lunes, 10 de agosto de 2009

El Neumático que se "Pega" a la Carretera

Que el calor derrite el asfalto es una cosa bien conocida por todos, y lamentablemente el efecto que provoca es que se convierte en una verdadera pista de patinaje. Vas por la calle andando y se nota como la calzada tiene un brillo similar al de mi calva recién frotada y encerada.

Y eso acojona y mucho. En una rotonda ni te cuento, la moto culeando cual Nacho Vidal en sus mejores tiempos. Hay que ir muy despacio, sacando el cuerpo de la moto por no tumbarla.

El único punto de contacto de un vehículo (moto en este caso) con la carretera es el neumático. Aunque si este falla habrá otro punto de contacto más doloroso, el culete del motero en cuestión.

Por eso se hace imprescindible la inversión en unos buenos neumáticos que se agarren sin problema, que te permitan frenar sin patinar y mantengan tu culo en el asiento que es donde debe de estar.

Mi moto al estar mucho tiempo parada (apenas la saco una vez a la semana, como mucho y sin que le de ni tiempo a calentarse) tiene ya los neumáticos aburridos y faltos de costumbre. Trabajan poquito y eso se nota bastante hasta que están bien calientes.

Así que estaba pensando en sustituirlos por otros nuevos que me den más seguridad. Unos buenos buenos, que se agarren al asfalto como Bruce Willis al trasero de Cybill Shepherd en Luz de Luna.

Pues por fin los he encontrado. A fuerza de fijarme en los que usan las motos por el pueblo (en los catálogos son todos preciosos y cojonudos) he dado con el más seguro que existe ahora mismo en el mercado:

(Clic para ampliar)

¿Son seguros o no? Se agarran más al suelo que Paco Umbral a la promoción de su libro.

Es que ver las cosas con los propios ojos es la mejor manera de saber si algo realmente funciona o no.

Ala, mañana encargo dos.

Salud y suerte

No hay comentarios: