jueves, 30 de julio de 2009

Lo último en promociones

Viendo los anuncios en la tele o en la prensa, vemos que los supermercados hacen constantemente ofertas, y de todo tipo.

Algunas son completamente ilegibles: "llevándote cuatro, la quinta unidad a un tercio de la raíz cuadrada del peso neto de la segunda". Con dos webs. Hace años trabajaba montando tpv's en supermercados, y las ofertas eran un verdadero dolor de cabeza.

Pero los tiempos cambian, estamos en crisis. Ahora hacer ofertas supone una merma para el comercio pero la única forma de poder vender más. El cliente también piensa "¿Para qué carajos quiero yo cinco consoladores tambores de colón si con dos me apaño?"

Para eso están los cupones. Yo me compro lo que realmente me hace falta, pero con un descuento. Así si mola.

Pero la crisis hace que se le de una nueva vuelta de tuerca. Ya no es una rebaja por X unidades, tampoco un descuento presentando un cupón o similar, no, ahora directamente es darte dinero. Si, si, como suena.

Para muestra un botón.

(Clic para ampliar)

Dar lo que se dice dar tampoco es. Es prestar. Pero oye, ¿A quién no le viene bien que le presten mil (euros, se supone)? Ya vendrán tiempos mejores y podremos devolvérselos.

Así a vuela pluma vendrían de perlas para cambiar de moto, para el viaje de novios, no se... para comer...

Esto si que es una oferta en condiciones, si señor. ¿Para qué llevarse más unidades de las que se necesitan? ¿Para qué hacerme un descuento si yo lo que necesito es no tener gastos? Pues se dan pelas, claro que si.

Otra cosa es saber qué demonios es el "agua de plancha". ¿Mojas la ropa y se seca planchada? ¿Es una agua especial para meter en la plancha? ¿Mi plancha será compatible con este agua? ¿Tendré que actualizarme de plancha?

Tantos y tantos misterios... pero los mil euros para mi, que buena faltica me hacen.

Salud y suerte

No hay comentarios: