miércoles, 30 de septiembre de 2009

Puertas al Cielo

Al campo no se le pueden poner puertas. Lo sabes tu, lo se yo... vale, la $GA€ no ni otros tantos, pero la "gente normal" si.

¿Y al cielo?

Como comenté hará unos días estamos en otoño y cuando buenamente le apetece pues le da por llover. Bien podría darle por hacer barra libre todos los días, o por la paz mundial (por ejemplo) pero no, si vamos a lluvia vamos a lluvia.

¿Qué podemos hacer? Ya hemos visto que arreglar las calles no sirve para nada. Si el agua dice de tirar por un lado, tira por ese lado. Lo mismo es que haya una casa o veinte, que haya una avenida o dieciocho autopistas, si dice de pasar: pasa.

Aunque aquí somos mucho más listos que el agua. Viendo que no podemos hacer nada una vez que cae en el suelo... ¿Por qué no atacarla antes de llegar?

Pero... ¿Cómo? Pues muy sencillo: ¿Qué es lo que más amedrenta a cualquiera? ¿Qué te haría variar tu camino por no poder cruzarlo? ¿De dónde huirías atemorizado si te diera el alto la guardia civil?

Efectivamente: una alambrada. ¿Quien osaría profanar un nudo gordiano de alambre?

Así que manos a la obra y hemos vallado el cielo. Y que caiga lo que caiga, que llueva lo que llueva, que como se salte la alambrada allí que acudirán raudos y veloces los municipales con sus nuevas motos.

(Clic para ampliar)

Vale, lo reconozco. Está lloviendo a cántaros y la gente no sale de casa, es normal que me aburra un poquito, ¿No?

Salud y suerte

jueves, 24 de septiembre de 2009

El Día de la Marmota

Tal vez a raíz de este artículo en el blog tengáis una idea equivocada de Alcalá. Tal vez estéis pensando "caramba, allí siempre están de fiesta, siempre es sábado, siempre de conciertos y de parranda".

Nada más lejos de la realidad. Aquí, como en cualquier otra localidad, se trabaja todos los días. Los comercios de lunes a sábado, las fábricas todos los días, las panaderías todas las noches, ... vamos, que se trabaja como en cualquier lado.

O no, de hecho hasta se trabaja más.

¿Qué la feria empieza un día entre semana y hasta el viernes no es festivo? No hay problema, previendo la pérdida de un día laboral nos sacamos otro de la manga, para que no se pierda ni una hora de trabajo:

(Clic para ampliar)

Así que tras el día 23, miércoles, el excelentísimo nos obsequia con un precioso día 24, miércoles también. De esta forma cuando llegue el viernes y no abramos los comercios habremos realizado ya nuestro cupo de horas semanales.

Ayer comenzó oficialmente la feria de san mateo (o de septiembre como se llamará en próximas ediciones) y desde hace un mes los "carteleros" tienen ya una cogorza que no saben ni en qué día viven.

Esta, ni más ni menos, es la apasionante vida rural. Te acuestas un días por las buenas pero te duermes pensando... ¿En qué día me despertaré mañana?

Salud y suerte

sábado, 19 de septiembre de 2009

Carnet de Manipulador de Ordenadores

Al igual que con los coches y motos, con los ordenadores deberían de hacer lo mismo: si no tienes el carnet no los puedes usar.

El carnet de conducir es un invento de los mecánicos, no crean que es por seguridad vial ni mucho menos. Antiguamente, cuando no existía, tu llevabas el coche (de esos que se arrancaban con manivela) al mecánico, te lo arreglaba y le dabas las gracias. Si el muy canalla intentaba cobrarte le decías "pero hombre de dios, si namás que has apretado un tornillo" y tan contento para casa.

Al poner en funcionamiento el tema de los carnets la cosa cambió. Ves algo de mecánica y dices "cojoncios, qué cosa más complicada" y la siguiente vez que vas al mecánico te atreves a decir palabros del tipo "arbol de levas", "juntaculata" y demás. Aprecias más su trabajo por que eres consciente de su función y le das los euros besados sabiéndote inútil para una autoreparación.

¿Alguien lleva el coche al taller por gusto? Nadie. Tiene que estar cayéndose a pedazos para llevarlo. ¿Por qué? Por que sabemos que es un trabajo de gran importancia, que no sabemos hacer pese a conocer por encimilla en qué consiste y que tenemos que pagar lo que vale.

Con la informática pasa lo mismo. De hecho lo contrario, para ser exactos.

¿Que el portátil una vez no arrancó, allá por primeros de año? No hay problema. Lo llevas a la tienda y, aprovechando que el dependiente está atendiendo a otro cliente, lo vas enciendo sobre el mostrador para "ahorrarle" el trabajo.

¿Que no era nada? Pues menos mal, todo se queda en el susto. ¿Qué era algo? Nada, hombre, ¿Cómo quieres que te pague si apenas le has dado a tres botones?

Pues eso se va a acabar. Hay que sacar el carnet de manipulador de ordenadores, sin el cual serán reprendidos todos los que hagan uso de cualquier equipo informatico sin su correspondiente licencia.

A1: Para teléfonos móviles con software propietario hasta soporte Java y/o consolas portátiles.
A: Para teléfonos móvies con sistema operativo y/o wifi, netbooks, gps y consolas fijas. Opcionalmente para ordenadores de Apple (que como no se rompen no hay problema).
B: Para equipos de sobremesa domésticos con acceso a internet y portátiles domeśticos.
B1: Para equipos de sobremesa y portátiles de uso doméstico y/o oficina.
C: Para estaciones de trabajo y/o equipos de edición de vídeo/audio/imagen.
C1: Para estaciones de trabajo y/o equipos de edición de marca.
D: Para equipos exclusivos de jugones, servidores de hasta 1000 euros.
D1: Hasta el infinito y más allá.

Más o menos esta sería la clasificación de los permisos.

El temario teórico sería algo así:

1.- Nociones básicas: Apagar y volver a encender, nuestro as en la manga.
2.- Seguridad en Internet: tetas y culos en un correo del banco no puede ser bueno.
3.- Instalación y mantenimiento de programas: siguiente, siguiente, siguiente, siguiente, siguiente... formatear.
4.- Telcas que evitar: F1, es un virus que incluyen todos los programas.
5.- Instalación de hardware: si no cabe algo haces mal, ¡Empuja!
6.- Antivirus y limpieza del PC: Antivirus incluye la palabra "virus", así que cuanto más lejos mejor.

Luego en el apartado práctico se realizarán tareas como las siguientes (no intenten hacerlo en casa, amiguitos, a no ser que sea con la supervisión del vecino que sabe tanto):

1.- Instalación completa de un sistema operativo en un portátil con la batería gastada y sin cargador. (No se extrañen, me sucede muy amenudo).
2.- Acumulación de antivirus, cuantos más mejor.
3.- Puesta a punto de los troyanos y spywares. Si se estorban los unos a los otros no funcionan bien.
4.- Preinstalación del Ares, Emule y demás antes de terminar de instalar Windows (increible pero cierto, a algunos en media hora les cunde más que a mi en un día).
5.- Borrado aleatorio de archivos del sistema. Para ahorrar espacio y que quepan más películas.
6.- Intercambio de pen-drives entre colegas, conocidos, vecinos o demás viandantes. No hay que acumular virus, lo mejor es compartir.

Una vez pasados los exámenes se entregará un diploma acreditativo así como el correspondiente carnet.

Y tras haber estudiado un poquito y haber pasado el mal trago del examen, seguro que no entra maś gente diciendo:

-"¿¿Seis euros por un ratón?? Pero vienes a mi casa y me instalas tu, ¿Eh?"
-"Vengo a que me instales el antivirus. Yo he probado pero no hay manera, no se si darle a siguiente... a cancelar..., y ahí me quedo."
-"Aquí te traigo el portátil. Se me perdió el único cargador que tenía hace un mes y un par de días funcionó, ahora no me explico por qué no arranca."
-"No, si yo no me conecto a internet, sólo al tuenti y al ares."
-"Mi Windows no es pirata, es de esos gratuitos que te descargas del emule".
-"Dice mi vecino que no me va el intenné por que la placa base es de amplitud polivalente, que me des una de amplitud ecuánime".
.....

En fin, siendo sábado hay que entretenerse en algo.

¿Cuantos de vosotros se sacaría el carnet a la primera?

PD.- A los usuarios de Linux se le convalidan las asignaturas de antivirus, que serán reemplazadas por la de "mi distro es mu chula y la tuya una mierda" y una práctica especial de "fondos de pantalla humillando a Bill Gates".

Salud y suerte

viernes, 18 de septiembre de 2009

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Saaaaabado en la Noche!!!!!!!!!!

Algo así cantaban cuando yo era mozuelo. Y es que la noche del sábado siempre han sido lo más esperado de la semana. Mucho más aún que la ducha del domingo, el corte de uñas del viernes o el afeitado jueves si jueves no.

El sábado tiene algo especial. Un punto a lo Tony Manero que hace que todos nos vistamos con nuestras mejores galas, saquemos al aletargado hortera que llevamos dentro y salgamos a comernos el mundo. Todo sea que el mundo se nos desayune al día siguiente, que a ciertas edades la resaca de un sábado dura hasta el siguiente.

En sábado todo vale. Puedes salir de heavy o de popito o de hiphopero o de lo que sea, fijo que encuentras con quien alternar. Puedes salir a una cena romántica o a cerrar garitos a saco. Puedes ir a vinos o a birras, a chupitos o a copas. Lo que sea. Todo vale ¿Por qué? Pues por que es sábado.

Pero... como en todo, los sábados tienen un pero. El pero del sábado es que viene durando una media de 24 horas. Algunos llegan a las 30, otros se quedan en 15, pero más o menos son 24 las que dura.

¿Cómo solucionar esto? ¿Qué podemos hacer nosotros contra el tiempo y el espacio?

Pues muy sencillo: programas actividades.

Cuando hay conciertos, exposiciones o cualquier otra actividad el tiempo pasa más despacio. O si no por lo menos se disfruta más.

Como muestra un botón:

(Clic para ampliar, es importante)

¿No es una solución excelente?

¿Que no da tiempo un sábado a hacer algo? No hay problema, se programa una actividad para el sábado 26 y la siguiente para el también sábado pero 27.

¿No sería magnífico? Así da tiempo a todo y se puede aprovechar el día en condiciones.

¿Que no te da tiempo un sábado a ver cuatro conciertos?

No hay problema. Un sábado ves uno, luego te acuestas y cuando te levantes descansado seguirá siendo sábado para ver el siguiente, y el otro y el otro y...


PD.- Con todo el cariño, que no es por malmeter, sólo me hicieron gracia los carteles.

Salud y suerte.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Premios acordes con los tiempos que corren

¿Quién se alegraría hoy en día de recibir como premio una muñeca chochona? Evidentemente nadie, al menos nadie en su sano juicio. Es un artículo obsoleto, pasado de moda.

Los premios tienen que ir acordes con los tiempos que corren.

En el banco te dicen "te vamos a regalar una vajilla de porcelana". Pues vale, pero so mamón, dame primero la hipoteca que tenga al menos un sitio donde meter la vajilla.

Los regalos tienen que ser útiles, si no se desechan al instante y no se aprecia su valor.

Por ejemplo: estas en el bar y le echas un par de euricos a la tragaperras. ¿Qué te da? ¿Dinero? ¿Dinero en un bar? Fundido en menos que termina la máquina de cantar "La Cucaracha".

Un colega que escucha caer las monedas se te pone al lado: "el dinero del vicio es para los vicios" y no se hable más, un par de rondas a costa de la máquina. Y luego llegas a casa con menos pelas de las que tenías, por que a la ronda se sumaron 85903842950 personas más y tuviste que sacar del bolsillo.

¿Qué sería lo ideal?

Dar un premio más práctico que el dinero en efectivo. Un premio que no se fundiera solo nada más salir, que perdurara en el tiempo y se disfrutara más que el vil metal.

Y en este bar han dado con la tecla:

(Clic para ampliar)

Un saco de patatas. ¿A quién no le gustan las patatas? ¿Quién no ha comprado alguna vez patatas? ¿Quién puede prescindir de dicho tubérculo?

¿Lo veis? Es un premio útil, práctico y sobre todo que hace ilusión. No es lo mismo llegar a casa con telarañas en los bolsillos que con un saco de papas a la espalda.

Ay qué ricas.

Salud y suerte

Apple se recicla

Apple, gigante de la informática, da ejemplo allá donde va.

Equipos ligeros, modernos, con un diseño innovador, etc... Pero ahora da una nueva vuelta de tuerca.

Cuando digo reciclarse no me refiero a cambiar su ámbito de negocio y liarse la manta a la cabeza para vender por ejemplo...

(Clic para ampliar)
... moda.

No, me refiero a reciclarse del todo, tanto la empresa como sus equipos.

En estos tiempos que corren, los productos informáticos salen de fábrica prácticamente obsoletos, pero en Apple saben muy bien cómo cuidar a sus clientes y por eso, para ahorrarles molestias y concienciarlos de que una empresa tiene que ser consecuente con el medio ambiente, han instalado esta serie de contenedores:

(Clic para ampliar)

Así que ya puedes reciclar tu viejo Apple II (a no ser que me lo quieras dar a mi, te estaría eternamente agradecido) simplemente bajando a la puerta de tu casa.

¿Hay algo más cómodo?

Desde aquí todo mi apoyo a ese gran fabricante, y todo mi ánimo al resto para que aprendan a ser respetuosos con el medio ambiente.

Salud y suerte

martes, 15 de septiembre de 2009

Como siempre... otoño

Dicen los antiguos alcalaínos que aquí sólo hay tres estaciones: la del Invierno, la del Verano y la de Autobuses.

El que quiera saber que se compre un viejo, por que ¡madre mía! que paso hemos dado desde los 30 grados hasta los raspados 20 con lluvias, tormentas y granizo.

El otoño suele ser corto... o eterno, no hay término medio. O mañana hace un frío del carajo, de pañuelo, botas, guantes y pelliza; o estamos hasta enero con cazadora, chubasquero y zapatillas.

Pero como siempre... es otoño.
Como siempre la avenida de Andalucía se empantana en segundos.
Como siempre el agua se estanca varis centímetros en dicha calle.
Como siempre se harán obras faraónicas para impedirlo.
Como siempre serán en balde.
Como siempre los sauces (parque frente a mi tienda) emanarán albero hasta quedarse rasos y acequiados.
Como siempre se arreglarán mañana.
Como siempre será en balde.
Como siempre dirán/diremos que ha sido una cosa puntual.
Como siempre volverá a pasar lo mismo el año que viene... o el mes que viene... o mañana...



Tiemblo de pánico al ver llover así. Una conocida, hermana de un amigo de la familia, perdió la vida en un chaparrón de estos. Una boca de riego salió disparada dejando al aire un agujero cabrón capaz de comerse al más pintado.

Cada vez que caen cuatro gotas de más vuelvo a ver la avenida empantanada hasta los locales comerciales, el albero de Los Sauces corriendo calle abajo, las alcantarillas rezumando agua en lugar de tragarla, los coches levantando una columna de agua que más valdría rodearla que saltarla. Siempre lo mismo.

Hoy han sido cinco minutos escasos de tormenta. Si hubiera sido una hora... seguramente estaría escribiendo este post desde una barcaza improvisada.

Dicen que el año que viene volverán a levantar la avenida, y el agua seguirá su curso natural: bajar por mi calle (de la tienda) e ir hacia la zona sur del pueblo. ¿Será la solución? Me juego el pescuezo a que los vecinos de la zona sur están sacando agua de sus cocheras en estos momentos.

En fin, contra la naturaleza no se puede luchar, pero tampoco imponerse ni hacerse el chulo. A ver si aprendemos, dejamos al agua correr por sus cauces, y nos amoldamos nosotros a ella.

Al fin y al cabo tiene bastante más experiencia que nosotros, estaba desde bastante antes de que el mono se pusiera corbata.

Salud y suerte.

Problemas de Terceros

¿A quien le gusta solventar los problemas de otros?

No me refiero a arreglarle algo a alguien, que ese es mi trabajo, sino solucionar un problema al individuo A causado por el individuo B.

-"Es que mi primo intentó arreglarlo pero lo tuvo que formatear y ahora no funcionan los juegos". Pues dale una patada en los cataplines a tu primo y le robas la cartera que pague él la reparación.

O peor aún, causado por alguna "gran compañía"

-"He llamado a timofónica por que no me va el intenné y me han dicho que es problema del equipo". Pues el equipo funciona perfectamente, te lo han dicho sólo para ganar tiempo mientras vuelven nuevamente a arreglar sus centralitas.
-"Es que ellos dicen que es culpa del equipo"
-Pues yo digo que es culpa de ellos

Pero claro, siempre es más fiable lo que diga una señorita al otro lado de la línea (y del charco casi siempre) que lo que diga yo. En ocasiones me he planteado venir a trabajar con traje para evitar estas cosas, pero no me venderé tan fácilmente.

Aunque todo esto está previsto, es parte de mi labor cotidiana. Ordenadores hay en todos lados y todo el mundo los toca. Un día llama el comercial que está instalando cierto programa diciendo que no funciona en tal ordenador. Pues ahí que voy y lo arreglo. Otro día el de telefónica diciendo que es problema del equipo, pues ahí que voy a demostrarle que la culpa es suya. Y así sucesivamente.

El problema es cuando esa tercera persona implicada no pertenece al "mundo de la informática" sino que es completamente externo.

Entra una clienta, torre en mano y prisa en el cuerpo:

Cliente: Te traigo el equipo. Me corre muchisísima prisa.
Yo: Pues ahora tengo faena, pero déjamelo a ver si esta tarde le puedo echar un vistazo.
Cliente: Imposible, tenía que haber sacado unas facturas el viernes y estamos ya a martes, lo necesito ya, pero ya ya.
Yo: Caramba, habérmelo traido el mismo viernes. Los lunes siempre se me llena esto, pero el viernes te lo podría haber dejado terminado seguramente en el día.
Cliente: Es que no he podido venir, he tenido el coche en el taller toda la semana pasada.

¿Y a mi qué me cuentas? Haberle metido prisas al del coche.

Lo mismo pasa con los electricistas o los del teléfono, si tardan una semana en montar la instalación o dejarlo todo funcionando no pasa nada. Pero eso si, una vez esté yo tengo tres horas para echar a andar los ordenadores so pena de muerte.

No se puede pedir premura sobre algo que no se controla. Imagínense una farmacia: !!!Tío, tío, tío, tío, dame siete cajas de condones ahora mismo que acabo de ligar con el la selección sueca de hockey femenino¡¡¡

Si es que hay cosas que sólo pasan en una tienda de informática.

Llegará el día en que nos tomen en serio, pero ya será tarde: tendremos bajo nuestro poder todos los hogares y oficinas, todas las agencias gubernamentales militares y civiles y grandes empresas, todos los aeropuertos y estaciones, todas las comunicaciones por tierra, mar y aire y ese día...

¡¡¡¡¡DOMINAREMOS EL MUNDO!!!!!

Mientras tanto...

Salud y suerte

miércoles, 9 de septiembre de 2009

¿Ahy de Ahber?

Última (de momento) aportación de esa mina de curiosidades que es mi colega Pedro.

(Clic para ampliar)

"AHY PERROS" Pero perros, perros, tanto que ni se han tomado la molestia de consultar un diccionario o un manual de gramática.

Claro, así está el pobre cánido leyendo el cartel y viendo que algo falla.

Aunque... ¿Cual sería la manera correcta de escribirlo?

Hay Perros: pues eso, que haberlos haylos, como meigas en Galicia.

¡Ay! Perros: tarde, tarde, ya se le ha llevado medio genital de un mordisco.

Ahí Perros: Como decía Igor en el Jovencito Frankenstein "allí lobos, allí castillo". Y si no mala suerte.

Pues ya tenemos debate para hoy: ¿Cual creéis que era la intención del autor?

Salud y suerte.

Excusas, excusas...

Hay actos que requieren de una excusa para ser ejecutados y otros que no.

Por ejemplo, para quedar a echar unas birricas con los colegas no hace falta ninguna, todo lo más decir "tengo sed: vamos". Pero sin embargo si que es precisa una excusa para otros menesteres.

Por ejemplo si quieres asesoramiento gratuito o simplemente intentar colar una reparación si que necesitas una excusa. Y buena.

Cliente: Buenas, ¿Me das un CD virgen?
Yo: Toma, es tanto.
Cliente: Vale. Por cierto... ya que estoy aquí... tengo un portátil que no se me conecta a internet y blablabla....

Llegar directamente preguntando no queda elegante, pero una vez que se ha convertido en cliente ya si. Es como en Corporación Dermoestética, la primera consulta gratis.

Luego están los que ni siquiera compran el cd.

Cliente: Buenas, ¿Tienes televisores de mil pulgadas con tdt integrado?
Yo: Pues mira, te puedo ofrecer tales modelos que...
Cliente: No, si era por gusto de verlos a ver que tal son. Por cierto... ya que estoy aquí... tengo un portátil que no se me conecta a internet y blablabla...

Excusa flojilla, todo hay que decirlo. Aunque al preguntar por un artículo ya es prácticamente cliente, y pasa a hacer uso del "vale por una consulta gratuita".

Y finalmente está el que sólo quiere la excusa para entrar. Abrir una puerta por gusto no mola, hay que tener algún incentivo.

Cliente: Oye, ¿Dónde me pueden cargar un mechero de gas? En el estanco de más arriba me han dicho que no tienen.
Yo: (Y yo que pollas se, si uso un zippo) Pues mira, si bajas por tal calle tienes uno...
Cliente: Es que soy del pueblo de al lado, ¿Lo conoces? ¿Conoces a Perico Pérez? Antes llevaba el tema de los móviles, pero cerró hace unos años.
Yo: Pues ni idea hijo mío. ¿Algo más?
Cliente: No... bueno, ya que has dicho lo de los móviles, al mío le parpadea la pantalla cuando le doy a tal botón y...

¿¿¿Que yo he dicho qué???

A eso lo llamo yo meterla doblada.

¿No sería más fácil entrar diciendo "perdona, tengo una duda a ver si me la puedes resolver"?

Mañana iré al taller: "¿Hay por aquí algún sex-shop? Bueno, es igual, el caso es que mi moto hace un clonk al meter 2ª...

Primero se desvía la atención y luego se ataca sin piedad. Take no prissioners.

Salud y suerte

viernes, 4 de septiembre de 2009

Pinkdurain Panther

El maillot rosa (esa penda que si vas en bici eres todo un ganador y si te la pones para salir por la calle una reinona) es la prenda que lucen los vencedores del Giro de Italia.

Pero hay deportistas que quieren ir más allá, lucir con más orgullo sus galas, y este es el caso de nuestro protagonista de hoy: Pinkdurain Panther.

¿Os suena el nombre?

Seguro que si.

Nuestro querido Pinkdurain no ganó ningún giro ni ningún tour, pero sin embargo se sentía todo un campeón. Era capaz de llegar a la oficina un cuarto de hora antes que Martínez, y eso que este último vivía a apenas medio kilómetro de los cubículos.

Cuando salía del Lidl con la compra semanal hasta la guardia civil tenía que escoltarlo por la cantidad de gente que se arremolinaba en torno suyo. Era toda una experiencia verlo con siete cajas de cerveza, cuatro de burritos mejicanos, dos estanterías para el baño, una para la cocina, un fax sin tinta, tres relojes con termómetro y barómetro, dos paléts de Kinder Sorpresa y el catálogo de la semana siguiente.

En definitiva, todo un personaje en su barrio.

De hecho la asociación de vecinos le regaló para unas navidades el mencionado maillot rosa.

Pero él, luchador nato con sangre de guerrero quería más. El maillot molaba, pero era poco. Un jabato como él requería algo mucho más grande, más llamativo, algo que desde kilómetros de distancia hiciera saber a las gentes que quien se aproximaba era Pinkdurain.

Así que ni corto ni perezoso aprovechó su viaje por Viena para buscar ese estandarte, ese tótem que marcara su magna presencia.

Y lo encontró, discreto cual Agata Ruiz de la Prada, paseando por sus calles. Desde entonces es todo un símbolo en su barrio y de hecho tiene hasta una estatua en la plaza del pueblo.

Para los que no conozcais a Pinkdurain Panther, he aquí su flamante y nueva bicicleta:

(Clic para ampliar)

Cuando estéis de paseo o de viaje por esos mundos de dios y veáis semejante artilugio no tengáis reparo en acercaros y saludarlo, nuestro querido Pinkdurain seguro que agradece el detalle.

La foto es de mi viaje de novios en Viena, y el resto no es más que una excusa para colgarla: mitad demencia senil mitad aburrimiento.

Salud y suerte

martes, 1 de septiembre de 2009

... y Matarme Contigo si te Mueres


"Yo nunca me casaré", "si lo hago algún día será en vaqueros y con una camiseta de los Iron Maiden", "nunca abriré el hortera y vetusto baile", etc...

Todos hemos dicho (y todas) estas cosas una y mil veces. De jóvenes, evidentemente, por que a ciertas edades empieza uno a madurar. De hecho yo estoy planteándome empezar a pensar en maquinar el inicio de la primera fase del módulo A de mi proyecto de maduración. Sin prisas, que hay tiempo para todo.

Pues si, aunque de primera me sonaba raro (y me sigue sonando) me he casado. Y no solo, sino con la mejor mujer que he conocido.

Ceremonia civil sencilla adornada con las mejores galas que se pueden tener en una circunstancia así: la familia y los amigos.

Nati abriendo la tanda de lecturas, Maripaz sabineando la ceremonia (en cuanto me pase lo que leyó lo cuelgo aquí, que tenía su aquel), Eva con un poema precioso y como postre el peculiar comienzo y musical final de @juanlarzabal como se le conoce por estos interneses.

Todo esto aderezado con la BSO de "El Piano" y finiquitado con los "FeedBack", grupo que lamentablemente no muchos conoceréis por tener sólo una maqueta y haber desaparecido como grupo. Tal vez cuelgue un día la maqueta por aquí, previo permiso de los componentes.

Y luego a comer y beber, evidentemente, que una celebración sin cerveza y vino es como un concierto de los Guns'n'Roses sin hostias.

Llegamos al fatal momento. Yo no quería, de hecho estábamos de acuerdo en un principio, pero claro, la gente te dice que si, que cómo va a ser que no abramos el baile, que si tal que si cual y al final pues se pica uno.

¿Qué música poner? Un vals no, que no esta la pata para tanta vuelta y es un poquito rancio (ya no, que tras escucharlo en el mismísimo Viena toma un tinte especial).

Una opción era Jimmy Hendrix, "The wind cries Mary". Un tema lento, tranquilo y con su toque de guitarra eléctrica, para salirse un poco de lo habitual.

Pero no, había que sorprender a la novia que, con tanto lío de organización, dejó en mis manos el aspecto musical.

Y ahí estábamos los dos, con cientos de ojos escudriñándonos, con menos ardiles para bailar que el rey para cantar rap, cuando el dj (cliente y sin embargo amigo) le dió al play...

Como habréis deducido por el título del post el tema era "Contigo", de Sabina. Cogidos en el centro de la pista empezaron a sonar las primeras notas de un piano dando paso a la guitarra acústica y la batería.

No es la primera vez que bailábamos ese tema juntos, en Úbeda vimos el directo de Sabina y Serrat y lo tocaron, pero esta vez era muy distinta. Y es que el Sabina es tan majo que como no pudo venir a la boda ni leer en la ceremonia dejó su intervención para el baile.

Así que ahí estaba yo: con traje, corbata, zapatos, calcetines negros de ejecutivo y encima bailando. Menos mal que tenía frente a mí una princesa de cuento con unas ondas en el pelo que sirvieron de modelo para las dunas de Túnez y un traje blanco que debería de verse desde la Estación Espacial Internacional. Quieras que no en esa compañía todo parece más fácil.

Y luego de viaje por Praga y Viena... pero es ya es otro cuento.

Hoy ya incorporado al trabajo reviso de vez en cuando fotos de la boda y el viaje, recordando aquellos tiempos en los que madrugaba por que me daba la gana, comía cuando me entraba hambre y dormía cuando tenía sueño. Aquellos tiempos que llamamos vacaciones y que sin duda alguna serán irrepetibles (o eso espero).

Este es el post mariquituso, no os creáis que será así desde ahora. En cuanto curre una semana tendré ya material para seguir quejándome de los clientes, los cacharros y la madre que los parió a todos.

Y es que en esta eterna lucha entre el bien y el mal, entre el técnico y la máquina, entre el dependiente y el cliente...

...Sólo puede quedar uno.

Salud y suerte