jueves, 31 de diciembre de 2009

Continuará...

Se acaba un año y comienza otro, que no deja de ser un día que da paso al siguiente pero un poco más a lo bestia.

Cuando era pequeño esperaba ansioso el momento en el que mi Casio DataBank cambiaba a la vez de segundo, minuto, hora, día mes y año. Era todo un acontecimiento. Años más tarde me dí cuenta de que podía reproducir ese momento siempre que me diera la gana, pero ya no tenía la gracia. Ese día perdí la inocencia.

Se acaba un año en el que no han sido pocos los cambios, pero con el regomello de quedo de que no hayan sido más. Todo se andará, pasito a pasito.

¿Qué espero del 2010?

Pues eso de "Virgencita que me quede como estoy" ya no vale, que uno tiene una edad. Así que habrá que ponerse las pilas en el dinero y la salud (del resto ando sobrado).

Con empollar en programación para hacerme un hombre de provecho y volver al ansiado bipedestrismo me daría con un canto en los dientes. Aunque si bien la segunda no depende de mi, en la primera habrá que apretar un poco los machos.

En cualquier caso ni me voy a poner a régimen para perder esos cuatrocientos kilillos que me sobran, ni voy a quitarme de fumar ni nada de eso. Lo que si pretendo es retomar el bajo y tocar con un mínimo de regularidad, y hacer lo que se supone que un señor de 33 añazos tiene que empezar a hacer en esta vida: juntar un buen mazo de cartas Magic para echar una partidica de cartas los fines de semana.

Aunque viendo cómo está el percal en este 2009, lo más sensato sería pedir un buen capote para el 2010 y un traje de luces. Ya que vamos a tener que torear otro año chungo por lo menos lo hagamos con clase.

Salud y suerte.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Un día cualquiera

Esta mañana me he levantado de un humor excelente. La pierna la tenía mejor que la de Leo Messi: sin rastro de dolor y con una flexibilidad y fuerza inusitadas. Así que he cogido la mountain bike para venirme a la tienda.

¿El tiempo? ¿Qué os puedo decir? Un soletón que daba gloria verlo y la temperatura justa para llegar con calorcito pero sin sudar en la bici.

Un cliente ha entrado nada más abrir: "Oye, que me paso dentro de un rato y así te da tiempo a encender los equipos y tomarte un café". A las 10 volvió:

Cliente: Muy buenos días, y felices fiestas antes de nada.
Yo: Felices fiestas, guapetón. ¿Qué se le ofrece?
Cliente: Pues mira, mi nombre es Perico de los Palotes, hace una semana me llevé un ordenador número de serie taytantos que me reparaste aquí con el número de parte taytantos catorce.
Yo: A ver, a ver... efectivamente, esos datos son correctos. ¿Qué le sucede?
Cliente: Seguramente haya hecho yo algo mal. El efecto es el mismo que la anterior vez que lo traje, se me reinicia antes de cargar windows. Aunque la causa, supongo, será distinta. Tal vez haya instalado algo que no debiera o me haya entrado algún bicho malo por internet.
Yo: No hay problema. Aunque eso si, con las fiestas de por medio tal vez se demore la reparación unos días más de lo deseado.
Cliente: Lo comprendo perfectamente. ¿Me podrías hacer un presupuesto de la reparación?
Yo: Por favor, caballero, lo miraré antes. Si el motivo del problema es el mismo o similar no le cobraría nada, para eso está la garantía del equipo.
Cliente: Pero tu echas tu tiempo, si me tienes que cobrar me cobras, ¿Eh? O no vengo más, jeje.

Posteriormente han entrado bastantes clientes pero de manera pausada. Me ha dado tiempo a estar sentado en el taburete del taller terminando las reparaciones que tenía pendientes y atenderlos a todos como se merecen. Buena caja he hecho, hay que reconocerlo, y todos se han ido contentos porque tenían más o menos claro lo que querían a excepción de uno, que sabía lo que quería hacer pero no el como, y antes de preguntarle a su primo que sabe mucho ha decidido venir a preguntármelo a mi.

Como me ha dado tiempo a terminar el equipo que me trajeron antes he llamado al cliente:

Cliente: ¿Como? ¿Que ya está reparado? Voy enseguida.
Yo: Bueno, pues aquí lo tiene.
Cliente: Muchísimas gracias, de verdad. Tengo que entregar unos informes antes de fin de año y me has hecho un favor tremendo. ¿Cuanto te debo?
Yo: Nada, buen hombre. Tenía dos antivirus instalados y he quitado el que estaba sin registrar, así que ya funciona todo y está perfectamente actualizado.
Cliente: Jolín, debió ser mi cuñado, que se piensa que por trabajar en una empresa grande donde todo está informatizado sabe más que nadie. No volveré a dejarle tocar el ordenador. Pero tu dime lo que te debo, que te lo traje mal y ahora está perfecto.
Yo: No, insisto, no me ha costado trabajo apenas y además se lo llevó hace poco. La siguiente vez le cobraré lo que sea justo.
Cliente: No se hable más, toma 10 euricos para que te convides y de nuevo muchas gracias.
Yo: Gracias a usted y feliz año nuevo por si no nos vemos.

Y más o menos así ha ido la mañana de hoy, como si de un día cualquiera se tratase.

¡¡¡¡Feliz día de los inocentes!!!!

Salud y suerte

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Yo no he sido...

Hace pocos, pocos días desde un pueblo muuuy lejano...

Un ordenador en lamentable estado llega a manos del joven (jeje, los huevos) Rafa que sin pensar en las consecuencias decide salvar la vida de ese amasijo de hierros y bits.

Unos días antes en el maléfico imperio muuuy lejano alguien instaló un Windows Home Edition en inglés en ese mismo equipo con nocturnidad y alevosía sin que nadie percibiera la maldad de sus actos...


Tiri ti tín, tíiiinnnnn, tirititíiiii tinnn (Interprétese la música de la Guerra de las Galaxias, y que me perdone John Williams)

Tras esta friki-intro pasaemos al meollo.

Un equipo que no arranca ni funciona ni hace na de na, hay dios mío que disgusto más grande. Tomo nota, abro el parte de taller y lo meto diciéndole al cliente que en dos días (con estas fiestas hay más meneo del habitual) lo tiene canela.

Al día siguiente lo enciendo y una instalación limpia e hipólita de Windows me pide la activación. Lo más chocante es que en lugar de la "activación" lo que me pide es una "activation".

Mmmmmm, estraño y sospechoso. ¿Está en inglés? De tanto bregar con programas, webs y sistemas operativos llega un momento que tengo que pararme a pensar si lo que tengo delante está en inglés o en español. Hasta equipos en rumano me han entrado, pero la inercia me dice que hay que pulsar el tercer botón empezando por la izquierda, o el segundo por la derecha...

Pozí, en inglés que está. Lo activo, lo actualizo, le instalo sus drivers y lo preciso para que ande (codecs, openoffice, ...) y cuando el cliente llama le digo que ya está.

Viene a por el, padre e hijo.

Cliente: ¿Ya está entonces funcionando?
Yo: Pues si señor. Tenía usted una instalación limpia de Windows, que por cierto estaba en inglés, recién instalada. He tenido que activarla, instalarle todo para que funcione y actualizarla. Son X leuros.
Cliente: Ni puta idea de lo que me has dicho, pero mu caro. Toma y ya te vale, gañán.

Y con el PC bajo el sobaco abandona la estancia.

Pasó la mañana y llegó la tarde.

Tras maldecir a los joputas de mis colegas, que cuando yo salgo de tomar café para venir a currar ellos entran deseosos de una copilla y partida de cartas llego a la tienda. Abro, enciendo todo y me apontoco en mi taburete, la única persona que me comprende en horario laboral.

Se abre la puerta y veo una silueta familiar atravesarla. El padre, el hijo y el ordenador santo nuevamente en el mostrador.

Padre: Mira, que nos llevamos esto por la mañana y está igual.
Yo: Imposible, esto salió de aquí funcionando.
Padre: Si, si funcionar funciona, pero en inglés.
Yo: Efectivamente, por eso te hice hincapié en que la instalación de Windows era en inglés.
Padre: Pues pónmelo bien, que no se por qué me lo has tenido que cambiar.
Yo: Quieto parao. Te dije esta mañana que el equipo estaba recién instalado, y la instalación era en inglés. Yo no te lo he puesto, te lo he configurado.
Padre: ¿Y se ha puesto en inglés solo? Este equipo no se ha tocado desde hace cuatro años que me lo instalaron.
Yo: A mi no me mires. Esto estaba recién instalado y en inglés, y te lo dije esta mañana por que me llamó la atención.
Padre: ¿Me estás diciendo que ha sido el niño? Nene, ¿Tu has instalado el inglés este?
Hijo: Mmmmssssssnoooo, yoooo, yo no se, acabo de llegar, pasaba por aquí...
Padre: ¿Ves? El chaval no ha sido, así que has sido tu.
Yo: Mira, me trajiste el equipo que no cargaba Windows y funciona. Si no sabes quien le mete mano a tu equipo o el niño no te lo quiere decir no es mi problema.

En estas que el padre se gira y lanza una mirada al hijo que se hizo popó encima (y no era para menos)

Hijo: Ahh, vale, vale. El Windows ¿No? Esto... un amigo... que... tu sabes...
Padre: Buenas tardes, muchas gracias.

Y diciendo esto cogió el ordenador bajo el regazo sobaquero y al niño del brazo con cierta presión.

Agridulce sabor me quedó en los labios cuando los vi salir. Por un lado me supo mal haber encarado al padre y al hijo, nada más lejos de mi intención. Pero por otro... cabezicalmendra, no intentes colarmela ni echarme las culpas. Si eres mayor para instalar un Windows lo serás también para decir que la has cagado.

Si es que no tiene uno ya bastante con intentar comprender a un ordenador, saber por qué falla, qué le sobra, qué le falta... como para encima tener que asumir errores ajenos, excusas de terceros y marrones de fuera.

Salud y suerte

jueves, 17 de diciembre de 2009

Japi berdi tu llú

Aniversarios, cumpleaños, natalicios, nos hacen echar la vista atrás y darnos cuenta del camino andado.

En ocasiones lo que uno ve no es más que sus talones, poco hemos avanzado pues. Otras veces hay que poner ojos de chino para afinar la mirada y observar con algún detalle la salida.

Este blog cumplirá en breve los tres años de vida. En este tiempo me ha dado buenísimos ratos escribiendo, me ha escuchado mientras me desahogaba, y sobre todo me ha dado varios amigos amén de paso al universo mundo 2.0 donde otros tantos había.

Mucho han cambiado las cosas. En los primeros artículos hablaba sobre el Canon de la $GA€ y sus daños colaterales, hoy sin embargo apenas si se habla del canon, hay cosas mucho más graves en la palestra.

También hay posts que seguiría firmando a día de hoy con más o menos entusiasmo.

Y si tres son los años que cumple el blog, treinta y tres son los del autor. Una edad ya más que razonable. A esta edad normalmente uno ha estudiado, ha terminado los estudios, ha encontrado trabajo en lo que le gusta, se ha casado y ha tenido hijos.

Como el orden de los factores no altera el producto yo primero tuve una hija, luego trabajé en lo que "me gustaba", luego me casé y por último espero terminar los estudios este año. Al final está todo, sea como fuere el proceso. He plantado un libro, escrito un hijo y tenido un árbol.

Y si los numerólogos se han percatado de la persistencia del número tres, tres años de blog y los treinta y tres de edad dan nueve, que son los años que llevo en esto de la informática. Espeluznante.

Y tres serán en breve los años que lleve con la rodilla chunga a la espera de una solución.

Tres eran tres, y espero se conviertan el seis, nueve, doce... (menos lo de la pata, claro)

Tras este autobombo sólo resta daros las gracias por leer mis chuminás y participar a través de vuestros comentarios tanto aquí como en los bares (que es donde más gusta). Desearos unas felices fiestas (yo con que pasen rápido me contento) y que el año que viene sea por lo menos menos malo que este.



Salud y suerte.

martes, 15 de diciembre de 2009

Un simple problema de comunicación

Hay portátiles y equipos en general que se ponen caprichosos a más no poder. Le rascas una oreja y ahora le pica la otra, le pones de comer solomillo y resulta que tiene antojo de sardinas.

En estos toma y daca entre el cacharro en cuestión y yo el final suele ser incierto: tal vez un formateo, quizás un cambio de placa base, sólo la memoria, algún virus que se ha escondido demasiado bien...

Hoy tengo un equipo de esos, un flamante portátil que tiene como talón de Aquiles el conector de alimentación. Dos veces se ha tenido que sustituir, y esta última además viene con regalo de navidad: el puñetero no se enciende.

Monto, desmonto, pruebo, repruebo, y nada. Conecto, desconecto, maldigo y remaldigo pero nada.

En la web del fabricante no dice nada, evidentemente, más que cómo crear los discos de recuperación.

Encima ya hay compromiso de por medio, segunda reparación en unos meses. ¿Con qué cara voy a decirle a mi cliente que hay que sustituirle la placa base y que vale casi lo mismo que el portátil?

Echo mano de la suprema sabiduría de google que sigue la máxima de que lo mejor no es saber mucho, sino el teléfono del que sabe, y hago una búsqueda a ver si a alguien más le ha pasado lo mismo.

Clarividente respuesta por parte del buscador:

(Clic para ampliar)

Así de simple y así de complejo. El problema era simplemente de comunicación. ¿Tu has hablado con el portátil? ¿Le has preguntado qué le mueve, sus motivaciones, qué siente? ¿O tal vez tenga un crisis existencial y por eso no se entiende a si mismo? ¿Dónde vamos a llegar con la Inteligencia (Emocional) Artificial?

De momento lo dejaré en retiro espiritual hasta esta tarde, a ver si mientras se me ocurre algo que hacerle. ¿Como sería su infancia cuando era una simple PDA o una calculadora de bolsillo? Ahondemos, pues.

Salud y suerte

sábado, 12 de diciembre de 2009

De arquitectos, albañiles, programadores y cacharreros

Más de una vez me han dicho es de "¿Por que no estudias programación? Seguro que se gana más que arreglando equipos". Pozí hijo mío, supongo. Pero sería como decir a un albañil que por qué no se hace arquitecto.

Lo segundo no se le ocurriría a nadie. Puf, caramba, tener que estudiar cuatro o seis o dieciocho años una carrera es una buena jartá. Sin embargo lo primero para que es mucho más sencillo. "¿Tu no tienes un ordenador? Coño, pues programa, que sólo es poner cosas en la pantalla."

Al igual que sucede en la construcción (o sucedía) y como bien dice el refrán "el que mucho abarca poco aprieta". Conozco albañiles que se quejan de cómo el arquitecto ha resuelto tal tabique, aportando ideas mucho más óptimas que vienen no del conocimiento académico sino de la experiencia. Y son cosas muy distintas. Pocos arquitectos he visto poner ladrillos. La gente puede llegar a ir hacia arriba, pero pocos son los que se rebajan en la dirección opuesta.

Igual pasa por ejemplo con los médicos. ¿Alguien ha visto a alguno poniendo una venda, por ejemplo? Nada, eso la enfermera. Cada uno tiene sus tareas y sus funciones.

Pero héteme aquí que el maravilloso mundo de la informática elimina esas barreras. Todos podemos ser programadores, cacharreros, administradores de sistemas, jefes de proyecto, ... Hemos de diseñar un rascacielos y saber alicatar, poner betadine y tiritas y operar a corazón abierto y con el motor en marcha.

Hay que especializarse. Mi trabajo es reparar equipos. Lo que hagan una vez reparados me trae sin cuidado. Es obvio que todo el que trabaje en el mundo de la informática debe tener una mínima noción de qué es lo que tiene entre manos (y no me refiero a cuando va al baño con la MacWorld bajo el brazo).

Ayer me llegó un cliente con el router en la mano y el grito en el cielo:

Cliente: Machooooo¡¡¡¡¡¡¡ Que esto no funciona, dame otro ya que llevo dos semanas sin internet.
Yo: Buenos días, ¿Qué desea?
Cliente: Que me des otro de estos, que a este se le ha ido la pinza.
Yo: Ajá. ¿Qué le pasa?
Cliente: Que se le ha ido la pinza.
Yo: Pues déjamelo, lo pruebo y si veo que está mal te lo cambio por otro.
Cliente: Jejeje, ¿Probarlo? Ya lo ha probado un amigo de mi hijo, que ha hecho informática, la carrera.
Yo: Chachi piruli, pero debería probarlo antes de nada. Dime qué le pasa y lo podré mirar.
...

Aquí omito unos diez minutos de alabanzas al chaval este que ha terminado la carrera de informática. Chapeau por mi parte, que empecé a hacerla por la UNED y no tuve narices de aprobar nada.

...
Cliente: ...y hasta se ha montado su propio ordenador. Así que me lo cambias ya que me ha dicho que lo hagas.
Yo: Me parece cojonudo. Si el se ha montado su propio ordenador yo habré montado más de trescientos, además al ser la tienda mía y no de el licenciado déjame al menos que yo sea el que decida qué hacer con el router. Me lo das y lo pruebo, venga.
Cliente: Vale, vale, no te pongas así. Si ya me lo dijo, que no querrías cambiármelo, pero que sepas que está roto, si lo quieres probar venga.

Evidentemente el router funciona a las mil maravillas. Podría haber dejado el tema ahí, pero como uno en el fondo se preocupa por la gente seguí indagando.

Yo: A ver, dime exactamente qué es lo que le pasa. Me la suda lo que te haya dicho el informático ese, dime lo que tu has visto.
Cliente: Pues que con la wifi se conecta y con el sobremesa no, y eso que va por cable y este me ha dicho que es mejor.
Yo: Que no me lo mentes. Si va por wifi es que funciona, y por cable lo he probado aquí y funciona. Así pues o bien es problema de configuración de tu equipo o bien que se ha jodido la tarjeta de red. Si quieres me lo traes y si no te lo quedas, eso ya no es asunto mío.
Cliente: ¿Pero si el de la carrera lo ha configurado todo?
Yo: Pues muy mal hecho. Sólo tiene que configurar una cosa, y si no a cambiar la tarjeta. Al menos eso es lo que llevo haciendo diez años y sin carrera ni nada.

A la media hora me llama por teléfono, que lo ha conectado todo como estaba y nada de nada.

Yo: Dale aquí y allí.
Cliente: Nada.
Yo: Pues entra en tal sitio y si pone tal cosa cámbiala por tal otra.
Cliente: Nada.
Yo: Pincha aquí y teclea esto, le das a intro y reinicias cuando te lo pida.
... pasan michos minutos, así que además el equipo debe de estar bonico de virus, pero seguro que el señor licenciado ya se habrá dado cuenta.
Cliente: Jejeje, si ya te lo decía, que este chaval sabe mucho, que ha terminado la carrera de informática y si dice que no funciona el router es que no...
Yo: ¿Perdón? ¿Es que no... qué?
Cliente: ¿Es que me has cambiado el router? Por que ahora si que va y no has hecho nada.
Yo: Vamos hombre, no me jodas. ¿Ves que sencillo era? Ahora le dices al tío de la carrera que me debe 30 euros. Buenas tardes.

No es que el enfermero sea más listo que el médico a la hora de poner inyecciones, es que pone cuarenta al día, y quieras que no algo de costumbre se le coje.

Así que primero no hay que ponerse gallito cuando se piden las cosas, y segundo que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Seguramente este chaval sepa un montón de lo suyo, que no digo que no, pero no estaría de más que se manejara algo mejor con algo tan básico como una puñetera tarjeta de red.

Salud y suerte

viernes, 11 de diciembre de 2009

MIcrosoft vuelve a la escuela

Los ordenadores que se usarán en educación, en las aulas, los que tendrán los chavales para llevarse a casa (o al parque, o para dejarlos justo al poste para jugar al fútbol) llevarán Windows. Eso si, a ocho euricos la caja, que me la quitan de las manos.

El precio por unidad es realmente pequeño, aunque según mis cálculos (disculpen que al no ser economista me cueste hacer ciertas cuentas) sale más o menos ocho euros por unidad más caro que linux.

¿Qué se puede usar en un colegio o instituto?

Para empezar un navegador, para acceder a todo el software donde poner las notas y observaciones a los alumnos. Y linux suele llevar un navegador, amén de usar el que cada uno quiera.

También será lógico pensar que se harán escritos, por lo que un procesador de textos o una suite ofimática completa también se hará necesario. Ummmmm, a ver... déjenme que piense... pozí, linux también tiene este tipo de software. Si me apuras hasta podrían utilizar alguna de las google apps.

Si prácticamente toda la gestión de un centro se hace vía web y cualquier otro uso de un ordenador se reduce a vídeos, audio, presentaciones interactivas, textos, imágenes, ...

¿Qué conseguimos con eso? Evitar entrar en contacto con linux y seguir nuestro camino de la manita de Microsoft.

No son pocos los clientes que tras usarlo bien ellos en el trabajo o bien sus hijos en el colegio se interesan por la instalación de linux. Guadalinex en su mayoría por ser el que la junta incluye en los centros de formación.

Ahora ya no, ahora el tito Gates nos "regala" su windows. Según Stallman es como un buen camello, ofreciendo la primera dosis gratis y pidiendo por la siguiente lo que estime oportuno.

Por otro lado... ¿Por qué me cuesta a mi casi 100€ una licencia de Windows? ¿Dónde van los 92€ que sobran?

En breve haré un anuncio a escala mundial: Voy a usar una scooter de Suzuki en lugar de una Harley Davidson. Si si, así que crudo, que se entere el mundo. A ver si tengo suerte y los de Harley me dan por 8 euros una fat boy y seguir teniendo la marca presente por los restos.

Salud y suerte

jueves, 3 de diciembre de 2009

2012: El futuro más duro de la humanidad

Anoche por fin pude terminar de ver 2012. Supongo que será por que tomé más de cuatro cafés al cabo del día y por pura pereza de no cambiar de película, no hay más razones para excusarse y antes de empezar pido disculpas por haberlo hecho.

Más o menos es conocido el argumento de la peli: en 2012 el sol se encabrona y funde el núcleo de la tierra, haciendo que esta se vaya a tomar por culo mientras el bueno encuentra el amor eterno y el resto la liña vilmente. Lo típico.

Como punto bueno podemos decir que se joden los juegos olímpicos de Londres. Pues muy bien que les está, su hubieran sido en Madrid seguro que no se acabaría el mundo.

Pero además del exterminio de la raza humana a excepción de John Cusak y otros (que carecen de importancia) esta película nos muestra trazas de nuestro futuro cercano. Los Estates tendrán un presidente negro. A lo mejor cuando se empezó a escribir el bodrio pensó que esto daría un efecto a la película, pero ya como que no.

Y lo más duro, lo más triste... Algo que ninguno queríamos ver ni mucho menos creer pero, como no, un artista (poeta, profeta) nos lo muestra con la sobria crudeza que tal bofetazo a la humanidad se merece, sin paños calientes.

Y es que en el año 2012...

(Clic para ampliar)

...seguiremos viendo la tele en analógico.

¿Este es el futuro que nos espera? ¿Esto es lo que le vamos a legar a nuestros hijos y nietos? ¿No nos basta con dejarles una soporífera filmoteca sin imaginación ni creatividad basada sólo y exclusivamente en los efectos especiales?

No somos nadie.

Salud y suerte

miércoles, 2 de diciembre de 2009

En defensa de los derechos fundamentales en internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia. Por favor difunde este manifiesto en tu blog, Twitter, en redes sociales, en foros o imprímelo y repártelo.

martes, 1 de diciembre de 2009

Muere el hombre lobo sin balas de plata

Esta noche ha muerto Jacinto Molina, Paul Naschy para el universo mundo. ScifiWorld me daba la noticia esta mañana.

Con tanto que se habla ahora de la "crisis" del cine español, este hombre supo hacerse un hueco dentro y sobre todo fuera de nuestras fronteras, con más clubes de fan en Estados Unidos que España. Nunca le ha faltado trabajo y si no tenía se lo inventaba.

Suyas son las mejores caracterizaciones (para la época) de hombre lobo y sobre todo la transformación plano sobre plano de humano en animal que tanto susto dio entonces.

Tuve el placer de verlo en persona, en el Salón del Cómic de Granada hará un par de años. Con pinta de marinero viejo y mal vivido firmaba libros sin cesar, cansado ya de los años, mirando contento y satisfecho como en la cola había gente de entre 15 y 50 años.

En Estepona también estuvo este año, y por supuesto en Sitges. Sabedor de que el grueso de sus fans tal vez no sean (seamos) lo más selecto ni intelectual de la sociedad artística, siempre ha intentado y por supuesto conseguido estar junto a ellos tanto a este como al otro lado del atlántico.

Desde aquí un pequeño homenaje a quien tan buenos y excelentemente malos momentos me ha hecho pasar de película en película.

Ahora que vengan quienes los llevan ignorando tantos años y comiencen a cantar sus bondades. Mientras repongan su cine, el resto me la suda.

Salud y suerte