viernes, 2 de octubre de 2009

Lo Bello Frente a lo Práctico

El eterno dilema de siempre. ¿Qué es mejor, un elegante traje con su corbata, chaleco, camisa, gemelos, ... o un chandal y una camiseta?

Pues ni una cosa ni otra sino todo lo contrario. Para estar en casa cómodo, salir a pasear o el domingo por la mañana a comprar el periódico con una barra de pan en la axila pues el chándal. Aunque si lo que vamos es a una recepción oficial en el palacio de la Zarzuela casi que el traje.

Por otro lado hay cosas que no admiten mezcolanza. No te puedes (no se debe, que por poder...) poner un traje de Chocho Armani de a mil leuros la pernera y calzar unas zapatillas de paño, por muy de los Simpsons que estos sean.

Si hablamos de motos, de motos custom en particular, el baúl le sienta como a un santo dos pistolas.

¿Qué es práctico y útil? No te digo que no, pero feo con ensañamiento.

También hay baúles customizados. Forrados en cuero y tal que no quedan tan mal.

Pero yo siempre he sido práctico y aún de los que dicen eso de que "la belleza está en el interior". Para muestra un botón:

(Clic para ampliar)

Como se puede apreciar la belleza de este accesorio no está en que le siente mejor o peor a la moto, sino en lo bien que me van a sentar a mi estas birras viendo las carreras el domingo.

Y es que no es conveniente quedarse con la estética pura y dura. En ocasiones se hace necesaria una mirada profunda a lo que tenemos delante.

Es como un tío con bolso (yo, sin ir más lejos). La primera vez que lo vez dices "qué pinta de marpili tiene el tío ese" pero cuando vez que puede llevar un par de paquetes de ducados de repuesto sin que se le queden los bolsillos como a un marine en Irak... la cosa cambia.

Ahí queda el pensamiento de la semana: Hay que ver siempre más allá de lo que tenemos justo delante. Puede que debajo de una fachada desagradable se esconda todo un palacete modernista, o que después de la tapa de calamares refritos venga una de mojama.

La vida es así. Y conste que lo era antes de que yo llegara, así que culpa mía no es, me lavo las manos (metafóricamente, que todavía no es domingo).

Salud y suerte

2 comentarios:

Ángel Raúl dijo...

Te pues tomar una lata cada dos vueltas aprox. !!!!!!!!!!!!

El_Rafa dijo...

Y decían en el taller que mi moto era de "cuarto de litro". ¡¡¡Qué ilusos!!!