jueves, 28 de mayo de 2009

De "Postre" un cuento... y de beber albóndigas

Liadillo que está uno últimamente, eso es bueno, y mira tu por donde que estamos ya a jueves y todavía no había mirado de qué iba el Postrelato de esta semana.

Pues ahí va, a ver qué os parece.



"Mi mejor fotografía también fue la más difícil.

Primero buscar el emplazamiento. Eso no me costó mucho. En Almería tenía todo lo que buscaba y más. Tuve suerte de dar con unos días de viento, que le dieron a la foto un aspecto más... real.

En segundo lugar buscar a los modelos. La verdad es que casi daba lo mismo que fueran unos u otros, así que me decanté por mi amigo Jacinto y su hermano, ambos de metro ochenta, que le daban un aire más profesional al disfraz.

En una tienda de todo a cien encontré el resto de atrezzo: banderas, lonas, cajas vacías y latas. Con todo eso y la arena propia del desierto en el que me encontraba tenía ya un escenario exactamente igual al que había en mi cabeza.

Ahora sólo faltaba esperar que se hiciera de noche. En la penumbra y con un par de focos bien colocados la imagen era perfecta, así que me dispuse a disparar.

Con al menos cuarenta fotografías volví a mi estudio para darles una limpieza de cutis digital.

Al final de entre todas me quedé con dos. Magníficas para mi gusto.

¿Que dónde está la dificultad? Bien es cierto que apenas me costó un par de días, un par de cervezas y un par de euros hacer esas fotos; lo que realmente me costó trabajo y esfuerzo fue publicarlas.

Tardé lo mío, todo hay que decirlo: ir de una agencia a otra, de un periódico a otro, pidiendo favores a antiguos jefes y compañeros de trabajo, etc... pero por fin pude hacer mi sueño realidad y vi mi foto publicada en primera plana.

¿Que qué foto era?

Caramba, ¿Todavía creéis que la NASA puso al primer hombre en la luna? No señores, no: fui yo."




Salud y suerte

miércoles, 27 de mayo de 2009

Ensayo-Error, Método Perfecto para Regalar

No se si se llamará morro a secas, morro 2.0 o como sea, el caso es que la gente en ocasiones tiene más rostro que lomo, y eso provoca una hinchazón genital de tres pares de ídem.

Estamos en época de comuniones. Un acto ya más social que religioso, a partir del cual los comulgantes pueden decir tacos y enseñar la ropa interior por encima del pantalón.

Y hay que hacer regalos. Y vaya regalos, que en mi época nos dábamos con un canto en los dientes por recibir un Casio PT10 con el que interpretar la música de BIG a golpe de índice. Ahora por memos de un MP4 o 5 o 7000 no se menea nadie.

Peor hay un gran problema: la falta de imaginación. Y esta falta de imaginación unida al desdén de la gente provoca situaciones como esta:

Cliente: Buenas, quería un MP4 para una comunión...
Yo: Pues mira, tienes este que hace bla bla bla bla ...
C: Vale me lo llevo. Si no le gusta o le regalan otro... ¿Te lo puedo devolver?
Yo: Hombre, si le regalan otro que lo devuelva el otro, y si no le gusta... mala suerte, pregúntale si le gusta o no antes de comprárselo.
C: Ya, pero es que... su tio le ha comprado uno en Graná, y claro, no lo voy a hacer bajar de nuevo para devolverlo, te devolvemos este que tu estás más cerca.
Yo: Lo mismo de cerca que estaba a la hora de comprarlo, así que no es excusa. Sólo te lo cambiaré si no funciona, si yo compruebo que no funciona, claro.

Y ahí un rato de discusión.

A ver, jomío, ¿Sabes lo que le vas a regalar o simplemente has oido tiros por ahí? Piénsatelo, preguntale a los padres lo que el niño tiene o deja de tener, lo que le gusta o no, en fin, cúrratelo un poquito. Lo que no puede ser es que me compres cuatro artículos para ver cual le gusta y devolverme los tres restantes. O lo que más me toca las narices, si me compras una cámara y resulta que le regalan otra... caramba, que devuelvan la otra, que parece que vas a putearme.

Y así año tras año. C'est la vie.

Salud y suerte

viernes, 22 de mayo de 2009

Si hay que fiar se fía,...

...pero dentro de unos límites.

Curioso cartel visto en un comercio de por aquí.

(Click para ampliar)

Por si no se lee bien dice: "Se fía a mayores de 99 años acompañados de sus padres".

Pues mira tu por donde, que puede ser que hasta fíen y todo.

Resulta (obvio fruto de una tarde soberanamente aburrida) que sí que hay un padre cuyo hijo tiene 100 años. Bien es cierto que es en la ficción y fruto de la imaginativa mente de un chaval de 11 años, pero algo es algo, quince minutos googleando tenían que dar su fruto.

Está en la página dos de este texto:

"ALYSSA GRUNOW– 11 AÑOS – 1ª CATEGORÍA
EL ANCIANO
Había una vez un hombre muy viejo, tenía 109 años. Con 84 años todo el mundo pensaba que iba a morir.
Pero vivió. Mañana cumple años, pero no puede ir a casa porque está en la clínica.
Ahora, en el año 2003 su hijo tiene 100 años y vive contento con su hijo. Yo pienso que eso es magia.
Hay muchas cosas mágicas.
El sol. El sol es mágico porque da mucho calor y es muy grande.
Las flores son mágicas porque se hacen grandes solas.
Los hombres son mágicos porque muchas partes de su cuerpo son muy inteligentes
"

¿Alguien necesita un documentalista para una revista, periódico, programa de televisión o simplemente disputa barítima?

Salud y suerte

Curiosa oferta de trabajo

Estaba ojeando la web del SAE (Servicio Andaluz de Empleo) y por curiosear un poco he entrado a ver qué tipo de ofertas de trabajo tenían.

Perplejo me he quedado al ver la siguiente:

(Click para ampliar)

¿A alguien le gustaría trabajar como "Persona"? Joder, si es que cada vez lo ponen más difícil. Primero empezaban a poner las ofertas en plan "políticamente correcto", por ejemplo: "Se necesita encargado de recogida y gestión de residuos sólidos urbanos". Coño, pon barrendero y terminamos antes.

Ya en informática ni te cuento, se mezclan encima con el inglés y es pa mear y no echar ni gota: "Se necesita SAP Junior Consultant Sofwtare Project Support". Tócate los huevos. Todo eso en lugar de poner "se necesita picacódigos contri más pardillo mejor, si total, le voy a pagar una mierda y va a hacer el trabajo de ocho..."

Y ya el culmen es la oferta de la imagen. Estamos acostumbrados a hacer de máquinas, eso si, pero... ¿de personas? ¿El trabajo consistirá en ser "uno mismo"? ¿Tendrán prioridad los que sean "más personas" que otros? ¿Debería de haber puesto "personas y personos"? ¿Bastará con el libro de familia o hará falta algún estudio más?

Claro que será un trabajo extraño, diferente a todos los habituales, ya que no habrá cabrones de jefe, perros de compañeros, buitres en el ejecutivo, ratas en el departamento de nóminas, murciélagos chupasanges en el comité de empresa, linces en la esferas más altas ni aves de paso como becarios.

El que quiera concretar más que se persone y pregunte.

Salud y suerte

jueves, 21 de mayo de 2009

Que vaya sano a la silla eléctrica

En un capítulo de House, el cabrón manipulador estaba curando a un condenado a muerte. Irónico, por que tenía que ir sanito a la silla eléctrica. ¿Se imaginan matar a un moribundo? Sería deleznable. Matar a un sanote tiene mucho más glamour.

Más o menos como House estaba yo esta semana. Un equipo que no era capaz ni de arrastrarse por el suelo. Finalmente conseguí entrar en el sistema, le hice unas cosas por aquí, otras por allá... y casi casi arrancaba. Luego cambié el casicasi por un casi siempre hasta que finalmente conseguí que todo fuera como era de esperar.

Árdua tarea. No es que mi trabajo sea muy cansino, tampoco estoy vareando olivos ni levantando tabiques, pero... para que os hagáis una idea ¿Habéis hecho alguna vez un Sudoku? Pues eso ocho u diez horas al día.

Evidentemente cuando tras tanto trabajo uno ve que el equipo va a las mil maravillas le entra un nosequedequeseyo que hasta se siente orgulloso y todo. Lástima que el resto de la humanidad no lo vea como un logro.

El caso es que el cliente viene a recoger su ordenador y le relato la lucha encarnizada que hemos tenido, hombre contra máquina. Una vez terminada la explicación me salta el cabezicalmendra:

Cliente: ¿Entonces se puede recuperar todo?
Yo: No hace falta. He podido salvarte el sistema, así que lo tienes todo funcionando a las mil maravillas.
Cliente: Bueno, eso me da igual. Lo que quiero ahora es que hagas una copia de mis foticos y lo formatées, que de todos modos iba un poquito lento.

Una fuerza sobrehumana hizo que no saltara por el mostrador y le insertara vía rectal el ordenador con su ratón y todo. ¿Se puede ser más mamón? ¿Por qué no me dijo nada? Ahora resulta que de todo lo imprescindible que cuando lo trajo había en el equipo, sólo son cuatro fotos lo que necesita. Manda webs.

Así que lo volví a meter en el taller. "¿No me lo puedo llevar ya? Joder, que llevas cuatro días con él". Así me gusta, tu metiendo el dedico en la yaga.

Al día siguiente vino a recogerlo y se encendió al ver la factura: "¿Todo esto sólo por formateármelo?".

Entonces pensé en la penitenciaría donde iban a ejecutar al tío que curó House. "¿Todo esto nos ha costado curar al preso? Si lo se te digo directamente que lo mates tu".

Pues haberlo dicho antes, mendrugopán.

En fin, voy a dejarlo aquí antes de que pueda arrepentirme de algo.

Salud y suerte

De "Postre" un cuento... y de beber albóndigas

Charlando con mi compañero de café y camarero de cabecera Raúl, me remitió a la web de RNE de El Postre, donde te dan una entrada de unas pocas líneas para que tu sigas un microrrelato. He de confesar que no tenía noticia del programa hasta ahora. Cada semana (creo) dan una entrada, se mandan los relatos y resulta uno ganador. No se qué le pasará al ganador, pero como la cosa es escribir para no anquilosarse, aquí os dejo el mío de esta semana.

Nada más leer la entrada... no pude dejar de pensar en mi queridísima Casandra, cuanto cariño le tengo.

"Olegario no sólo fue un as del presentimiento, sino que además siempre estuvo muy orgulloso de su poder. A veces se quedaba absorto por un instante, y luego decía: "Mañana va a llover". Y llovía. Otras veces le decía a algún amigo: "Mejor no cojas el coche mañana". Y en su ruta habitual sucedía un accidente. Así una y mil veces, valiéndole el aprecio de todos sus allegados que tomaban sus palabras al pié de la letra.

Y así fue hasta los treinta y cinco años. Aunque ese sábado ponían por la noche su película favorita, no dudó en ducharse, ponerse sus mejores galas y salir a la calle con los amigos. Algo le decía que conocería a una persona y ella cambiaría su vida.

Nada más entrar al Pub, una pelirroja de ojos azules se giró para recibirlo. Sin mediar palabra se acercó a ella, se cogieron de las manos y se miraron a los ojos. Parecía que se estuvieran hablando con la mirada. Sus amigos le llamaron para pedir las consumiciones y al darse la vuelta la preciosa pelirroja había desaparecido. No le dio más importancia y continuó hasta bien entrada la noche.

A la mañana siguiente advirtió a su madre para que no saliera a comprar el periódico. "¿Pero qué dices, acaso vas a hacer tu hoy la compra?" Poco después escuchó un frenazo de coche y un golpe seco. ¿Qué había pasado? Él lo había visto claramente, lo había predicho, como siempre, pero... ¿Por qué esta vez no le hizo caso?

Le dijo a su mejor amigo: "No compres esa moto de segunda mano" y al día siguiente los gastados latiguillos del freno se rompieron dando con sus huesos en la cuneta. Olegario no comprendía nada, nadie hacía caso a sus predicciones.

Salió de casa pensativo con el único fin de pasear cuando se topó con la pelirroja de ojos azules:
-Eres, tu, si, es culpa tuya. Desde que te conocí nadie cree mis predicciones.
-No te preocupes, te acustumbrarás.
-¿Cómo que me acostumbraré?
-Hace tiempo yo estaba como tu. Veía el futuro, lo predecía, pero nadie me hacía caso. Me volví loca y apunto estuve de quitarme la vida. Luego supe de la existencia de gente como yo, con mis poderes, pero que sí eran creidos por el resto, así que lo único que he hecho ha sido pasarte a ti mi maldición. Más adelante podrás hacer tu lo mismo.
-¿Estás loca? ¡Estás loca! ¿Cómo que me has pasado una maldición, si nisiquiera se quien eres ni como te llamas?
-Mi nombre es Casandra.
Y dicho esto, la hermosa mujer de ojos azules desapareció entre la gente."

Pues ahí queda la cosa.


Salud y suerte

lunes, 18 de mayo de 2009

Si es muda es muda, y punto.

Si es que nos vamos a parecer a los ingleses ya mismo, que se hartan de escribir letras que luego no pronuncian. Eso es un desperdicio y en estos tiempos que corren hay que minimizar gastos.

Y si podemos ahorrarnos la tinta de una letra... pues bienvenida sea, que hará falta para otros menesteres.

Si ya encima le sumamos el colorcillo discreto para que pase desapercibida... pa nota.

(Click para ampliar)

"Proibido pasar" en el mensaje original, lástima que el móvil no tenga gran angular.

Salud y suerte

Oye Tito

Inauguramos nueva sección, "Oye Tito", plagiando vilmente al "Oye Mamá" de Mariquilla, ahora que no nos oye.

-A ver sobrino, para escribir con imanes en la pizarra, dime cual es tu palabra favorita.

-3 años pesicola.

Palabra compuesta donde las haya. A ver quien tiene webs de analizar la frase.

Salud y suerte

jueves, 14 de mayo de 2009

Un "VISTA"zo a Ubuntu

Son los detalles los que marcan la diferencia. Mucha gente está migrando a Ubuntu como sistema operativo de escritorio: es gratuito, tiene de todo y no es difícil de usar.

Aunque siempre queda algún reticente, y por eso los de Ubuntu se han permitido dejarnos algún detalle que nos recuerde a nuestras vivencias con Windows Vista, por ejemplo.

Sin ir más lejos

Ubuntu (Click para ampliar)

¿Que Ubuntu no sabe contar el tiempo? Nada más lejos de la realidad, es implemente un detalle, una especie de "regalo" para que todos aquellos que vengan del win Vista se sientan un poco como en casa y se les haga más sencillo el cambio.

Windows Vista (Click para ampliar)

Para que luego digan los "Windowseros" que los "linuxeros" no tienen detalles con ellos.

Salud y suerte

martes, 12 de mayo de 2009

Sólo una Historia

"El caballero abandonó el campo de batalla una vez finalizada la contienda. Gustosamente se hubiera ido antes, pero ya se sabe, en la guerra hay que quedar bien. Al llegar al castillo algo le impidió entrar por el portón. Bajó la cabeza para ver asombrado como aún tenía una lanza que le atravesaba la rodilla, y al otro extremo de la lanza la mano de un enemigo hasta mitad del brazo. Es lo que tiene la guerra, que tantas ganas hay de irse que te llevas cualquier cosa.

Tendido en la cama, el caballero recibió la visita del mago del reino. El anciano con su larga cabellera blanca le dijo que no era nada. "Total, así cuando te haga falta una lanza la tienes a mano". Lamentablemente el caballero tenía serias dificultades al convivir con tamaño objeto enganchado a su rodilla. Al entrar a la cantina tiraba todos los vasos de la mesa de al lado, no podía sentarse en una piedra en el campo por que a los pocos segundos los pájaros usaban el palo como nido y luego olía.

Así que el mago del reino le dijo que visitara a un curandero de tierras lejanas en pos de una respuesta a sus súplicas. El nuevo curandero se veía un sabio extremadamente sabio, ya que sin siquiera mirarle a la cara le dijo que lo que le pasaba era un simple problema de convivencia, debería aprender a pasar sus días con ese trozo de madera en la pierna, que seguramente se acostumbraría a él y luego le sería imposible imaginarse una existencia sin tal apéndice.

De cualquier manera, el curandero lo remitió a su reino de procedencia, donde otro curandero experto podría concretarle un poco más. Y así lo hizo. El caballero limpió los restos de pájaro de su lanza y montó con cuidado en el caballo tuerto para volver a su castillo. El caballo estaba tuerto por que siempre le daba en el ojo con la lanza al subirse.

Una vez en su castillo vio al curandero, que resultó ser el de tierras lejanas, y este se alegró tanto de verlo que le dijo que se fuera a su casa y que lo dejara en paz. El palo era suyo, la pierna también, ¿Qué pintaba el curandero en todo esto?

Así que el caballero salió cabizbajo de la cueva del curandero. No quería pasar el resto de sus días con una lanza en la pierna, quería volver a montar a caballo sin lesionarlo, volver a entrar en una cantina sin tirar todo por los suelos, poder darse la vuelta en la cama sin descorrer accidentalmente la mosquitera, etc...

En su desesperación, volvió a visitar al gran mago del reino pensando que si podía cambiar su perspectiva del asunto tal vez encontrara una solución, pero poco más pudo decirle el canoso anciano.

¿Tal vez debería ir a un maestro armero a decirle que tenía una lanza con una rodilla dentro? ¿Tal vez el carnicero sabría como sacarla?"





Y aquí termina el relato chorra de hoy. ¿Qué sentido tiene? Pues que cuatro veces que he ido a ver a mi médico de cabecera me he encontrado con que no estaba y otro lo sustituía, y hartico que estoy de contar la misma historia una y otra vez... ¿Por qué no adornarla?

PD: Este último al igual que los otros me recetó antiinflamatorios. ¿Lo que no funciona en dos años lo hará al tercero? Por constancia que no se diga.

Salud (¿?) y suerte

Coartar hasta cortar

Estupefacto me quedé esta mañana cuando aún con el primer sorbo de café viajando gaznate abajo leo esta espeluznante noticia, que si ya lo de los tres avisos daba yuyu, esto es pa mear y no echar ni gota.

Evidentemente han pensado que lo mejor sería instalar un software que controlara las descargas de internet en cada ordenador. Pero ¿Qué un ordenador? Pues obviamente un ordenador es una especie de tele con Windows y teclado.

El problema viene cuando sea (esperemos que no suceda nunca) imposible navegar si no es con ese software. ¿Qué pasará con tu flamante teléfono móvil de última generación, tu consola de videojuegos, tu PDA, o simplemente tu ordenador con linux o Mac?

¿Es de ley negar el acceso a todo tipo de plataformas excepto una? Es más, ¿Después de llevar Europa años demandando a Microsoft por monopolio es lógico hacer de su plataforma el único modo de acceso a Internet?

O lo que es mucho más triste aún, ¿Saben los que han propuesto ese software el problema que puede ocasionar? Me juego el pezón derecho de Sarkozy a que no se lo han planteado. Claro, si no es con un Windows, es decir, con un ordenador... ¿Cómo te vas a conectar a internet? ¿Con la PS2? Anda ya, tontico, que tienes unas cosas...

Pero no hay que irse tan lejos, a Francia. Aquí por ejemplo no puedes saber las notas de tus hijos si uas algo que no sea Windows, ni estudiar oposiciones a gusto.

En fin, que no somos nadie... ni nos van a dejar serlo.

Salud y suerte

lunes, 11 de mayo de 2009

Cliente 2x1

Y es que con esta crisis todo son ofertas, hasta la clientela, para que veáis cómo cambian los tiempos.

Tengo un cliente que se dedica de manera pseudoprofesional a esto de la informática. Es el típico empresario de pro, cincuentón, que no ha terminado de cuajar en nada pero ahí sigue. Empezó en esto de los ordenadores bastante antes que yo (por motivos de edad, evidentemente) y sólo toca los palos que pueden dejarle más pelas, sin llegar a profundizar en nada. Calaico lo tengo, que me recueda a un ex-jefe.

El caso es que de vez en cuando viene a pedirme componentes sueltos, y a tenor de las preguntas que hace y las dudas que tiene nadie diría que es su oficio, de hecho se dedica más a la distribución.

Pero vayamos el grano. Las últimas veces que ha venido, curiosamente cada dos meses, ha entrado con prisas en plan "dame un condensador de fluzo por lo que valga, que lo necesito YA". Y ahí empieza lo entretenido

Cliente: ¿Tantos euros por un condensador de fluzo? ¡Pero si yo me los compro por la mitad de precio!
Yo: Pues cuando lo hagas cómprame quince a mi, si son tan baratos.
C: Es que no puede ser, te juro que están a mitad de precio.
Yo: Vale, lo que tu digas, pero me extraña mucho, este es de marca guarrifú y dudo que haya mucho más baratos... legalmente
C: Pues si, si quieres te traigo mis tarifas y lo ves.
Yo: No hace falta, si yo te creo, lo que podemos hacer es que yo te los compro y luego vienes tu a por el, así todos contentos.

A los dos meses vuelve preguntando por un cartucho de tinta, y vuelta a lo mismo, dos meses después un monitor, igual...

¿Realmente quería comprarme un condensador de fluzo, o lo que quería era hacerme una oferta? ¿No sería más fácil decir "vengo a ofrecerte tal artículo" que ponerse a gritar "qué caro, filgen santa" cuando hay gente en la tienda?

No se si es falta de educación, falta de cálculos, falta de vergüenza o lo que sea, el caso es que algo falta.

Y así va la tarde, entre los que no saben nada pero creen que si, los que no saben nada y no lo saben y los que saben lo que saben y punto, estos son los menos lamentablemente.

Salud y suerte.

jueves, 7 de mayo de 2009

Drakkar Moderno

Si los vikingos ponían en las proas de sus drakkars sendas efigies de dragones, sirenas y demás seres mitológicos, en la actualidad la cosa no ha cambiado tanto.

Ellos lo usaban para hacerse pasar por dragones durante sus viajes por el mar y así evitar ser atacados por los auténticos, y para amedrentar a sus enemigos que en caso de ver un dragón por ahí seguramente saldrían por patas.

En la actualidad evidentemente la razón de usar este tipo de escultura es meramente decorativo... ¿o no?

¿Cuales son los drakkar de nuestros días? Los coches.
¿Cómo podemos protegerlos? Pues poniendo en ellos algo que o bien asuste a quien intente acercarse o por el contrario que lo enternezca de tal manera que les resulte imposible hacerle cualquier daño.

Y ahí quería yo llegar, ¿Alguien sería capaz de darle un golpe a este coche durante un aparcamiento? ¿Quién podría ser tan desalmado?


(Click para ampliar)

Ay qué carita, ¡¡¡¡Si es que es para comérselo!!!!

Salud y suerte

miércoles, 6 de mayo de 2009

Te obligo a... ser libre para elegir

Resulta curioso cómo la gente desconfía cuando ve algo que más o menos se sale de lo habitual.

Esta mañana, sin ir más lejos, entra una pareja joven a la tienda, preguntando por un ordenador baratuno (o Low-Cost que se dice ahora).

Cliente: Buenas, estaba interesado en tal equipo que vale dieciocho céntimos (bueno, es un poquito más caro, pero así se aprecia el "lowcosteísmo")

Yo: De acuerdo. Mira, este equipo tiene tal y cual y te puede servir para esto y lo otro...

Cliente: Ajá, tendrá el Güindous Vista, ¿No?

Yo: Evidentemente no, sólo la licencia ya vale unos 90€, en estas versiones económicas viene preinstalado de fábrica Ubuntu.

Cliente: ¿Cómo que Ubuntu? ¿Eso que po**llas es?

Yo: Es Linux. Tienes tu sistema operativo con tu suite ofimática, programas de retoque, reproductores de música, etc... pero gratis.

Cliente: ¿Y no le puedo poner el Güindous? ¡¡¡No puedes obligarme a usar el que tú quieras!!

Aquí ya se me cayeron los pelos del sombrajo.

Cliente: Pues yo lo quiero con güindous, que todo lo que hay en el mercado es para güindous, y si me metes la mierda esa no podré hacer nada.

Yo: A ver si nos entendemos: el ordenador viene de fábrica con un sistema operativo gratuito para que sea más económico. Con ese sistema operativo que trae puedes hacer de todo y más, que te lo digo yo que lo tengo en casa desde hace tiempo. Otra cosa es que tu quieras güindous, en ese caso tendrás que pagarlo aparte.

Cliente: Anda el tío qué listo. Osea, que el que tu me pones si es gratis, y el que yo quiero no. Claro, ponéis uno que no sirve para nada y me obligas a comprarme un güindous en lugar de instalarme tu una versión de esas gratis que hay en internet. Qué morro.

Yo: Tres opciones tienes, tres: o bien usas Ubuntu que viene de casa con él, o bien te compras una licencia de güindous que yo gustosamente te instalaría, configuraría y cobraría o bien le instalas tu lo que te salga de tus santos cojones apetezca.

Cliente: Bueno, bueno, me lo pensaré.


Y salió por la puerta. No creo que vuelva, o tal vez sí, en cualquier caso es como para ponerse a pensar:

-El software libre es una cosa rara que usa la gente con gafas de pasta y bolis de colores en el bolsillo de la camisa.
-Güindous es la verdad, y Microsoft Office su profeta.
-Hay licencias de güindows a 90€ y otras gratuitas, tú eliges la que mejor te convenga.

Me apuesto su pié izquierdo a que vendrá en unos días y se llevará el ordenador con Ubuntu, por que un primo suyo le dirá que le instala el güindous gratis, no el que yo le ofrecía. Al día siguiente estará enfadadísimo por que no le va el audio y el equipo va lento, así que me lo traerá para que se lo configure y le cobraré por ello. Se enfadará por que "le he cobrado por arreglarle un ordenador que venía mal de fábrica" e indignadísimo saldrá por la puerta.

Seguramente también tenga que ir a su casa por que no le va el internet con "la mierda de equipo nuevo", no imprime, dice que "puede ser víctima de un delito", etc... y tendré que configurarle la red, instalarle impresoras y demás. Al final seguramente se ahorrará apenas 10 euros en comparación a si se hubiera comprado el ordenador con su licencia de güindous, pero qué le vamos a hacer, el ser humano es... como es.

Salud y suerte

sábado, 2 de mayo de 2009

Frikoteca 4ªed: "Muerte a 33 Revoluciones por Minuto"


Este mes presentamos una verdadera joya olvidada del cine, como casi todas las que en este ciclo ponemos (algunas son olvidadas y el resto defenestradas directamente). Se trata de Muerte a 33 Revoluciones por Minuto (Trick or Treat en su título original) que que mezcla a la perfección dos de las mejores creaciones del ser humano (¿Seguro que las creó el ser humano?): el terror y la música Heavy.

Tras la ¿accidental? muerte del músico Sammi Curr (Ozzy Osbourne) en un incendio con tintes satánicos, uno de sus mayores fans, Eddie, se siente profundamente abatido.

Entrando como Pedro por su casa en la emisora habitual, el Dj de turno le ofrece un regalo que no puede rechazar: el máster del último disco inédito de Sammi. Nadi lo ha escuchado nunca, y nadie lo hará por que no llegó a editarse. ¿Quién puede decir que no a una perla como esta?

El problema comienza cuando al poner el disco (vinilo, evidentemente), Sammi se manifiesta y...

El resto mejor verlo el día 17 de Mayo en el Casablanca a las 19:00. Hay mucha música heavy, terror, un poquito de gore, maquillaje de latex márca de la casa del terror ochentero y hasta se ve una tetilla. ¿Se le puede pedir algo más a una película?

Pues claro que se le puede pedir más: verla con los colegas un domingo por la tarde, ahí si es verdad que poco más se le puede añadir.

Nos vemos el 17.

Salud y suerte