viernes, 28 de noviembre de 2008

Si eres legal... dentro de mi legalidad... ERES LEGAL

A raíz de una web* que lleva unos días pululando por los interneses, han salido a la palestra decenas de testimonios* sobre "lo mala que es la piratería y el daño que hace".

Sinceramente estoy hasta el moño del asunto, hasta el moño de esta dañina propaganda, hasta el moño de tanto hablar y tanta leche.

Ya no voy a opinar como he hecho alguna vez que otra y otra y otra y otra y otra sobre el tema, sino que simplemente voy a recalcar dos cosas que son a saber y a saber cuales:

1.- La Piratería es delito. Eso es un hecho constatable. Si robas mereces castigo.
1.1.- Tener copia de una obra para uso personal es FERPECTAMENTE legal.
2.- La ley es la ley. Si la cumples no tienes de qué preocuparte.

El resto no son más que soplapolleces varias.

¿Que no te gusta la legislación vigente? Pues preséntate a la próximas elecciones o jódete directamente.

¿Que vivías de puta madre el siglo pasado y este te viene largo? Pues renovarse o morir, tronco.

¿Que tu negocio va por unos derroteros y lo has perdido de vista? Pues o bien no era tu negocio o bien no eres tu el más indicado para llevarlo.

Y es que ya basta, cojones, ya está bien. Que estoy hasta los huevos de que me llamen ladrón por pasarle música a un colega o viceversa, hasta los huevos de que tenga que vender las cosas más caras para darle beneficios a una empresa ajena a mi negocio, hasta los huevos de que le rían las gracias a los cuatro lameculos de turno, hasta los huevos de ver webs tener que cerrar por estar en juicio sólo por decirle gilipollas a un gilipollas, hasta los huevos de ver webs que tienen que cerrar simplemente por decir "tio, en tal sitio tienes tal peli".

Si yo fuera un ladrón como afirman ellos* y basándome en la legislación vigente, tendría en mi poder todos los derechos de autor de las obras de las que dispongo. Si te robo tu coche, tu coche es mío, por lo tanto si le robo a Alejandro Sanz (Dios me libre) una copla, esa copla es mía, ergo para mí serán todos los beneficios que ella conlleva.

Pero esto no es así señores. Compartir mola, tener acceso a la cultura mola, poder escuchar grupos de a tomar por culo a la par que grupos del pueblo de al lado mola, aprovechar que la plaza del pueblo extrapolada a internet se ha convertido en el puerto más concurrido de la historia mola, tener el conocimiento a tu alcance mola. Y mola mucho.

Que esto os* joda es normal. Más me jode a mi tener que vender TDT's y HomeCinemas, pero al menos yo a mis treintay... añitos he comprendido que salvo los negocios carnales, el resto deben de ir adaptándose a los nuevos tiempos.

Si vivieramos en un mundo perfecto, seguiríamos las reglas de la ética hacker:

1.Toda la información debe ser libre.

2.Entrégate siempre al imperativo de TRANSMITIR el acceso a las computadoras o a cualquier otra cosa que pueda enseñarte como funciona el mundo, esto debe ser ilimitado y total.

Resumiendo: El conocimiento Humano pertenece al mundo. Comparte lo que sepas, Pregunta lo que no.

¿No sería todo mucho más bonito?

Joder, para no querer opinar del tema me he pegado una buena parrafada. Menos mal que no ha salido el tema de las patentes empresariales, esas que andan en manos de unos pocos para retener nuestro futuro, que si no...






*Evidentemente todo lo que lleva asterisco enlazaría bien a la $GA€ o bien a su web de siereslegalereslegal punto lo que sea, pero me niego a hacerlo por principios.

Salud y suerte.

"Corupto"


¿Estará Apu en la oposición? ¿Será la crisis que hace que nos gastemos menos en letras? ¿Tal vez la corrupción llega a tales extremos de robarnos hasta una parte del alfabeto?

No se cual será la respuesta. Si fue a caso hecho para demostrar que los corruptos nos roban bienes tan preciados como pueden ser nuestras letras pues chapeau para el escribiente, aunque mucho me temo que no es más que una consecuencia de las prisas, la ESO o pura y dura ignorancia.

O tal vez ha sido el mismo contenedor, deseoso de reciclaje, el que ha pensado que al estar la "r" repetida en quedarse con una.

Salud y suerte.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Viejos Somos (¿y quién carajo traduce los títulos?)

A veces pienso que es una conspiración: como el cine español está en crisis (desde antes de que se inventara el cinematógrafo) desprestigian a posta el cine extranjero para atraer a la gente aunque sea por eliminación. Si no es por eso no tiene sentido.

Si ponen ante tus ojos una peli titulada "The Rocker" lo mismo dices "caramba, pues voy a verla que seguro que mola, o al menos la música" pero sin embargo si lo que te encuentras es "Un Roquero de Pelotas" dices "anda y que te folle un pez" y sigues mirando la cartelera.

¿De donde han sacado las pelotas? Nadie lo sabe, pero han convertido un título más o menos llamativo en una gilipollez galopante.

Una vez discutido el tema del título, resulta que la película va de un tío al que dejaron tirado sus colegas del grupo en el 86 para tener un éxito arrollador, y el pobre ya en este siglo intenta por medio de su sobrino adolescente recuperar el tiempo rockero perdido.

Hasta ahí todo bien, buena música, algo poperilla para mi gusto pero no está mal del todo. El problema viene cuando aparece en escena la madre del cantante, y era ¡¡¡¡Cristina Applegate!!!!!

Pero bueno, ¿cómo puede ser eso posible? ¡¡¡¡¡Si apenas hace unas semanas la vi de animadora e hija adolescente conflictiva en la tele!!!!!

Y es que nos hacemos viejos.

En la película ella insta al roqueroconpelotas a que madure de una vez y actúe acorde con su edad. Caramba, una cosa es ir madurando y otra hacerlo en medio segundo. Y es que ver a Cristina haciendo de madre ha sido algo así como si de pronto te plantan en la cara un almanaque de dentro de unos años asegurándote que es el vigente.

No puede ser. Apenas unos años mayor que yo y ya está haciendo papeles de mujer madura interesante (y vaya que interesa, madre mía, si es que gana con los años como si fuera un plan de pensiones).

Por evidentemente eso está mal. No digo que esté mal que sea madre, de hecho en la película tuvo a su hijo con la misma edad que yo la mía. Pero lo que está mal es que haga de adulta.

Caramba, que somos niñacos todavía, a lo mejor no jugamos al fútbol en la calle, pero todavía gastamos bromas tontas, nos reimos cuando alguien eructa, apostamos quien se bebe antes una birra al trago. Otra cosa es que en vez de pagar por los cromos lo hacemos por la hipoteca.

En fin, creo que esta cuando me vaya a casa esta noche lo haré llamando a los porteros que me encuentre y pateando latas por el camino.

No os hagais viejos nunca, que hasta en silla de ruedas y con el suero a rastras se pueden hacer pedorretas y acusar al de al lado.

Salud y suerte

A la Mierda el Sistema Métrico

Decía Hemingway (creo que era) que la unidad de medida más exacta la había encontrado en España, y era la "pizca".

Y es que los científicos se empeñan en ponerle números a las cosas, en medirlo todo, cuantificarlo, catalogarlo, etc... Pobres de ellos, todo el mundo sabe que la medida no es algo objetivo, y si lo es no expresable en kilopondios por centímetro cuadrado.

Decía el chiste "¿Cuantas espuertas hacen falta para coger todas las aceitunas de este pecho?
Pues si las espuertas son de medio pecho... con dos basta." Como la vida misma.

Llega una clienta a la tienda:

Clienta: ¿Tienes pen?
Yo: (Más que tu) Pen drive, se refiere, aquí están, ¿de qué capacidad los quiere?
C: Pues me da igual, uno mediano
Yo: (como tengo de 8, 4 y 2 el mediano es el de 4, su no tuviera el de 2 y si el de 16 sería el de 8, curiosidades de la vida) Este de cuatro sale por tanto, además es Sony y tiene cinco añacos de garantía.
C: ¿Y 4 gigas cuanto es?
Yo: Pues mismamente eso, cuatro gigas. Es casi el tamaño de un DVD
C: ¿Qué barbaridad? ¿Y en fotos cuanto es? ¿Y si le meto música? ¿Me cabe un proyecto entero? ¿Y si las fotos son del móvil?


Entonces recordé las primeras tarjeta de memoria que vendía, como eran exclusivas para las cámaras de fotos (en aquellos tiempos pocas PDS's se veían por ahí) detrás venía una tabla con la equivalencia en fotos: tantos megas son tantas fotos a tanta calidad. Qué tiempos aquellos.

Ahora tengo que adivinar para que quieren la memoria y adaptar la medida al criterio del cliente.

Ya mismo tengo que comprarme una lavadora. Le preguntaré al vendedor que cuantas camisetas de Los Ramones caben, ¿Y si son de manga larga, y puedo meter también los gayumbos, y si los gayumbos son de segundo ciclo, puedo meter las de DYC también, cuantos pantalones, y si los pantalones tienen un bolsillo roto, ...?

En nosequé pizzería se leía en la carta:

Pizza pequeña: Para uno que sólo quiera tapear.
Pizza mediana: Para uno con hambre o dos para tapeo.
Pizza grande: Para uno borrico o compartir entre dos.

Y es que las cosas bien explicadas no dan lugar a la discusión.

Salud y suerte.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Las Matemáticas de los Pobres

Hay mucha pobreza en el mundo, y sobre todo muchas distintas. Pobreza de espíritu, pobreza de ingenio, pobreza de sabiduría, ..., y pobreza económica. Todas ellas son extremadamente tristes, y sobre todo la última prácticamente inevitable en estos días.

Así que hay que agudizar un poco el ingenio cuando no se tienen otros recursos con los que conseguir nuestros medios. Aunque justamente es al contrario. Hace poco un amiguete me contó que se compró un todo terreno de la leche en versión gasolina; se entretuvo calculadora en mano en ver los kilómetros que haría al año, el precio de gasolina y gasóleo, gastos de mantenimiento, etc... y llegó a la conclusión de que para notar la diferencia económica entre uno y otro debería de pasar unos veinte años con el coche. Así que se compró el gasolina, más económico, y a día de hoy aún no ha llegado a pagar la diferencia.

Pero tiene pelas, evidentemente. Alguien sin pelas no se hubiera molestado, directamente el que menos me gaste en el día a día aunque salga algo más caro.

Todo esto viene, como no, a tenor de un cliente de estos últimos meses. Se ve que le hacía ilusión montarse su propio equipo y además tenía algún que otro componente suelto.

Una semana compraba un micro, tres después algo de memoria. Que si un disco duro, que si tal que si cual.

Una vez acumuló todos los componentes necesarios llegó la hora del montaje. Una semana una consulta, otra semana doce, otra treintaycuatro, etc... En varias ocasiones le comenté que me lo dejase, y se lo devolvía montado y funcionando, pero no, lo que le pedía era demasiado caro, unos treinta euros si no mal recueldo.

Total, que si esto no funciona, te lo traigo para que me montes la placa. Y lo trae, quince euricos del ala. Luego dejó de funcionarle un disco duro de dudosa procedencia, quince euricos. Más tarde le falló el video, cincuenta por una nueva y quince euricos del ala.

Hoy (meses y meses después) me pregunta si le puedo instalar el güindos. Claro que si, majete, pero tendré que cobrarte. Entonces dió media vuelta y salió.

¿No hubiera sido más sencillo haberlo hecho bien de primeras? ¿Mucho más barato? ¿Mucho menos coñazo para el y sobre todo para mi?

Pues lamentablemente esas son las matemáticas de los pobres.

Pasa igual, por ejemplo, con el tema de las energías renovables: instalar placas solares o energía geotérmica se amortiza para un particular en unos diez años, pero a ver quien es el guapo que de primeras hace el gran desembolso.

Y así nos va. Pan para hoy y hambre para mañana, aunque el pan sea un mendrugo de la semana pasada.

Salud y suerte

lunes, 17 de noviembre de 2008

De 100 a 0 en medio segundo

Con las paticas colgando que me he quedado esta mañana. Y es que hay veces en los que más vale callarse y parecer medio listo que abrir la boca y descartar las dudas.

La cosa es que le estaba enseñando portátiles a una pareja. Mientras ella los miraba el iba leyendo en voz alta y rumiando la información: "mmmmm dos gigas, mmmmm disco de tanto, mmmmmm webcam, mmmmmm dual core, mmmmm".

Pensaba yo para mis adentros "Hombre, uno que parece que entiende, ya no tendré que empezar a poner metáforas ni ejemplos, sino simplemente explicar las diferencias entre un equipo y otro". Oh, mísero de mi, maldito novato, parece mentira que todavía siga picando en estas cosas.

Lleno de júbilo sigo charlando con la pareja cuando de pronto él grita sorprendido y fuera de sí "¡¡¡¡¡Coño!!!! ¿¿¿¿¡¡¡¡Este es blanco????!!!!

Súbitamente los cojones al suelo.

Estaba el buen hombre tan ensimismado con las características técnicas del portátil que nisiquiera vio la foto y claro, al verla, dejó de tener importancia que el procesador fuera la mitad de pequeño o que el disco duro no llegara a los tres cuartos del siguiente.

Al siguiente cliente le preguntaré de qué color tiene las cortinas del comedor, para así buscarle un monitor a juego.

Lamentablemente no es la primera vez que pasa algo así, y mucho me temo que no será la última. Me parece cojonudo mirar el aspecto físico de los equipos, al fin y al cabo no es extraño ver ya los ordenadores en el salón, con lo que como mínimo que hagan juego con el resto de aparatos, pero sobreponer el aspecto a las características técnicas me parece una soberana mamarrachada.

Lo dejaré aquí ya por que tengo prisa, el vecino ha comprado un coche nuevo, el que aparca junto a mi moto, y tengo que pintar la moto del mismo color, que aunque esté en la cochera no quita para mantener un mínimo de elegancia.

Salud y suerte.

sábado, 15 de noviembre de 2008

La Lógica... o su ausencia

En ocasiones me dan ganas de llamar a un psicólogo para que hable con los ordenadores. "A ver cuéntame, ¿Tuviste problemas con tus padres cuando eras sólo una PDA? Tal vez estés proyectando esa carencia de voltaje en tu vida de PC adulto".

Y es que hay veces en las que siguiendo la lógica llegamos a la conclusión de que el problema está en la mesa del ordenador, ya que el resto funciona a las mil maravillas... hasta que deja de hacerlo. Fallos aleatorios, errores en circunstancias de los más intrincado, etc...

Y es que trabajan tres tipos de lógica en un ordenador.

Por un lado la lógica de la electrónica. Los chorrocientosmil caminos de silicio que van como locos de un lado a otro, y de vez en cuando tropiezan. Con quitar la piedra del camino se soluciona el problema, ya no caen más.

La lógica del software. Eso es más jodido, sobre todo si se usa Windows (r). Ayer funcionaba todo y hoy no me va el audio, por ejemplo. Y media hora como un gilipollas dándole vueltas al tema. Instalando, reinstalando, desinstalando, maldiciendo, etc... hasta que resulta que era un virus o una actualización de windows, o.... vaya usted a saber.

Y finalmente la lógica del usuario, que lamentablemente entra en sincronía con la del software y se crea una super-lógica que ningún circuito impreso es capaz de descrifrar.

Dá igual la versión que tengas del sistema operativo, el mejor programa que puedes instalar es el que tienes a mano, no importa que sea de hace cinco años, tiene que correr en windows vista por webs.

Y pasa lo que pasa. Los sistemas operativos cambian su lógica conforme crecen, se hacen más grandes y más listos y deben dejar atrás ciertas costumbres malas. De la misma manera que nos quitamos los pañales y nos dejamos de mear en la cama a los dieci... cuatro años como mucho para poder seguir creciendo, o como cuando olvidamos el aniversario por haber hecho hueco en la memoria para el regalo (toma escusa).

Las dos primeras lógicas avanza. El hardware del ordenador es cada vez más rápido, más barato, más potente... el software más lento, más caro, más potente... pero el usuario sigue siendo el mismo. Se comporta igual ante un ordenador de última generación que ante una Olivetti Lettera.

Así no se explican cómo ha podido fallar algo, cuando lo han hecho todo paso a paso correctamente. Claro que lo he hecho bien, dicen, si llevo usando este programa desde el '92 y nunca me ha dado problemas. Debe de ser el ordenador nuevo que me has vendido.

Entonces llega el triste momento del diagnóstico a ojo. "Seguro que va a ser que de la fuente de alimentación, por que sólo me pasa al conectar la webcam y eso es que no tiene fuerza suficiente". "Yo creo que es de la impresora, cuando le cambié el cartucho comenzó a reiniciarse el equipo".

Y es que desde el amanecer de los tiempos el ser humano se empeña en darle explicación a todo. Han sido los dioses, que nos han traido la lluvia. Ha sido un gnomo que se me ha metido en el ordenador. El mismo perro con distinto collar.

Y tras estas divagaciones y desatinos de un trabajoso sábado, voy a remojar la poca lógica que me queda en cerveza, que si bien no mejorará seguro que así estás más rica.

Salud y suerte.

jueves, 13 de noviembre de 2008

A Veces Merece la Pena

Mi trabajo por lo general da pena. Todo el mundo llega enfadado por que se le rompen los cacharros, casi siempre me culpan a mi, si tardo más de medio minuto en repararlos ya les estoy puteando, si no hacen una copia de seguridad en doce años y pierden cuatro fotos me amenazan de muerte, etc...

Pero de vez en cuando pasan cosas y uno piensa "tal vez no esté tan mal, mil malos por uno bueno, pero merece la pena".

Y es el caso de un cliente habitual, o más bien "habianual". Trabaja medio año fuera y sobre este tiempo vuelve al pueblo para la aceituna, arregla papeles, hace todo lo que tenga que hacer y cuando llega la primavera vuelve a marcharse hasta el año siguiente.

El caso es que cada vez que viene me llama. Me acerco a su casa, le actualizo el equipo (parado más de medio año) le pongo el antivirus... en fin, lo echo a andar. Luego un ratico de cháchara sobre música y demás y a casita. Al menos durante los últimos cuatro o cinco años.

EL otro día me pareció verlo por la calle: "mañana fijo que me toca ir a su casa después de cerrar" pensé, pero no. "¿Me habrá puesto los cuernos? ¿Ya no me quiere?"

Nada más lejos de la realidad. De vuelta del estanco me lo cruzo:

Cliente: Hombre Rafa, ahora iba a verte.
Yo: Pues cuando quieras quedamos y le echo un vistazo al equipo.
C: No, si precisamente por eso iba a verte. Está estupendo, por eso no he venido antes. Se ve que el año pasado le pegaste un repaso bueno y este no va a hacer falta hacerle nada. Así que me iba a pasar a comentártelo.
Yo: Pues entonces ya está.
C: Eso, que muchas gracias por todo, pero que si quieres te traes un día el bajo y echamos un rato de musiqueo allí tranquilos.
Yo:Eso está hecho, ya quedaremos.

Y eso fue todo. Me busca para decirme que todo va bien y me da las gracias cuando no le he hecho nada. Así da gusto.

Si todo marcha como tiene que ir, en breve llegará otro cliente que también vive fuera. Suele venir en navidad y verano, y no será la primera vez que tras llevar casi una hora en la tienda simplemente charlando se va corriendo por que aún no a ido a ver a su familia.

Y es que con gente así esto da gusto. Lástima que sea uno entre un millón, pero por lo menos es uno, que no es poco.

Salud y suerte.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Órdago a Pitos

Eso es lo que dice en Mus, órdago a pitos cuando echas los restos a ver quien tiene más ases. Y es que el teorema de los pitos nunca falla.

Normalmente manejo cinco pitos que son a saber y a saber cuales:

-El que me corresponde por varón
-El de Ducados
-El del móvil
-El del fijo
-El del chivato de la puerta

Dice la ley no escrita de la atención al público que nunca un pito de estos viene solo. Esto es, si llevas media hora solico y aburrido y vas a encenderte un cigarro, inminentemente entrará por la puerta un cliente, abandonando así al pobre ducados a merced del insaciable cenicero. Igualmente pasa con las necesidades biológicas, en cuanto el pirulí apunta con más o menos gracia suena el chivato de la puerta y entra el cliente de turno.

Pero lo de esta mañana ha sido de órdago, todos los pitos a la vez, primero el biológico, acto seguido el de la puerta que crea un estado de ansiedad al no poder hacer que la naturaleza acelere su paso tranquilo. Antes de poder gritar "¡¡¡Un segundo!!!" suena el movil, que encima tiene vibrador y en el bolsillo del pantalón holguero en vez de vibrar salta por seguirillas. Y como no podía ser menos el teléfono fijo, que al tener también el inalámbrico suena por dos veces.

Y en medio de esta orgía de sonidos yo, sin saber a qué pito atender segundo (el primero estaba claro) y maldiciendo al mamón que inventó los botones de la bragueta.

El fijó se calló a los pocos segundos, el movil lo corté para llamar más tarde y una vez atendido al cliente me enfrento a quién sabe cuantos minutos de silencio y paz. Tal vez uno, tal vez sesenta, qué sabe nadie.

¿Qué hemos aprendido de esta lección de la vida? Pues que lo más importante es la organización, no se puede hacer todo a la vez así como no se puede estar todo el día parado y pretender a última hora tenerlo todo hecho.

Y esta es la parábola de hoy, espero que os sirva en vuestro devenir diario. Yo mientras tanto intentaré reparar alguno de los cienmil millones de equipos que tengo pendientes antes de que alguno de los pitos me toque los idem.

Salud y suerte.

martes, 4 de noviembre de 2008

Juventud Resabiada

Por si alguno no conoce el palabro en cuestión, alguien resabiado es el que parece que lo ha vivido todo y tiene opinión y criterio para cualquier cosa, más o menos.

Esto es más chocante cuando se trata de un chaval de unos 13 o 14 años, al que se le presupone una breve experiencia vital. Pero sobre todo por Internet saben cosas que nosotros a su edad ni siquiera hubiéramos imaginado.

El caso es que como viene siendo más o menos habitual últimamente entra la la tienda el susodicho chaval con su padre. El padre no dice nada, todo lo más "pregunta tu que es cosa tuya". Nada más verlo me dí cuenta de que el ordenador lo iba a pagar el hijo, y así fue que hablando sobre las financiaciones del equipo me suelta:

"Vale, me sale a 20 euros al mes, pero... ¿luego sube como lo de los pisos o es siempre 20 euros?"

¿Qué miserable mundo habitamos, que sociedad tan perversa puede permitir que un chaval con menos de década y media tenga que preocuparse del euribor, los intereses y la madre que los parió a todos, dónde está su infancia?

Vamos, por que era un chaval majo, que llega a ser un enteraillo de esos que hay por ahí a puñados y me suelta un "pórtate bien conmigo que soy el que te tiene que pagar la pensión".

Oír para creer. No semos nadie.