viernes, 27 de marzo de 2009

La Cara más Triste de la Crisis

Leyendo como es habitual durante el café mañanero el Diario Jaén, el corazón se me ha encogido hasta el punto de dejarme el cerebro sin riego sanguíneo.

Una de las escenas más tristes que puede traer la crisis se ha mostrado ante mis ojos, y ni siquiera he podido cerrarlos, la falta de sangre y pulso me tenía paralizado.

Era una escena casi dantesca, la triste despedida de dos amigos. ¿Qué digo amigos? ¡De dos hermanos! Dos pobres criaturicas del señor que han tenido que posponer su relación acribillados a carterazo limpio por una crisis inhumana.

En fin, no tengo palabras, no quiero tenerlas, hay cosas que no quisiera nunca incluir en el blog, pero la realidad es así, y por mucho que se quiera virtualizar por internet, está ahí fuera, y va siendo hora de verla con nuestros venosos ojos.


(Click para ampliar)

Disculpen la calidad de la imagen, pero está hecha con el móvil y mientras uno llora a lágrima viva no puede mantener el pulso durante mucho tiempo.

¿Qué más decir? ¿Han visto esos ojitos llorosos, esa impotencia en el andar, ese cruce de miradas, ese pobre Pepe ...?

Vida más triste, coño.

Salud y suerte

No hay comentarios: