jueves, 17 de diciembre de 2009

Japi berdi tu llú

Aniversarios, cumpleaños, natalicios, nos hacen echar la vista atrás y darnos cuenta del camino andado.

En ocasiones lo que uno ve no es más que sus talones, poco hemos avanzado pues. Otras veces hay que poner ojos de chino para afinar la mirada y observar con algún detalle la salida.

Este blog cumplirá en breve los tres años de vida. En este tiempo me ha dado buenísimos ratos escribiendo, me ha escuchado mientras me desahogaba, y sobre todo me ha dado varios amigos amén de paso al universo mundo 2.0 donde otros tantos había.

Mucho han cambiado las cosas. En los primeros artículos hablaba sobre el Canon de la $GA€ y sus daños colaterales, hoy sin embargo apenas si se habla del canon, hay cosas mucho más graves en la palestra.

También hay posts que seguiría firmando a día de hoy con más o menos entusiasmo.

Y si tres son los años que cumple el blog, treinta y tres son los del autor. Una edad ya más que razonable. A esta edad normalmente uno ha estudiado, ha terminado los estudios, ha encontrado trabajo en lo que le gusta, se ha casado y ha tenido hijos.

Como el orden de los factores no altera el producto yo primero tuve una hija, luego trabajé en lo que "me gustaba", luego me casé y por último espero terminar los estudios este año. Al final está todo, sea como fuere el proceso. He plantado un libro, escrito un hijo y tenido un árbol.

Y si los numerólogos se han percatado de la persistencia del número tres, tres años de blog y los treinta y tres de edad dan nueve, que son los años que llevo en esto de la informática. Espeluznante.

Y tres serán en breve los años que lleve con la rodilla chunga a la espera de una solución.

Tres eran tres, y espero se conviertan el seis, nueve, doce... (menos lo de la pata, claro)

Tras este autobombo sólo resta daros las gracias por leer mis chuminás y participar a través de vuestros comentarios tanto aquí como en los bares (que es donde más gusta). Desearos unas felices fiestas (yo con que pasen rápido me contento) y que el año que viene sea por lo menos menos malo que este.



Salud y suerte.

5 comentarios:

Ángel Raúl dijo...

la verdad que lo que yo llevo haciendo en tu blog..desde que lo sigo no se si se pueden considerar comentarios o no... Tan solo advertirte de que si algún día de jartas de tu actual empleo y decides venirte a Cadena de Hipermercados Góngora; recuerda que si entra una vieja con la cara apretailla y te pide un kilo de higos marrones...(y al ver tu cara de extrañado matiza "que son pá cagá) se está refiriendo a que le pongas KIWIS.

Fdo: Emily Rose

El_Rafa dijo...

No se yo, casi me doy con un canto en los dientes.

Rocío dijo...

Por cuarta vez Felicidades, me alegra haber disfrutado estos 33 años de tu compañía. Espero otros 33, y otros...

Rocío dijo...

Por cierto, soy Rocío la hermanísima, no la esposísima.

El_Rafa dijo...

Jejeje, ya lo he supuesto, mis esposísima "sólo" me ha disfrutado tres años la pobre ;-)