jueves, 27 de marzo de 2008

Habemus Hipoteca

Pues si señores, finalmente todo parece ser que está firmado, leído, releído, sellado, entregado, autorizado, aprobado, ingresado, transferido, abonado y nuevamente leído, firmado, ...

Trámites burocráticos, qué bonitos son.

No se por qué los de la DGT se empeñan en poner rotondas y pasos de peatones elevados, que pongan trámites burocráticos en la entrada de las poblaciones y así verán como disminuye el tráfico. Madre qué tostón, pero al menos ha valido la pena.

Mi próximo negocio será una consultora, que tengo ya más conocimiento adquirido en estos días de papeleo que si hubiera hecho cuatro módulos de FP.

Ahora sólo queda una cosa, y qué es mucho peor que tratar con los papeles y los sellos: tratar con personas.

Las personas, esos seres tan vanidosos, embusteros por definición, exagerados y rencorosos. Esos seres que te dicen que todo está preparado y luego te tienen una semana esperando para que firmen un papel; esos seres que habiendo gente delante se vanaglorian de desamueblar un piso entero en un día ("si me pongo") y luego te dicen 15 pese a llevar dos semanas de avisos; esos seres que al pillarlos en un embuste se miran de soslayo y sonríen mientras uno se queda con cara de gilipollas.

Esos seres que de cada cuatro palabras que dicen tres son "yo soy legal". ¿A qué tanto insistir en lo mismo? Se supone que todos somos legales mientras no se demuestre lo contrario, es más, siempre he sospechado (lamentablemente suelo acertar) de los que lo dicen tanto, y si no me remito al saber popular: dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.

Peeeeero, todo eso dejará ya de importarme por que tengo mis llaves y mi hipoteca, y en breve ochentaitantos metros cuadrados completamente vacíos para llenarlos (espero) de muchos años de convivencia.

Si traéis la cerveza os invito a unas tapas.

Salud y suerte

1 comentario:

Drag dijo...

te tomo la palabra!!!!
Bienvenido al club de los hipotecados. A ver cuando inauguramos!!!!