miércoles, 27 de mayo de 2009

Ensayo-Error, Método Perfecto para Regalar

No se si se llamará morro a secas, morro 2.0 o como sea, el caso es que la gente en ocasiones tiene más rostro que lomo, y eso provoca una hinchazón genital de tres pares de ídem.

Estamos en época de comuniones. Un acto ya más social que religioso, a partir del cual los comulgantes pueden decir tacos y enseñar la ropa interior por encima del pantalón.

Y hay que hacer regalos. Y vaya regalos, que en mi época nos dábamos con un canto en los dientes por recibir un Casio PT10 con el que interpretar la música de BIG a golpe de índice. Ahora por memos de un MP4 o 5 o 7000 no se menea nadie.

Peor hay un gran problema: la falta de imaginación. Y esta falta de imaginación unida al desdén de la gente provoca situaciones como esta:

Cliente: Buenas, quería un MP4 para una comunión...
Yo: Pues mira, tienes este que hace bla bla bla bla ...
C: Vale me lo llevo. Si no le gusta o le regalan otro... ¿Te lo puedo devolver?
Yo: Hombre, si le regalan otro que lo devuelva el otro, y si no le gusta... mala suerte, pregúntale si le gusta o no antes de comprárselo.
C: Ya, pero es que... su tio le ha comprado uno en Graná, y claro, no lo voy a hacer bajar de nuevo para devolverlo, te devolvemos este que tu estás más cerca.
Yo: Lo mismo de cerca que estaba a la hora de comprarlo, así que no es excusa. Sólo te lo cambiaré si no funciona, si yo compruebo que no funciona, claro.

Y ahí un rato de discusión.

A ver, jomío, ¿Sabes lo que le vas a regalar o simplemente has oido tiros por ahí? Piénsatelo, preguntale a los padres lo que el niño tiene o deja de tener, lo que le gusta o no, en fin, cúrratelo un poquito. Lo que no puede ser es que me compres cuatro artículos para ver cual le gusta y devolverme los tres restantes. O lo que más me toca las narices, si me compras una cámara y resulta que le regalan otra... caramba, que devuelvan la otra, que parece que vas a putearme.

Y así año tras año. C'est la vie.

Salud y suerte

No hay comentarios: