martes, 13 de noviembre de 2007

Castigado sin leer por no usar Windows(r)

Así de claro y conciso. Como he cometido el tremendo error de no usar Windows(r) en mi portátil y optar por ser un poco más libre, a cambio me encuentro con el pequeño problema de no poder leer documentos en formato digital (PDF) que he comprado y pagado religiosamente.

La cosa empezó en abril más o menos cuando, para prepararme unas oposiciones, compré en cierta editorial (que no diré que fue MAD por si las moscas) el temario de dicha convocatoria. Sin problema. Salía más barato, de hecho los dos tomos del temario más el libro de test me costaron poco más que un sólo tomo impreso. Descarga de los archivos, activación del producto y en el Acrobat Reader tenía dentro del menú Ediciones Digitales mis tres ejemplares.

Me extrañó lo de la activación, y efectivamente no podía mantener varias copias del mismo, aunque en ese momento no le dí importancia, ya que tanto en casa como en el taller lo leía en el mismo portátil, así que sin problema de portabilidades ni más gaitas.

Por cierto, puestos a hacer una edición digital se podían haber molestado en poner un índice y así evitar el continuo desplazamiento de una página a otra (una edición digital no debe de ceñirse a escanear cada página o imprimirla en archivo PDF, al menos a mi entender).

Al grano, que entre unas cosas y otras decido instalar linux en mi equipo, UBUNTU para ser más concretos, y todo va a la perfección. Menos un pequeño detalle, no puedo abrir los puñeteros documentos. Echándole la culpa a los lectores me descargo el más parecido que hay al original de Adobe, pero nada de nada. Mando un correo a la editorial, mando otro y finalmente me dicen que les envíe el número de pedido para que me hagan el abono.

¿Abono? Si yo me compro un libro es para leerlo, no quiero ningún dinero, sólo poder leerme el puñetero temario. Como dispongo de varios PC's en casa, instalo un XP en uno y pruebo a leer los documentos. Nones. Nuevo correo y nueva respuesta: sólo pueden leerse desde el ordenador donde se descargó. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ y si me lo descargo en un ciber? y si lo hago en el trabajo por que en casa no tengo internet?? y si se me rompe el mío???

Nada. Nuevo correo y nueva respuesta.

Lamentamos decirle que como usted compró los temarios en abril, se ha pasado la garantía, no podemos hacer nada por ayudarle.

Una vez limpié el suelo, por que se me habían caído los huevecillos, intenté reponerme de la noticia. Es decir: si cambio el libro impreso de estantería no puedo seguir leyéndolo? si cambio mis gafas de lectura no puedo seguir leyéndolo?? si se lo doy a mi amiguete él no puede leerlo???

Pues si señores, manda webs. Haber cambiado el sistema operativo de mi portátil y haber cambiado de ubicación los PDF's es motivo más que suficiente para no tener acceso a los documentos religiosamente pagados. Y lo de la garantía? tiene un libro garantía? cuanto dura? no decía la ley 2 años? Lo digo con conocimiento de causa, tengo una tienda y cada dos por tres calentamientos de cabeza con la puñetera ley de garantías, que para una vez que me hace falta desde el otro lado de la venta me da la espalda.

Resumiendo, que en lugar de estudiarme un temario "ligeramente obsoleto" (estamos estudiando informática, señores, no es de ley hablar ni del Windows 98 ni del Office 97 a estas alturas de siglo) he tenido que recurrir a mi biblioteca personal y a internet para prepararme el temario. (Por cierto, en examen decían: "En la actualidad (noviembre 2007)" cuando el temario era bastante anterior)

Conclusión: no compréis nunca ediciones digitales con restricciones. Una cosa es impedir la libre circulación de la cultura hablando de temas de autores y tal, y otra muy distinta es no consentirlo ni tan siquiera pagando. Decía una de las máximas Hacker que "el conocimiento humano pertenece al mundo", "comparte lo que sepas y pregunta lo que no".

Y así seguiré, estudiando y aprendiendo por la red, con acceso universal a miles de documentos puestos al día y tocando la tecnología de primera mano, sin necesidad de atarme a ningún soporte ni virtual ni físico y por supuesto sin pagar por no tener acceso a documentación obsoleta. Rectifico lo de "sin pagar", PAGANDO con mi ayuda y consejos en el nivel que pueda, que siempre que hay alguien que sabe más y gente que empieza y sabe menos.

Hay una diferencia notable entre estudiar y aprender, tal vez la primera sea la más razonable en el tema que me ocupa (presentarse a unas oposiciones), pero al menos a mi no me ofrece nada. Decía una persona muy cercana a mí que lo más importante que aprendió en la facultad fue a estudiar por su cuenta, a sintetizar datos de un sitio y otro y rehacerse sus propios temarios. Así que habrá que apañárselas solo, que al fin y al cabo aunque se consiga un poco menos, todo lo conseguido tendrá ese agradable sabor de haber sido conseguido con esfuerzo.

Salud y suerte

No hay comentarios: