miércoles, 9 de abril de 2008

El Test de Turing

Como todos sabréis, o al menos os sonará, el test de Turing consiste básicamente en poner a un tío a hablar con una máquina, a ver si se da cuenta de que su interlocutor es máquina o humano, y fue diseñado por Alan Turing, un señor con una más que interesante historia.


Aunque como todo buen matemático, dejó cosas triviales sin resolver, cosas que con el tiempo se harán más y más grandes. Bien es cierto que así se comprueba la capacidad de una máquina para engañar al ser humano, pero... ¿y al revés? Me explico, si estás con un ser aparentemente humanoide, ¿hay manera de saber a ciencia cierta su naturaleza humana?

Esto viene a cuento de una de las últimas que me ha pasado en la tienda. Como siempre comenzamos el teatrico con el menda y el presunto humano-cliente.

Menda: Buenas tardes nos dé Dios.
Humanoide: Buenas.
M: Usted dirá
H: Quería un tintero.
M: un cartucho de tinta, bien, ¿para qué impresora?
H: No, es para el ordenador, uno negro.
M: Bien, ¿lo compró aquí?
H: No, pero me puedes vender el tintero, no?
M: Si hombre, era para saber la marca y modelo de la impresora.
H: Es que quería comprarme una nueva.
M: ¿Entonces no quieres tinta para la tuya? ¿Es muy vieja?
H: No, pero quería una nueva, que la mía se la lleva la niña para estudiar fuera.
M: (ofú) Pues usted dirá qué tipo de impresora quiere
H: Una buena, bonita y barata, jejeje
M: (jejeje tu madre) jeje, si, claro, como todos. ¿Impresora normal, multifunción, fotográfica?
H: Si.
M: (la cosa empieza a ponerse interesante) Si.. qué?
H: que si, que una de esas que dices.
M: vale. mira, tengo unas multifunción muuuu baraticas, dos mil duros.
H: Y eso qué hace?
M: pues eso te sirve para pasar las fotos que tengas al ordenador, retocarlas, imprimirlas e incluso hacer fotocopias.
H: anda, fotocopias, que guay.
M: si, y sin necesidad del ordenador. Puedes hacer fotocopias cuando quieras sin tener que encender el ordenador.
H: que pasote. ¿También puedo imprimir sin ordenador?
M: (¿?) Hombre, eso no, necesitas el ordenador para decirle lo que quieres que te imprima. Fotocopias si, pero para el resto necesitas un ordenador.
H: ¿Y para escanear también?
M: (¿¿??) Fotocopias si, pero para el reto necesitas un ordenador.
H: Entonces vaya mierda, no sirve para nada.
M: A ver, si vas a escanear... ¿Dónde guardarás las fotos?
H: Pues en la impresora, no?
M: No hijo, necesitas ordenador tanto para guardar las fotos que escanees, como para decirle a la impresora qué documentos quieres imprimir. Otra cosa es, no se si te lo he comentado, que las fotocopias SI las puedes hacer sin necesidad de ordenador.
H: Pues vaya, entonces tendré que comprarme un ordenador nuevo.
M: (¿¿¿???) Esto... si no tienes ordenador... ¿para qué quieres una impresora? Es como si te compras un alerón para el coche y no tuvieras coche.
H: A ver, si primero me dices que no lo necesito., luego que si, ya no me aclaro. Además te he dicho que el ordenador se lo lleva la niña que se va a estudiar fuera. No pretenderás que me compre un ordenador entero solo para imprimir algún documento ocasional.
M: Pues no se que decirle, es lo que hay, o eso o comprarse una máquina de escribir.
H: mira, pues tengo una desde hace cuarenta años, y ni un solo problema, y el ordenador ya está antiguo, así que ya me pensaré lo que hago y perdona por robarte tu tiempo. Adios.
M: adios muy buenas.

Y claro, un señor que viene pensando en gastarse veinte euros en un cartucho, y sale con un presupuesto de seiscientos... es para pensárselo.

Antes cuando algún cliente empezaba a preguntar mucho, o insistir en ciertos detalles pensaba que era uno de esos que van de vez en cuando a ver si te pillan metiendo equispeses piratas, o para ver si te manejas bien en la faceta comercial. Ahora pienso que es una conspiración de la NASA para reinsertar robots traídos del espacio exterior; empezaron haciendo la prueba poniéndolos como funcionarios y telefonistas de atención al cliente de cualquier empresa de móviles y ahora pretenden metérnoslos en nuestro día a día.

Miedo me da.

Salud y suerte

2 comentarios:

José Ureña Ureña dijo...

Por mucho que te quejes, no puedes negarnos que te lo pasas de escándalo en el trabajo, eh! Jejejeje.

El_Rafa dijo...

Hombre, es como cuando siendo mozuelo te caes de la bici intentando fardar con las muchachas, que en el momento jode que no veas pero con el tiempo terminas riéndote de eso.

Un saludo