viernes, 16 de enero de 2009

De gnomos, hadas e informática

De todos es sabido que dada la deforestación y el cambio climático, las hadas, gnomos y demás seres mitológicos que antes habitaban en los bosques no han tenido más remedio que emigrar a otros lugares.

¿Y qué lugar más seguro que un ordenador? La primera prueba constatada de su presencia data del 1945, cuando un hada "polillomorfa" ocupó un ordenador. A partir de ahí han sido cientos de miles de millones los distintos casos que se han ido sucediendo.

Casos como los ordenadores que sólo funcionan cuando yo estoy presente fallando el resto del día, equipos que no arrancan más que tumbados, impresoras que imprimen dos folios si y uno no, ... "Cosas de la informática" que la llama la gente, bendita ignorancia.

El último caso que he tenido ha sido con una impresora de HP. Una láser que pese a cambiarle dos veces el toner seguía dando "error de cartucho". Reseteos, pruebas, limpiezas, actualizaciones, etc... para nada. Llamo al servicio técnico en busca de ideas y esto fue lo que pasó:

Servicio Técnico: Buenos días, ¿qué problema tiene?
Yo: Pues mira, la impresora tal y cual que me hace esto y lo otro.
ST: Correcto, retire el toner
Yo: Ya está, pero conste que lo he hecho mil veces.
ST: No hay problema, ¿Ve donde está las guías del papel (lo que hace que los folios no entren torcidos)? Pues ajústelas al mínimo.
Yo: Vale, pero... ¿para qué?
ST: Hágalo, una vez ajustadas vuelva a ponerlas en su posición original, meta el papel en la impresora y ponga el toner en su sitio.
Yo: Bueno, lo que usted diga.

Y va la jodida máquina y echa a andar. Petrificado me quedé.

Yo: Ya por gusto... mera curiosidad... ¿Qué tienen que ver las guías del papel con el toner? Más o menos... ¡Es como tener tos y rascarse los huevos!
ST: Efectivamente caballero, no tienen nada que ver. No sabría decirle la causa exacta, pero más o menos lo que hacemos con esto es "despistar a la impresora", se fija en las guías en lugar de en el toner y cuando todo vuelve a su sitio ya funciona.

Se escuchó luego un tremendo "clonk", que eran mis webs caídos al suelo. A ver como le explico yo a mi cliente lo que le he hecho. Ya se me ocurrirá algo del tipo "he tenido que resetear los circuitos contadores básicos para que la reververación cuántica del expoiler conecte con la unidad base, evidentemente habrá que cambiar el condensador de fluzo, pero es ya lo cubrirá la garantía."

Así que si alguien se quiere dedicar a la reparación de cacharros varios debe saber que hay lecturas obligadas: Un buen manual de electrónica, toda la documentación del producto, todos los foros posibles, El Seños de los Anillos y Peter Pan. Una vez estudiado todo esto no habrá cacharro que se resista.

Ahora recogeré los huevecillos del suelo, me echaré un cigarro (trabajo bien hecho, cigarrico pal pecho), y seguiré con el siguiente. Miedo me da lo que me pueda encontrar.

Salud y suerte.

No hay comentarios: