viernes, 28 de marzo de 2008

Se cierra un ciclo

"Como el mundo es redondo el mundo gira..." que decía Becquer cuando era un mozuelo desengañado. Y en cada giro acaba un ciclo y comienza otro. Básicamente la vida se resume en ciclos que van variando, ampliando su radio a modo de espiral y achicándolo depende del proyecto.

Pues hoy se acaba uno, y bastante largo, por cierto. Me han llamado de rehabilitación para darme ya hora en unos 10 días como mucho.

Tras mi última visita médica en la que caí en manos equivocadas y tuve que volver con las manos vacías aunque al menos me dijo el doctor que tenía cita para rehabilitación. Algo es algo.

Aunque ni tenía volante ni nada de nada. Llamé de nuevo al médico para que me confirmara la solicitud de la cita y de malas maneras me dijo que si no me enteré en su día el problema era mío.

Y héteme aquí que esta mañana me llaman para decirme si prefiero la rehabilitación por la mañana o por la tarde. Caramba, pues por la tarde si puede ser. "Entonces ya le llamaremos, por que puede tardar un poco". "Un poco", que caprichosa unidad de medida. Aunque cuando estaba pensando en meses me dice la señora "lo menos, lo menos.... unos 10 días". Pues bendita sea usted, señora, 10 días, eso para mí es un suspiro.

Así que ya tengo mi tratamiento (de leches, pero tratamiento al fin y al cabo) y comenzaré en poco más de una semana la rehabilitación, de modo que se acabaron los viajes de ida y vuelta a ninguna parte, perder días enteros en ir y volver como fui al médico y cagarme en to lo que se menea 25 veces al día.

¿Y ahora qué hago? ¿De qué me quejo? ¿En quien me cago? ¿A quien maldigo?

Tiembla mundo, que me he quedado sin enemigos, y por algún lado habrá que desfogar. Así que conductores de latas que no me veis en ningún cruce, clientes que me pedís que os haga la octava maravilla en 10 minutos y con malas maneras, cajeras que me sisais el cambio, camareros que me ponéis garrafón, servicios post-venta que me tenéis media mañana al teléfono para nada, etc... estais sobre aviso. Busco sangre fresca... y la quiero ya.

Salud y suerte

No hay comentarios: