martes, 2 de diciembre de 2008

Peces, PC's y demás fauna

En todas partes cuecen habas. La persona que crees más lejana puede resultar que tiene exactamente las mismas inquietudes que tu. Cosas de la vida.

Y es que las profesiones no son tan distintas. Yo me dedico a la resolución de problemas, así, en genérico, igual que un zapatero, un médico o un abogado. Cada uno en su ámbito pero realizando básicamente la misma tarea.

Hace tiempo, bastante tiempo, estaba encantado y feliz como una lombriz viendo un concierto de Paco Ibañez en Granada. En el descanso del concierto yo y el resto de asistentes salimos como alma que lleva el diablo a fumar al pasillo. Había gente de todas las edades, todos los colores. Y en estas que me encontré con un zapatero (de los que arreglan cosas, en concreto zapatos) de aquí del pueblo. Tras un rato hablando me dijo "mira que cosa más curiosa, yo tengo un oficio que tras siglos de existencia está condenado a desaparecer, tu sin embargo tienes uno con apenas unas décadas de antigüedad, y mira por donde estamos los dos disfrutando de las mismas cosas".

Me encantó la apreciación. Otro día estuvimos hablando de la clientela de cada uno, y me dí cuenta de que no diferían tanto. Si es cierto que la suya es mayor que la mía, pero los comentarios, las quejas, los desprecios y demás son comunes.

No se si habrá algún blog con anécdotas de un... tipo que repara calzado, pero de haberlo será digno de leer.

Ayer sin ir más lejos estuve hablando con un veterinario. Tenía que imprimir el informe sobre un caballo al que atropellaron y tuvo que ser operado. Era para el abogado para dar parte al seguro. Así que hablando me comentó: "Si no fuera por estas cosillas mi trabajo sería una mierda. Eso de coger a un animal que está medio muerto, operarlo, tratarlo, curarlo, ver como mejora... es lo que me da la vida".

Caramba, pensé y dije, pues aquí más o menos lo mismo. Hay semanas que no hago más que limpiar virus. Enciendo el equipo, le paso un chequeo, reinicio el equipo, le paso otro y a otra cosa mariposa. Sin embargo hay veces en las que tienes que desmontar una impresora o un portátil, te manchas las manos, usas el polímetro, soldas, desoldas, no es sólo darle a un botón y mirar (que su mérito tiene saber qué botón pulsar).

Cuando mis colegas me dicen que si mi trabajo es una joya comparado con el campo o la obra (por ejemplo, y si que lo es) siempre le digo a la gente ¿Has hecho alguna vez un sudoku o un puzzle? Pues imagínate hacerlos durante ocho horas al día sin parar.

Y es que en todos lados cuecen habas, con los peces, los PC's, las tapas de las botas, las del bar, y hasta las del delco.

Aunque no me imagino a ningún oficinista diciendo "Jo tio, hoy los impresos A-89 han venido en verde en lugar de en rosa, ¡¡¡¡que pasoteeeee!!!!"

Salud y suerte

No hay comentarios: