jueves, 30 de abril de 2009

Consejos para llevarnos bien

Una tienda de informática, como cualquier otro negocio, no deja de ser un sitio al que entras por que necesitas algo y yo te lo puedo ofrecer. Partiendo de la base de que entras voluntariamente y que por suerte no eres mi único cliente tengamos en consideración una serie de directrices a seguir para llevarnos bien:

1.- Nunca digas por teléfono cosas como "soy el que te pidió un presupuesto ayer" o "soy el del ordenador", ya que si todo va bien habrá muchos como tu y no puedo recordarlos a todos por la voz.

2.- Si me traes el equipo para arreglarlo es por que tu no puedes/sabes/quieres, así que no me vengas con "¿X euros por esto? Si lo se lo hago yo en casa", pues hazlo, nadie te lo impide.

3.- La garantía empieza a contar desde que compras el artículo, no desde que se lo das a tu novia o vuelves de las vacaciones, no me valen cosas como "Si, lo compré antes de navidad, pero es que hasta esta primavera no lo había conectado". Pruébalo nada más llevártelo y si esta mal pues te lo cambio y todos contentos.

4.- Si traes un equipo a reparar, no me mientas. Además de que llora el niño Jesús, tardo el doble de tiempo en averiguar lo que realmente le pasa y repararlo. No te avergüences de haberlo roto, a todos nos pasa.

5.- Asegúrate de que sabes lo que has comprado y sabes como funciona antes de recriminarme que "el pen drive que me llevé no tiene para conectarle los auriculares".

6.- Las reparaciones del taller tienen 3 meses de garantía para la misma reparación. Si te lo llevaste por que no arrancaba hace dos meses y ahora no te va el Word, comprende que no es exactamente lo mismo.

7.- No soy las páginas amarillas. Para artículos que no trabaje te puedo recomendar otras tiendas, pero comprende que si el ordenador que me pides tarda en llegarme 3 días no voy a decirte otro sitio donde comprártelo.

8.- El regateo es para los Zocos de Estambul, si te he dicho que vale tanto, has confirmado en el catálogo que vale tanto e incluso en mi web has visto que vale tanto... ¿Dónde está la confusión?

9.- Que tarde poco en arreglarte el ordenador, o que lo haga delante de tuya, no implica que sea poquita cosa y no tengas a bien pagarme. Antes no funcionaba, ahora si, ¿Vemos la diferencia?

10.- Se agradece que vengas a comprarme, no sabes cuanto, que para eso estoy. Pero en ningún sitio he leido que por la compra de un ordenador (o dos o cien) tengas derecho a mantenimiento perpetuo gratuito.

11.- Si se rompe tráemelo o llámame que te oriente. No me lo traigas después de que catorce primos tuyos que saben muchísimo le hayan metido mano a un simple error al ejecutar tal programa: será tarde, seguramente, y me recriminarás por haber tenido que tomar medidas desesperadas.

12.- (Esto ya es personal) Se perfectamente que cojeo, no me lo repitas una y otra vez cada vez que me contestas "no" a "¿Desea usted algo más?" y luego me hagas volver a pasearme para coger un ratón una vez te he sacado el ticket.

Si cunples todo esto o parte, yo me comprometo a:

1.- Atenderte con toda la simpatía de la que sea capaz (no es mucha, pero algo es algo)
2.- Tenerte el equipo reparado lo antes posible y avisarte cuando esté.
3.- Aconsejarte sobre qué producto te vendría mejor, aún a costa de hacer una venta inferior.
4.- No cobrarte por alguna reparación menor como "acto de cortesía" a tu confianza.
5.- Y sobre todo, lo más importante, no hacer un post sobre lo que mal/bien que lo he pasado reparándote el equipo.


Todo esto que he dicho tiene una validez de tres minutos pasados los cuales ya puedes entrar a la tienda con un tono de voz directamente proporcional al número de personas que haya para decirme "vaya mierda de TDT que me has vendido, ayer me quedé sin ver el partido del plus".

Salud y suerte

2 comentarios:

Pantufle dijo...

Jajajaja, Qué paciencia!!!! Eres mi héroe ;)

El_Rafa dijo...

No hombre, no. Ni mucho menos héroe. El único mérito que tengo es cumplir la ley, y mientras el homicidio sea delito seguiremos así por los siglos de los siglos...