lunes, 31 de marzo de 2008

Todos los caminos...

...conducen a Roma, que reza el dicho, y por eso mismo estaba repasando los caminos que siguen los lectores para llegar a este cuchitril virtual que es mi blog.

Este sábado estaba explicándole a Peleona como poner un contador de visitas en el blog, y al tenerlo fresco me puse esta mañana a repasar las estadísticas del mío, entre formateos y chequeos de antivirus.

Y en esta coyuntura me he encontrado con una de las cosas más entretenidas que hay para la gente que tiene tiempo libre, que es mirar las búsquedas que la peña hace en google y por alguna extraña hiperplexación del universo les remite a mi humilde morada.

Palabras clave como:

"Me toco la primitiva"
Aquí es importante el uso de los acentos tal y como nos enseñaron en las escuela. Seguramente se quería decir "me tocó la primitiva", ya que en caso contrario sobreentiendo que la primitiva es alguna parte de su cuerpo (dice "me toco", y no "me toca") que además es la primera que tiene... no se donde quiero llegar así que paso a la siguiente.

"Someter a un tercer grado"
Ups, ¿buscando eso se llega a mi blog? Miedo me doy, pero descubro que es refiriéndose a las arducias que hay que utilizar para sonsacarle a la gente el verdadero problema que tienen, normalmente distinto al que comentan de primeras.

4ª mano coches
Esta me pilló completamente descolocado, aunque haciendo la búsqueda en google veo que es refiriéndose al coche nuevo del panadero, una de las entradas a la que le tengo más cariño. No deja de ser interesante la puntualización, no quiero nuevo ni de segunda mano, tampoco de tercera ni quinta, y sólo diré cuarta si luego voy a decir quinta, pero nunca antes de decir tercera (¿se nota que he visto mil veces los caballeros de la mesa cuadrada?)

Cerebro rodilla codo reflexionar blog david
Jau, yo flexionar codo para apontocar barra. Espero que llegara al blog del tal David, de lo contrario estará decepcionado este internauta apache.

En qué año se inventó la cartera
Pues yo que se, hijo mío, por lo menos antes del 1982 que fue cuando me compré la primera, de naranjito evidentemente.

Por que me va tan mal señor
Si la respuesta estuviera en mi blog, vive dios que otro gallo nos cantara, pero mucho me temo habrá que buscarla por otros lares. Meditación en el monte, rosarios en la catedral, tandas de birra en los bares, ..... donde sea por que como todo el mundo sabe... la verdad está ahí fuera.

Y luego están los típicos HOYGAN que no pueden fallar. Como preguntas sobre "la bida de un motero" que si la vida en general ya es puta de por sí, con "B" tiene que ser la releche. O "viaeducativa hack", que supongo será un chaval pretendiendo cambiar suspensos por sobresalientes a base de teclas, mejor ver Juegos de guerra un par de veces y empezar a estudiar... si bien no necesariamente en ese orden.

Aunque donde se me han caído los cataplines al suelo ha sido con "zapatero + profesión". Que a dios gracias el zapatero al que mento en mi blog es el que tiene el taller dos casas más arriba del mio, y no el que me sospechaba desde un principio.

Así que mil gracias por pasaros por este blog, aunque lamentablemente una gran parte de vosotros lo hacéis por un mero capricho del buscador o un juego de palabras mal entendido (cuando los ordenadores comprendan la ironía dominarán el mundo), mil gracias más a los que lo hacéis con premeditación y alevosía.

Yo intentaré seguir poniendo mis trasnochados pensamientos, con que a una persona le valgan de entre los que entran me daré más que por satisfecho.

Salud y suerte

viernes, 28 de marzo de 2008

Se cierra un ciclo

"Como el mundo es redondo el mundo gira..." que decía Becquer cuando era un mozuelo desengañado. Y en cada giro acaba un ciclo y comienza otro. Básicamente la vida se resume en ciclos que van variando, ampliando su radio a modo de espiral y achicándolo depende del proyecto.

Pues hoy se acaba uno, y bastante largo, por cierto. Me han llamado de rehabilitación para darme ya hora en unos 10 días como mucho.

Tras mi última visita médica en la que caí en manos equivocadas y tuve que volver con las manos vacías aunque al menos me dijo el doctor que tenía cita para rehabilitación. Algo es algo.

Aunque ni tenía volante ni nada de nada. Llamé de nuevo al médico para que me confirmara la solicitud de la cita y de malas maneras me dijo que si no me enteré en su día el problema era mío.

Y héteme aquí que esta mañana me llaman para decirme si prefiero la rehabilitación por la mañana o por la tarde. Caramba, pues por la tarde si puede ser. "Entonces ya le llamaremos, por que puede tardar un poco". "Un poco", que caprichosa unidad de medida. Aunque cuando estaba pensando en meses me dice la señora "lo menos, lo menos.... unos 10 días". Pues bendita sea usted, señora, 10 días, eso para mí es un suspiro.

Así que ya tengo mi tratamiento (de leches, pero tratamiento al fin y al cabo) y comenzaré en poco más de una semana la rehabilitación, de modo que se acabaron los viajes de ida y vuelta a ninguna parte, perder días enteros en ir y volver como fui al médico y cagarme en to lo que se menea 25 veces al día.

¿Y ahora qué hago? ¿De qué me quejo? ¿En quien me cago? ¿A quien maldigo?

Tiembla mundo, que me he quedado sin enemigos, y por algún lado habrá que desfogar. Así que conductores de latas que no me veis en ningún cruce, clientes que me pedís que os haga la octava maravilla en 10 minutos y con malas maneras, cajeras que me sisais el cambio, camareros que me ponéis garrafón, servicios post-venta que me tenéis media mañana al teléfono para nada, etc... estais sobre aviso. Busco sangre fresca... y la quiero ya.

Salud y suerte

jueves, 27 de marzo de 2008

Habemus Hipoteca

Pues si señores, finalmente todo parece ser que está firmado, leído, releído, sellado, entregado, autorizado, aprobado, ingresado, transferido, abonado y nuevamente leído, firmado, ...

Trámites burocráticos, qué bonitos son.

No se por qué los de la DGT se empeñan en poner rotondas y pasos de peatones elevados, que pongan trámites burocráticos en la entrada de las poblaciones y así verán como disminuye el tráfico. Madre qué tostón, pero al menos ha valido la pena.

Mi próximo negocio será una consultora, que tengo ya más conocimiento adquirido en estos días de papeleo que si hubiera hecho cuatro módulos de FP.

Ahora sólo queda una cosa, y qué es mucho peor que tratar con los papeles y los sellos: tratar con personas.

Las personas, esos seres tan vanidosos, embusteros por definición, exagerados y rencorosos. Esos seres que te dicen que todo está preparado y luego te tienen una semana esperando para que firmen un papel; esos seres que habiendo gente delante se vanaglorian de desamueblar un piso entero en un día ("si me pongo") y luego te dicen 15 pese a llevar dos semanas de avisos; esos seres que al pillarlos en un embuste se miran de soslayo y sonríen mientras uno se queda con cara de gilipollas.

Esos seres que de cada cuatro palabras que dicen tres son "yo soy legal". ¿A qué tanto insistir en lo mismo? Se supone que todos somos legales mientras no se demuestre lo contrario, es más, siempre he sospechado (lamentablemente suelo acertar) de los que lo dicen tanto, y si no me remito al saber popular: dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.

Peeeeero, todo eso dejará ya de importarme por que tengo mis llaves y mi hipoteca, y en breve ochentaitantos metros cuadrados completamente vacíos para llenarlos (espero) de muchos años de convivencia.

Si traéis la cerveza os invito a unas tapas.

Salud y suerte

miércoles, 19 de marzo de 2008

Un pequeño paso para el hombre...

... pero un gran paso para mi vejez.

Hoy ha sido el primer día en el que por medio del dolor de la rodilla he predicho que iba a llover. Normalmente los días que amanece lloviendo me duele un poco más, o cuando empieza a llover me duele, pero hoy no.

Hoy algo ha cambiado, hoy ese viejecito calvo que fuma ducados y está siempre de mala leche se ha movido y está un paso más cerca. Esta mañana me dolía la rodilla (cosa que no es de extrañar por otra parte) pero de un modo distinto. Entonces en un alarde de memoria psicofísica rememoré ese dolor como el "dolor de agua" y pensé: mira tu por donde, en la tele diciendo que no llovería por aquí, y pa mi que si.

Y efectivamente, una gotas de agua, pocas, pero haberlas haylas, me han acompañado esta tarde en el camino al trabajo. Parece ser que no es para echar cohetes, apenas se nota el corte de los coches aparcados junto a la acera, pero aunque no he predicho el diluvio, si que me he topado con una realidad tremenda en forma de inocente monodosis acuática.

En fin, "no semos naiden".

Salud y suerte

martes, 18 de marzo de 2008

La invasión de los cerebros

Madre mía qué semana más larga me espera, menos mal que acaba mañana. Estoy siendo víctima y daño colateral a la vez de una de las cosas más terribles que hay, la más peligrosa de todas, la invasión de los cerebros ... del primo de Barcelona.

De mis queridas tierras de Andalucía tuvo que emigrar mucha gente, buscarse la vida en el norte eligiendo Cataluña como el destino más habitual. Y eso está bien, por que la vida hay que buscarla donde sea. Pero eso engendró dos tipos de monstruos: los que al segundo día de estancia no recordaban ni cómo se llamaba su padre, y evidentemente cambiaron tanto de acento como de camisa (afortunadamente fueron los menos); y los hijos de estos, que no tienen culpa de nada, pero que los traen como si fueran a ver un safari en lo más profundo de África.

Y así llevo toda la semana (ayer y hoy, pero se me hace eterno), me duele la cabeza del susurro de las sibilantes eses catalanas, entran en mi tienda (que al ser Beep pues les es más familiar) y preguntan con cuidado y explicándose bien, ya que saben de sobra que aquí sólo tenemos el ordenador del alcalde y poco más. Y encima no dejan de decir la puñetera coletilla de "... pues en Barcelona lo hacemos así".

No se me tache de racista ni mucho menos, que nada tengo en contra de los catalanes (bueno si, pero es que me duelen los oídos con ese acento, me pasa como con los gallegos que me ponen nervioso al ver que no van a parar a ningún lado y encima despacito), pero no deja de ser curioso que gente que viene a lo mejor cada dos semanas a verme para alguna consulta, unos cedes, o algún cartucho, entre con el pecho hinchado como un palomo y la cabeza alzada diciendo: "dame un nosequé, que me lo va a montar mi primo, que como es de Barcelona de eso sabe un huevo". Caramba, me he vuelto gilipollas en sólo un fin de semana.

Aunque como el mundo es redondo, el mundo gira, y como cada verano, cada navidad (aunque en navidad menos) y cada semana santa, a los diez días tengo "overbuquin"en el taller, y ahí se deshinchan los pechos y se agachan las cabezas: "la mierda de mi primo, que se cree un listillo y mira la que me ha liado en el portátil".

¿Y qué es lo que hace uno en esos casos? Pues callarse, sabiendo que aunque me harte de explicarles y contarles cosas, el año que viene volverá a pasar lo mismo y al otro y al otro.

¿Es una maldición que tenemos los del sur el pensar que todo lo que viene de fuera es siempre mejor? Ahí queda el pensamiento del día.

Salud y suerte

lunes, 17 de marzo de 2008

El Anarquista Viejo

Viernes por la noche. Una noche como otra cualquiera, los amiguetes tomando unas cañas como está mandado y para rematar la faena cambiamos de garito para meternos en el Pub.

Actuación en directo de un Dj (que mira que a mí el único DeJota que me gusta es el dejotabé con sevenap); pero un un dj cualquiera, sino un dj anarquista.

Básicamente es parecido a los demás, pero con una bandera de la CNT. Al llegar tenía puesto Hip-Hop, vale, no me disgusta en absoluto. Poco más tarde comenzó a pinchar Ska, y ahí ya me dio por pensar.

¿Estaré viejo? El Ska me gusta, bueno, me gustaba hace 10 años, cuando nos empujábamos todos borriqueando en la primera fila. Pero ahora, a estas alturas de siglo, con una alopecia galopante (vamos, que cabe el Quijote entero en la frente escrito con Kanfort) y algunos años y kilos de más... como que no me veo ya saltando de un lado a otro, más que nada por que al segundo empujón me quebraría y necesitaría un par de semanas de baja y recuperación.

Y así andaba yo cavilando, de camino a casa y oyendo música con el manos libres del móvil cuando una canción de Mamá ladilla me hizo repensar todo el proceso de la noche. La canción en cuestión es "Otra Subnormalidad" con una letra que me pareció bastante más anarquista que la sesión de esa noche. Pero forzadamente lenta, con arpegios y esas cosas de la música educada y elegante.

¿Entonces donde estaba el problema, era yo demasiado viejo o es que el dj sigue poniendo la misma música desde hace 10 años? Probablemente lo que escuché fueran grupos nuevos, recién salidos, pero con una grave enfermedad que se llama corta edad, y sólo se cura con el tiempo y una caña.

No me tachen de moña, que no pretendo serlo, pero hay estilos que resisten el paso del tiempo mejor que otros. A día de hoy escuchar algo de los Maiden es un regalo para los oídos, como lo lleva siendo estas últimas décadas, pero no me nieguen que el Ska o bien está ya ligeramente pasado, o es para una franja de edad más que limitada.

Ahí que da el pensamiento, supongo que no todo el mundo estará de acuerdo conmigo, pero no podía dejar de expresarlo.

Salud y suerte

viernes, 14 de marzo de 2008

Lo que inventa el hombre blanco (Parte 1)

No me tachen de racista, "lo que inventa el hombre blanco" es una expresión que usa un amiguete cada vez que se sorprende por algo.

Y eso es lo que me ha pasado, he encontrado un programa que hace las maravillas de todo buen paranoico celoso de su intimidad.

Estoy hablando de BlueProximity, un proyecto open source que básicamente lo que hace es medir la distancia a la que se encuentra un dispositivo bluetooth vinculado y actuar en consecuencia.

Esto es: Yo estoy delante de mi portátil, ergo la señal de bluetooth de mi móvil desde el bolsillo es perfecta y sabe que estoy ahí. Bien. Ahora me voy a atender a un cliente, por ejemplo, entonces ve que me he ido y carga el salvapantallas, que al tener clave sólo hay dos maneras de desactivarlo, bien metiendo esa clave o bien cuando vuelva a estar delante del equipo.

¿No es una maravilla?

A lo mejor en mi caso no tiene mayor utilidad que la de enseñárselo a los colegas para quedarme con ellos, pero imagínense un entorno corporativo. Una gran oficina con decenas de empleado delante de sus respectivos ordenadores. Ahora Ramirez va al baño (por que Ramirez es humano en el fondo) y Martinez que es el capullo de la oficina se mete en su equipo para cambiarle el papel tapiz por uno de Aramis Fuster en Top-less. ¿No sería bochornoso para Ramirez tener eso ahí? Caramba, que es Aramis. El cachondeo generalizado sería la releche.

Pues con este pequeño software no hay problema, al ir Ramirez al baño saltaría el salvapantallas (o lo que se configure que salte) y hasta su regreso tendría el equipo protegido.

Es como las megascooter esas modernas, que tienen un sensor en lugar de llave de contacto y sólo es necesario estar a menos de un metro para arrancarla, parándose sola al alejarse esa distancia.

Para los despistados puede venir muy bien, ¿que tienes que salir por patas? No problemo, configuras el programita para que al alejarte una distancia X se apague solo. Se me ocurren multitud de usos, aunque casi más interesante sería poder instalarlo y configurarlo sin conocimiento del que tenga el móvil. ¿Se imaginan estar en la oficina, escaquearse para pelar la pava con la de las fotocopias y que el ordenador te diga "¡¡¡¡Ramirez no te escaquees!!!!" (tal vez eso sería más bochornoso que el tapiz de Aramís.

Los que uséis Linux (que deberíais de ser la mayoría, pero en ese no entraré hoy) lo podeis descargar y tenerlo en marcha en un minuto escaso. Además mejora la circulación sanguínea, llevo media tarde dando vueltas por la tienda entrando y saliendo para probarlo.

Si no usáis Linux o bien no teneis un móvil con Bluetooth, no os preocupéis, mientras os lo compráis o no podéis seguir puteando a Ramirez por los métodos tradicionales.

Salud y suerte

miércoles, 12 de marzo de 2008

Propuestas económicas

Ahora que han pasado las rachas de viento electoral, me paro a pensar en varias cosas, unas con más sentido y otras con menos como viene siendo habitual.

Ya que tengo el piso casi comprado me fijo menos en las inmobiliarias, pero lo sigo haciendo, vicios que tiene uno. Como del mismo modo tengo la costumbre de ir por la calle mirando los coches, las motos, a la gente, etc... por eso de pasar el rato más que otra cosa.

En estas que me dí cuenta ayer tarde, enseñándole portátiles a un cliente, de cual sería la manera más justa de valorar las cosas, es decir, de ponerles un precio para que todo fuera más asequible y equitativo.

Y aquí va mi propuesta económica para el que la quiera escuchar:

Punto 1.- Todos deberíamos tener acceso a todo, tanto evidentemente a los bienes más necesarios como a otros quizá de lujo pero que también es menester poseer.

Punto 2.- Dichos bienes deberían de ser acordes a nuestra necesidad de tenerlo y con unas características acordes a lo que realmente necesitamos.

Punto 3.- Viendo las ofertas, rebajas y demás vaivenes del mercado, estoy casi seguro de que cualquier cosa podría valer mucho menos de lo que cuesta.

Punto 4.- No es lógico que dos personas distintas, con necesidades distintas, paguen lo mismo por lo mismo.

Enconcluyendo que es gerundio, la idea que propongo es Pagar por lo que a uno le sobre.

Me explico. Para escuchar música una media hora al día me sobra un Mp3 de 512mb, pero mejor me compro uno de 4 Gb de los que tienen para video y todo. Pues según mi modo de pensar, usted debería pagar esos 3 Gb y medio que le sobran. ¿No están de acuerdo?

Pero no sólo en el plano informático, donde reinan los megapondios y los chorrihercios, sino en cualquier estadio de la vida.

Me acabo de pillar un pisico modesto, de barrio, sin ascensor ni pijadas de esas. Pues bién, ya que es mi primer piso y es para vivienda habitual debería ser completamente gratuito. Si, si, gratuito. Ahora bien, mañana decido comprarme un chalet en la playa. Entonces por ese chalet pagaré... pues no lo sé, pero una borricada. ¿Por qué? Pues por que no lo necesito.

¿Donde va un chaval de 19 años recién cumplidos con un Audi TT? Además de a la cuneta no va a ningún sitio. Pues si quiere se puede comprar un Seat Panda o un Citroen AX a precio 0, o bien pagar un capital por ese Audi.

... Y así sucesivamente.

A simple vista puede parecer una gilipollez, y no dudo que lo sea, pero parémonos a pensar un segundo en sus consecuencias.

Todo el mundo podría tener de todo, su casa, su coche, su moto, su portátil, su acceso a internet, su MP3, su ropa, su sombrilla de playa, su orinalito y su yogurtera a un precio si no gratis al menos suficientemente bajo como para poder pagarlo. ¿De donde saldría el dinero para la diferencia? Pues de los que quieren más. Si quieres un coche con mil caballos en lugar de 50 pues pagas los 950 de diferencia, si quieres una mansión en las afueras, pues pagas los mil metros cuadrados que te sobran, y si quieres un traje de chaqueta de Armani (hay gente pa tó) pues pagas la diferencia y todos contentos.

Creedme si os digo que más de uno al ver a su vecino con el MP4 de 4 gigas irá corriendo por uno de 8, así que la cotinuidad del plan está más que asegurada.

Ahora bien, lo difícil sería sopesar en cada caso el grado de necesidad. Me pongo yo de ejemplo. No necesito un portátil último modelo ni mucho menos (el mío tiene 2 años y va de lujo) pero sin embargo si que me es preciso el acceso a internet. En ese caso tendría el acceso a internet por un euro al mes (por ejemplo) y si quisiera cambiar de portátil por otro más chuli pues ahí si que tendría que pagar. No se si me explico.

Resumiendo, entrarían en juego dos factores principales: uno sería el catalogar como producto básico (que a mi entender lo es) un pc por casa, acceso a internet, demás periféricos dependiendo, un sitio donde vivir, algo con lo que desplazarse y algo con lo que taparse las vergüenzas; y el otro sería trasladar el coste de lo básico a los productos de lujo, entendiéndose por lujo bien tener las cosas "repes" (dos cochazos, tres casas, veinte trajes, etc...) o bien tener cosas de las que sólo vamos a usar una pequeña parte (el famoso MP4 de a 4 gigos, el coche de 1000 caballos, una casa de 500 m2, etc...)

Y ahí queda la cosa, no es más que un desvarío, lo sé, pero para una vez que me da por pensar en la economía no me chafeis la ilusión.

Prometo los siguientes posts mucho menos terrenales.

Salud y suerte

miércoles, 5 de marzo de 2008

...

Cuando me quitaron la sombra me dí cuenta de que ya no había árboles
Entonces no tuve más remedio que meterme bajo tierra
Para no morir quemado por el sol.

Suerte que un anciano regaba regularmente la tierra
Y la humedad fresca me hizo permanecer otros mil años con vida