lunes, 14 de julio de 2008

100 ºC

Cien grados centígrados, a esa temperatura aproximada hierve la sangre (bueno, hervir no por que más complicado, pero para título no va mal del todo).

Pues no señores, no hace falta, con 26ºC que es lo que hace ahora mismo sentado delante del ordenador leyéndome esta noticia es más que suficiente para que empiece a hervir.

Los videoclubes (esos santuarios) se quejan de que no van a tener más remedio que cambiar de tipo de negocio para superar la crisis. Y claro, eso es una putada, con lo agustico que se está siguiendo como siempre, viendo pasar el tiempo, inalterable, ya me gustaría a mí tener el pelo que me sobraba hace diez años y la barriga que me faltaba hace otros tantos, pero lamentablemente el mundo está en contínuo movimiento aunque a algunos no les parezca bien.

Y lo más quemasangre es que le echan la culpa a la piratería. ¿Y los canales digitales, y el TDT? Si puedo ver una peli a los pocos meses de estrenarse en mi casa, sin tener que salir a por ella, retrepado en mi sillón con orejas, ¿para qué voy a bajar al videoclub? ¿Me ofrece algo distinto, se enamorará antes el protagonista, John Rambo matará a más gente (aún) si alquilo la peli? Pues no, es lo mismo, sastamente igual.

Pero como a rio revuelto ganancia de pescadores, han escuchado todo el follón que hay por el tema de la presunta piratería (¿a que nunca dicen en los periódicos que es un "presunto" delito descargar?) y ellos se quieren meter en el carro.

Al menos se han dado cuenta, no como las grandes discográficas, de que el modelo de negocio ha cambiado. Si bien no quieren adaptarse al menos han visto que algo pasa. ¡Si se quejan hasta de que los periódicos regalen o malvendan películas!

Yo como no conozco más negocio que el mío, y a duras penas, me quedo patidifuso leyendo estas cosas. Yo, que ya casi vendo más teles que ordenadores, más TDT's que impresoras, más home cinemas que monitores, que he tenido que cambiar el tipo de negocio cuatro veces al día... y lo que me quede; cuando leo estas cosas no quepo en mí mismo de asombro. ¿Que no vas a tener más remedio que cambiar de negocio? Pues claro que si, hijo mío, igual que lo hemos hecho todos, sin vendiendo dos tipos de cosas no te da para comer, pues vende cincuenta.

Así que otro más que se une al rebaño de las sandeces meta-lógicas y para-legales de que todos somos unos ladrones y unos piratas, ni presuntos ni hostias, ladrones todos.

Mientras los que no tenemos una asociación con mano en el poder tendremos que seguir cambiando de negocio una y otra vez. Esta noche me estudiaré el manual del microondas, que seguramente tenga que empezar a venderlos en breve.

No deja de ser una ironía curiosa. Antigüamente no había tiendas de informática (más que en las capitales) y los MSX's y demás como mucho los podías comprar (previo pedido y señal) en una tienda de electrodomésticos. Ahora somos nosotros, las tiendas de informática, las que vendemos los electrodomésticos tradicionales. No ha habido un cambio de modelo de negocio, sólo se le ha cambiado el nombre.

Porca miseria.

No hay comentarios: