jueves, 25 de junio de 2009

Extrapolando

Dado mi inminente cambio de estado civil, se hace necesario a su vez un cambio de vestuario, al menos para el día de la ceremonia.

Uno que entiende de trajes lo mismo que de capar ranas no tiene más remedio que acudir a centros especializados en busca de asesoramiento y explicándose de la mejor manera posible.

Mientras me atendían pensé ¿Esta gente tendrá también un blog donde pongan las anécdotas del día a día? ¿Cómo será? Supongo que algo así: "Me dice el cliente -yo es que quiero esta chaqueta- ya, le digo, pero es que va usted en pantalón corto y con chanclas, no creo que quede conjuntado y el nada, ahí empeñado en que tenía razón y blablablablabla"

El caso es que pensando en eso fantaseaba con la idea de haber entrado en la tienda de la misma manera que los ocasionales protagonistas de este blog lo hacen en la mía. Quedaría algo como:

-Yo: Dame un traje de mierda de esos que parece uno un enterrador (así, sin saludar ni nada, como tiene que ser).
-Tendero: Buenos días, caballero.Supongo que se referirá a uno de novio. ¿Qué estilo desea?
-Yo: Ni puta idea, yo no entiendo de esto, los trajes son caca, una vez un primo mío se compró un traje y al día siguiente le pilló un coche. De todos modos vengo con mi vecino que sabe de esto un huevo, se puso traje para hacer la comunión, con eso te lo digo todo.
-Tendero: Eeeeeee bien, de acuerdo (guardando la compostura, que esta gente es muy fina). Pase por aquí y le enseño algunos modelos para ir guiándonos.
-Vecino: Pero que sea negro, Eh? que vosotros sois muy espabilados y seguro que le quereis encasquetar uno amarillo.
-Tendero: aquí tiene varios modelos en negro, este de corte tal, este otro tal vez le venga mejor al tener el nosecuantos de esta manera (¿Se nota que no entiendo mucho de esto?)
-Yo: Me la suda, el más barato.
...

aquí un rato de charla, que evito para no aburrir.

-Tendero: Bueno, pues aquí tiene su traje, son 500 euros.
-Yo: Y una polla, 300 te doy y gracias.
-Tendero: Disculpe señor, pero como ha visto a lo largo de esta hora que le he estado enseñando trajes, el pantalón vale tanto, la chaqueta tanto, la camisa, el chaleco, la corbata, los gemelos, el alfiler... hacen un total de 575, pero se lo dejo en 500
-Yo: Seguro que te ganas por lo menos 1000 euros con esta venta, no me vengas con esas. Y la corbata ya me la está regalando que si no me voy a la tienda de enfrente.
-Tendero: Está usted en su derecho.
-Yo: Pues que sepas que en la tienda de enfrente no me cobran el chaleco por que es de la mortaja de uno que se la quitaron al exhumarlo (lo siento, es la única metáfora que se me ocurría del "méteme el windows pirata y el ofis y ...") y además el traje es de rafia y cuesta menos de 80 euros.

y así me podría tirar horas y horas y horas y horas y....

¿A que resultaría inconcebible esta anécdota? Pues aquí, como diría John Rambo "Día a día, coronel Thruman, día a día."

Salud y suerte

1 comentario:

Pantufle dijo...

Jajajajaja, eres un crack!!! Suerte en tu búsqueda! ;)