miércoles, 21 de octubre de 2009

Viajar en el Tiempo ya no Es lo que Era

El ser humano lleva viajando en el tiempo desde idems inmemoriales. Aunque normalmente lo hace hacia delante y al ritmo establecido, en ocasiones lo hace mucho más rápido o hacia atrás. Pegando jopás, que diríamos por aquí.

Pero como casi todo en esta vida, estos viajes ya no son lo que eran (o serán).

H.G. Wells y su Máquina del Tiempo se fue literalmente a tomar por culo en el tiempo. Primero viajó al pasado un día, otro, otro, y viendo que todo le sonaba decidió hacer hacia el futuro. Pero no un año ni dos, sino potrocientosmil y medio.

Eso si es un viaje en condiciones.

Luego tuvo muchos imitadores, pero (a mi modo de ver) la genialidad vino de la mano de "Regreso al Futuro".

Ahí no se viaja tanto. De los '80 a los '50 y volver en la primera, a 2000 y pico en la segunda y al 1800 y pico en la tercera. Bueno, no está mal, aunque tampoco es para tirar cohetes.

Introduce el término "paradoja temporal".

Con Wells, todo el mundo viajaba. Él no se veía al volver al fatídico día del accidente, sino que volvía a revivirlo. Con la salvedad de que nadie era consciente. Para él era otro día que era el mismo, y para el resto era la primera vez que lo vivían.

Con Regreso al Futuro viajan ellos manteniendo en el pasado sus "yos pasados", de manera de pueden verse a si mismos.

Más tarde (o temprano) con "Atrapado en el Tiempo". Al igual que con Wells él era el único que revivía una y otra vez el mismo día. Pero era él, no un él pasado ni un él futuro.

Así que de viajar miles de años hacia delante y hacia atrás, pasamos a hacerlo unas décadas o apenas un día.

Y ahora nos traen Fash Forward. Viajan seis meses. Joder, seis meses. Para eso te quedas en tu casa y no hagas nada. Además viajan sin saberlo. El resto de ejemplo que he puesto (menos en Atrapado en el Tiempo que tarda un poco en darse cuenta) son conscientes del viaje. Estos modernos no, estos lo son una vez que han vuelto.

Hemos pasado de conocer el destino futuro de la humanidad, tal vez su fin, a ver del futuro algo más de lo que dice el tío del tiempo. Es más, hemos pasado de ir donde queramos a hacer como en Perdidos y estar dando pingos temporales como un borrahco en feria.

Y es que estos ciajes ya no son lo que eran. ¿O tal vez no son lo que serán? Puede ser... si, tal vez hasta dentro de muchos años no descubramos cómo controlar estos viajes y volvamos a los tiempos de H.G. para hacerlos en condiciones.

Pues eso, que se dediquen los científicos y cineastas a los viajes largos, y nos dejen los pequeños a nosotros. Yo por mi parte ya tuve mi pequeño periplo temporal. Me desperté un día uno de enero convencido que de era todavía nochevieja. ¿Qué extraño proceso sufriría para semejante argucia temporal? ¿Agujero negro, agujero de gusano, brecha temporal, simple garrafón?

Salud y suerte

1 comentario:

Ana Blanca dijo...

Jajaja, qué buen post!