que dispongo son perfectamente legales. Y no solo eso, sino que se cada uno de los pasos que dichos programas dan al ejecutarse, se lo que hacen, si envían información fuera, si la traen a mi equipo, etc... cosa que antes me resultaba prácticamente imposible.

¿Qué es una chorrada? Pues no te digo que no, pero al menos me siento más dueño de lo que hago.

Y si hacemos cuentas... ¿Qué costaría registrar un cuento de 5 folios de la manera convencional? Pues más o menos unos 11 euros. ¿Una licencia de Windows para mi portátil? Rondando los 90. ¿Suite ofimática evidentemente de Microsoft? pues me aventuraría a decir que unos 300. Y así podemos seguir hasta el infinito y más allá.

¿Qué tengo yo ahora? Todo eso y mucho más. Tengo todas las herramientas que necesito tanto para mi trabajo como para el ocio. Tengo derechos sobre un cuento que he publicado en Internet, tengo más o menos el control de lo que pasa en mi portátil, y todo eso gracias a miles de personas que simplemente hacen todo ese trabajo por tener un mundo mejor.

Ahora me pregunto: ¿Por qué en cualquier ayuntamiento por ejemplo todos los PC's corren Windows y la suite Microsoft Office? ¿Se han parado a echar números del ahorro que les supondría usar software libre? No es tontería, hablamos de unos 200 euros por PC, contando con licencias corporativas. Además, usan sistemas en los que el fabricante instala actualizaciones sin nisiquiera comentárselo al usuario. Se meten, se salen, te lo cambian todo y tu ni te enteras. ¿En esas manos están todos los datos que sobre mi hay? No se yo hasta que punto es más de fiar.

Y así podría seguir con cientos de ejemplos, pero lo principal es que queden claros los dos conceptos fundamentales: no he de gastar dinero ni dejar que nadie mangonée mi ordenador sin mi consentimiento, y puedo compartir cualquier creación mía con todas las de la ley.

Aunque sólo sea en el ámbito de la informática y de mis cosillas personales puedo decir orgulloso...

Hoy soy un poco más libre.

Salud y suerte

domingo, 30 de septiembre de 2007

Con todos ustedes... Los Culture Bar¡¡¡¡¡¡¡

Siiii¡¡¡¡¡¡¡ Por fin han sido escuchadas nuestras plegarias y los Culture Bar han montado su web en MySpace. IM-PRES-CIN-DI-BLE pasar por la peich de los Culture para disfrutar de este genial grupo rockeropunkarra de nuestras tierras.

Este peaaazo de grupo está compuesto por Juanan, un bajista que parece que tiene 15 dedos en cada mano. Sito que canta como los ángeles (encabronaos, pero ángeles). Tingui, una mezcla mejorada entre Satriani y Steve Vai. Y cómo no ese gran batería, Felix, que no solo toca la batería con 18 brazos sino que da un espectáculo en directo que ya quieran muchos.


El grupo se formó hace un año, y han sido varios los conciertos que han dado, llegando a tocar en lugares como la Industrial Copera o la Sala Tren de Granada. En breve su maqueta estará disponible tanto en P2P (ya me encargaré, jeje) como por el tradicional sistema de afloja la pasta gañán. Sinceramente merece la pena el pequeño desembolso, aunque si no lo queréis comprar si que es obligatorio verlos al menos una vez en la vida, casi tan importante como plantar un libro, escribir un hijo o parir un árbol.

NOTA: La coplilla "Sacala Bum" se escribió hace ya bastantes meses, pero no deja de ser interesante la parte en la que dicen "si pierdo el juicio me como seis alitas de pollo frito". ¿Se estarían adelantando al juicio contra alasbarricadas.org? En cualquier caso no meteremos el dedo en la yaga y esperemos que el Rey del Pollo Frito escuche a este grupúsculo con todo el futuro por delante y se acuerde de cuando era mozuelo y canturreaba por los pueblos.

A disfrutar del buen Rock se a ha dicho.

Salud y suerte

lunes, 3 de septiembre de 2007

Como decíamos ayer...

Todo vuelve a la normalidad. Apenas han hecho falta unas horas para olvidar completamente las últimas dos semanas.

Estoy sentado en la mesa de mi taller, con varios ordenadores esperando que me ponga serio con ellos, con otro par sobre la tabla cuadrada en proceso de adiestramiento y gente entrando y saliendo pidiendo cosas inverosímiles o bien con problemas más existenciales que puramente informáticos. Ha venido el transportista y le ha faltado un bulto, cuatro comerciales me han hecho perder casi una hora para nada y el teléfono tiene un ataque de histeria y no para de gritar. La gente que viene me regaña por haberlos tenido dos semanas sin poder jugar a los sims, por que no han podido imprimir en este tiempo aquel trabajo que era para septiembre y justo lo terminaron anoche por los pelos. Solo me falta tener un loro al hombro gritándome "¡La rutina de costumbre!".


Por si no se notaba, estoy hablando de la vuelta al curro. Los que no somos funcionarios no tenemos mucho problema con ello, por que apenas dos semanas no dan para olvidar todo un año dale que te pego. Pero de todas formas algo queda. Hoy he tenido que desayunar más rápido que estos días anteriores. Y por supuesto ducharme y vestirme antes de mediodía. La siesta me ha parecido verla esta mañana saliendo con sus maletas por lo hondo de la calle y dudo mucho que la peli de después de comer tenga tiempo de contarme toda su historia antes de volver de nuevo al curro.

También es verdad que tiene sus cosas buenas este regreso. Antes estaba casi toda la mañana dando vueltas de un lado a otro, haciendo mandados, con la moto, etc... ahora por ejemplo la rutina y el horario laboral me obligan a llegar religiosamente puntual a la cerveza del aperitivo. Ese recorte horario también disminuye el nivel de gasto, que no es lo mismo tomarse una birra a las 8 de la tarde cuando los colegas salen del curro a las 9 que salir todos juntos a la misma hora.

Pero hay más cosas en este mundo. Quitando la clientela que con mejores o peores maneras desfilan ante mi mostrador, el único sonido que escucho es el bufido de los ventiladores, esa música celestial en forma de bip que me indica que el trabajo está bien hecho, la machacona melodía de inicio de sesión de Windows (quiero un MAC¡¡¡¡¡¡) o bien la originalidad de los usuarios cambiando dicho aviso sonoro.

¿Por qué pongo esto un jueves llevando desde el lunes incorporado? Pues por que no he tenido tiempo en estos días. Lo malo de las vacaciones es que no se las toma todo el mundo a la vez y el ritmo rebajado del que he dispuesto estas semanas se contrarresta con el ritmo constante del resto del universo, y ahora es cuando tengo apenas una semana para concentrar tres. Esto no se si será síndrome post-vacacional, de lo que estoy seguro es de que no hay cuerpo que lo resista.

Pero al menos tengo el consuelo de que el resto del universo también está igual de puteado que yo, el correo lo tengo plagado de pogüerpoints picantes, chistes de informáticos, etc... los blogs se llenan de informaciones de lo más diverso y por fin han dejado de hablar en los informativos de si ha nacido un perro con dos cabezas y demás noticias veraniegas.

Así que aquí estamos, como si nada hubiera pasado, como si las vacaciones no fueran más que un mal sueño, como si acabara de apagar la colilla del cigarro que encendí antes de irme... como decíamos ayer.

martes, 31 de julio de 2007

El Puto Tintero

De todos es sabido que el universo, si no infinito, al menos es tremendamente enorme. Hay muchas cosas en esta vida que lo son también en mayor o menor medida: el tiempo que pasa desde que se pregunta “¿Te quieres casar conmigo?” hasta que se obtiene respuesta; el día de antes de las vacaciones; el espacio que separa el salón, a oscuras por la noche, del dormitorio después de ver una peli de miedo; la cola del cine el día del estreno de la película de Los Simpsons; el vaso de cerveza que precede un “me tomo esta y nos vamos”; … Muchas cosas.

Pero sin lugar a dudas, el objeto/concepto/idea/ente/… más grande, profundo y extenso que hay en este mundo es el tintero. El tintero literariamente se refiere al lugar donde habitan las ideas, las historias, las aventuras, los amoríos, las tragedias, … Es el lugar de donde se extrae todo eso para plasmarlo en una hoja en blanco. El tintero es, por tanto, el lugar donde reside todo lo que tenemos que decir, lo que queremos decir, lo que deseamos hacer, las personas a las que queremos contar cosas, con las que queremos vivir experiencias, etc…Como norma general alberga mucho más de lo realmente factibles.

Y por eso las cosas se quedan en el tintero. Tras una noche de charla en el parque, sentados en un banco y disfrutando del agradable fresco de las noches de verano, al llegar a casa siempre caemos en que nos hemos “dejado cosas en el tintero”. Se me olvidó comentarte lo del viaje que podríamos hacer, o la última película que he visto, o el último disco que he escuchado. Por lo general mucho de lo que se queda en el tintero sale a flote en días posteriores, o a largo plazo. Esa asignatura pendiente que teníamos para terminar la carrera, esa rodada en circuito que siempre he querido hacer y nunca me he atrevido, el salto en paracaídas, etc… todo esto reside en ese espacio infinito que es el tintero, que nunca se copa, y al que siempre podemos recurrir en diferentes momentos de nuestra vida y sacar lo que hacía años deberíamos haber sacado aunque por un motivo u otro no lo hemos hecho aún. Siempre se quedan en el tintero, y casi siempre se pueden sacar.

Pensándolo fríamente, si hemos sobrevivido 30 años sin tirarnos en paracaídas, dejar el salto en el tintero no puede ser tan malo, es decir, no es vital. Aunque agradable es una cosa perfectamente prescindible. El problema viene cuando lo que se queda en el tintero no es un viaje ni un “te quiero” ni una conversación. Lo realmente trágico es cuando lo que se queda en el tintero son los últimos 20 años de una vida.

¿Qué se puede hacer ante eso? Lamentablemente todos conocemos la respuesta: nada. ¿Cómo sacar del tintero el ver crecer a los hijos, casarse, etc…? ¿Cómo recuperar de ese recipiente infinito el envejecer junto a la pareja? ¿De qué manera se puede dejar de experimentar el ser abuelo?

Nadie está acostumbrado, y mucho menos hecho, al triste deporte de despedirse antes de la cuenta. Dentro del colectivo de moteros (como de tantos otros, aunque en este es en el que me incluyo) siempre está ese pellizco que tenemos de cuántos volverán de la ruta, cuántos volverá de Jerez, cuántos de Pingüinos, … Tampoco esto justifica nada, pero al menos existiendo ese peligro latente de salirse en cualquier curva, de encontrar gravilla, de salirse despacio y sin consecuencias pero encontrarse con un guardarrail en el camino, cuando sucede lo que nadie quiere que suceda es igual de dramático que en cualquier otra circunstancia, aunque al menos se tiene ese mil veces negado conocimiento de que en la carretera puede pasar de todo.

Lo más dramático de esta historia es cuando la despedida llega sin venir a cuento. Un buen día te levantas por la mañana, y por la tarde te dicen que tienes 3 meses para concentrar los próximos 20 años de tu vida. Ya no habrá más inviernos, ni más vueltas al cole, ni más cenas familiares de navidad, ni más nada de nada. Ahí se acaba todo, una vida con fecha de caducidad, y otra media vida que se quedará ya para siempre en el tintero.

Decían los clásicos que la inmortalidad reside en ser recordado por todos tras la muerte. Sinceramente opino que se pueden meter la inmortalidad donde les quepa, yo lo que quiero es estar aquí, y que los míos estén aquí, evidentemente todos queremos ser recordados, aunque mejor sería no tener que serlo nunca por estar presente. Acabar un viaje al llegar al destino es algo si no hermoso y natural, al menos de ley, pero acabar el viaje a medio camino…

¿Dónde van todos esos tinteros repletos de vida? ¿Qué será de los tinteros que de repente se han llenado por faltar el destinatario del mensaje? Por que los tinteros son como pasadizos llenos de salas donde cada uno dispone de la suya propia pero ha de pasar por decenas o cientos de tinteros para hacerlo. En todos y cada uno quedará a perpetuidad un poso de cosas que jamás se podrán hacer. Quedará una silla vacía en cada reunión, un hueco en cada foto, un hombro de menos en cada llanto.

Todo esto, lo que se pierde, lo que no se podrá hacer nunca más, todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas... en el puto tintero.

lunes, 30 de julio de 2007

El coche nuevo del panadero

Ya pensaba uno que estas cosas no pasaban. El agradecimiento, el reconocimiento por el esfuerzo a lo largo de los años, la manera de simbólicamente pagar a un padre por todo lo que cuesta sacar adelante a 3 hijos y encima con carrera, etc... Que de desagradecidos está el infierno lleno todos lo sabíamos, pero que quedaba gente sinceramente agradecida es algo que no se encuentra uno a diario.

Héteme aquí que estaba yo esta mañana (me acabo de dar cuenta que casi todas mis entradas comienzan igual, se me está pegando la costumbre vasca de comenzar las historias con un "Estábamos cenando unos colegas cuando...) tomándome el café de las 10 cuando entra puntual como siempre al bar el panadero con sus barras, bollos y roscas para las tapas del día. Normalmente suelo llegar yo de los primeros, y acto seguido el repartidor y el panadero, la de la autoescuela y el médico que también suele acudir puntuales.

A lo que iba, que conforme entra el panadero dice el del bar: "cacho mamón, qué nochecica me hiciste pasar de llantos" a lo que su señora añadió: "eso ya lo sabía yo, en cuanto llamaste por teléfono me dije... este termina llorando hoy como un niño". Con lágrimas en los ojos, camarero y panadero, comenzaron a hablar de coches, de hijas, etc... Yo en principio me temía lo peor, aunque al escuchar aquello de "más vale llorar por eso , ahí me las den todas" me quedé completamente descolocado.

Ante mi cara de estupefacción me comenta la mujer del camarero de qué iba el tema. Resulta que este panadero, que lleva desde los 10 años metido en el horno de las 4 de la mañana, repartiendo durante todo el día y durmiendo a media tarde, tiene 3 hijas: una acaba de terminar medicina, la otra ingeniería aeronáutica y la tercera no recuerdo el qué. Estas 3 hijas agradecidas no han tenido otra forma de demostrarle su agradecimiento más profundo regalándole por sorpresa un coche.

Pero no uno cualquiera, un pedazo de mercedes con todos los extras habidos y por haber, que le pegas una voz al GPS y te lleva a casita, con ... bueno, con ese chorro de siglas sin sentido que pueblan los catálogos de los coches de lujo, con unos acabados... unos detalles... un... mercedes.

Y eso era lo que pasaba. Una mezcla de orgullo, emoción, agradecimiento. La cosa se mantuvo en el más absoluto de los silencios, llevando al engañado padre a donde estaba el coche con absurdos pretextos, ,y finalizando con la retirada de la funda que escondía el regalo. Ante semejante detalle el padre más que orgulloso llamó a todos sus amigos, no para restregarles que tenía un mercedes de gama alta, sino para contarles el detallazo que las niñas habían tenido con el. Cómo con el primer sueldo en lugar de pegarse una noche toledana con los colegas o comprarse el capricho ese con el que llevarían soñando años, lo que hicieron fue devolver simbólicamente toda la inversión de tiempo, dinero y cariño recibida durante estos años y que las llevó a ser tres pedazo de licenciadas.Y para que no vamos a engañar, yo también me he emocionado. Mientras la del bar me lo contaba el panadero me miraba con los ojos humedecidos. Si ha contado la historia veinte veces, veinte veces que ha llorado.

Puede parecer una gilipollez. Pero caramba, estamos a lunes, nada más llegar a mi tienda tenía a tres clientes esperándome ordenador en mano para que los reparara, y la verdad es que el café de esta mañana me ha animado mucho más que cualquier otro, y no precisamente por la cafeína.

Así que seamos agradecidos, que lo que a lo mejor pensamos que es sólo un detalle (o un detallazo de la leche) puede ser muchísimo más. Juraría que si en lugar del mercedes le hubieran regalado un R5 de 4ª mano estaría exactamente igual de emocionado.

Salud y suerte.

domingo, 10 de junio de 2007

1º Kdd Nacional Marauderos. Riopar 16/17 Junio 2007

Corría una leve brisa fresca esa tarde de junio de 2005, cuando corría como un descosido de un extremo del pueblo (donde estaba esperándome el seguro de mi moto) hacia el otro (donde estaba la moto en sí). La primera vez que me subí a ella pensé: "Madre mía, que mastodonte, esto no lo voy a poder ni menear". Hace ya dos años de aquello, y casi 20.000 kilómetros llenos de carreteras nuevas, nuevos compañeros, comidas excelentes, y también algún que otro sustillo.

Hasta esta navidad, que por motivos personales decidí, motu propio, dejar un poco al lado esta sana afición por una aún más sana (no voy a dar detalles, así que no os hagáis ilusiones). Aunque siempre he tenido a mi pequeña Marauder dispuesta a darme una nueva satisfacción como siempre.

Últimamente ha sido por motivos de salud por lo que no la frecuento tanto como me gustara. Rotura del cuerno interno del menisco aderezado con una antigua y potenciada condropatía han convertido un estupendo paseo de una hora en un terrible suplicio durante varias. Pero hay que sacar fuerzas de flaqueza, y más cuando se aproxima una de las fechas más importantes para mi... llamémosle motoclub virtual de Marauderos.




Pues si señores. Era un tema que siempre ha estado ahí, pero nunca terminó de cuajar. Una gran concentración a nivel nacional. En el foro nos encontramos bastantes moteros de la zona de Andalucía, pero también hay muchos de Madrid, Asturias, Cataluña, Valencia, Castillas, etc... De modo que tras pensarlo bastante y echar números, se decidió que tamaño evento debería ser en un punto intermedio, y que además ofreciera paisajes inolvidables. Y qué mejor sitio que el nacimiento del río Mundo, En Riópar (Albacete).

Evidentemente no puedo podérmelo. Me he armado de valor (aunque no me ha hecho falta insistir mucho, mi novia me dijo "pues vete" y ya está todo decidido) y sólo me queda concretar salida con algún compañero de Córdoba o Granada para subir juntos.

Son unos 250 km de ida y otros tantos de vuelta. No se como me responderá la rodilla, aunque sencillamente me da igual, tengo el domingo entero para estirarla y reposar, así que el sábado que viene me plantaré las botas, la chupa, los guantes, el casco, la rodillera y un arsenal de analgésicos y tiraré pal norte a ver a mis compañeros de foro que jamás he visto pero a los que me une una preciosa amistad.

Sobra decir que todos estáis invitados, los del foro custom125 y cualquiera que se quiera acercar. Toda la información la tenéis en el foro de marauderos y si hay alguna duda pues me preguntáis directamente.

Si todo va bien os prometo una siguiente entrada al blog plena de fotos que os dejarán con la baba colgando y una pequeña crónica de nuestra humilde quedada (que no me acostumbro a escribirlo con "K").

Lo dicho, quien se anime que no lo dude ni un segundo, conocer gente estupenda, comer a tuttiplen y disfrutar de la moto es una cosa que no suele desagradar. Y si queréis alojamiento tenéis también toda la información en el foro.

Ya os contaré.

Salud y suerte

sábado, 19 de mayo de 2007

La Piratería del Automovil

Chapeau por el señor David Bravo. Este joven abogado andaluz tiene una labia que para sí la quisieran nuestros dignos mandatarios. Si todos tuvieran su sentido del humor y su elegante y educada verborrea, otro gallo nos cantara.

No puedo menos que reproducir un artículo suyo, que entrecomillo a modo de cita para no tener problemas de derechos, y que me ha dejado literalmente tirado en el suelo de la risa.

"Carta de una persona preocupada por la piratería de automóvil

Muy Sr. mío:

Le escribo preocupado por una noticia de la que he tenido conocimiento recientemente y que entiendo puede causar graves perjuicios a todo el sector del automóvil.

No sé si usted sabe de la existencia de ciertas páginas webs (como www.viajamosjuntos.com) en las que los usuarios de las mismas manifiestan los trayectos y horarios que realizan habitualmente en coche para sus transportes diarios y se ofrecen para compartir su automóvil con otras personas de su ciudad que hagan el mismo o semejante trayecto. De este modo se consigue un importante ahorro en gasolina y en el futuro es posible que descienda la propia producción de automóviles. Considero que esta práctica puede hacer que se resienta todo el sector empresarial en el que usted participa.

Ya sé que siempre se ha compartido coche y que es una práctica ya habitual desde hace años, pero no hay que olvidar que en otros tiempos esa costumbre se reducía a ámbitos estrictamente privados que no iban más allá de familiares y amigos. La llegada de Internet hace que esa práctica se extienda de tal modo que son ahora miles de personas en todo el mundo las que, con la única y avariciosa idea de ahorrarse unos céntimos, comparten su coche con completos desconocidos. Ni que decir tiene que en el futuro la situación será aún más sangrante.

Todos sabemos los perjuicios que las nuevas tecnologías, y en especial Internet, han tenido sobre la música. Si la industria del automóvil no reacciona con rapidez es posible que la crisis se adueñe también de este próspero sector.

Para intentar hacer frente a esta preocupante situación le propongo las siguientes medidas:

- La industria del automóvil así como la de carburantes debe iniciar campañas de presión encaminadas a lograr reformas legislativas que prohíban este tipo de prácticas. No sólo las páginas webs que permiten poner en contacto a los que comparten coche deben estar perseguidas judicialmente, sino que habría que hacer lo propio con los usuarios de las mismas.

Se deben incrementar los controles en las carreteras para comprobar, en los casos de que los coches vayan ocupados por más de una persona, el grado de parentesco que existe entre las mismas para evitar posibles fraudes. Ni que decir tiene que muchos pasajeros intentarán fingir algún tipo de relación para evitar las elevadas multas que se les impondrían en caso contrario, pero pueden arbitrarse sistemas para destapar la pantomima. Quizás usted recuerde aquel famoso programa de televisión presentado por el malogrado Jesús Puente titulado “Su media naranja” y en el que, mediante preguntas íntimas, se comprobaba hasta qué punto se conocía un matrimonio. Entiendo que algo parecido, llevado a cabo por especialistas entrenados al efecto, podría ser absolutamente válido para investigar estos actos ilícitos.

En aquellos casos en los que concurra ánimo de lucro en la conducta podría preverse incluso la pena de prisión. No hay que olvidar que el ánimo de lucro no debe interpretarse solamente como el hecho de que el conductor y propietario del vehículo reciba una determinada cantidad sino también como el ahorro producido por compartir con el acompañante los gastos de gasolina. Reiterada doctrina del Tribunal Supremo interpreta el lucro de forma expansiva. Por lo tanto los servicios jurídicos de su empresa pueden difundir la tesis de que el Supremo entiende que compartir los gastos de gasolina con un acompañante es entendido como un lucro para el conductor y para el propio acompañante derivado del ahorro mutuo que consiguen al repartir los gastos. Sin duda esto causará revuelo, puesto que se tratará como a criminales a miles de personas. Incluso es posible que muchos abogados de su empresa se nieguen a difundir este tipo de campañas de criminalización. Si es así, puede contar con mi incondicional ayuda para ese menester. Mi conciencia dejó de ser un obstáculo el día que decidí tener dinero a tener escrúpulos.

- Evidentemente, no somos monstruos. No nos oponemos a que dos amigos vayan juntos en el coche. La mayoría de nosotros lo ha hecho alguna vez en nuestros alocados tiempos mozos. Sin embargo, ninguna actividad, por cotidiana que pueda ser, justifica la pérdida de ingresos en sectores empresariales tan importantes como el nuestro. Por ello, considero que sería una medida adecuada imponer un canon a los carburantes que remunere a gasolineras y productoras de automóviles por las presuntas pérdidas que conlleva tal actividad. Es cierto que muchos conductores que no vayan habitualmente acompañados pueden verse afectados por esta medida y alegar que no es de recibo que paguen por aquello que no hacen. Sin embargo, entiendo que, en términos económicos, este descontento de nuestros clientes nos sigue dejando un saldo positivo, por lo que no merece la pena tomarlo en consideración.

Otro problema son los transportes públicos. Incalculables son las pérdidas que originan los mismos en nuestro sector. Como, por el momento, no podemos prohibirlos (qué duda cabe de que sería lo deseable), sería una buena medida imponer también un canon a autobuses y taxis. Para evitar revuelos, nuestros representantes, los gobernantes, deberían decir que el dinero de ese canon no provendrá en ningún caso del bolsillo de los ciudadanos sino de las arcas del Estado. Es evidente que el hecho de que el Estado pague ese canon y que lo paguen los ciudadanos es exactamente la misma cosa, pero muchos no caerán en la cuenta. Por ejemplo, según los últimos estudios los Internautas creen que el dinero del Estado lo pone Bill Gates.

- Es absolutamente prioritario lanzar campañas destinadas a la concienciación del público.

Es un hecho que la sociedad española, que tanto simpatiza con la picaresca como demuestran las películas de Tony Leblanc, no ve con malos ojos las prácticas de piratería de automóvil (considero que es conveniente empezar a utilizar este tipo de denominaciones contundentes).

Creo que es fundamental que utilicen su poder de influencia en los medios de comunicación y su poder económico (valga la redundancia) para empezar a dirigir campañas de sensibilización ciudadana. Los españoles deben hacer suyos los problemas de los empresarios del automóvil. Sinceramente creo que algunos ciudadanos están demasiado ensimismados con sus problemas laborales y de acceso a la vivienda. ¿Es que los problemas de nosotros, los empresarios, no merecen ni un segundo de su tiempo? La verdad, responder que no a esa pregunta me parece una actitud tremendamente egoísta.

Una buena idea es incluir en programas de máxima audiencia determinadas consignas que promuevan nuestras posturas o anuncios que conciencien del delito que supone la piratería de automóvil. Una buena idea es que en programas como Operación Triunfo inviten a personas como Fernando Alonso para que hablen brevemente del riesgo que corre la Fórmula 1. Quizás Mercedes Milá, aficionada como sabemos a las motos, pueda hacer algún documental que desgrane la problemática de la piratería de automóvil encontrando relación entre el hecho de compartir un coche y la trata de blancas. No se sorprenda, si se quiere, las conexiones salen.

Sé que mis propuestas le pueden parecer una locura, pero lo mismo le decían a las discográficas y ahí las tiene. ¿Acaso las discográficas merecen más protección que nosotros? ¿De verdad un disco de Coyote Dax es más importante para nuestros gobernantes que un precioso y exclusivo Ferrari? Como empresario del sector del automóvil les pido que lo piensen detenidamente. No sólo está en peligro el trabajo de cientos de personas honradas, sino también el mío."


Si por algún motivo no debiera de haber reproducido literalmente dicho artículo, ruego se me comunique para retirarlo cuanto antes.

Reitero el comienzo de la entrada: Chapeau por David Bravo

Salud y suerte

sábado, 28 de abril de 2007

Amnesia Colectiva

Es curioso las vueltas que dan los recuerdos, de un lado al otro del universo conocido (y más allá) y cómo a modo de boomerang (o como diría el hermano de Earl "ese palo australiano que vuelve") regresan a nosotros un tiempo después no sin antes acicalarse y traernos de recuerdo alguna que otra amistad o algún que otro disgusto.

La cosa es que tardé en recuperarme del subidón cuando mirando las lamentables estadísticas de este blog me encuentro que a lo largo de la semana el 50% de las visitas (en concreto 9, en números redondos) provienen de otro blog denominado "Sumidero Clandestino" al que agradezco el detalle que aún no le he dado una explicación. Tras este enlace (huy como suena eso) no pude menos que visitar dicho blog más que agradable y hacer click (o clickear o pinchar o lo que sea) en el resto de blogs enlazados.

Una cierta dosis de frikismo, siempre agradable en estos tiempos que corren, y para mi asombro me topo con un comentario sobre una película que vi hace ya algunos años y de la que aún me estoy recuperando. En concreto es el blog de "La Barca de Caronte" y la película en cuestión "El Ataque de los Tomates Asesinos". Ahí es .

Y evidentemente han vuelto a mi escueta memoria escenas del filme, esa banda sonora que llevo tarareando toda la mañana para desasosiego de los sufridos clientes madrugadores sabáticos y que a su vez me recuerda al gran musical de "Little Shop of Horrors". Yo que pensaba que tan sólo el director y un servidor habían visto la película en cuestión me encuentro con este nutrido y documentado resumen/comentario de semejante obra de arte. Es de ese tipo de películas que sólo nos gustan a mí y a mi cuñado, que una vez me la llevé al bar de costumbre para verla y casi me echan a patadas escaleras abajo.

Pues si señores, acabo de retomar mi fe en el ser humano. Hay esperanza, compañeros. Después de esto no tengo por más que buscar un bodrio ochentero como es "La Matanza del Microondas",
y caramba, existía. Aún recuerdo esa primera escena en la que una señorita muy señoreada colaba sus generosos senos por los agujeros de la tapia para deleite de los albañiles que al otro lado desayunaban. Algo casi tan friki como cuando en la boda de un amiguete al entrar al salón en vez de la marcha nupcial sonó la sintonía de McGyver, claro que yo me callo por que iba con una corbata de Darth Vader.

¿Y donde quiero llegar con esto? Pos yo que sé. A ver, es sábado, son las 10 de la mañana, y lo primero que me encuentro hoy es a los tomates asesinos. El día promete. No se si acostarme hasta el lunes o ponerme la camiseta de Los Ramones.

Resumiendo y centrándonos en el título en cuestión. Amnesia Colectiva. Ahí englobo todas esas películas, todos esos episodios, todas esas canciones que nuestro cerebro relega a su rincón más recóndito (es decir, a la tercera y última neurona) pero que por arte de magia un pequeño comentario, un sonido lejano o simplemente una imagen nos traen de nuevo a la memoria para deleite nuestro y de alguno que otro.

Me parece que esta tarde me voy a sentar a ver "La novia del Monstruo" o "Plan 9", no sé, me lo pide el cuerpo.

Salud y suerte

viernes, 27 de abril de 2007

Esto ya se va pareciendo al siglo XXI

Tanto ver películas de ciencia ficción (o "sai-fai" que se dice ahora) nos han hecho formarnos una imagen del siglo XXI que no sera la correcta. O tal vez sí y lo que no era correcto era el propio siglo. Empezando por 2001 Odisea del Espacio, o por Blade Runner y aquel "Los Ángeles 2019", o si me apuras Plan 9 hacia el Espacio Exterior con la caseta de herramientas que hacía las veces de nave espacial donde perpetrar esa horripilante bomba de luz solar; todas estas joyas del cine nos prometían un futuro cuanto menos curioso, con transporte aéreo personal, trajes ajustados, y vacaciones en el planeta del al lado.

¿Y qué es lo que tenemos? Pues lo mismo que teníamos antes. Con Internet, eso si, y poquito más. Los únicos que se han molestado en acercarnos al futuro han sido los fabricantes de coches y de motos, que nos ofrecen unos diseños más que futuristas en sus vehículos. Pero ya está. ¿Donde están los robots que nos harían la compra? ¿Nos tendremos que conformar con la Termo-Mix? ¿Donde están esas fulanas tritetas de Desafío Total?

Nada, no tenemos nada de eso. Nos pusieron la miel en los labios y nos la arrebatan de un sablazo cada vez que imprimen The End en la tele de plasma.

Pero eso se va a acabar. Por fin los científicos se han dado cuenta de que tienen que ponerse al día antes de que las películas los vuelvan a dejar a la altura del betún. Seguramente tendría cientos de descubrimientos bajo llave a la espera del momento para sacarlos, y el momento es este, justo cuando tras 7 años de siglo nos hemos dados cuenta del timo, ahora es cuando empiezan a agasajarnos con esos detalles futuristas que tanto ansiábamos.

Primero empezaron enviando al primo pequeño de Cortocircuito a Marte, un robot que viene a ser como el tractor de mi sobrino solo que de hierro y algo más grandón. No estaba mal la cosa, pero tampoco era para tanto. Así que ahora se han sacado de la manga la Kriptonita. Ahí es . Con dos... si señor. Eso si es un descubrimiento en condiciones, no la penicilina ni leches. Pero no contentos con eso van y se sacan de la otra manga un planeta nuevo, y además parecido a la tierra (es decir, estará podrido, infectado de habitantes que lo destruyen todo a su paso, etc...) Tal vez por compensar la pérdida de Plutón como planeta, al pobre lo trataron como "pluta" por rastrojo.

Esto ya si parece un siglo nuevo, si señor, que habrá que reescribir los libros de la escuela para adaptarse a los nuevos tiempos. Eso si, sin pasarse y dejando algo para los próximo 100 años.

Así que ya que nos sentimos plenamente sigloventiunistas miraremos con nostalgia al siglo pasado. Y parafraseando a Javier Krahe: "al ver que se me fue... me da nosequé"

Salud y suerte

viernes, 13 de abril de 2007

A mano

Hace ya algún tiempo disfrutaba en el precioso teatro Isabel la Católica de Granada de un concierto de Paco Ibañez. Durante el descanso del mismo, los fumadores empedernidos "ocupamos" el hall del teatro para hacer salmón ahumado vuelta y vuelta y darle un toque londinense.

En ese descanso, y como podía ser de otra forma, me encontré con un paisano. En concreto era un zapatero que tiene su negocio en la misma calle que el mio (una tienda de informática, para el que no lo sepa). Pero un zapatero de los de antes, con su delantal de cuero, las gafas resbalando por la nariz y ese olor tan peculiar entre cuero y pegamento.

Pues bien, algún tiempo después estuvimos hablando y me hizo una curiosa observación. Decía más o menos que no dejaba de resultar llamativo que un informático (una ciencia relativamente nueva, en constante evolución) y un zapatero (profesión antigua donde las haya y prácticamente inamovible) coincidiéramos en aquel concierto. El suyo un oficio casi desaparecido o al menos en vías de extinción y el mio uno en pañales y con todo un universo de posibilidades por delante. Pese a todas esas diferencias había aún cosas que nos unían. Me pareció un observación realmente preciosa.

¿Y a qué viene toda esta parrafada? Pues viene a que hoy me he dado cuenta de que no estaba del todo en lo cierto, de que aún quedan artesanos, gente que hace las cosas "a mano" (hermosa expresión, no exenta de chistes onanistas). "A mano". Cuando alguien dice que ha hecho algo "a mano" todos lo miramos con otros ojos, con ojos de "que clase tienes, Vivancos".

Siendo sinceros, en el mundo de la informática están los auténticos artesanos, los linuxeros, esos que para poder ver una película deben de teclear el equivalente al primer capítulo del quijote se seguido de cuatrocientos parámetros que evidentemente hay que recordar de memoria y saber razonarlos. Pero héteme aquí que hoy ha desaparecido el desencanto que tenía con el nuevo Windows Vista. La era de los entornos gráficos ha llegado a unos límites que el teclado se usa exclusivamente para chatear y golpearlo cuando algo falle. Y en esta era queda poca gente que guste del antiguo arte de "aporrear el piano" (véase anuncio nuevo de vodafone).

Pues tenia yo un pequeño problema, y tenía que editar el sistema de arranque de un Vista para cargar varios sistemas operativos, y buceando por la web me encontré una guia de cómo hacerlo. Todo a mano, utilizando comandos (si le preguntas a un joven de hoy en día que es un comando te dirá que uno de los mejores juegos españoles de la historia, se ve que no conocen la abadía del crimen), con esos preciosos parámetros, con esas variables tan sensuales, con esos errores por que "default" termina con "t".

Y me han venido a la memoria los tiempos del MSX, aquellas increíbles aventuras conversacionales donde no había ni un puñetero gráfico, sino que te describían la habitación y tenias que ir tecleando "coger bate de béisbol", "golpear policía", "salir cagando leches", etc... Aquellos tiempos del MS-Dos que con de la mano de un teclado mecánico decía la gente, cómo trabaja este muchacho, que no para de escucharse, y sin embargo ahora un click aquí, otro allá y pare usted de contar.

La facilidad de uso de los entornos gráficos ha llevado a un uso más extendido de la informática, cosa que está bien, pero que por otro lado permite que cualquier toque un ordenador. Y eso es bueno, pero a ver, cuando antes alguien tenía un ordenador no lo llevaba al taller a no ser que echara humo. Si fallaba se arreglaba, si fallaba más pues se golpeaba el teclado y la pantalla, y si eso no valía pues se recurría a meter un disquete detrás de otro hasta dejar todo como el primer día. Pero hoy no, y lo digo por experiencia. Hoy en día cuando le digo a alguien que debe desinstalar tal aplicación "a mano" se echa las susodichas a la cabeza y me dice, anda que te lo traigo y ya lo haces tu. Por otro lado luego al llevárselo sentencian "40 euros¡¡¡¡¡ pero si eso lo haces tu en un momento, ya te vale".

Resumiendo, que me voy por las ramas. Que aún no está todo perdido. Mientras haya un teclado con el que hacer las cosas, mientras para las tareas realmente serias haya que utilizar los comandos, mientras que haya operaciones que sólo se puedan hacer desde la consola, mientras haya que leerse veinte manuales para aprender a hacer algo, mientras se puedan seguir haciendo las cosas "a mano"... mientras exista la artesanía (aunque sea extrapolando el concepto) habrá esperanza para los que preferimos ponerle unas tapas a las botas a comprarnos unas nuevas y para los que preferimos el "hágalo usted mismo" al "por cuánto me lo haces?"

Esto ultimo tiene honrosas excepciones, pero eso es ya tema de otro artículo.

Salud y suerte

viernes, 23 de marzo de 2007

... Por Fin Viernes (II)

Pues si, el tiempo es como la alopecia, que pasa por mucho que uno quiera impedirlo. En nuestro plano espacio/tiempo, que dada la velocidad de translación de la tierra consideramos relativamente lineal, el tiempo pasa más o menos de forma regular, lo que nos permite entre otras cosas saber cuando toca descansar y cuando currar.

Y todo esto viene a que hoy es viernes, gran día donde los haya, y eso se merece cuanto menos una coplilla. Para esta ocasión, y dadas las últimas novedades de casamientos y esas cosas uno tiende a mirar atrás para rememorar tiempos mejores (ya lo decían Les Luthiers, que cualquier tiempo pasado fue anterior), he seleccionado una joya reivindicativa de un gran grupo sevillano como son los Reincidentes.

Si tenéis el LP (Sol y Rabia, 1992) lo suyo es escucharlo de vez en cuando, si no os puedo prestar mi "copia privada" siempre y cuando firméis ante notario que la usareis sin ánimo de lucro.

Jartos d'aguantar

¿Por qué habrá tantas mujeres pendientes del culebrón?
¿Por qué habrá tantos chavales que necesitan su ración?
¿Por qué habrá tanto dinero metido en el rock and roll?
¿Por qué habrá tanto madero y tan cabrón?
¿Por qué hay tantos africanos que se ahogan en el mar?
¿Por qué habrá tanto trabajo de guardia de seguridad?
¿Por qué siempre al millonario lo defiende el militar?
¿Por qué habrá tanto cacique en mi ciudad?
Y allá en las calles de aquí p'allá
to embolillao buscando un bar
dulce refugio pa llegar con los colegas a brindar
sin olvidar que estamos jartos d'aguantar.
¿Por qué habrá tanto recluta que no sabe dónde está?
¿Por qué habrá cotos de caza y tanto niño sin escolar?
¿Por qué los que menos tienen son los que más tienen que dar?
¿Por qué apenas hay ballenas en el mar?
Y allá en las calles de aquí p'allá
to embolillao buscando un bar
dulce refugio pa llegar con los colegas a brindar
sin olvidar que estamos jartos d'aguantar.


Buen fin de semana

Salud y suerte