miércoles, 29 de julio de 2009

El Tiempo es sólo una Ilusión

Y la ilusión sólo es un concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos. Eso así, a bote pronto.

El tiempo no corre igual para todos. Por ejemplo para mi corre ahora con bastante más glamour gracias al pedazo de Festina que luzco orgullo en la muñeca (es lo que tiene casarse, que pilla uno por todos lados).

Pero vayamos al grano.

Entra un basilisco hecho una clienta (¿O era al revés?) preguntando por su ordenador que seǵun ella llevaba un millón de meses en reparación.

Yo: A ver, señora, dígame a qué nombre se puso.
Clienta: Pues a qué nombre va a ser, al mío.
Yo: Ya, ¿Me podría recordar cual es? Cabezicalmendra que es uno.
Clienta: Pues María Talycual
Yo: Esto... aquí pone que lo trajo el viernes pasado, y hoy es miércoles, tampoco es tanto tiempo, ¿No? De todos modos ya está reparado.
Clienta: ¿Como que no es demasiado tiempo? Me lo llevé en enero, mi niño tuvo que "resentienarlo"... o como se diga al poco tiempo. Luego dejó de funcionar y esperamos a que viniera mi sobrino que sabe un cojón de pato sobre ordenadores, le dijo que era un problema de la memoria "plam" y tenía que traértelo. Así que en cuanto mi marido vino de viaje y el niño de las vacaciones te lo traje. Vamos, que no me digas tu a mi que ocho meses no es mucho tiempo.
Yo: En efecto, señora, lo es. Pero tenga en cuenta que yo lo empiezo a contar desde que me trae el ordenador.

Al final la señora se fue regurgitando un "Por que esto entrará en garantía, ¿No? Que ya te vale ocho meses para arreglarme un ordenador".

Así que al grupo del "desde que lo llevé no ha ido bien, pero no he podido venir antes" (véase una vez pasada la garantía) se une el de "falla desde hace un mes pero lo traje anoche".

Y así un día tras otro. ¿Nadie necesita alguien para cuidar jardines, recoger flores en el campo o cuidar ovejitas tocando la flauta? Que cuente conmigo.

En próximos capítulos hablaremos de los beneficios para la paz interior de los mantras "por favor" y "gracias", esas grandes desconocidas.

Salud y suerte.

No hay comentarios: