miércoles, 12 de marzo de 2008

Propuestas económicas

Ahora que han pasado las rachas de viento electoral, me paro a pensar en varias cosas, unas con más sentido y otras con menos como viene siendo habitual.

Ya que tengo el piso casi comprado me fijo menos en las inmobiliarias, pero lo sigo haciendo, vicios que tiene uno. Como del mismo modo tengo la costumbre de ir por la calle mirando los coches, las motos, a la gente, etc... por eso de pasar el rato más que otra cosa.

En estas que me dí cuenta ayer tarde, enseñándole portátiles a un cliente, de cual sería la manera más justa de valorar las cosas, es decir, de ponerles un precio para que todo fuera más asequible y equitativo.

Y aquí va mi propuesta económica para el que la quiera escuchar:

Punto 1.- Todos deberíamos tener acceso a todo, tanto evidentemente a los bienes más necesarios como a otros quizá de lujo pero que también es menester poseer.

Punto 2.- Dichos bienes deberían de ser acordes a nuestra necesidad de tenerlo y con unas características acordes a lo que realmente necesitamos.

Punto 3.- Viendo las ofertas, rebajas y demás vaivenes del mercado, estoy casi seguro de que cualquier cosa podría valer mucho menos de lo que cuesta.

Punto 4.- No es lógico que dos personas distintas, con necesidades distintas, paguen lo mismo por lo mismo.

Enconcluyendo que es gerundio, la idea que propongo es Pagar por lo que a uno le sobre.

Me explico. Para escuchar música una media hora al día me sobra un Mp3 de 512mb, pero mejor me compro uno de 4 Gb de los que tienen para video y todo. Pues según mi modo de pensar, usted debería pagar esos 3 Gb y medio que le sobran. ¿No están de acuerdo?

Pero no sólo en el plano informático, donde reinan los megapondios y los chorrihercios, sino en cualquier estadio de la vida.

Me acabo de pillar un pisico modesto, de barrio, sin ascensor ni pijadas de esas. Pues bién, ya que es mi primer piso y es para vivienda habitual debería ser completamente gratuito. Si, si, gratuito. Ahora bien, mañana decido comprarme un chalet en la playa. Entonces por ese chalet pagaré... pues no lo sé, pero una borricada. ¿Por qué? Pues por que no lo necesito.

¿Donde va un chaval de 19 años recién cumplidos con un Audi TT? Además de a la cuneta no va a ningún sitio. Pues si quiere se puede comprar un Seat Panda o un Citroen AX a precio 0, o bien pagar un capital por ese Audi.

... Y así sucesivamente.

A simple vista puede parecer una gilipollez, y no dudo que lo sea, pero parémonos a pensar un segundo en sus consecuencias.

Todo el mundo podría tener de todo, su casa, su coche, su moto, su portátil, su acceso a internet, su MP3, su ropa, su sombrilla de playa, su orinalito y su yogurtera a un precio si no gratis al menos suficientemente bajo como para poder pagarlo. ¿De donde saldría el dinero para la diferencia? Pues de los que quieren más. Si quieres un coche con mil caballos en lugar de 50 pues pagas los 950 de diferencia, si quieres una mansión en las afueras, pues pagas los mil metros cuadrados que te sobran, y si quieres un traje de chaqueta de Armani (hay gente pa tó) pues pagas la diferencia y todos contentos.

Creedme si os digo que más de uno al ver a su vecino con el MP4 de 4 gigas irá corriendo por uno de 8, así que la cotinuidad del plan está más que asegurada.

Ahora bien, lo difícil sería sopesar en cada caso el grado de necesidad. Me pongo yo de ejemplo. No necesito un portátil último modelo ni mucho menos (el mío tiene 2 años y va de lujo) pero sin embargo si que me es preciso el acceso a internet. En ese caso tendría el acceso a internet por un euro al mes (por ejemplo) y si quisiera cambiar de portátil por otro más chuli pues ahí si que tendría que pagar. No se si me explico.

Resumiendo, entrarían en juego dos factores principales: uno sería el catalogar como producto básico (que a mi entender lo es) un pc por casa, acceso a internet, demás periféricos dependiendo, un sitio donde vivir, algo con lo que desplazarse y algo con lo que taparse las vergüenzas; y el otro sería trasladar el coste de lo básico a los productos de lujo, entendiéndose por lujo bien tener las cosas "repes" (dos cochazos, tres casas, veinte trajes, etc...) o bien tener cosas de las que sólo vamos a usar una pequeña parte (el famoso MP4 de a 4 gigos, el coche de 1000 caballos, una casa de 500 m2, etc...)

Y ahí queda la cosa, no es más que un desvarío, lo sé, pero para una vez que me da por pensar en la economía no me chafeis la ilusión.

Prometo los siguientes posts mucho menos terrenales.

Salud y suerte

1 comentario:

Drag dijo...

Pues sí...
La verdad es que no está mal tu propuesta.