domingo, 8 de febrero de 2009

Seguridad Informática: tu conexión como medio.

Entre legaña y legaña leo esta noticia mientras mi neurona se despereza.

Ya escribí en otra ocasión sobre el peligro de tener el ordenador desprotegido y la extendida creencia de que si no tienes nada de valor no tienes que protegerlo, siempre pongo el ejemplo del coche: vale que tu coche sea una patata y sólo tenga un radio-cassette y un ambientador con forma de pino, pero si te lo roban para hacer un alunizaje en mi tienda ten por seguro que dejarás de caerme bien.

Y más o menos esto es lo que ha pasado, el señor de la noticia tenía su wifi sin encriptar y a través de ella se ha cometido un... no se si será falta o delito, pero en cualquier caso el autor es desde el punto de vista técnico el dueño de la conexión. Seguramente pensaría "Si yo no tengo nada de valor, ¿Qué más me da que la gente use mi conexión?" Pues ya lo sabes.

Conste que me parece una idea excelente por otro lado. Poder disfrutar de la wifi del vecino en un momento dado te puede sacar de un apuro, pero habría que tener varias cosas en consideración:

1.- Que el vecino de su consentimiento. Eso es imprescindible. Volviendo al ejemplo del coche, si me lo pide un colega para lo que sea pues se lo dejo, otra cosa es dejarlo con las puertas abiertas y las llaves puestas para que todo el mundo lo utilice, para esto están los taxis, los autobuses urbanos, etc...

2.- Saber quién y cómo la están usando. Yo te dejo el coche a ti, pero no para que tu se lo dejes a cualquiera y mucho menos para que atropelles al tío aquel que te cae tan mal.

A lo mejor es algo engorroso para un usuario de a pie montarse un servidor radius, no lo niego, pero simplemente mirando el router o entrando en la configuración se sabe si está activa la wifi y quién está conectado.

No es que se tenga que llegar a estos límites, pero un mínimo de información se que debería de tener todo el mundo que acceda a internet.

¿Qué quieres compartir tu conexión? Me parece cojonudo, pero no te quejes si se usa mal. Simplemente ten constancia de quien entra y sale, y más o menos lo que hace. Compártela sólo para acceso a la web, por ejemplo, o limita su uso.

¿Qué no está tu wifi protegida por que no sabes? Pues aprende. Por defecto todas vienen con clave (absurda e inútil, pero clave al fin y al cabo) pero siempre le puedes poner el nombre de tu perro mezclado con tu fecha de nacimiento.

¿Qué no tenías conocimiento de que han usado tu acceso para alguna actividad ilegal? Pues aprende, ¿A que sabes quien entra y sale de tu casa, de tu coche...? Pues aquí lo mismo.

Si puedes compartir tu conexión, compártela, a mi me vendría de perlas, que con la crisis no se cuando podré poner internet en mi piso nuevo, compartir la tuya me sentaría estupendamente. Pero hazlo tu, es tu red y tu decides.

Cualquier juez con mínimos conocimientos sobre tecnología hubiera dicho: si usted no protege lo suyo, no se queje de que se use para otros fines. Pero aquí tenemos la ventaja de que en pocas ocasiones diferencian el mundo virtual del real.

Para terminar insisto, mantened protegido vuestro ordenador y vuestra conexión, compartid en la medida que podáis pero siempre teniendo plena conciencia de lo que se hace, y sobre todo disfrutad del acceso a internet, no jodais a la peña y subais luego los videos: buscad información, aprended, compartid vuestras vivencias, enseñad, leed mi blog ;-), ... Internet es un ágora mundial, no un estercolero planetario.

Salud y suerte

1 comentario:

VC dijo...

Vale, me ha gustado tu analogía, es verdad, bueno el caso es que hay personas que no saben que tienen wifi cuando usan el ordenador simplemente por que nacieron despues de la era del UTP, la verdad si logro pillarme una red sin proteccion caray pretendo no ser tan malvado y avisar al vecino, pero es que hay veces... bueno si ven que el crio es llorón y lo pellizcan.