martes, 6 de octubre de 2009

El Maravilloso Mundo de los Cartuchos de TInta

El cartucho de tinta, ese gran desconocido. Esa pequeña cajita de plástico rellena de un líquido mágico que dibuja en un papel en blanco lo que quiera que le indiquemos.

Obediente, servicial, disponible... pero por otro lado carillo y realmente desconocido.

Casi todo el mundo tiene una impresora. Pero lamentablemente las impresoras no son como las películas de Steven Seagal, sino que cada una es distinta y por eso llevan distintos cartuchos.

Para ilustrar lo que digo nada mejor que la recurrente metáfora del mecánico:

Cliente: Buenos días, quería unas ruedas.
Mecánico: Perfecto, ¿Para qué vehículo?
Cliente: Es igual, dame unas cualesquiera y si no me van pues te las devuelvo.
Mecánico: Hombre, eso no se puede hacer. Trae el coche o bien dime la marca y modelo o simplemente el tipo de neumático que usas ahora.
Cliente: Si lo veo en una foto del coche lo reconozco. Es muy parecido a esos que tienes ahí.
Mecánico: Caballero, las fotos que usted señala corresponden a un Ferrari F40, un Nissan Patrol de los largos y un Seat Panda.
Cliente: Pues si, unos neumáticos para ese.
Mecánico: Insisto en que lo suyo sería ir a tiro hecho, tráigame el vehículo y se los miro yo.
Cliente: Enséñame todos los neumáticos que tengas, seguro que lo reconozco. Los míos son así redondos, negros... en fin, que los reconocería nada más verlos.

En fin, ese es el día a día del vendedor de cartuchos.

Por otro lado están los clientes con poderes psíquicos. Estos se plantan sus diez minutos de reloj frente a los lineales de cartuchos a la espera de una señal divina que les marque el correcto.

¿No sería más fácil venir cartucho en mano: "dame uno como este, pero lleno si puede ser"?

Aunque también para el tema de los cartuchos sirve la excusa de siempre: "No se qué impresora tengo, es que yo no entiendo de informática". Pues lée, coño, lée lo que pone y me lo chivas por lo bajini.

Tema aparte es que sean caros, que si en aquella tienda los rellenan, que si mi cuñado los compra en Gibraltar y salen más baratos... pero eso lo dejo para otra entrada por que pertenece al final de la venta del cartucho, y para eso queda aún muuuuucho tiempo.

Salud y suerte

No hay comentarios: