miércoles, 27 de agosto de 2008

Coleccióname

El cambio climático tiene consecuencias más o menos graves que todos percibimos. Las consecuencias más leves son por ejemplo el retraso en la entrada del verano, igualmente en el invierno, lluvias desmesuradas que preceden sequías sangrantes, etc... eso es casi lo más leve. Lo peor es que eventos que antaño sucedían a primeros de septiembre, mediados, o casi en octubre, ahora suceden a finales de agosto. Me refiero ni más ni menos que a..... los coleccionables¡¡¡¡¡

Fascículos por doquier, hágalo usted mismo, construya su propia muñeca hinchable, y un largo etcétera.

Creo que fue Juan Echanove el que dijo una de mis frases favoritas acerca de los fascículos: "Yo colecciono... números uno". Y es que es cierto, sin darte ni cuenta llega navidad o el día de los santos y te encuentras con el alerón del McLaren de Hamilton, una rueda de la moto de Pedrosa, la cola del caballo, la puerta de la granja, un reloj casi entero y a la madre que los parió a todos.

Todos se empiezan, además reconocido por los propios fasciculantes o fasciculeros o... las editoriales, vamos. Todos se empiezan. Sacan a la calle ochocientos mil millones del número uno de construya su propia muñeca hinchable (incluye pezón derecho), del segundo sólo mil millones, del tercero cincuenta ejemplares, y los siguientes previo registro y a domicilio. Así pasa como siempre, que tienes la muñeca entera pero le falta el ojo izquierdo. Así claro, da un mal rollo acercarse que pa qué.

Un engañabobos. Preciosa palabra, por otra parte. Engaña-bobos. ¿A los listos no se les puede engañar? Pues claro que si, pero hay que currárselo. A los bobos ni eso.

¿Quién no se ha planteado a final del verano cosas como "soy un inútil, no hago nada, en cuanto empiece el curso me pongo a ensayar con el bajo"? Vale, a lo mejor eso sólo yo, pero si cambiamos lo de tocar el bajo (instrumento musical de cuerda, malpensados) por meter el barco en la botella, o simplemente limpiar el cuarto del ordenador (jeje, ilusos, eso es una utopía) estamos en las mismas.

Así que ahí tiran de beta los gañanes de las editoriales. Es como el anuncio que hacen los de Yllana para una compañía de seguros. Una hostia bien dada duele, pero muchas flojitas apenas. Y como ninguno tenemos la conciencia tranquila no nos queda más remedio que decir "de este año no pasa, voy a ordenar los cajones del ordenador" (si, si, los cajones). Con la moral por los suelos, sabemos que hemos desperdiciado estos meses de verano vagueando, sabiendo además que el invierno es largo y duro y hay que sobrellevarlo de alguna manera, finalmente picamos y nos compramos el fascículos de los coj.... cajones.

¿Qué pasaría si por ejemplo aprovecháramos el verano para catalogar esa colección de cd's, que están los de Durán Durán junto en la "D" de Death Metal? ¿O si nos propusiéramos hacer algo de provecho y retomar el curso de italiano, que del "io sonno" no habíamos pasado? Pues ni más ni menos que las editoriales quebrarían.

No podrían vendernos por cachos por quinta vez lo que en su día intentaron vender entero, y año tras año (o años alternos) vuelven a sacarlo. Como el fórmula uno de Alonso, sacan todos los años el mismo y le cambian las pegatinas.

De manera que lo único que hacen es cogernos por nuestras debilidades al más puro estilo teletienda (Hasta ahora sólo había una forma de exprimir una naranja... con el ojo) y nosotros como buenos pardillos caemos en sus redes. En unos meses somos expertos en caballeros templarios, pero en cuanto nos preguntan quién fue el último templario nos callamos como puticas, aún nos quedan cuatro fascículos para llegar, y eso que el doce lo hemos pedido quince veces y aún no viene.

Empieza el curso, empieza el trabajo, empieza el invierno y empiezan los coleccionables: tres de estas cosas llegarán irremediablemente a su fin pero... ¿y la cuarta?

Salud y suerte... y nos vemos en la próxima entrega

viernes, 22 de agosto de 2008

Alerta: Realidad

Los cambios horarios nunca le han sentado bien a nadie, o te roban un día o te regalan otro para que lo pases apollardado, con lo que tampoco lo disfrutas. Lo mismo pasa con los juegos olímpicos de Pekín (me parece una horterada llamarlo Beijing), con la diferencia de seis horas o no te acuestas para ver algo, o lo ves repetido.

Esto último es lo que vengo haciendo, qué remedio, a excepción del atletismo después de comer, que esas si son horas cristianas. Así que si veo que un partido está emocionante, miro por internet y me entero de quien gana. Es como La Venganza de los Sith, que sabes cómo empieza y como acaba, pero lo interesante es el desarrollo.

Al grano, que tras estas semanas olímpicas me he dado cuenta de que nunca avisan de que lo que estás viendo es en diferido (vale, es lógico que a las dos de la mañana nadie va a estar jugando al baloncesto), sin embargo cuando conectan en directo si que lo anuncian.

Lo normal, pues, viene siendo ver todos los eventos en diferido, es lo lógico, de toda la vida se ha hecho así. Pero cuando te ponen uno en directo... cuidado¡¡¡¡¡ que es en directo¡¡¡¡¡ Falta que salga Anthony Blake diciendo "todo lo que han visto es real, no le den más vueltas, es lo que hay."

Lo mismo pasa con los concursos de canciones. En las galas y especiales donde hay actuaciones musicales nunca ponen ya eso de "playback" o "voz grabada". Por lo tanto se da por hecho que si le pagas un capital al bisbalillo de turno para que cante en un telemaratón, este no hará más que el teatro, la voz será la misma del disco grabado. Eso es lo normal, lo lógico.

Pero cuando estas viendo (maldita sea la hora) un programa como el singstar (que no lo veo, que conste, pero un día combinó...) y un operación triunfo, si que te indican de vez en cuando "voz en directo".

Así que al encender la tele tenemos que dar por sentado que todo y cuanto salga, digan, lean, hagan, canten o lo que sea será mentira, será de bote. Ni el que mueve la boca canta ni el que ha metido un gol lo está haciendo ahora, y la que se acostó con el torero realmente no lo hizo (aunque esto evidentemente no es nuevo).

Luego se quejan de que nos bajemos las series de internet. Si total, todo lo que me poneis está ya grabado de antemano, para eso me lo grabo yo y me lo pongo cuando me salga de los emules.

Y a quejarse de que los niños pasan más tiempo en el mundo virtual que en el real. Claro que si, cuando juegan online lo están haciendo en tiempo real, pero cuando ven la tele o escuchan la radio.... es mucho más fiable el WoW que el telediario.

¿Qué nos deparará el futuro? ¿Tal vez sobre las cajeras del Carrefour pongan un cartel que diga "persona real"? ¿Cuando en un pub se nos acerque una muchacha a coquetear (jejeje, eso ni en el mundo virtual) le tendremos que avisar de que "no somos virtuales"?

En fin, a ver si me dibujo un bocadillo de jamón con el photoshop, que tengo hambre.

Salud y suerte

martes, 19 de agosto de 2008

Palabros Compuestos

Cada vez es más frecuente encontrar palabras compuestas en nuestro idioma. Antes por ejemplo existía el hombrebala, el perrolobo, el hombrelobo, el perrosalchicha, etc... pero ahora, y sobre todo con las nuevas tecnologías, aparece cacharros anteriormente indenominables a los que la única manera de ponerle nombre es describir sus funciones.

Así tenemos los radiocassetes, los homecinemas, las impresoras multifunción, los teléfonos móviles. Vale, estas últimas no son una sóla palabra, pero tienen un significado único al aparecer unidas, así que hemos decidido (yo y... mi portátil) que si que lo sean.

Lo bonito de estas palabras es que sólo funcionan cuando están junticas como buenas hermanas, por separado son cosas distintas. Por ejemplo, si esta usted en el bosque y aparece un hombre-lobo, evidentemente saldrá corriendo; sin embargo si lo que aparece es sólo un hombre... dependiendo de sus intenciones lo hará o no. Demostrada queda la diferencia morfológica entre la parte y el todo.

Pensareis que estoy algo más gilipollas que de costumbre, y no lo voy a negar, pero a última hora de la tarde el cansancio empieza a pasar factura y cuando escucha uno las cosas que escucha... o bien te ríes o bien te ahorcas, y como no tengo ni para sogas, a reírse tocan.

El caso es que me hallaba discutiendo con una amable clienta sobre la posible falla de su impresora multifunción (nótese la palabra compuesta y tricompuesta). Resulta que no le escanea. A la pregunta de si da algún tipo de error me contesta tajantemente que no, ninguno, jamás, nunca, ¿qué es un error?. Vaaale, saco parte y vuelvo a preguntarle si le da algún error. Ahora la respuesta es si, pero de los cartuchos, que no afecta al escaner.

En efecto, señora, no le afecta al escaner si tuviera el escaner en una esquina de la habitación y la impresora en la otra, pero esto es un todo y si un todo no anda, sus partes menos. ¿Pensáis que es fácil de entender? Nada más lejos de la realidad. Y comenzamos con las metáforas.

Si tu tienes una autocaravana y el coche no arranca, ¿puedes llevarte la caravana a otro sitio? Evidentemente no.

Si a un hombrelobo le cortas una oreja como lobo... ¿la tendrá como humano?
Evidentemente no.

De la misma forma si esta máquina da un error quedará inutilizada hasta que el error se subsane. ¿Correcto?

...

...

Cinco minutos después reconocí lo tonto que era, le di la razón, toda la que había e incluso una poca más que le pedí prestada a un vecino, y le dije que intentaría arreglarle el escaner e incluso si acaso también la impresora, todo por el mismo precio.

Al salir dice "claro que por el mismo precio, si es UNA máquina no me vas a cobrar por arreglarme DOS, no?" Fue entonces cuando cogí firmemente el mostrador para no salir a por ella y meterle la impresora por una oreja y el escaner por la otra, dejando el mostrador como los mando del escalextric.

Sofocada mi ira, previo cigarro ininterrumpido en la puerta (el primero al tirón en toooda la tarde) entra un nuevo cliente preguntando si los discos duros multimedia (conjunto de palabras con un significado concreto) servía también como discos duros normales.

Si hombre, es como si tu necesitas a un hombre y llamas al hombre lobo para que te..... menos mal que el don del habla es más lento y no llegué a terminar la metáfora, tajando la frase con un "claro hombre, claro".

Así que amiguitos, si no sabemos exactamente qué es una cosa intentaremos deducir su significado (teniendo cuidado con los prefijos y sufijos, que si bien de cárcel carcelero y de prisión prisionero siguen la misma lógica, no significan exactamente lo mismo), y en caso de que no podamos, y no quede más remedio, pues se pregunta, que para eso estamos.

El conocimiento humano pertenece al mundo.
Comparte lo que sepas, pregunta lo que no.

(Me moría por poner esta frase, me encanta)

Salud y suerte

Palabros

Como he comentado en alguna ocasión, suelo frecuentar el foro de Alcalá la Real, para ver lo que le pasa a la gente por la cabeza (que no suele ser mucho, pero algo es algo). Normalmente escribe gente joven, estudiantes de instituto, y ponen barrabasadas lingüísticas para todos los gustos, colores y credos.

Lo más corriente es que escriban todo en mayúsculas (que en un foro significa que lo estás diciendo a voces) y eseemeesiniano (ste blo loscrib rfa). En alguna que otra ocasión se han hecho comentarios del tipo "perdona, ¿puedes repetir la pregunta? es que la he leido mil veces pero no me entero de lo que pones" a la que el adolescente en cuestión ha contestado algo así como "mira maxo, ksto s un foro y no la ral acdma de la lenga, si keres ler vien t piyas 1 lbro".

Es evidente que cada día los jóvenes escriben peor, y mira que se hartan de leer cosas por internet, mucho más que en analógico, pero nada. Cuando hablo con mi hija por el messenger le regaño cada dos por tres, y a los pocos minutos escribe de manera normal... conmigo, luego con las amigas pues lo mismo que siempre.

Lo que yo quería comentar es que cada uno escribe como le viene en gana o como sabe. A nadie se le considera mejor persona por saber palabras más rimbombantes, sino por adecuar las que sabe al discurso. Y eso es lo gracioso. Yo no soy culto ni mucho menos (y eso que tengo dos carreras..... empezadas), pero puedo escribir normal, como lo suelo hacer, o bien crear un blog "ande las plbras flullan librs cmo el bnto". Lo más raro, extraño, petético, chocante y triste de todo es cuando se quiere hablar en un nivel superior al que se tiene, usando palabras como "cromotipografía" que si bien no tengo ni pajolera idea de lo que significa, es larga de cojones y eso mola, maxo.

Y toda esta disertación en la soledad de la mañana viene a cuento de un mensaje leido en el foro, donde un chaval (xabal) anuncia la fiesta de un pub ese fin de semana (find) dándole más bombo al evento mencionando que ya el año pasado fue una cosa estupenda:

"TENEMOS LA BUENA EXPERIENCIA DEL EXITO OBTUVIDO EN LA FIESTA IBICENCA DEL AÑO PASADO" (sic)

Si bien en el texto no hay ninguna falta de ortografía (cosa de agradecer en estos tiempos, aunque como dice el refrán a la mejor puta se le escapa un peo) está íntegramente escrito en mayúsculas (osea, que el chaval grita a los cuatro vientos... o cinco lo de la fiesta), pero en fin , tratándose de un anuncio imaginémonos que esta dicho por la megafonía de R5 calle abajo. Lo curioso es la palabra "OBTUVIDO", palabro más bien. Podía haber puesto "el éxito obtenido" o "tras el éxito que obtuvo", pero no, hay que rizar el rizo. Es que se tanto que el diccionario se me queda corto, me faltan palabras en el mundo para expresarme, así que me voy a inventar las mías propias, y cuanto más chulis sean pues mejor. Al menos tiene su lógica, ha usado bien la forma verbal, aunque ha hecho irregular un verbo regular. A lo mejor en lugar de regular lo quería bueno del todo, y de ahí el lío.

Y como estas mil, pero para mí es la mejor que me he encontrado en estos tiempos. Una mezcla entre "he escuchado tiros" y "tengo que escribir guay por que yo lo valgo". Lamentablemente el resultado es catastrófico.

Es como aquel sargento de la guardia civil dictándo el parte de un accidente. "Encontrándose la cabeza en el arcén de la calzada..." "Mi sargento, ¿arcén es con "h" o sin "h""?" a lo que el sargento le pega una patada a la cabeza desmenbrada prosiguiendo "Encontrándose la cabeza en la cuneta..."

Así que a tomarse las cosas con humor, pero intentando que la próxima vez esta criaturilla o bien escriba alguna palabra que domine, o bien mire en un diccionario si la que tiene pensado poner y no le suena del todo bien existe o no. Que no por poner la palabra más repipi o más larga se es más culto.

De modo que me voy, vaya a ser que me vuelva
hipopotomonstruosesquipedaliofobico (que parece ser significa que tengo miedo a las palabras muy largas).

Salud y suerte

jueves, 14 de agosto de 2008

LimpiaOrzas

No se si será un término universal o sólo exclusivo de mi pueblo, de lo que no tengo la menor duda es de que en todos y cada unos de los pueblos habrá un palabro para definir a este tipo de seres prontos a extinguirse.

Los limpiaorzas (lástima que desapareciera de la web el imprescindible diccionario alcalaino) se remonta al siglo pasado, sobre los sesenta y setenta, y se denominaba así a la parte de familia que tras emigrar en busca de curro a donde fuera (preferiblemente cataluña) volvían cada verano a pimplarse la matanza de la abuela (de ahí lo de limpiaorzas) y volverse habiendo probado la comida de verdad al menos una vez al año.

Eso a groso modo, por que matices tiene tantos como criaturas hay. La primera generación de limpiaorzas estaban deseando que llegara el verano para volver al pueblo, ponerse púo a vinos en la taberna con los colegas de siempre y de camino llevarse un par de salchichones bajo el brazo. El problema viene con las siguientes generaciones. Para los primeros su pueblo era su hogar, el lugar del que temporalmente habían salido pero esperaban regresar. Para lo siguientes no es más que una especie de museo del esperpento.

En lugar de ser la alegría de la huerta, el orgullo de su familia, el que traía curiosos regalos cada agosto, ahora vienen con sus finolis parejas a enseñarle la zona "Pues mira, aquí jugaba yo de pequeña... ¡¡¡En la calle!!!" y el otro contesta "¿Qué me dices?¡¡¡¡". Luego paseando la pareja en cuestión no puede ni imaginarse cómo es posible que el nenaco ese vaya con la moto de cross y cosas del estilo.

Lo más terrible de todo llega al aparecer en la tienda, la catalanizada, el catalan y el abuelo que estaba en su casa más a gusto que un flamenquín. "Queremos un portátil para el abuelo, pero que tenga webcam para que podamos hacer videoconferencia y vea a los nietos". A esto el abuelo me mira con cara de decir "Anda, tu siguele la corriente, que ya mismo se van y me dejarán vivir".

Y finalmente lo compran y el abuelo se va con cara de "con estos quinientos euros hacía yo monerías, en lugar de gastarme la paga en una gilipollez con botonicos". Pero ellos se van, y yo me quedo, y el abuelo también. Y se tira una semana viniendo cada día con el portátil, sintiéndose innecesariamente inútil por no saber una cosa que se inventó cuando el ya había venido de la mili y terminando por dejarlo en lo alto del armario, hasta Julio del año siguiente, cuando lo traerá para "ponerlo al día" y que crean que lo ha utilizado.

Me decía uno de estos abuelos: "Lo mejor que me han regalado ha sido el teléfono móvil, ni lo saqué de la caja y ya lleva cuatro años en lo alto del armario, es lo único que no me ha molestado de momento".

Y ellos se van con la satisfacción del deber cumplido. En pleno agosto no le han dejado al pobre ni echarse una mísera siesta, le han llenado la casa de cacharros que jamás utilizará, la despensa vacía de lo que realmente le hace falta tener, lo han llevado al médico cincuenta y ocho veces al día ("Pa mi abuelo lo mejor" dicen, aunque sea un par de semanas al año). El abuelo se queda con la satisfacción de que mañana podrá acercarse a la taberna a echar una brisca, comer a la una, echarse una siesta hasta las seis y acercarse a las hortalizas.

Y yo, que no pinto nada en esta historia, al menos dejaré de escuchar la maldita coletilla del verano que me pone de tan mala leche "Pues en Barcelona tienen muchas más cámaras en exposición", "Pues en Barcelona te sirven los pedidos en el día", "Pues en Barcelona son más simpáticos y más guapos y más altos y tienen más dinero y.....". Así que el año que viene, en lugar de quedarme en el pueblo me voy a ir a Barceona, al menos podré decirles "Pues en Jaén la birra con tapa vale menos de un riñón", "Pues en Alcalá tardas menos de cuatro horas y tres cuartos en aparcar el coche", etc...

Salud y suerte

sábado, 9 de agosto de 2008

Si no lo Leo no lo Creo

Me prometí a mí mismo que no hablaría de política en el blog, nadie me ve la cara y no sabe al decir algo estoy guiñando el ojo, o mientras pongo algo que parece serio me estoy partiendo el culo de la risa, así que los temas que se presten a malentendidos (¿O se dice malosentendidos?) prefiero no tratarlos aquí, que para eso están los bares y tabernáculos que también tendrán que comer.

Peeeeero hay cosas que claman al cielo, y como yo soy un cielo no puedo menos que arrimar el orejumen e intentar comprender por que el día que hicieron las reparticiones de las concejalías se nos coló este señor.

Estoy hablando obviamente (o no tan obvio para los que no sean de aquí) del concejal de cultura, un caballero que desde que entró a formar parte del equipo de gobierno ha conseguido lo que hacía tiempo no conseguía nadie, que estemos más pendientes de sus patochadas que de los parcheados de las carreteras, las obras del pueblo o los presupuestos, por ejemplo.

Ya de primeras entró cubiéndose de gloria con la propuesta de cambiar la letra del himno local. Si bien la letra no se ha modificado aún, si que ha sido una eminente labor didáctica, ya que más de la mitad del pueblo nisiquiera sabíamos que tuviéramos himno. Por entonces no lo conocía, ni me sonaba la cara. Qué feliz era por aquellos entonces.

Típico poetastro cultureta progre, su afición por la poesía le llevó ganar el premio Arcipreste de Hita por los ochenta, de ahí que defienda lo que el denomina "cultura silenciosa" (que primor de expresión). Entiéndase defensa de la "cultura silenciosa" por la dejadez respecto a la "cultura decibélica".

A mi personalmente me encanta la poesía, me encanta que se celebren actos en lugares curiosos (convento de capuchinos, castillo de la mota, etc...) y me encanta que haya un apoyo real para promocionar las propuestas culturales. Lo que ya no me gusta tanto es que sea en detrimento de otras, sobre todo conciertos y demás "cultura agritopelao".

Al grano. Una vez tras otra en polémicas, que si ahora vamos a celebrar el día de la paz, que si mañana el de la libertad, que si me voy a montar un chamizo a las faldas del castillo para recitales de poesía, que si le voy a cambiar el nombre a medio pueblo para que ni los de aquí sepamos donde carajo son las actividades culturales, que si de camino las pongo entresemana a eso de las siete para que todos (los que tengan horario de funcionario o profe) puedan asistir, etc..... Incluso algún roce con mi amiguete Ureña, y mira que es bien hablado el chaval.

Este verano se vienen quejando los estudiantes del breve horario de apertura de la biblioteca. Parece ser que abre sólo por las mañanas y claro, los que tienen que estudiar para septiembre lo tienen jodido con tan poco tiempo. En el foro de Alcalá se estuvo comentando el tema varios días, e incluso se propuso realizar una sentada frente al edificio para protestar y pedir un horario más amplio. Hasta ahí todo bien, que la gente intente mejorar lo que le rodea es más que encomiable, aunque existen otros conductos para protestar.

Los diarios se hicieron eco de la noticia y la gente empezaba a extrañarse de que no hubiera ningún tipo de respuesta por parte del excelentísimo. Ay insensatos, si hubierais conocido la respuesta de antemano, vive dios que jamás la habríais solicitado.

En un alarde de labia, rabia y prepotencia suelta unas declaraciones que para él se quedan. Llama fascistas a unos ciudadanos de su pueblo por quejarse (habráse visto que insolencia), fuertes palabras. Se hace el sueco diciendo que no tenía constancia alguna del descontento. Yo si, y mira que ni voy a la biblioteca ni soy concejal, pero vivo en un pueblo y oigo a la gente. Justifica el horario por que también los funcionarios tienen derecho a vacaciones (insustituibles vienen siendo los biblioteconomistas) y no hay partidas presupuestarias para cubrir la sustitución o la extensión de la jornada. Para rematar la faena termina diciendo «Es alentador observar que están comprometidos con los libros y con el saber; así que ánimo y a seguir» (sic) Aunque eso si, cada uno en su casica.

Así que llama fascistas a los ciudadanos por los que trabaja (o debiera), se burla de ellos y los ridiculiza por la no-sentada, y finalmente palmadita en la espalda. Hay que reconocer que debe tener los webs como sandías.

Hay que acercarse más al ciudadano, y no me refiero a darle un codazo (sin querer, espero) al coger el periódico de la barra del bar, sino a simplemente saber lo que demandan, que hasta yo me entero y mira que soy cortico. Así nos iba, así nos va y miedo me da acabar la frase.

Salud y suerte