martes, 27 de noviembre de 2007

Lo que un técnico tiene que escuchar

Desde siempre me han atraído las historias leídas por internet sobre los casos más curiosos de los servicios técnicos, más aún siendo técnico comprendo estas historias que la mayoría de la gente no ve graciosas, pero cuanto menos resultan simpáticas a los que conocemos el tema.

El usuario, ese extraño personaje que hace que uno se plantee el tema de sacar el "Carnet de usuario de ordenadores" por puntos, ese que te dice cosas como: -"¿Cómo que está lleno el disco duro? ¿Si yo apenas lo uso, no ves que guardo todas las cosas en el escritorio?" Y se queda tan pancho además de mirarte como diciendo "¿y este tío dice que sabe de ordenadores?"

Pues como decía, hay cientos de anécdotas que se podrían contar, y miles que ya pululan por la web, pero es que esta mañana he tenido el caso más tonto de mi vida.

Llega la señora, con su flamante portátil (bastante más potente que el mío, bastante más nuevo y bastante más desperdiciado) y con un error que le trae por la calle de la amargura: el equipo se está estropeando al borrar cosas.

Chúpate esa. Al borrar cosas... pues la verdad es que si, que si borras lo que no debes y eso... Pero que va, se estropeaba borrando los documentos que ella había creado, incluso eliminando fotos se estropeaba.

Curioso, hagamos una prueba.

Creo un archivo de texto y lo elimino....... nada. Y sin embargo pega ella un salto diciendo "¡¡¿¿Ves??!!"

Esto... pos no, no veo nada de nada. Repito la operación y al sonar el politono que tiene el güindous para vaciar la papelera de reciclaje veo que da otro respingo.

Pa habernos matao. "Esto va a ser jodio, me parece a mi" le digo, acto seguido el quito el sonido y vuelvo a repetir la operación.

Esa cara de alegría y júbilo, de ver que su portátil no cruje al eliminar archivos vale más que todas las horas facturadas del día.

Como nota de agradeces, se ofreció encarecidamente a darme al menos 5 eurillos, por haberle "arreglado" el problemón, que la traía por la calle de la amargura desde hacía días.

Y digo yo, ¿en un año no había borrado nada de nada? ¿No se había ni planteado que el sonido salía por los altavoces y no era cosa mecánica?

Tantas y tantas preguntas.

Después de esto me surgen a mí también las dudas: ¿Qué carajo hago yo aquí? Cuando arreglo una gilipollez me dan palmas, cuando recupero un sistema declarado zona catastrófica me regañan por haber tardado 1 día en hacerlo. Me increpan por que lo único que hago (siempre teoría del usuario) es meterle un "programilla de los míos" y darle al botón, y sin embargo cuando por ejemplo le doy al botón wifi del portátil y se activa y encuentra redes casi les falta besarme en los morros.

Curioso mundillo este que me rodea, donde el más tonto sabe más que yo y el más listo también y sólo un 5% de humildes es capaz de reconocer que sabe lo justo para manejarse y no solo eso, sino que tiene la osadía de agradecer las ayudas.

En fin, pa mear y no echar ni gota.

Salud y suerte.

No hay comentarios: