jueves, 2 de abril de 2009

Globalización (o la Familiaridad de lo Lejano)

Tal vez me he excedido en lo de globalización, pero no se me ocurría otra palabra mejor para definirlo.

El caso es que esta mañana he estado por Málaga, que no es que sea Minneapolis pero para mi todo lo que sean más de 10 km ya me parece un pasote.

Estaba, como decía, por Málaga. Aparco el coche donde buenamente puedo y salgo a patita (si, en singular, por que andar andar sólo con una, la otra renquea) hacia mi destino sin saber muy bien dónde cae.

Evidentemente no conozco a nadie en Málaga. Bueno, a alguien si, pero ni idea de en qué zona estaba ni por cual suelen andar ellos.

Así que tiré p'alante como los de Valencia (¿?) y entonces algo extraño ocurrió por ese barrio donde andaba:

Pasó una furgoneta de DHL, pero no era mi Javi, que me reparte todos los días, y con cara de gilipollas me quedé mirando al conductor, bastante extrañados ambos. Luego pasó un camión de reparto de San Miguel, y no era mi Felix (vale, que lo ha dejado ya, pero todavía me giro cuando veo uno).

Qué extraña sensación, estaba a tomar por culo (insisto, más de 10 km es muuuu lejos para mi) y sin embargo me sentía andando por mitad del pueblo.

Son las cosas de la globalización, que se ve que algo bueno tendrá.

Y aquí termina la digavación de hoy, que no estoy especialmente inspirado y solo se me ocurren chuminás, cosas de la caló, seguramente.

Salud y suerte

1 comentario:

Ángel Raúl dijo...

Vaya tela..eh??
llevas un par de articulillos que no te estás matando eh vagueteeeee!!!!! menos andar por ciudades raras y más bloggear que es lo que se lleva ahora..!!!