jueves, 30 de octubre de 2008

Los Bolsillos del Tiempo

Tras un inexistente otoño llega el invierno como cada año convirtiendo mis rodillas en las bisagras de la puerta de un cortijo. Días desapetecibles se prodigan en el tiempo, menos mal que en breve me traen los muebles y pasaré mis tardes cálidas de manta y peli tras peli. Anochece a la hora del café, amanece que no es poco y casi vale más mearse encima que sacar un pié de la cama.

Pero el invierno trae también cosas buenas, de hecho aunque no lo parezca es con diferencia mi estación favorita. Prefiero ponerme mil capas de ropa y controlar mi temperatura que ir con una sola camiseta y sudando a chorros, sin poder quitarme nada para mejorar.

El caso es que el invierno es una especie de revulsivo que tiene el tiempo. Hace que todo vuelva a la normalidad y nos estabiliza para que estemos preparados la primavera siguiente. Si no apetece salir por que hace frío resulta que un amiguete te llama para ver una peli en su casa. Ese si es un colega, por que el otro no ha abierto aún la boca aunque bien que lo hará cuando haga bueno o quiera pedirme algo. Vas al bar a echar una cervezica post-curro y te encuentras a cuatro criaturas. Los buenos, los que siempre están ahí.

Y sobre todo, el invierno trae regalos a modo de tarjeta de visita. No me refiero a Papa Noel ni a los Reyes Magos ni a la madre que los parió. Es más como en "Regreso al Futuro" con el calendario de resultados deportivos: son regalos que tu yo del futuro te dejó para que tu yo del presente los encuentre.

Esta mañana he cogido el chaquetón gordo, la cazadora ya no da el calorcito necesario y hay que modernizarse. Y comienza el ritual de cambio de pelliza.

Tras coger todo lo que tenía en la cazadora y pasarlo al chaquetón tal cual (papeles inútiles, notas de tareas realizadas hace meses, el mechero de repuesto, un par de bolis, el sudoku arrancado de un periódico, etc...) me he encontrado con que algo había en el bolsillo: un paquete de ducados. Evidentemente dicho paquete me lo envié desde el futuro con una intención clara: este fin de semana me quedo solo, hace un frío del carajo y sería una putada tener que salir el domingo sólo a por tabaco. Seguramente esto ya ha sucedido, y por eso mi yo viajero en el tiempo volvió unos meses atrás y metió ese paquete en el bolsillo. Si no no me lo explico.

Hubiera sido mejor que me hubiera dejado un par de billetes de cien, pero tampoco hay que pedirle peras al olmo, los detalles son los detalles y de bien nacido es ser agradecido.

Así que os invito a que al sacar la ropa de invierno, los chaquetones, los tres cuartos o lo que sea que gasteis, mireis con detenimiento a ver que regalo os habeis auto dejado. Dicen que lo más importante es quererse a uno mismo, así que estos regalos no son más que una prueba de amor.

Ahora me toca esperar un año entero, a ver si tengo suerte y la siguiente vez me regala un par de rodillas nuevas, las que sea, las de Nadal mismo.

Salud y suerte.

2 comentarios:

Drag dijo...

y el braserico, y las castañas....

Hasta los cojones. dijo...

Buenas noches, estimad@ Bloger@.
A dos días de acabar el periodo de votaciones, te escribo para hacerte una proposición honesta y sin malicia.
Nada de intercambio de votos ni mamoneos parecidos, es más sencillo.
En mi blog, tengo una sección que se llama “Gente de puta madre + IVA” en la que pongo la cabecera y enlace de mis blogs amigos. Casi sin querer se a formado una pequeña comunidad con interese mutuos y en la que intercambiamos visista, opiniones y comentarios. Con esto del concurso esta pequeña comunidad va creciendo día a día.
Mi proposición es la siguiente, yo te incluyo en nuestra pequeña comunidad y, a cambio, tu me visitas, me juzgas y si realmente crees que me lo merezco, pues me das un votito en la sección de “Actualidad” Si no fuese así, no te preocupes, me conformo con que tu me enlaces a mi, me lo comuniques en mi blog y nos hagamos ciberamigos que, al fin y al cabo, será lo que nos quedara y el mejor premio que obtendremos de toda esta locura. ¿Oka?
Espero tu respuesta y, si me encontrases digno de recibir tu voto, me harías doblemente feliz.

Muchas gracias.

http://www.loquemetocaloscojones.blogspot.com/

http://gentedeputamadremasiva.blogspot.com/

http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/resultado-busqueda/lo+que+me+toca+los+cojones/


PD: Yo también quiero una rodilla de Nadal que tengo una artrosis de camello ;)
Y si que sienta bien encontrarse un billete de 50 en un bolsillo, sobre todo si no lavaste los pantalones antes, ja, ja, ja…

Salu2.