martes, 3 de junio de 2008

Servicios Técnico VS Servicio Técnico

Yo feliz y contento vendiendo Sony Vaio, teniéndolos por portátiles de gran calidad y demás, y este es ya el segundo que envío con el mismo problema: el disco duro no aguanta más de tres o cuatro meses.

El primero se envió a sony a reparar, en poco más de una semana estaba de vuelta en perfecto estado. Arranqué el portátil, terminó de cargar la preinstalación del vista y cliente contento por la puerta.

Esta vez parece que es distinto. Llega el portátil... y sin sistema operativo. Miro el disco con el Gparted y no hay partición ni la ha habido nunca (¿Cómo comprobarán los de Sony los discos que montan?). Pulso F10 durante el inicio para cargar la recuperación del sistema y... evidentemente no existe, el disco duro es un desierto inexplorado, un recoveco amazónico, un crater de Saturno, por lo menos.

Llamada al servicio técnico de sony y la respuesta es: si no tienes los discos de sistema... te los vendo. Ole ahí tus huevos. Cuarenta y tantos euros. Y ahora viene el dilema: si los compro y el cliente no los quiere me los como, si yo le instalo el vista me supone una hora de instalación, otra de descarga de drivers y puesta en marcha y una importante discusión a ver quien me paga a mí ese tiempo.

Me llama un encargado de sony, y me dice que nada, que ha hablado con su supervisor y lo único que pueden hacer es venderme los discos. A ver, les digo yo, si nisiquiera habéis probado el disco, ¿quién me garantiza que está bien? ¿cómo voy a entregarle el equipo a mi cliente para que venga la semana que viene y me inserte el portátil vía rectal? Pero nada, que o me lo vendo o me jodo. A la pregunta ¿Si le instalo por ejemplo un XP, o el fallo es por que al Vista le falta algun driver que no tengais disponible... lo cubriría la garantía? Evidentemente no.

Así que aquí me veo, un cliente enfadado por el retraso (con toda la razón del mundo) por un lado, por el otro un servicio técnico que parece que trabaja con la punta del cimborrio, y en medio este pobre sufridor que tiene que discutir en estereo cuando no en cuadrafónico para encima hacer un favor a un cliente (que bién podría haberle dado el número de Sony y que se las averigüara él) no ya solo sin recibir nada a cambio sino encima haciéndome perder un par de horas de mi escaso tiempo.

En situaciones como esta me gustaría ser yo el que trabajara en el servicio técnico de sony... o bien comprarme una flauta y un rebaño de ovejas para tirar al monte hasta más ver.

La pena es que una marca importante como Sony vea su imagen dañada (yo al menos no venderé más si está en mi mano) por un servicio técnico mediocre, chulesto y matón de feria; más cuando otras firmas como HP-Compaq más de una vez me han enviado las piezas sin porte y me han abonado la reparación por hacerla yo en mi taller.

A lo mejor me compro mil madejas de hilo y una Wolkswagen conla rueda de repuesto delante y una margarita pintada y me pateo el mundo vendiendo pulseras... todo es posible y por ideas que no quede.

Salud y suerte

No hay comentarios: