miércoles, 4 de junio de 2008

Cornudo y poniendo la cama

Esta vez no voy a hablar sobre mi ni sobre lo que me suele ir pasando en el día a día, hoy voy a ser un poquito altruista y denunciar los "acosos" a los que se ve sometido el hombre de a pié por el mero echo de vivir en una pseudo-ciudad.

Primero fueron los institutos y los colegios: mandaban a los chavales descargar de tal o cual web las preguntas del examen, o colgar en tal web los resultados de un trabajo o simplemente tener que entregar las prácticas en un pen drive. Bueno, un pen drive no es caro, así que en principio no hay problema. Pero... ¿Acceso a internet tiene todo el mundo? Pues lamentablemente no. Hay aldeas colindantes que sólo pueden acceder a internet rural (una patata carísima) o bien por G3 (más cara aún). Es más, había aldeas con centenares de familias en las que no había un solo ordenador.

Así fueron permitiendo hacer dichas tareas en el centro educativo (amoldando los horarios de toda la familia a esas horas extra), poco más tarde se subvencionó más o menos el acceso a un pc y a internet y la cosa fue ligeramente mejorando. Aún así tengo clientes que las pasan putas para comprarle un ordenador al niño sólo "por que se lo piden en la escuela". Si por mí fuera, el ordenador debería de ser tanto o más im portante que la tele o el microondas, pero lamentablemente no siempre es así.

De modo que ya tenemos un gasto más, o lo peor es que no es animado ni tan siquiera sugerido, es obligado, y ya que me obligas al menos echame una manecilla, hombre, que esta la cosa mu malita.

Ahora le toca el turno a los bares. De siempre es sabido que en tiempos de crisis, los caprichos son los primeros en caer, y no corren buenos tiempos para nuestras pequeñas iglesias de barrio. Llega el verano y parece que se anima la cosa. Montar la terraza, meter un par de camareros más, pagar una cosa y pagar la otra... si el verano no va bien mejor cerrar e irse al campo.

¿Y qué hace el ayuntamiento en estos tiempos de crisis para apoyar el pequeño empresario? OBLIGA a montar la terraza con unas sillas, mesas y sombrillas de unas determinadas características entre las que, evidentemente, está la de que no puedan llevar publicidad de ninguna marca comercial.

Montar una terraza viene costando una media de más de mil y muchos euros, que ya es un pico para un par de meses escasos. La cosa se alivia cuando el mobiliario lo regalan las grandes firmas. Así tienes tu pedazo de terraza de Alhambra o Cruzcampo o lo que sea completamente gratis y además a ellos les haces publidad: todos felices. Pero si el mobiliario hay que comprarlo expresamente la cosa cambia, más de veinte mil duros que costaría una mesa con sus cuatro sillas de rigor.

Me parece sinceramente estupendo, sentarse en las terrazas más chulis de la provincia suena bien. El problema es que no ayudan en absoluto a conseguirlo. IMPONEN la compra de nuevo mobiliario pero NO AYUDAN a adquirirlo. De tal manera que o bien subes los precios una barbaridad para compensar, con la consiguiente pérdida de clientela, o bien te comes tu solito el gasto generado, esperando que vaya excesivamente bien el verano para al menos no perder demasiado dinero.

Así se ayuda a la gente, así se apoya el progreso. Y no me refiero sólo a bares, sino que decenas de grandes empresas se han ido del pueblo no ya por tener que pagar precios exorbitados por el suelo, sino por que en el pueblo de al lado se lo daban gratis y ayudaban al montaje de la empresa (obviamente a cambio de una cuota mínima de empleados locales).

Pelotazo tras pelotazo. Pan para hoy y hambre para mañana. Quemando al personal hasta tal punto de renegar de su tierra e irse a tomar por culo para, si no ya ganar los mismo o un poquito más, hacerlo al menos de buenas maneras, que la calidad de vida también tiene un precio y casi todos estan dispuestos a sacrificar un poquito de sueldo por una calidad de vida razonable.

Así que habrá que elegir entre irse, quedarse, quejarse o reirle las gracias. ¿Por donde nos tendrán cogidos que siempre se elige la última opción?

En fin, salud y suerte

2 comentarios:

Mariquilla Sinembargo dijo...

Si te presentas te voto, compay

Mr.Guitar dijo...

MAS RAZON QUE UN SANTO, AMIGO MIO