martes, 10 de noviembre de 2009

¿El sitio de mi recreo?

Los niños ya no juegan en la calle como antaño. Ahora se pasan el día metidos en casa delante de la tele con sus cerebritos "apleistesionados" y "anintendados".

Y no será por que no tienen ofertas fuera de sus hogares. Se pueden ir al parque (que está aún en obras) y jugar en los columpios como siempre se ha hecho. Además ahora tienen muchas más opciones y muchos más retos.

Por ejemplo pueden emular a Tarzán saltando de liana en liana

(Clic para ampliar)

Claro,que si a Tarzán le faltaran tantas "lianas" seguramente tendría ya la entrepierna regular de caer sobre las raíces de los árboles. ¿Qué misterio habría en tenerlas todas juntitas?

Aunque no todo es tan malo. ¿Qué emoción tiene columpiarse? Ninguna. Vas y vienes, subes y bajas. Ya está. Pues eso ya está resuelto con las últimas "remodelaciones"

(Clic para ampliar)

Lo que antes era un aburrido y ordinario columpio ahora es una mezcla entre columpio y puente tibetano, para que podamos imitar a Indiana Jones sin salir del pueblo.

Claro que si un columpio "normal" es aburrido, imagínense un balancín. Si, vale, juegas con otro y eso entretiene por que puedes charlar de tus cosas, pero es completamente bidimensional: o subes o bajas, no hay más entretenimiento.

También en esto han pensado los responsables del balancín y han decidido "tridimensionalizarlo" de una forma algo bruta:

(Clic para ampliar)

Así tenemos ya otra dimensión más, y a la vez que subimos y bajamos también podemos irnos hacia los lados. Lo más probable es que "ahociquemos" a la mínima de cambio, pero esto también está previsto. Una vez en el suelo podemos seguir jugando con nuestro amigo el de la liana, que aún se retuerce de dolor por nosequé hueso que se le salió al caer.

Con esta serie de "arreglos" tenemos una amplia gama de juegos modernos y dinámicos para que los chavales se despeguen de la tele y empiecen a jugar en modo 1.0 con otros de su especie.

Pero no basta con decir que tienen que ser juegos dinámicos, hay que demostrarlo. ¿Qué dinamicidad tiene un elemento anclado al suelo? La misma que tengo yo bajando escaleras, ninguna.

Sería una incongruencia querer despegar a los niños de la tele pegándolos al suelo donde están los columpios. Pero... ¿Cómo hacerlo?

Nada más sencillo:

(Clic para ampliar)

Nuevamente el problema resuelto con gracia y soltura (nunca mejor dicho lo de soltura).

¿De qué is quejáis entonces?

Tenemos los columpios más modernos del universo mundo. No solo se centran en el movimiento centrífugo del usuario, sino que aprovecha el desperdiciado y preciado suelo urbano como otro elemento más de ocio además de permitir muchos más movimientos que los habituales en este tipo de elementos.

Pero eso si, lo bueno no dura para siempre, así que corred como condenados a usar y disfrutar de estos columpios "del futuro" por que ya mismo habrá elecciones y seguro que los convierten o cambian en unos de esos monótonos y convencionales columpios de parque.

Salud y suerte

4 comentarios:

Rocío dijo...

Genial!!!!!!!!
Eres un genio de la pluma, ajjajajajajajja

Ángel Raúl dijo...

Joder...si para con dos o tres visitas que hagan los nenes a un parque en esas condiciones..ya están mas preparados para sobrevivir que el tío ese del programa de cuatro que se come los yerbajos y los jaramagos.. jejeje!!!

Rocío dijo...

Ya los han arreglado.
A lo mejor tú has influido bastante

El_Rafa dijo...

Jeje, nada me haría más ilusión, pero no creo que haya influido mucho.
Al menos aquí estamos, para denunciar injusticias, apoyar al débil y luchar contra el poder establecido... Dominaremos el mundo!!!!!!!