viernes, 18 de septiembre de 2009

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Saaaaabado en la Noche!!!!!!!!!!

Algo así cantaban cuando yo era mozuelo. Y es que la noche del sábado siempre han sido lo más esperado de la semana. Mucho más aún que la ducha del domingo, el corte de uñas del viernes o el afeitado jueves si jueves no.

El sábado tiene algo especial. Un punto a lo Tony Manero que hace que todos nos vistamos con nuestras mejores galas, saquemos al aletargado hortera que llevamos dentro y salgamos a comernos el mundo. Todo sea que el mundo se nos desayune al día siguiente, que a ciertas edades la resaca de un sábado dura hasta el siguiente.

En sábado todo vale. Puedes salir de heavy o de popito o de hiphopero o de lo que sea, fijo que encuentras con quien alternar. Puedes salir a una cena romántica o a cerrar garitos a saco. Puedes ir a vinos o a birras, a chupitos o a copas. Lo que sea. Todo vale ¿Por qué? Pues por que es sábado.

Pero... como en todo, los sábados tienen un pero. El pero del sábado es que viene durando una media de 24 horas. Algunos llegan a las 30, otros se quedan en 15, pero más o menos son 24 las que dura.

¿Cómo solucionar esto? ¿Qué podemos hacer nosotros contra el tiempo y el espacio?

Pues muy sencillo: programas actividades.

Cuando hay conciertos, exposiciones o cualquier otra actividad el tiempo pasa más despacio. O si no por lo menos se disfruta más.

Como muestra un botón:

(Clic para ampliar, es importante)

¿No es una solución excelente?

¿Que no da tiempo un sábado a hacer algo? No hay problema, se programa una actividad para el sábado 26 y la siguiente para el también sábado pero 27.

¿No sería magnífico? Así da tiempo a todo y se puede aprovechar el día en condiciones.

¿Que no te da tiempo un sábado a ver cuatro conciertos?

No hay problema. Un sábado ves uno, luego te acuestas y cuando te levantes descansado seguirá siendo sábado para ver el siguiente, y el otro y el otro y...


PD.- Con todo el cariño, que no es por malmeter, sólo me hicieron gracia los carteles.

Salud y suerte.

2 comentarios:

Mariquilla Siembargo dijo...

Es una genialidad. Un sábado de 48 horas y un lunes de 12, para redondear la mais portentosa ecuación do universo mondo :-)

www.elsinlugarfijo.es dijo...

Bueno ya sabes lo malo también se pega y con facilidad, si el ayuntamiento se equivoca, como no vamos a hacerlo nosotros, jaja.
muy agudo y te juro que como yo tenia tan claro el día que ni lo mire, jaja.
salud.