miércoles, 29 de diciembre de 2010

El tema del viernes

Bueno, más o menos. Pero no hay tiempo para nada más que no sea un pequeño enlace.

Acaba el año, así que toca felicitarse. Si, es cierto, a ti te la suda que mi año sea feliz o deje de serlo y créeme que el cariño es mutuo.

Pero como toca felicitarse, nada mejor que hacerlo desde el arte más ancestral del ser humano: la música y los cuentos.

Así que mientras os invito a pasar estos días de libranza leyendo el magnífico y afamado blog de relatos Entre Aldonzas y Alonsos donde encontraréis arte a mansalva os dejo con un homenaje de la Orquesta Mondragón a nuestro homenajeado Quijote.



Felices suertes y muchas fiestas.

lunes, 22 de noviembre de 2010

El suspense, el tiempo y los discos chinos.

Ni soy, ni pretendo ser, un experto en películas de suspense. Para mí sólo existen dos tipos: las que me gustan y las que no.

Aunque bien es cierto que los años que llevo viendo este tipo de películas me han hecho cuanto menos entender un poco dónde está el meollo del asunto.

La clave, al menos para mi, está en el tiempo. La atención, el estar preparado para un susto, el esperarse que pase una cosa u otra, la capacidad en general de estar pendiente de un hecho es algo extremadamente limitado.

Un cerebro normal no puede estar eternamente atento a algo, pregúntale a cualquier profesor. Así que para mantener esa atención hay que estar constantemente estimulando al sujeto en cuestión (incluso de manera no erótica).

El caso es que este fin de semana he estado viendo Los Ojos de Julia. Presentada como la mejor película española de suspense de todos los tiempos, poco más o menos. Destacando en cada presentación, cartel, promo, ... que es de los productores de El Orfanato. Que viene siendo algo así como "me han dejado pelas los mismos que las pusieron para tal película". Chachi. A mi me dejó una vez pelas el mismo banco que mantiene a la familia Botín, y no por eso me va igual que a ellos.

Volviendo a la película. Mala no es, todo hay que decirlo. La trama es más o menos original y está bien planteada. Comienza fuerte, como tienen que empezar estas películas. Y como viene siendo habitual, tras unos primeros minutos que te impresionan se desinfla completamente para comenzar desde cero a contar una historia.

A lo largo de la historia sube y baja, y ahí está la diferencia entre una buena película de suspense y otra que no lo sea tanto: en mantener la atención, mantenernos alerta.

No vale dar repullos durante toda la película, hay que dejar tiempo a diálogo, las explicaciones, etc... Tampoco vale sacar una voz en off que nos lo cuente todo como a parvulillos ni mucho menos parar en seco la película para ver la relación que tienen los personajes entre sí.

A mi entender ahí es donde está el pecado de Los Ojos de Julia. Comienza más que bien, prometiendo. Luego se desinfla para comenzar poco a poco la construcción del relato... y parece que los guionistas estaban peleados unos con otros y dejaron de hablarse.

Pausas eternas, larguísimas. Hay momentos en los que tienes que hacer un esfuerzo por recordar dónde estás y qué estás viendo. Eso en las no siempre necesarias explicaciones. Importante es saber a quien estás viendo, quienes son los personajes de la historia y sus relaciones. Pero no menos importante es que tales personajes hagan algo... aunque sea volar un puente.

Y el pecado principal, el peor de todos, es también la dilatación en el tiempo de las escenas de más acción y suspense.

No hay brazo de butaca que aguante un cuarto de hora con las uñas hincadas. Ni uñas, claro. Ni espectador, menos.

Lo peor de una película de suspense es que estés deseando que maten de una vez a la protagonista. En momentos dan ganas de levantarse y tirarle un zapato a la cabeza.

Es una moda de los últimos tiempos medir la calidad de una película por su duración. Nada más lejos. El Señor de los Anillos dura mucho por que la historia es muy larga y plagada de detalles. Cube, por ejemplo, apenas pasa de la hora por que es el tiempo necesario para contar la historia.

Alargar una película por alargarla no hace más que aburrir al personal. Aburre ver como alguien, en pleno cenit de la película, pasa media hora atándose unos cordones (por ejemplo), tanto como ver a un asesino durante media hora dando vueltas por la misma habitación.

Así que señores directores, productores, etc... un consejo gratis que doy: una peli tiene que durar lo que tiene que durar. Si la quieres hacer de dos horas por que mola más, búscate una historia de dos horas. Pero no me alarges no inalargable, que eso ya no gusta tanto.

Ni dos horas para una historia de 80 minutos, ni tampoco algo así como "Entró a la mansión y el mayordomo lo mató". Una cosa intermedia.

Para entendernos: los tiempos que tiene que tener una película de suspense es como un disco chino. Ni darle muy rápido que saldría disparado, ni dejar de girarlo por que se cae. Hay que mantenerlo dentro de una revoluciones para que siga girando y girando.



Salud y suerte.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Como los hombres

"A mi me gusta arreglar las cosas como los hombres, cara a cara. Nada de bancos ni chorradas de esas de por medio"

Inspira confianza, ¿Verdad?

Pongámonos en antecedentes.

Sicilia, 1976... digo... el otro día. El lunes pasado, por ejemplo.

Entra un chaval a la tienda. No tendrá más de 16 o 17 años. Pregunta por portátiles como el que pregunta si va a llover o no.

El martes, entra el chaval a la tienda, el mismo, y pregunta por portátiles como el que pregunta si te has caído o sueles echar la siesta en el hueco de la escalera.

Vamos, que mucho empeño no tenía. Sigue preguntando, mira, remira. Y no para de decir "mañana es que viene mi familia y quiero que lo vean". Chachi pues, pásate mañana y que vean todo lo que el decoro permita.

Ni me daba confianza ni dejaba de dármela. El caso es que viene la familia y ven uno que les parece bien. No lo tenía en existencias así que lo pido.

Y por fin el gran día. Llega el chaval, pregunta que si está y gozoso observa su flamante portátil nuevo. Con maletín y ratoncico. El kit completo.

Llega el momento de la verdad.

Cliente: Bueno pues ya está. Te voy a pagar ahora un poquillo y el resto pues ya veremos. ¿Que pillo más? Pues te pago más. ¿Que menos? Pues menos. Pero en tres o cuatro meses to lo más esto está liquidado.
Yo: ¿Ein? No, hijo, no. O me lo pagas todo en efectivo o se financia.
Cliente: A mi es que no me gustan los bancos, no me fío de ellos.
Yo: Ni a mi me gustan los morosos. Y tampoco me fío. Así que, tal y como hablamos el otro día con tus padres, o lo pagas o lo financias.
Cliente: No, si pagarlo lo pago. Pero como los hombres. Entre tu y yo, como siempre se ha hecho. Tienes mi palabra, hombre. Fíate de mi.
Yo: Yo es que los hombres... vamos, que no me gustan mucho. Así que mira, dejamos el portátil aquí que está precioso y mañana si quieres te traes el dinero y lo retiras o bien traes los papeles y se financia.

Así que el pobre chaval salió cabizbajo por la puerta murmurando algo mientras sacaba el móvil.

A la media hora volvió con la mitad del precio del equipo. "El cajero no me da más, pero mañana sin falta te lo pago, de verdad. Mi madre me ha dicho que me ingresa el dinero y luego se lo pago yo a ella".

Y que es mucho mejor, hombre, ¿Dónde vamos a parar? Si me debes a mi luego pasa lo que pasa. Que si un pulgar por aquí, una oreja por allá... Pudiendo deberle a una madre. ¿Qué es lo peor que te puede hacer? ¿Dejarte un domingo sin natillas? No creo, ni la peor madre es tan cruel.

Como uno tiene un corazón que no le cabe en los pechos, finalmente se lo llevó. Esperemos que mañana aparezca de nuevo y no me haga ir a buscarlo y traerlo de las orejas.

Salud y suerte.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El doble rasero

En las múltiples discusiones que he tenido con los defensores a ultranza de los derechos de autor, del copyright, de la $GA€ y de que los artistas puedan vivir de por vida de la misma película, siempre me hacen la misma pregunta ¿A ti te gustaría que te robaran tu trabajo?

Y la respuesta es la misma: no me lo pueden robar, no me pertenece.

Cuando uno trabaja con ordenadores se da cuenta de la importancia que tiene que toda la información pertenezca a la comunidad. Yo entro en foros buscando respuestas a problemas que no se resolver, de la misma manera que ayudo a otros a solventar los suyos.

Así de sencillo. ¿Que por qué cobro por mi trabajo? Simplemente por realizarlo. No hago nada que los clientes no puedan hacer por si mismos. Si la pereza, la falta de tiempo o simplemente la comodidad hacen que me lo encargues a mi, evidentemente te cobraré por ello.

Las charlas más acaloradas casi siempre son con las mismas personas, de cuyo nombre no "quiero" acordarme (privacidad ante todo).

Gente que defiende el tema con uñas y dientes e incluso trabajan en el mundillo artístico.

"Si pirateas películas me quedo sin trabajo" me dicen. "Si no las pirateo no las veo, simple." respondo. "Pero yo tengo que cobrar por mi trabajo, como tu" añaden. "Efectivamente, y lo haces ¿Qué problema hay? Todas o casi todas las películas que se hacen en aquí están subvencionadas, así que tu cobrarás igual si se estrena o no".

Pero bueno, ese no es el debate. Es que me caliento y me pierdo.

El caso es que una de estas personas, que no trabaja directamente en el mundo del "arte" aunque si tiene algo de relación, me llamó hace poco.

Resulta que debía justificar X cantidad de dinero de hace unos años para el cobro de unas subvenciones, que si le puedo hacer una factura por ese importe y con esa fecha.

¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿Queeeee?????!!!!! No, hombre de dios. ¿Me estás diciendo que has recibido subvención por algo que no has realizado/justificado y ahora quieres que yo te saque las castañas del fuego?

Eso si es piratería, señores. Eso si. Que yo tenga una copia privada de un disco o de una película es un derecho (manque sus joda), pero que tu quieras que yo genere una factura falsa para demostrar un gasto o inversión que deduzco no has hecho si que es delito.

E incitación al delito por proponérmelo, para rizar el rizo.

Conste que a mi me da igual, sinceramente. ¿Que cobras una subvención? Pues ahí tu polla (o vagina). No estaría de más que me contases el truco para hacerlo, que estoy ajustadillo. Pero que la cobres por nada... o peor aún, que hayas dedicado ese dinero a algo de lo que no tienes justificante... Amigo mío, eso ya es otro cantar.

Y es que esto de las subvenciones es como lo de las becas. Ves por un lado estudiantes que hacen malabares con cada céntimo de beca que tienen y otros que una vez se la aprueban van a Zara a ver en qué la pueden "invertir".

Conozco gente que ingresa bastante más por subvenciones que por su trabajo diario. Gente que espera que le llegue para comprar una moto o hacerse un crucero.

Pero caramba. Luego no me digas que os estáis quedando sin trabajo por culpa de nosotros.

¡Que me subvencionen a mi las películas! Podría dar el ministerio unos bonos para el Kinépolis o la FNAC, o una ayuda al carnet del videoclub, por ejemplo.

Lo que no es de ley es que los cobrasubvenciones (entre los que están el 90% de cineastas), que tienen su trabajo prácticamente pagado antes de hacerlo, demonicen mi ejercicio al derecho de copia privada.

No hija, no. Hasta ahí podíamos llegar.

A ver en la próxima charla bimonologal qué argumentos salen a la palestra.

Espero que nadie se sienta ofendido por estas opiniones. Si es así ahí está la sección de comentarios que es completamente gratuita.

Salud y suerte.

martes, 26 de octubre de 2010

Mundo frikuno presenta: Posesión Demencial

Tiempo hacía ya que no veía una peli "de las mías". De esas que auparon la industria de latex hasta límites insospechados, en las que aunque aparezcan tres mil criaturas, sólo son dos actores dando vueltas alrededor de la cámara.

Hace poco estos ojitos de comer sopas tuvieron el placer de visionar "Posesión Demencial". Toda una "autofelatio" del infravalorado Bruce Campbell.

Si es cierto lo que dicen sobre que reirse de uno mismo alarga la vida, Campbell será el Matusalen de nuestros días.

Comienza la película como no podía ser de otra manera: unos adolescentes haciendo el gilipollas en un cementerio despiertan un mal oculto. En este caso es el dios chino del tofu. Parece ser que antiguamente hubo un accidente en la mina del pueblo donde quedaron sepultados todos los chinos que trabajaban allí como... chinos mismamente y se encomendaron a él buscando protección. Desde entonces ha permanecido oculto.

El chaval ve como única salida llamar a su hipermegachupihéroe: Bruce. Ya en Maniac Cop o Evil Dead (I, II y III) había demostrado su talento para acabar con los malos. Incluso en Spiderman servía las mesas del restaurante como nadie.

Pero héteme aquí que Bruce está en otros menesteres: divorciado, viviendo en una caravana y sin un duro. Es lo más opuesto a cualquier personaje de los que el chaval quería. Se escapa a la mínima de cambio, le toca el culo a la madre y si fuera un poco más patético hubiera nacido de plástico.

Pero como en toda buena película al final saca fuerzas de flaqueza y vence al malo a la vez que se queda con la chica.

Película escrita, dirigida y protagonizada por el propio Bruce (de hecho el título original es "My Name is Bruce"). Si Evil Dead ya era una parodia de las películas de terror de los 80's, esta es una reparodia en toda regla. No me hubiera extrañado que la titularan algo así como "Asusta como puedas".

El fondo musical merece un post aparte. Como en Algo Pasa con Mary tiene hasta sus músicos de cabecera que folklorean la historia.

Si antes me gustaba Bruce, ahora lo adoro. No solo no reniega del ámbito frikuno de sus películas sino que se enorgullece de ello. Se ríe, se parodia, se imita histriónicamente y se supera.

Si en Evil Dead lo vimos luchas contra su propia mano, en esta lo hace contra decenas de "miniBruces". Si salió del foso de El Ejército de las Tinieblas cuando el mago le devuelve su motosierra, en esta lucha con tupperwares de tofu.

Hay que verla. Al que no le guste este tipo de cine le parecerá una chorrada entretenida. Al que le guste disfrutará como un niño y saldrá disparado en busca de Maniac Cop o Trampa en la Luna para una maratón de aúpa.

Mientras tanto, deleitense con el trailes. Está en inglés, pero la "calidad" es la misma.



Salud y suerte

jueves, 30 de septiembre de 2010

Windows (Cuarto) Milenium

Mala cara tiene la criatura
Seguro que todos hemos visto alguna vez Cuarto Milenio. Confieso que yo al principio lo hacía por un interés sobre el tema que remanece de mis "Más allá de la ciencia" prepúberes, aunque ahora lo veo solo de cuando en vez y más por cortes ridículos en youtube que por otra cosa.

Una de las cosas más "interesantes" del programa son las fotos que mandan la peña.

Siempre es lo mismo, sólo varía la foto.

Sale la Porter con un megapantallón TFTísimo de cienmilmillones de pulgadas (u más) y suelta:

"Esta foto nos la manda un amigo de la nave del misterio desde Argamasilla de Alba. Nos dice que él estaba de cena con su mujer y al hacer la foto no había nadie más. Sin embargo podemos apreciar que tras la silla de la derecha se encuentra su suegra, una cuñada con los sobrinos, dos cuñados bastante borrachos y un señor de Murcia bajito y con bigote.


Una vez estudiada la imagen por nuestros expertos del programa, estos han llegado a la conclusión de que no hay nada paranormal en la imagen. Viendo la fecha impresa en la misma apreciamos que está tomada el 24 de diciembre por la noche, con lo que estaban en una cena familiar de nochebuena. ¿Por qué no vio a nadie más esa foto? Seguramente por las treinta botellas de sidra que hay espurreadas por toda la mesa. En cuanto al señor de Murcia, unos amigos de la pareja nos confirman que es un policía nacional que acudió al domicilio tras la llamada de unos vecinos alertados por los gritos que soltaba la suegra al confundirla nuestro amigo con su señora y querer hacerle el amor sobre el pavo mientras la sodomizaba con una botella de champan (catalán, evidentemente)".

Nunca hay nada paranormal. O bien la peña al hacer una foto no mira más allá del escote de la retratada o bien le dan al botón como el que llama al ascensor: cantando y hablando del tiempo. Pero eso si, tienen una sección entera sólo para eso y encima la vemos.

En resumen y parafraseando al doctor House: "Todo el mundo es gilipollas".

Pero esto no es exclusivo de Cuarto Milenio, ni mucho menos, también sucede en informática (de ahí el título sin gracia del post).

Debería de hacer una sección similar a la de Friker Jiménez en mi tienda. Sería algo así como:

"Aquí tenemos un ordenador que nos ha traído Jacinto, de Cincinatti (es para disimular, todos sabemos que Cincinatti no existe). Según nos cuenta, el hijo del frutero vecino de su cuñada que le cambió las pilas a la calculadora Casio cuando era pequeño, es decir, un experto en el tema, lo formateó y lo dejó limpio como una patera. Sin embargo esa misma tarde dejó de funcionar. Nuestro amigo de la tienda de los horrores nave del misterio nos asegura que en ese momento el ordenador no tenía nada, estaba completamente limpio por el formateo.


Nuestro experto en la materia, el guapísimo y más que sexy, el George Clooney español, Rafa, ha estado examinando en profundidad el PC para darle una explicación al misterio. Una vez el equipo llegó a arrancar, podemos ver entre el puntero del ratón con forma de dinosaurio y el tapiz de Angelina Jolie que en el escritorio hay decenas de iconos de dialers de sexo en vivo, casinos online... También podemos apreciar que está instalado el emule y el ares, con unos siete mil doscientos cuarenta y cinco gigopondios descargados.


Sin duda alguna no hay explicación. Es imposible que con el ancho de banda actual pueda haber descargado tamaña cantidad en una sola tarde. Tenemos delante un ejemplo claro de cómo el violador del condensador de fluzo ha vuelto a hacer de las suyas.


Así que amigos, no dudéis en enviarnos todos los ordenadores que tengáis y que no tenga explicación en su comportamiento: ordenadores que tras instalarle el quinto antivirus simultáneo dejaron de arrancar por arte de birlibirloque; el portátil que murió misteriosamente tras una ingesta de cocacola (sin ginebra ni nada); la pantalla que se rompió sola y sin explicación pese a tener un tapón de boli incrustado...


Todos estos espeluznantes casos, y muchos más, la próxima semana aquí, en la tienda de los horrores nave del misterio."

Eso si, me temo que dicho programa se emitirá en plataformas de pago, que esta la cosita muuu mala.

Salud y suerte.

jueves, 12 de agosto de 2010

¿Qué dices que le pasa qué?

Explicar: dar a conocer el motivo de algo. Parece fácil, ¿No? Nada más lejos de la realidad.

El don de la dicción es algo tan inusual como un fontanero puntual o un cura delgado. Ejemplos tenemos por todos lados.

En casa, sin ir más lejos, con el idioma de las madres (materlingüa): "Nene, traete el dese de ahí... ese no, tonto."

Entre los amiguetes, a ver cómo le explico yo a este quien es el primo de su novia: "Si, hombre, uno así... rubio... que fuma chester...".

Y ya los familiares lejanos cuando vuelven al pueblo tras algunos años... eso es para nota: "anda... yo a este le conozco. ¿Tu padre no era hijo del que vivía la casa abajo del carpintero ese al que se le mató un hermano al venir de Francia por que fueron a la uva y el camión que era suyo pero no lo había terminado de pagar por que las tres mil pesetas que le faltaban se las dejó al abuelo de la que tenía un tienda de retales y le faltaban para comprar una finca que estaba por el cerro de..."

Si en circunstancias más o menos normales y habituales nos cuesta explicarnos, imagínense a la hora de definir el problema que nos da el ordenador.

Básicamente hay 5 tipos:

1.- El estonovabién resoplón.
Este es fácil de reconocer por su parquedad verborréica. "Esto... bufff, esto no... no... vamos, que no. Yo le... pero nada. Me lo llevé hace un año y está igual, que intento.. intento... pero... bufff, no hay cojones".

En efecto, hijo mío, no hay cojones... de entenderte.

2.- El listillo resabiado
Este es el que da la solución antes que el problema. "Esto lo vas a tener que formatear. Le pasa lo mismo que al equipo de mi primo y no hubo otro remedio". En el 90% de los casos con pasarle un antivirus o limpiar el registro por encimilla se soluciona. Depende del grado de simpatía que le tenga el que se formatée o no.

3.- El que habiendo niños para echarles las culpas...
Da igual lo que le pase al equipo. Da igual la causa, el motivo o lo que sea, aunque venga envuelto en llamas todo fue a raíz de que "el niño le metiera unas cosas".

4.- El detallista recalcitrante
Este es de los que piensan que si da más detalles es que sabe más, y si sabe más le saldrá más barato. "La cosa es que el equipo iba bien, pero le actualicé el programa que uso para las facturas a la versión 7.23.5.2, compatible con la 9.2.5 y ahí empezó a fallar. Primero los dll's del endisgrognic, luego el condensador de fluzo empezó a no condensar bien, y finalmente la rebarbadora de perseverante me dió un error de compilación cuántica. Sabes lo que te digo, ¿No?"

5.- El que se deja lo mejor para el final.
Este desespera. Normalmente garantiza unos diez minutos de placer en los que explica a la perfección cómo empezaron los síntomas, cuando, y lo que ha intentado hacer, pero a última hora... "Esto empezó a fallar cuando le pusimos el intenné. Así que le instalé un antivirus y le quitó bastantes. Así estuvo un mes más o menos, estupendo. Fue entonces cuando comenzó a ir un poco más lento hasta que ya incluso se apagaba de vez en cuando. Noto que se calienta bastante, por si te sirve de algo. Ah, si, y ayer el nene lo regó con la manguera cuando estaba jugando en el jardín".


Por fortuna casi todos tienen lo mismo. Virus y spyware a punta pala, algún golpe o apagón de luz fortuito, caída de líquidos, sólidos o gaseosos o, en el menor de los casos, algún componente que falla simplemente por el uso y los años.


Si hay algún médico o algún mecánico leyendo esto seguro que estará asintiendo. Doctor, doctor, tengo aquí un dolor como metafísico, pero no mucho. O el manido "ruidillo" que hace de vez en cuando, sobre todo cuando giro a la izquierda mientras me saco un moco. Si es cerilla de la oreja no suena tanto.

Salud y suerte

jueves, 29 de julio de 2010

Exactamente igual que antes

¿Seguro que está exactamente igual que antes?
Es una de las expresiones que más escucho al cabo del año: "Esto está exactamente igual que estaba".

Aproximadamente un 0,03% de las veces que oigo esa frase es realmente cierta. Un error de diagnóstico o una solución excesivamente temporal pueden hacer que se repita el mismo problema pasado unos días.

El resto de las veces no tiene nada que ver.

Por ejemplo puede significar:

- Antes no arrancaba y ahora tras caerle una lata de cocacola encima tampoco.

- Te lo traje para que me lo configuraras y ayer le metió mi hijo el XP quitándole el Vista y sigue igual que antes. (O peor, señora, que no detecta ni el ratón).

- Me lo llevé la semana pasada por que le salía una raya amarilla y ahora resulta que los iconos están cambiados de sitio. Vamos, que está exactamente igual que antes.

O ya los que son para nota:

- Me lo llevé la semana pasada y está exactamente igual - "Señora, usted se llevó un portátil, esto es un sobremesa"- me da igual por que le pasa lo mismo y lo cubre la garantía por que yo lo digo.

Bien es cierto que el resultado de los diversos problemas que suele tener un ordenador de casa dan el mismo resultado: el equipo se reinicia antes de cargar windows.

Pero.. ¿A que nadie le echaría en cara al mecánico que tras cambiarle el motor por que no arrancaba el coche ahora se ha quedado sin gasolina y tampoco arranca?



Salud y suerte

miércoles, 14 de julio de 2010

Un PC para un matemático

Usuarios de informática hay de todos los gustos y colores. Un ordenador no es más que una herramienta para un estudiante, un autónomo, un tendero, un contable, un albañil, un arquitecto, un fotógrafo... e incluso para un informático.

Hoy concretamente he tenido un cliente matemático. Pero de los buenos, de esos que hacen las cuentas a ojo y sin darse importancia.

Interesado en portátiles me pregunta por la diferencia entre algunos modelos del mismo precio. Todo va bien hasta que damos con los números. Con las mates hemos topado, amigo Sancho.

Cliente: Entonces... ¿Son exáctamente iguales estos dos modelos?
Yo: Pues prácticamente. La única diferencia es el disco duro. Y la marca, claro está. Este al ser de Acer es más económico que aquel otro de Toshiba.
Cliente: ¿Y el disco? ¿Qué diferencia hay?
Yo: Pues como indican las características (que te has leído siete veces) el Toshiba es de 320Gb y el de Acer de 640.
Cliente: Ajá, así que podríamos decir, por ejemplo, que es unos 100Gb más grande, ¿No?
Yo: Hombre, lo correcto sería decir que es el doble, 320Gb más que el otro.
Cliente: Osea, que más de 100 de diferencia. No está mal.
Yo: Bastante más de 100, de hecho.
Cliente: Si, en efecto, si es el doble y aquel es de 320Gb, este será... por lo menos... de 500Gb, ¡Qué barbaridad!
Yo: (Barbaridad es que hayas llegado a los 40 años con esos conocimientos)

Una cosa es no estar interesado o no entender mucho de informática. Cosa que admito, respeto y en muchas ocasiones envidio. Vale que no sepas si un Gb es más grande que un Mb, ahí no me meto. Pero caramba, 320 x 2 = 640. Y no solo en informática, en muchas más ramas de la ciencia e incluso en la vida real sigue teniendo validez esta regla.

Con las ganas me he quedado de que me pregunte el precio esperando algo así como:

Cliente: Estoy dudando entre el de 499€ o el otro... ¿Que diferencia hay de precio?
Yo: Nada, hombre de dios, apenas 7 euricos. Este son 499 y el otro 1.835'99

Salud y suerte.

jueves, 8 de julio de 2010

Mosqueantemente bien

Cuando todo va bien es por que algo hemos hecho mal. Así ha sido siempre y así será hasta el final de los tiempos. Lo importante es aprovechar el tiempo hasta que descubra dónde está el error.

En este caso el símbolo de esta bonanza es ni más ni menos que la Blackberry Storm2, la de la fotico.

Para ponernos en antecedentes comencemos por el principio.

Me quedo sólo con la tienda. La crisis ha hecho que el negocio no sea muy bollante y hay que recurir a medidas desesperadas. Así que ahí estoy yo, llevando papeleos, ventas, compras, reparaciones, devoluciones, quejas, reclamaciones, .... todo, todo y todo.

Un poco agobiante, pero más o menos manejable. Siendo autónomo veo para mi regocizo que los de Vodafone han sacado una promoción para mí (y algunos más, supongo) donde entran la llamadas en horario laboral, el acceso a internet y un pedazo de Blackberry Storm2 como la copa de un pino.

Ahora trabajo con una curve 8520. Está de lujo que te crujo pero no tiene la potencia suficiente para mover aplicaciones grandes ni tiene 3G, así que mirar las cuentas del banco, por ejemplo, se tarda un rato bueno.

Excelente, pienso. Con un pepino como la Storm2 podré hacer bastantes más consultas desde cualquier sitio. Hacer pedidos mientras estoy en el baño, devoluciones mientras estoy de cañas o incluso controlar remotamente el PC de la tienda sin estar en ella.

Bueno, vale, y además es más grande que la de mi cuñado ;-)

Pero héteme aquí que nada es tan sencillo como parece. Al estar todo el día en la tienda no puedo salir más que antes o después del horario. Por internet no puedo hacer todas las gestiones.

Un mes me tiro para que me pasen a autónomo. En ese mes intento contratar esta promo y llego incluso a quedarme sin internet en el móvil durante una tarde entera (larguísima tarde). Los de la tienda me dicen que si, por la web me dicen que no, por teléfono que tal vez... mes y pico dándole vueltas al asunto.

Incluso estaba sopesando el cambio a otra compañía buscando un terminal potente para todas mis gestiones, aún pagando lo que quede de la permanencia.

Y cuando en estas estoy me llaman directamente desde la central de Vodafone en Madrid para proponerme ellos el cambio.

Imposible si no es con alta nueva. Me niego, llevo con el mismo número desde el año 2000. Así que la muchacha, maja como ella sola, me hace un chanchullo y como resultado estoy esperando el nuevo terminal para unos 15 días como máximo.

Ahora de repente, tras dos meses de fatigas, me encuentro con que mi mujer y mi hija están de vacaciones y aquí. Que el año que viene no tiene que irse fuera a currar, estará apenas a media hora en coche. Que los de vodafone me hacen caso y me dan el telefonaco. Que el negocio empieza a repuntar y da hasta para caprichos. Que españa se clasifica para la final del mundia.

Vamos, un asco de vida. Por lo menos para uno que siempre ha sido más de poeta maldito de la generación perdida.

¿Qué haré ahora? Estos post mega guays de "que chachi va todo" no son lo mío. En fin, supongo este momento tenía que llegar.

Ahora tendré que buscarme algo de lo que quejarme, no se... ¿Sigue la $GA€ por ahí?

lunes, 28 de junio de 2010

Un supuesto presupuesto

Según la ley nosecuatos barra taitantos, si se realiza un presupuesto de una reparación el importe de la misma no puede superar el que figura en el presupuesto.

O algo así dirá, imagino. Por lo menos el sentido común así lo dicta.

Hay presupuestos muy sencillos de realizar y otros bastante complejos. Algunos se pueden hacer sobre la marcha y para otros hay que dedicarle casi más tiempo que el de la misma reparación.

Lo más importante en cualquier caso es conocer el problema y así ajustar el presupuesto lo máximo posible.

Cliente: Buenos días. Tengo un módem josebé de chorrafone que no puedo instalar. Donde lo compré me han dicho que se lo traiga a un informático. ¿Cuanto me costaría que lo instalaras tu?
Yo: Pues vamos a ver. Me giro lentamente sobre mis propios pinrreles cual danzante de chotis y miro detenidamente la tabla de precios que tengo justo a la espalda sobre la cabeza. "Instalación de componentes y periféricos... tantos leuros".
Cliente: Perfecto, entonces... ¿Cuando me paso?
Yo: Vente esta tarde.

Meto el portátil en el taller, termino con lo que estaba, cigarrico de rigor en la puerta y a liarme con el cacharro nuevo.

Lo enciendo y me pide clave. Mal empezamos. Culpa mía por no habérselo preguntado. Una llamada de teléfono y me la da. Proseguimos.

Meto la clave y se reinicia el equipo. Mal continuamos.

Quito, pongo, pruebo, compruebo, chequeo, ... Parece ser que si al windows 7 le instalas unos códecs del año catorce antes de cristo comienza a funcional regular. Delicado el angelico.

Tras un buen rato hasta que consigo desinstalar, limpiar registros y tal por fin arranca el equipo como debería.

Descargo el programa de la web de chorrafone por que el que trae el módem es más antiguo y todo va como la seda. Bueno, casi todo. Se conecta pero no navega. Conecto el equipo a mi ADSL y compruebo que tampoco navega.


Limpio el equipo de arriba a abajo, monto unos laboratorios farmacéuticos con los virus que me han sobrado y ya navega a la perfección.

Llamo al cliente para contarle lo ocurrido.

Yo: Tu equipo ya está listo. No me dijiste que no arrancaba, pero en fin, no pasa nada. Te he limpiado el sistema de virus y de todo, te he configurado un par de cosicas que hacían que se reiniciara y te he instalado el módem.
Cliente: Chachi piruli. Esta tarde me paso con los X leuros que me dijiste.
Yo: No, perdona, por eso te llamaba. X es lo que cobro por instalarte el módem, pero el equipo estaba echo un asco, así que serán Y en total, y por ser para tí.
Cliente: Eso es demasiado. Déjamelo como estaba y te pago sólo X.
Yo: ¿Quieres que te lo estropée a caso hecho? Antes no funcionaba, no es que no pudieras instalar el módem, es que no podías ni llegar al escritorio de windows.
Cliente: Me da lo mismo, no estoy para gastar tanto. Tú déjalo como cuando te lo llevé y si eso otro día te lo acerco.

¿Qué hago ahora? ¿Le vuelvo a cargar los códecs viejos para que se reinicie el equipo y no arranque? ¿Lo dejo como está, funcionando, y no le cobro más que la instalación? ¿Se lo dejo funcionando y le cobro lo que le debería cobrar, y tener una bronca del quince?

Antes tenía la costumbre de encender el equipo delante del cliente para ver qué fallo tenía y comprarlo con el que él decía que tenía. Y lo sigo haciendo. Pero si alguien te dice que "no ha podido instalar un módem josebé" lo normal es deducir que es por falta de controladores o conocimiento, no por que el equipo no arranque.


Como sea así para todo me imagino al cliente hablando con los pintores: ¿Cuanto me sale pintar mi casa? -mil euricos mismo- Estupendo, pues ahí tienes el solar, los ladrillos, el cemento...

Salud y suerte

viernes, 25 de junio de 2010

Diagnóstico... asesinato

Salvo honrosas excepciones como House o cualquier mecánico de más de 50 años, la fase de diagnóstico suele ser la más compleja en cualquier campo.

¿En cualquier campo? ¡¡¡No!!! Una pequeña y joven ciencia sobrevive a los envites de la lógica y el estudio, manteniéndose alejada de estas cual powerbalance. Me refiero a la informática, evidentemente.

Cliente: Buenas, tengo un problema y vengo a por una tarjeta gráfica.
Yo: Ajá. ¿Se queda bloqueado con los juegos, se ve mal, no arranca, hace unos extraños pitidos al encenderse?
Cliente: No, tengo que darle de hostias al monitor para que eche a andar.
Yo: Ajá. ¿No es más probable que el fallo venga del monitor?
Cliente: Jejeje, no, hombre. ¿Del monitor? Imposible, por que después de tres o cuatro leches funciona a la perfección.
Yo: Yo te diría, con riesgo a echar por algo diez añicos de experiencia en el ramo, que el problema es del monitor. Seguramente alguna soldadura que al calentarse hace contacto y por eso falla sólo en frío.
Cliente: ¿Ya me quieres vender un monitor? Nada, pídeme una tarjeta gráfica y andando.

No tenía en existencias tarjetas AGP. Hace tiempo que no se montan. Así que tras darle unos cuantos precios se decide por una, la más baratuna, tras hacerme que le imprimiera las características de ochocientos mil modelos desde los veinte euros hasta los doscientos.


Le insisto bastante en que si quiere que le pida la tarjeta se la pido, sin problema. Pero que no le va a solucionar el tema, pero nada. Así que la pido y en un par de días queda en pasarse.

Como no sólo de clientes así vive el hombre, también hay proveedores que "animan" el cotarro. La tarjeta que debería de haberme llegado el miércoles estará ahora mismo en cualquier atasco de despeñaperros. Siendo viernes la tendré aquí el lunes. Queda uno de lujo cuando le asegura al cliente que algo llegará en dos días... y quien dice dos dice siete.

Vuelve hoy el cliente.

Yo: Mira, perdona, pero tu tarjeta me acaba de salir hoy mismo, llegará el lunes. Algún problema en el almacén, seguramente.
Cliente: Ya... es que... yo pa mi que es problema del monitor.
Yo: Ya lo se, pero eso no quita para que tu tarjeta llegue este lunes.
Cliente: Si... pero... es que he estado hablando con un primo mío que trabaja en esto de la informática: es conserje en una escuela y allí tienen muchos chismes. Me ha dicho puede ser del monitor.
Yo: Me alegra que tu primo el experto sea de mi misma opinión, pero la tarjeta te la llevas.
Cliente: ¿Tu no la quieres para nada? Es que ya sabiendo que es del monitor...
Yo: Eso lo sabíamos ya desde hace tiempo.

¿Sirve de algo haberle insistido en que la tarjeta se la llevaba? Pues no, para nada. Gracias a mi proveedor este buen hombre no volverá en un mes a la tienda, y luego no querrá saber nada de la tarjeta gráfica.

Parándose a pensar tengo mi buena hora echada en hablar con el hombre, solucionarle el problema, no ganar nada y encima quedarme una tarjeta gráfica que quizás con un poco de salsa barbacoa y empujándola con pan entre mejor.

No semos naiden.

viernes, 18 de junio de 2010

El tema del viernes

Llevar uno sólo el negocio tiene sus pros y sus contras.

Por un lado mola por que se hacen las cosas con otro carácter, sabiendo que si haces bien un trabajo lo puedes cobrar y pagar la hipotequilla un chusco de pan que echarse a la boca.

Aunque por otro lado también hay que tragar con todo, todo y todo. Ya no hay excusas como "eso te lo estaba mirando mi compañero, pregúntale a él" ni nada por el estilo.

En los negocios pasa exactamente igual que en la vida diaria, y es que a veces hay que hacer cosas que joden.




Buen fin de semana mis partes y de las de ese grupúsculo que son los Mamá Ladilla.

Salud y suerte

miércoles, 26 de mayo de 2010

Al fondo a la derecha

Supongo que todos lo habréis acertado, al fondo a la derecha está el servicio. O al menos así debería ser.


¿Qué significa servicio? Pues depende del contexto: "Servicio completo 70€ más la cama", "me llevo la Hustler al servicio", "hoy no bebo que estoy de servicio", "este PC me ha hecho un gran servicio", "todo el día con el intenné es ser vicio-so".

Centrándonos un poco en el tema, cuando uno llega a una tienda de informática lo hace buscando un servicio, técnico para ser exactos. Se entra con un problema y se sale o se debería salir con una solución. Dicha solución puede ser económica, cara, física, lógica, sencilla, compleja, ... pero solución al fin y al cabo.

Tengo un cliente del que no suelo hablar en el blog. No por falta de anécdotas, sino por que necesitaría otro blog y contratar un servidor dedicado para ponerlas todas y cada una.

Un señor mayor, adinerado caprichoso venido a menos con aficiones de audio y vídeo bastante caras. Más de una sabrá ya a quien me refiero ;-)


El caso es que es rara la semana que no aparece. Para ponernos en situación os diré que tiene un equipo con sus diez añitos muy bien cumplidos y hace poco se compró una videocámara de gama alta y el Adobe Premiere. A mi no, evidentemente. A mi me pregunta, me repregunta, me hace sacarle doscientos presupuestos y vuelve al día siguiente con la cámara debajo del brazo para que se lo explique.

Vale, no me quejo, así tengo excusa para lavarme las manos. También es cierto que mi oferta de videocámaras ni es ni puede ser la misma que la de establecimiento fotográfico especializado.

El caso es que lleva meses con el mismo problema: la imagen le da saltos. "Cambia el equipo" le dije en varias ocasiones. Estás metiendo el motor de un dos caballos en el chasis de un Hummer 3, sólo con que arranque te puedes dar con un canto en los dientes.

Resumiendo: yo le doy un servicio que el buen hombre agradece comprando tres cartuchos al año y pagándolos en cómodas mensualidades.

"Arrieros somos", pensé, en breve tendrá que caer un equipo nuevo y ahí te las voy a meter todas.

Oh mísero de mi, oh infelice. No caí en la cuenta de que alguna gente toma lo de "servicio" al pié de la letra y lo utilizan como tal, un sitio donde uno llega angustiado, suelta toda su mierda y sale encantado y feliz tras escribir alguna gilipollez en la puerta.

Tras años y años aguantándolo, por que no hay otra palabra. Haciéndome consultas de temas que no me competen, perdiendo tiempo y dinero con él, sabiendo encima de todo que luego me critica por atrás pese a seguir viniendo para mostrarme su eterno agradecimiento entró ayer en la tienda nada más abrir por la tarde poniendo el grito en el cielo:

Cliente: ¡¡¡Me cago en la sota de bastos, en los cienmil hijos de san Luis, en la escalera que se sube a la cabra y en todo lo que se menea!!!
Yo: ..... (Abrí el notepad y comencé a escribir en silencio "El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro, el miedo lleva a la ira)
Cliente:¿Pues no que mi hermano me ha obligado a comprarme un ordenador en tal tienda?
Yo: ..... (, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti")
Cliente: Pero eso si, son unos pringaos y unos inútiles y torpes. No me han puesto nada de lo que yo quería, así que te lo voy a traer para que tu me lo configures en condiciones.
Yo: y una polla. El equipo no es mío, así que no puedo responder por él.
Cliente: Pues yo te lo traigo, y te pago lo que haga falta.
Yo: Estaría bueno, treinta euros la hora más cada licencia del software que te instale. Además me vas a firmar una autorización que presentarás donde lo compraste diciendo que renuncias a la garantía del equipo y me autorizas a manipularlo.
Cliente: No hay problema.

Cagüen, yo poniéndole las cosas difíciles y no hay manera. El equipo lo compró en un sitio de esos que te los dan precintados y con clave en el BIOS, así que sabía a ciencia cierta que sólo con tocarlo perdería la garantía. Se lo expliqué ya por las buenas pero nada, que me lo traía y se la sudaba la garantía. Lo peor es que para todo lo que lo quiere ha comprado un equipo de gama baja. Habrá que ponerle una gráfica buena en breve, ampliarle la ram, montarle un segundo disco duro, una controladora firewire... vamos, que le salía casi más barato comprarse un gama alta que apañar este.

Entonces reflexioné: Si le hubiera vendido yo un equipo de gama alta le hubiera sacado como mucho unos cien euros. No está mal, aunque evidentemente no podría cobrarle las primeras incidencias. Por otro lado si lo compra fuera si que le cobraría cada chuminá que se le ocurriera (que si este icono debería de estar a la derecha, que si la barra de herramientas de este programa está demasiado alta, ...) y con tres o cuatro de estás compensaría la no-venta. Amén de tener siempre el as en la manga de decirle "esto ya es fallo de un módulo de memoria, mejor lo llevas donde lo compraste que te lo cambien en garantía a ver si cuela."

Pero como en el fondo uno es bueno, ahí estoy con mi regomello. Por un lado le pueden dar mucho por culo, ¿Que quiere que le configure el correo? Pues pasando por caja primero. Pero por otro da cosilla ver como la gente tira el dinero tontamente. Que no se lo gaste en mí es una cosa, pero que lo tire es otra muy distinta.

He ahí la diferencia entre un buen servicio y otro normal. En el normal te puedes aliviar pero corres el riesgo de que no quede papel, mientras que en el bueno tienes papel de sobra, un señor en la puerta para pasártelo si hicera falta, percha en la puerta y cenicero.

Eso de tener una urgencia y no poder encontrar un servicio a mano se puede considerar "Siniestro Total".



Salud y suerte

PD.- La foto es de http://foro.lapandadelcentollo.com/consejitos-netbook-vf8-vt11012-vp160453.html

viernes, 21 de mayo de 2010

El tema del viernes

La viejas costumbres, al igual que los retortijones, son algo que termina volviendo tarde o temprano.

En este caso es el tema del viernes, esa hermosa costumbre que se perdió y hoy no me podido evitar traerla de vuelta.

Normalmente suelo buscar algún tema significativo de la semana. Algo que resuma más o menos mi estado de ánimo.

Unas veces toca Rock, otras algún tema pop más ligero, otras metaleo, ...

Esta semana he terminado de papeleos. Bueno, CASI he terminado, que esto de la burrocracia tiene más flecos que la moto de Peter Fonda en Easy Rider. Así que buscaba un tema que describiera mi estado actual que viene siendo estar hasta la po** (¿Se puede poner "polla" en blogger?) de papeles para arriba y para abajo, correos electrógenos a diestro y siniestro, madrugones para estar a las ocho en alguna oficina, etc...

Aunque sea darle una patada en los cojones al concepto "música" y tirar mi melomanía por los suelos, no he encontrado nada más apropiado que...



Salud y suerte

viernes, 14 de mayo de 2010

Tiembla Murphy, tiembla.

Como supongo que ya sabréis esta semana comienzo mi nueva andadura como autónomo a cargo de mi humilde tienda. No pocos papeles, correo, mensajes, llamadas, etc... han tenido que pasar para que esto ocurra, pero por fin parece que se ve un poco de luz al final de túnel.

En principio la cosa estaba clara: se liquida la cuenta con el proveedor (soy franquicia), me devuelven el aval de cuando se comenzó la relación comercial, se anula el mismo, se firma el nuevo y se remite. Por otro lado se van dando de alta y de baja el resto de papeles de seguridad social y recibos domiciliados y tras un par de días en el limbo empresarial.

Pero héteme aquí que si algo puede descornejarse, se descornejará, aunque no esté seguro de lo que significa exactamente.

Todo listo, preparado y sobre todo pagado. Y a tocateja, como los viejos. Ya está liquidado el saldo y ni debo ni me deben.

11/05/2010
Recibo un correo en el que me confirman que está todo averiguado y que me mandan el aval: un papel que tiene que estar en Jaén antes del viernes para anularlo y ese viernes firmar el nuevo.

12/05/2010
Esto no llega, me cachis. Bueno, me suelen repartir por las mañanas y por las tarde, así que llegará por la tarde. Como por suerte tengo trabajo pasa la jornada y a última hora veo que no tengo papel alguno.

13/05/2010
Llamo para preguntar por mi papelico, que por qué agencia lo han enviado para ver si lo pueden remitir a Jaén en lugar de traérmelo a mi y así me ahorro un paso. La respuesta que obtengo es que el papel aún está en Tarragona.

P'habernos matao.

Con toda la educación y paciencia que me queda, muy poca tengo que admitir, me pongo a repartir llamadas y correos a diestro y siniestro hasta que consigo que lo envíen a Jaén por hypermegaurgentísimo.

En teoría llegará al día siguiente (hoy viernes) antes de las 10. Les insisto mucho en la hora por que si a esa hora no está no puedo firmar nada y tendré que esperar otro mes. Me dicen que no me preocupe, que sin problema.

14/05/2010

Comienzo mi jornada laboral sin meterme en plena faena a la espera de salir a firmar a las diez.

Y pasa el tiempo... y nos dieron las diez y las diez y media... Llamo para confirmar la entrega en Jaén y desde la capital me dicen que nones, que allí no ha llegado nadie. Llamo y me confirman que ayer salió como urgente, para ser entregado antes de las diez.

Llamo al transporte que me confirma que está en reparto, pero en 19 horas, así que llegará a lo largo del día.

¡¡¡Tu put* madre 19 horas, a las 10 debería de haberse entregado!!!

"Anda, pues si, jeje, que fallo más tonto" me contesta la amable telefonista.

A los cinco minutos me llama para decirme que el repartidor ha tenido un problema y se le ha pinchado una rueda de la moto. Ahí paso de la ira más profunda al descojone extremo. "Mire señora, ¿Quiere usted una tienda de informática? Si quieres te doy las llaves que yo me voy al parque a echarle miguitas de pan a las palomas".

Una hora más tarde, a las once, por fin llega todo, se firma y en estos momentos está toda la documentación está firmada, sellada y camino de Tarragona.

¿Qué pasará ahora? ¿Abducirán la furgoneta de reparto? ¿Se fugará el chófer a lo "Dioni"?

Mientras espero con el alma en vilo a que llegue el lunes y con el la tranquilidad voy a seguir trabajando, que viene siendo el motivo principal de tanto embrollo.

Y luego dicen de Murphy, si hoy tiro un gato desde la ventana con una tostada de mantequilla en la espalda fijo que el gato cae hacia arriba y se come mi tostada en el tejado.

Salud y suerte.

PD.- Ains que agustico me he quedao ;-)

miércoles, 12 de mayo de 2010

El lado oscuro del mostrador

Dentro de mis nuevas obligaciones en la tienda está la de dedicarme a asuntos que antes no llevaba, concretamente a todo, todo y todo.

Y dentro de este todo que se va sobrellevando está el de hablar con los proveedores y comerciales.

Yo siempre he sido más de correo electrónico: te digo lo que quiero, me mandas una proforma y asunto zanjado. Pero hay proveedores de "informática" que siguen chapados a la antigua.

Como si de una ferretería se tratase entran carpeta en mano, te enseñan un hermoso muestrario de cartuchos, ratones, etc... y te cantan el precio cual camarero de chiringuito. No dejan más papel que la tarjeta de visita.

"Tu me llamas, me dices lo que quieres y yo te lo traigo cuando pase por aquí. Si te corre prisa te lo mando por mensajería pero tendrás que pagar los portes". Pues chachi.

Pues héteme aquí que de pronto me surge pedir unos tóner compatibles. El cliente me dice que le corre prisa y que sean compatibles, que originales no.

Llamo al proveedor nuevo a ver que tal.

Yo: Buenas, dime precios y disponibilidad del toner tal y cual en compatible.
Proveedor: Sape, sape, sape, ¿Ande vas con esas bullas? Ahora me pillas tomando café, pero luego tengo que pasar por casa y te lo miro.
Yo: Ah, hombre, perdona. Es que como son las seis y media de la tarde pensé que estarías currando.
Proveedor: Ciertamente, currando estoy, yo no paro nunca, ya sabes de aquí para allá...

Pasan las horas y a las ocho y cuarto me llama, me dice precios, llamo a mi cliente y me confirma el pedido "pero si están aquí mañana". No poblemo, si este tío no pasa por aquí que me lo saquen por la mañana para tenerlo a media tarde.

Tontico soy, que parezco novato.

Eso fue el lunes, así que el martes lo llamo a las diez (para no pillarlo desayunando).

Yo: Buenas, que soy yo. Échame dos tóner de los que te pedí ayer.
Proveedor: ¿Tú quien eres? ¿Qué quieres? ¿Qué tóner? Espérate que me pillas tomando café, ahora te llamo.

Y pasa la vida, pasaaa la viiiiiidaaaa ...

A eso de las doce del mediodía.

Proveedor: Buenas, ¿Me decías algo de un cartucho de qué?
Yo: No, dos tóner número taitantos, ya, aquí, hoy.
Proveedor: ¿Y qué más?
Yo: Nada, los tóner solo. Ayer no te los pude pedir por que me llamaste a las tantas para darme el precio, así que ahora simplemente envíamelos.
Proveedor: ¿Sólo eso? Es muy poco.
Yo: Seguro que si, pero el cliente los necesita y nunca te he comprado nada, así que me los mandas y si veo que van bien te digo pidiendo cosas.
Proveedor: Pues espérate entonces, por que para dos tóner no me pego el viaje a Alcalá. Ahora te llamo.

Pues mañana echada, estoy ya a punto de apagar los equipos y cerra para irme a comer cuando suena el teléfono.


Jefe de proveedor: Buenas, soy Perico el de los palotes, me ha dicho Proveedor que le has pedido sólo un par de tóner.
Yo: Pues sí, y además con la absurda intención de tenerlos aquí hoy mismo.
Jefe: Pero es que es muy poco, y te voy a tener que cobrar los portes.
Yo: Perfecto, me cobras lo que quieras, pero envíamelo ya que los necesito urgentemente.
Jefe: Vale, vale, como quieras. Pero que sepas que es una gilipollez y vas a perder dinero por la tontería de no querer pedir más.
Yo: No, si pedir no he pedido nada aún, y a este paso lo pediré a finales de agosto. Envíamelo ya pero ya, ya.

Cuelgo y antes de salir por la puerta vuelve a sonar el teléfono. Que le de mi dirección de correo que no la tienda. Tócate los huevos.

Esa misma tarde a eso de la siete vuelve a llamarme.

Jefe: Macho, que llevo llamándote toda la tarde y no hay manera de hablar contigo, el correo que me has dado está mal, me da fallo.
Yo: Es la primera vez que me llamas esta tarde, abro a las cinco, si has llamado antes es tu problema. Y el correo te lo dije bien, repítemelo por que te habrás confundido al anotarlo "con las prisas". (Nótese la ironía). De todos modos ya casi que no me mandes nada, pregunté por el tóner el lunes y ya está acabando el martes.

Confirmamos el correo y vuelve a llamarme a las ocho de la tarde.

Jefe: Tío, que no, que esto está mal. Apúntate el mío y me mandas uno que lo confirmemos.
Yo: Como usted quiera.

A las ocho y media me vuelve a llamar.

Jefe: Campeón, que no me ha llegado nada, eso es que tu correo está roto.
Yo: Si, pierde por el radiador, pero tiene la junta culata nueva.
Jefe: No se, pero no me ha entrado ningún correo tuyo.
Yo: A ver, con educación, que ya no quiero nada, gracias.
Jefe: Pero vamos a ver, ¿Me pides un tóner y ahora no lo quieres? Pues vaya.
Yo: Lo pedí ayer para tenerlo hoy como me juró y perjuró tu comercial el otro día, y mira a que alturas estamos y no tengo tóner.
Jefe: Pero es que es de tontos pedir tan poco.
Yo: Así somos los tontos, que perdemos el dinero haciendo pedidos chicos y el tiempo hablando por teléfono.

Y colgando me fui a casita.

Esta mañana para mi sorpresa vuelve a llamarme, me pregunta por el pedido y le digo que no me hace falta, que mi cliente me ha mandado ya a tomar por culo y me veo en la obligación de hacer lo propio con ellos.

Busco en mi lista de correos, localizo un proveedor de consumibles. Tiene los que yo quiero (un poquito más caros, pero apenas unos euros), me manda la proforma, ingreso hecho y me acaba de confirmar que han salido, así que esta tarde los tengo aquí.

Normalmente pido a mi proveedor habitual, por una herramienta web y sin problema. Cuando tengo que pedir algo fuera siempre me preguntan si quiero algo más para compensar portes y si digo que no pues me lo mandan tal cual y aquí paz y después gloria.

Comprendo que haya crisis, pero llamar tonto a un cliente por pedirte poco me parece una estrategia de ventas algo... arriesgada (por decirlo finamente).

Esto es lo que pasa cuando se da el salto de la luz al Lado Oscuro del mostrador


Salud y suerte

jueves, 6 de mayo de 2010

Subtitulost (III)

A falta de cuatro capítulos para el finale de la temporada y la serie al completo, y tras seis temporadas enteras poniendo subtítulos para los más apretados, los subtituleros de Lost siguen con ganas de cachondeo.

Por no esperar unos días todos nos descargamos Lost el miércoles por la mañana. Insisto en el meritazo que tienen y el respeto que se merecen los que se entretienen en ver el capítulo una y otra vez, traducirlo y escribir los subtítulos para que apenas unas horas después de su emisión lo tengamos disponible.

Y supongo que precisamente por eso, por el tiempo que tienen que invertir en tal empeño surge el sentido del humor a modo de respuesta y razón para tanto trabajo por amor al arte.

En el capítulo de esta semana han querido homenajear a Piratas del Caribe (supongo que ya que la Roca Negra se parece a la Perla Negra era referencia obligada):


Ya metidos en faena si a Jack lo rebautizamos tan anglosajonamente, que menos que con Locke hagamos lo propio pero en versión castiza:


A este paso terminarán traduciendo "Widmore" por "Milloneti".

Por cierto que aún no me he recuperado de este capítulo 14º, todavía llevo un paquete de kleenex en el bolsillo por si me acuerdo del submarino...

Salud y suerte.

viernes, 16 de abril de 2010

Así viví mis bym

Ayer por fin, tras dos o tres años de amagos, acudí a las jornadas Blogs y Medios de Comunicación de Granada, bym para los amigos.

Mi intención era asistir por la tarde para ver las ponencias y quedarme para la cerveza y las Flash show, pero lamentablemente tenía curro y tuve que ir directamente a la cerveza (ahí nos las den todas).

Una cosa no quita la otra y aproveché la tarde para ver online la presentación de 1001medios por parte de Paco Torres. Genial, daban ganas hasta de participar y escribir... más.

Serían las nueve cuando llegué a Granada y sobre las diez menos cuarto cuando aparqué, cagüen los tráficos de ciudad. Una caña rapidica con Mariquilla, unas croquetas de cena y para el Damasqueros a ver a la peña.

Ahí conozco a... un montón de gente. Entre el nombre real, el nick, el cargo (puestazos, todos periodistas de postín) y el lío de gente al final no se ni a quien conocí.


El primero de todos Jjmerelo, lo reconocí nada más llegar. Sólo lo he visto una vez y fue en televisión, en Telecinco, es curioso los años que pierde uno al pasar de ir con traje a llevar camiseta y vaqueros. Un rato de charla informática con todo un catedrático no es moco de pavo, lástima que entre unas cosas y otras no dio tiempo a charlar más rato.

Mi "sobrino" Fermín va inmortalizando mientras comienzan a venir los asistentes a los flash shows y de pronto algo ilumina el local. No es que haya salido el sol, o los halógenos se hayan vuelto locos, es que por la puerta entraba... Bere Casillas.

La primera vez que lo veo en persona desde el año y pico que hace que nos conocemos, pero su carisma lo hace inconfundible, amén de la elegancia que rebosa.

Entra, saluda a unos y otros y se acerca a donde estaba yo. "Hombre, Bere, un honor" le digo apretándole la mano mientras impertérrito me miraba con cara de palo. "Este... que soy yo, Rafa, elrafa..." no se, lo mismo no me conoce. Y con el mismo rostro serio sentencia: "Ya se quien eres, perfectamente, pero después de un año nos vemos por primera vez... ¡¡Dame un abrazo, gilipollas!!" Foto de rigor (a ver si tiene un hueco y la sube que se comparta) y charla animada y relajada contando anécdotas y demás.

Ya está la cosa en marcha y el viaje ha merecido la pena: he "desvirtualizado" a Bere que se me resistía, las flash shows cojonudas, la cerveza gratis... genial todo.

Pero faltaba algo, evidentemente, y entra por la puerta Barrera. Cogiéndome del brazo me saca fuera del local y dirigiéndose a un pequeño grupo me presenta: "Mi amigo tiene una tienda de informática en un pueblo de Jaén, Alcalá la Real. Tiene un blog donde cuenta las anécdotas con sus clientes. Se lo han copiado, lo han traducido al inglés y se creó 'The It Crowd' ".

Con dos cojones.

En ese grupo estaba Ron, de Fogonazos, y una de las personas que más ganas tenía de concer en el MundoReal(tm): Wicho de Microsiervos.

Así charlando con unos y con otros iba pasando la noche hasta que nos cerraron el bar (pandilla de cierrabares) y echamos la última en un pub. Ahí poquito ya, la verdad, que uno tiene una edad, pero fue más que fructífera la charla con Omarhavana, fotógrafo cojonudo que regenta un restaurante en la mismísima Camboya. Se dice pronto.

No se puede decir que no exprimí el jueves al máximo, y con ganas de más me quedé. Sobre todo de conocer a Paco Olivares para que bendijera mi blackberry.

Aún queda la mañana de hoy de ponencias y presentaciones, pero el deber es el deber y tendré que volver a verlo por streaming. Que por cierto va de lujo.

¿Qué he aprendido en estas jornadas?

Primero que la gente que por internet es maja, en la vida real son mucho mejores. Segundo que la imagen del avatar tiene que ser de cuando uno tenía diez años menos y tercera y más importante: cuando hay cerveza de por medio, relajación de fin de jornada y buen ambiente la cosa se disfruta mil veces más.



¿Qué vamos a hacer cuando apaguen Internet?

Salud y suerte

sábado, 10 de abril de 2010

Excusatio non petita

... acusatio manifesta, que decían los romanos cuando hablaban así de raro. Va siendo hora de justificar esta sequía, este cuentagotas de artículos de los últimos tiempos.

Aunque "non petita" no es exactamente, ya que aproximadamente el 66% de mis lectores asiduos (Chache y Fran) me han reprochado últimamente el no escribir. Y como de bien nacido es ser agradecido, qué menos que una justificación antes de que procedan al abandono total de este ciber-recoveco.

Resumiendo mucho, mucho, mucho podríamos decir que la cosa está chunga.

Cosa, preciosa palabra que según el drae es "todo lo que tiene entidad ya sea corporal o espiritual, natural o artificial, real o abstracta".

La cosa del estudio la llevo a contrapié. Comienzo la práctica del bloque cuatro y ya ha salido publicado el bloque cinco, así que siempre me llevan una ventaja de dos o tres unidades. Teniendo en cuenta que estudio en los cuatro ratos que tengo libres en el taller (dos ratos a partir de ahora) y cuando llego a casa a las nueve o las diez de la noche después de haber salido a las ocho o las nueve de la mañana, es comprensible que tanto mi nivel de atención como el de interés estén bajo mínimos. Menos mal que ahí está el domingo sin fórmula uno, que me permite actualizar las prácticas y enviarlas antes de perder la contienda por abandono.

Si la cosa del estudio va a contrapié, la del pié va a contranatura. Es como Flashforward, si no va bien nos esperamos unos meses a ver si se nos ocurre algo mejor. Así que de seis en seis meses veo a mi traumatólogo. "A ver si se quita solo", seis meses después, "uy pues no, a ver con rehabilitación", seis meses después, "anda, pues tampoco, te voy a pedir unas pruebas"... y así sucesivamente. Si trabajara en una oficina detrás de un escritorio de ocho a tres no me importaría tanto, pero caramba, que hay días en los que no me siento (o me siento mal, por ende).

Y si la cosa de la rodilla va a contranatura, la de la naturaleza de mis ingresos es todo un contradios. Contraparafraseando (toma moreno) al anuncio de Ikea, "donde no caben dos, con suerte cabrá uno", así que me quedo yo solico al frente de la tienda, si para dos no da, a ver si para uno.

Pues esta es mi espiral de los últimos tiempos. Tengo más curro, más responsabilidad, más stress, más horas castigando la rodilla, más cansancio al llegar la noche... y por otro lado menos tiempo para escribir, estudiar, echar unas cañas... en fin, lo más preciso del mundo.

Aunque no todo van a ser penas. Aunque estos últimos siete años he estado trabajando aquí, en mi tienda, ahora lo veo todo diferente. Es "más mía", y eso se nota.

De momento estoy de papeleos, que no son pocos, a ver si en esta semana que empieza consigo tenerlo todo medio enjaretado y a partir de la siguiente a apretar los machos un poco más cada día.

Intentaré no dejar pasar las semanas sin comentar nada por aquí, que se está empezando a animar la tienda (inviernus horribilis) y comienzan las anécdotas, encontronazos y curiosidades de la relación cliente - humano.

Gracias por la paciencia y hasta muy pronto.

Salud y suerte.

PD.- Mientras seguiremos "Persiguiendo al Futuro"

miércoles, 24 de marzo de 2010

SubtituLOST (II)

Tras la... ¿Sorpresa? del pasado capítulo de Perdidos  (el 6x08) con los subtítulos, esta novena entrega, digna del mejor de los santos, no se queda corta en absoluto.

Para empezar, y sin meterme en tramas ni argumentos, verlo en VOSE no deja de ser curioso ya que durante más de medio capítulo se habla en español. Así que cuando los personajes hablan es español se subtitula en inglés y cuando lo hacen en inglés se subtitula en español.

¿Que te parecía la serie enrevesada? Pues ya con este idioma-mix ni te cuento.

Y para rematar la faena un guiño de los traductores. Una broma como la anterior aunque en este caso al menos han añadido una "nota del traductor", que siempre queda mejor que soltar la burra y a ver que pasa.

Y hela aquí la sorpresa que los "subtituLost" nos han dejado esta semana:


Richard dice en español "¡Si me quieres, vete!", que se subtitula en inglés como "if you love me, Go!" y se resubtitula con un Lolafloriano "¡Si me quereis, irse!"

¿Será por humor?



Salud y suerte.

martes, 23 de marzo de 2010

Jornadas Blogs y Medios de Comunicación Granada

>Pues si, señores, por fin, tras varios años de quiero y no puedo, este me he decidido.

Hola, me llamo Rafa y acudiré al Blog y Medios.

Por motivos laborales no podré ir los dos días, así que me he decantado por el jueves por la tarde, así pierdo menos de curro.

No podré escuchar a JMerelo, me conformaré con verlo en telecinco hablando de seguridad en redes sociales. Tampoco podré ver a Barrera en acción, aunque eso duele menos, ya me contará delante de unos buenos chuletones en la siempre agradable compañía de MariquillaS.

A quien si oiré con atención será a Wicho, de Microsiervos, ávido de curiosidad espero ese momento.

Y sobre todo, lo más importante, conocer a toda esa gente que leo en twitter y blogs, que sólo conozco por una pequeña foto de avatar (y encima en 2D). Pasar una noche diferente en las Blogs & Beers y, seamos sinceros, traerme de paso una camiseta nueva, que falta hace la renovación.

Evidentemente me llevaré la blackberry. No por chulear, ni mucho menos, sino a la espera de que acuda Pacolivares y le eche un repaso.

Blogeras y blogeros, nos vemos en menos que se cuelga un windows.

Salud y suerte.

viernes, 19 de marzo de 2010

SubtituLOST

Como buen seguidor de Perdidos (Lost) y apretado que es uno suelo ver los capítulos en versión original una semana antes (ahora diez días) de que se emitan en cuatro.

Primero agradecer a los rippeadores y "subtituladores"el esfuerzo que supone grabar la serie, quitarle los anuncios, traducirla, subtitularla, montar los subtítulos, crear el archivo, subirlo a internet y difundir el enlace, todo en unas horas para que el miércoles por la mañana los tengamos disponible.

AVISO ESPOILER

Si no has visto el capítulo 8 aquí van unos segundos segundos del final, así que no sigas... o sigue... o haz lo que tu quieras que ya eres mayorcico.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Como iba diciendo tal vez la premura en enviar el archivo unida a las horas intempestivas puede hacer que la imaginación aflore y se imponga a la traducción literal.

¿Cómo si no se explica traducir "sub" por "el submarino amarillo de los Beatles"? ¿Y qué significa "pilotear"?


Y aquí el vídeo para que veáis que no miento




Salud y suerte

miércoles, 17 de marzo de 2010

Doctor Windows


Como cada medio año, más o menos, hoy ha tocado visita al traumatólogo. ¿Que para que sirve? Para escaquearse una mañana del curro y... bueno, ¿No es suficiente excusa?

Este traumatólogo que tengo ahora me lo recomendaron encarecidamente, tanto es así que cuando pedí cita para este especialista en lugar de para el anterior la del ambulatorio me sonrió diciendo "Mu bien pensado".

Así me planto es mañana en Jaén, capital del Santo Reino. 14º a la sombra que no los aguantaba ni supu (será la falta de costumbre), media Jaén levantada por las obras, la otra media pidiendo a gritos que la levanten también y llego al hospital.

Esperar lo que se dice esperar no esperé nada. Ni de tiempo delante de la puerta cerrada ni menos aún de una pronta solución.

Dime que te pasa, me pregunta el doctor. Su puta madre, pienso yo, llevo más de tres años explicando la misma historia una y otra vez. Pues mire usted, que tras la rehabilitación estoy exactamente de la rodilla derecha. La izquierda, sin embargo, parece sentir cierta empatía hacia su vecina y está también dando por culillo a punto de quitarle la vez.

A ver, a ver... tras un rato de cháchara y de mirar la pantalla del ordenador tecleando "resonancia magnética" de carácter en carácter con el índice de la mano derecha me pide una resonancia.

El tiempo es oro, que dicen,  pues a mi me han atracado a mano armada.

Desde hace unos cuatro o cinco meses me trata este médico por que el otro era un chulo incompetente. Así que los primeros dos años y pico tirados por la borda. Evidentemente este ha empezado desde cero, se ve que o no me cree o no se fía o ve House: "todo el mundo miente". Así que tras volver a hacer rehabilitación, volver a quedarme peor tras esta vuelve a pedirme una resonancia y tendré que volver a esperar dos o tres meses a que me la hagan más otros tantos a que teniéndola el médico en sus manos me cite.

Este último paso se podía haber evitado de no haberme traspapelado los resultados de la otra, pero eso pertenece ya al pasado.

El caso, y aquí viene el sentido del título, es que a la hora de despedirme me insiste en que ande mucho y sobre todo que nade.

Es que me duele, hijo mío, y andar ando (anduve gilipollas), pero no puedo perder todos los días una hora de casa al curro y viceversa andando. E insiste, que ande en llano, que es muy bueno.

E insisto, que si pudiera andar mucho, rápido y sin problemas no hubiera venido al médico.

Es igual que la ayuda de Microsoft.

¿Que el equipo no arranca? No hay problema, instale esta actualización
Si, pero es que no arranca.
Claro, por que no le has instalado la actualización.
Ya, pero ¿Como se la instalo sin arrancar el equipo? ¿Por simbiosis dejando el cd junto al monitor toda la noche?

¿Han contestado a la duda?
Pozí
¿Ha servido para algo?
Ponó.

Y así vamos mes tras mes, año tras año. Cuando me hagan la resonancia y tengan los resultados no se que se verá, en la anterior parece ser que no había nada raro.

Tal vez no tenga ninguna enfermedad de esas raras de House, ningún síndrome con apellido alemán, pero coño, que duele. No creo que sea muy profesional tras 3 años de médicos que el único diagnóstico que tengo señale una "gonalgia rotualiana derecha". Uséase que duele y punto.

Esta tarde no repararé ningún ordenador, cobraré por ello y le diré a todos los clientes "tu enciende el equipo, navega por internet sin problema y si acaso pásate ya después de semana santa" ¿Qué? ¿Que el equipo no enciende? Pues hazme caso a mi que soy el especialista. Conéctate a internet con el ordenador, aunque no encienda, que siempre es bueno que esté conectado, así no pierde masa muscular.

Salud y suerte

jueves, 25 de febrero de 2010

Predicando con el ejemplo

En estos tiempos de crisis el ahorro es la meta fundamental de todo buen hijo de vecino.

Ahorro en vicios y caprichos, en ropa, en vacaciones, en viajes, ... ahorro en general.

Tal vez en lo que más haya que mirar este ahorro es en la comida, ya que se viene haciendo a diario, aunque tristemente no en todos los casos.

Mucha gente por motivos de trabajo está obligada a comer fuera, de menú. Normalmente está entre los 8 y los 12 euros (al menos por aquí). Así que buscar el sitio idóneo puede ser un importante ahorro al cabo del mes.

Pero no sólo el que va a comer piensa en las perricas que se ahorra, los de los restaurantes también. Si hace unos años te pedías un plato combinado te venía un filete de lomo de dieciocho kilos, trescientas cuarenta y dos patatas, doce huevos fritos del tamaño de Albacete, pan y vino.

Ahora se nota el ahorro. El filete de lomo puede pasar por un montadito, pero sin pan. Las patatas son las que sobraron del día de antes, tres concretamente, y sobra decir que el pan y el vino aparte.

Y en esta política de eliminar lo innecesario... ¿Qué mejor que hacerlo desde el mismo menú, es decir, desde su propio cartel?



Si queremos ahorrar al hacer un sandwich... ¿Qué mejor manera que empezar quitándole las letras que le sobran?

Tiempo habrá a la hora de servirlo de quitarle un poco de jamón, la guarnición...

Salud y suerte

sábado, 6 de febrero de 2010

Clientela cantinela, la magdalena y otras hierbas

Variopinta es la clientela que tiene uno, y de agradecer que la mantenga. Hoy vamos a hablar de un tipo de cliente que es una mezcla entre José Mota y Santi Rodriguez. Pero no por lo gracioso y simpático, nada más lejos de la realidad, sino por lo cansino y ansiaviva.

Para poneros en antecedentes cuando estoy solo en la tienda suelo estar metido en el taller (el zulo, que lo llamo "cariñosamente"), con la cabeza dentro de algún cacharro y un ojo en la webcam que uso para ver quien entra. Como quité el pito de la puerta (el chivato, vamos) la gente piensa que desconozco su entrada, así que este ansia en particular entra tosiendo, gritando ¿¿¿¡¡¡Hola!!!??? y haciendo ruido con las llaves.

A la velocidad de la luz salgo del taller, unos diez segundos más o menos. Y creedme si digo que en ocasiones me arrepiento.

Yo: Buenas.
Cliente: Tarjetas, buenas, de memoria, tardes.
Yo: ¿De qué tipo?
Cliente: Del mejor que tengas.

Mal empezamos. Tras cinco minuticos de discusión logro deducir el tipo de tarjeta que necesita. Lamentablemente era una xD y no tengo, apenas se usa y se vende muy poquito.

Cliente: ¿Y me la puedes pedir?
Yo: Claro, a ver... tengo una de 2 higos que te sale en tanto.
Cliente: ¿Y de cuatro?
Yo: De cuatro no tengo en la tarifa, sólo de dos.
Cliente: Pues dame la de dos.
Yo: Te la pido entonces y la tienes aquí el lunes.
Cliente: ¿No la tienes aquí? Si la tienes que pedir pide la de cuatro.
Yo: Aquí no tengo ninguna de ese tipo. Te la puede pedir, pero la de dos, de cuatro no hay en la tarifa.
Cliente: ¿Pero tienes aquí la de dos?
Yo: No.
Cliente: ¿Y la de cuatro?
Yo: Tampoco.
Cliente: Pues entonces pídeme una de cuatro.
Yo: No tengo en tarifa, te la puede pedir de dos.
Clientes: Pues dame la de dos entonces.
Yo: No la tengo aquí, tengo que pedírtela.
Cliente: Pues entonces pídeme una de cuatro.
Yo: A ver, de cuatro no tengo en la tarifa ni aquí, pero de dos si que tengo en la tarifa pero no aquí.
Cliente: Entonces... ¿Me puedes pedir una de dos?
Yo: Si.
Cliente: ¿Y de cuatro?
Yo: No.
Cliente: ¿Tienes aquí alguna de dos?
Yo: No.
Cliente: ¿Y de cuatro?
Yo: Tampoco.
Cliente: Ajá... pero ¿Me puedes pedir una de dos?
Yo: Si.
Cliente: ¿Y de cuatro?
Yo: No.
Cliente: Entonces... yo creo... espera que lo consulte.

Saca el móvil e intenta explicarle la conversación al destinatario de la memoria. Imagínense si a dos bandas la conversación era complicada cómo sería a tres.

Cliente: Que dice que si tienes de más de cuatro.
Yo: No, sólo de dos y te la tengo que pedir por que no es una memoria de uso frecuente.
Cliente: Pues el dice que la lleva usando más de un año.

Finalmente me encargó la de dos, que al fin y al cabo era la única opción plausible desde el comienzo (o bien acudir a otro establecimiento a ver si tenían más variedad). Aunque justo antes de irse gira la cabeza hacia la vitrina de las memorias.

Cliente: Aquí tienes de cuatro.
Yo: Pero son de otro tipo.
Cliente: ¿Y no le valen a mi cámara?
Yo: No, la tuya usa otra memoria.
Cliente: ¿Y de la mía no tienes de cuatro?
...

Ganas me dieron de decirle "te la puedo dar, pero hoy no... mañaana".

Aunque estas cosas suenan mejor cuando las cuenta Santi:



Salud y suerte.

martes, 2 de febrero de 2010

¿Hay alguien ahí?

Eooooo, ¿Hay alguien ahí? Parece que está el blog abandonado.

Nada más lejos de la realidad. Simplemente es un cúmulo de circunstancias que han dado como resultado que en tres semanas no haya podido prácticamente ni rascarme una orejilla entrehoras.

Tres semanas de rehabilitación, de dos de la tarde a tres y media o más. Así que de casa a la tienda, de la tienda a rehabilitación y de rehabilitación casi casi a la tienda de nuevo. En el breve espacio que queda apenas comer algo y reposar de la paliza fisioterapéutica de los webs.

A un día de tener un examen de formación profesional a distancia, el poco tiempo que me quedaba por la noche entre cerrar la tienda, llamar a mi señora a ver que tal le ha ido el día y ver alguna peli, serie o simplemente cenar (ya que al mediodía poco alpiste ingiero) lo dedico a repasar un poco. Más que nada para saber de qué irá el examen.

Si unimos mañanas y tardes currando, tardes de fisio y noches de estudio/engullimiento apenas si nos quedan las horas de dormir para escribir algo. Si bien ambas cosas son precisas para el cuerpo y el alma, la de dormir se hace más necesaria con la edad.

A todo esto hay que sumarle que no pasa nada extraordinario. Unos clientes saben lo que quieren, lo piden, pagan y se van. Otros quieren hacer algo y no saben como, así que preguntan en lugar de especular. Así que ni anécdotas curiosas ni graciosas ni nada de nada. Por un lado bien, por que tampoco hay cuando contarlas, pero por otro me están dejando con la mente totalmente en blanco.

Si no pasa nada, a finales de semana estaré ya por fin liberado y tendré ese tiempo libre que tanto ansío, para entre otras cosas subir algún relato a Entre Aldonzas y Alonsos, escribir alguna reseña sobre La Herencia Valdemar, o simplemente narrar la última de mi médico (esa es buena).

Así que si todavía queda alguien que entre de cuando en vez, que no piense que esto es un erial 2.0, más bien una tierra en barbecho a la espera de días mejores y más inspirados.

Salud y suerte.

lunes, 18 de enero de 2010

De Zevilla, mi arma.

Cuando se anuncia un partido de fútbol importante no sólo basta con conocer lo equipos, sino que hay que llegar más lejos y escribir los nombres en su propio idioma.


Antes se llamaba "Inter de Milán", ahora sólo "Mílan". No es que esté mejor ni peor, sino que con sólo escucharlo ya se mete uno en el papel, hasta pronunciamos el cacofónico "Mílan" con acento italiano y haciendo los gestos típicos con la mano.


No sólo sucede esto cuando los que se debaten en campo son extranjeros, con los equipos de aquí pasa lo mismo.


Imaginémonos un encuentro de dos de los mejores equipos del momento, el FC Barcelona y el Sevilla CF. Imaginémonos también que el partido es un sábado y el miércoles anterior ante una pírrica victoria del equipo catalán queda eliminado de nosequé liga. La cosa se pone caliente. Los fervientes afinicionados acuden al campo al grito de "os eliminamos el otro día y volveremos a hacerlo".


Pero... ¿Cómo calentar más el ambiente? ¿Como hacer que la gente vaya a tu bar y no a otro a ver el encuentro?


Fácil solución, cambiando el nombre "castellanizado" de los equipos y poniendo el original, así se le da más peso y por ende más ánimo en los televidentes deportistas de barra y caña.






(Clic para ampliar)

Así, con una pequeña variación. Para mi gusto hubiera sido mejor, ya metidos en faena, haberlo escrito con "Z", más de la tierra quedaría, aunque no se puede negar que los zevillanos y zevillanas correrán al bar a ver el fúrbol a base de selvezas varias.

Salud y suerte.

martes, 12 de enero de 2010

A partid de hoy, Red y Libertad


Consideramos imprescindible la retirada de la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible por los siguientes motivos:
  1. Viola los derechos constitucionales en los que se ha de basar un estado democrático en especial la presunción de inocencia, libertad de expresión, privacidad, inviolabilidad domiciliaria, tutela judicial efectiva, libertad de mercado, protección de consumidoras y consumidores, entre otros.
  2. Genera para la Internet un estado de excepción en el cual la ciudadanía será tratada mediante procedimientos administrativos sumarísimos reservados por la Audiencia Nacional a narcotraficantes y terroristas.
  3. Establece un procedimiento punitivo «a la carta» para casos en los que los tribunales ya han manifestado que no constituían delito, implicando incluso la necesidad de modificar al menos 4 leyes, una de ellas orgánica. Esto conlleva un cambio radical en el sistema jurídico y una fuente de inseguridad para el sector de las TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación). Recordamos, en este sentido, que el intercambio de conocimiento y cultura en la red es un motor económicoimportante para salir de la crisis como se ha demostradoampliamente.
  4. Los mecanismos preventivos urgentes de los que dispone la ley y la judicatura son para proteger a toda ciudadanía frente a riesgos tan graves como los que afectan a la salud pública. El gobierno pretende utilizar estos mismos mecanismos de protección global para beneficiar intereses particulares frente a la ciudadanía. Además la normativa introducirá el concepto de «lucro indirecto», es decir: a mí me pueden cerrar el blog porque «promocionó» a uno que «promociona» a otro que vincula a un tercero que hace negocios presuntamente ilícitos.
  5. Recordamos que la propiedad intelectual no es un derecho fundamental contrariamente a las declaraciones del Ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Lo que es un derecho fundamental es el derecho a la producción literaria y artística.
  6. De acuerdo con las declaraciones de la Ministra de Cultura, esta disposición se utilizará exclusivamente para cerrar 200 webs que presuntamente están atentando contra los derechos de autor. Entendemos que si éste es el objetivo de la disposición, no es necesaria, ya que con la legislación actual existen procedimientos que permiten actuar contra webs, incluso con medidas cautelares, cuando presuntamente se esté incumpliendo la legalidad. Por lo que no queda sino recelar de las verdaderas intenciones que la motivan ya que lo único que añade a la legislación actual es el hecho de dejar la ciudadanía en una situación de grave indefensión jurídica en el entorno digital.
  7. Finalmente consideramos que la propuesta del gobierno no sólo es un despilfarro de recursos sino que será absolutamente ineficaz en sus presuntos propósitos y deja patente la absoluta incapacidad por parte del ejecutivo de entender los tiempos y motores de la Era Digital.
La disposición es una concesión más a la vieja industria del entretenimiento en detrimento de los derechos fundamentales de la ciudadanía en la era digital.
La ciudadanía no puede permitir de ninguna manera que sigan los intentos de vulnerar derechos fundamentales de las personas, sin la debida tutela judicial efectiva, para proteger derechos de menor rango como la propiedad intelectual. Dicha circunstancia ya fue aclarada con el dictado de inconstitucionalidad de la ley Corcuera (o «ley de la patada en la puerta»). El Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internetrespaldado por más de 200.000 personas, ya avanzó la reacción y demandas de la ciudadanía antes la perspectiva inaceptable del gobierno.
Para impulsar un definitivo cambio de rumbo y coordinar una respuesta conjunta, el 9 de enero se ha constituido la Red SOStenible, una plataforma representativa de todos los sectores sociedad civil afectados. El objetivo es iniciar una ofensiva para garantizar una regulación del entorno digital que permita expresar todo el potencial de la Red y de la creación cultural respetando las libertades fundamentales.
En este sentido, reconocemos como referencia para el desarrollo de la era digital, la Carta para la innovación, la creatividad y el acceso al conocimiento, un documento de síntesis elaborado por más de cien expertos de 20 países que recoge los principios legales fundamentales que deben inspirar este nuevo horizonte.
En particular, consideramos que en estos momentos es especialmente urgentes la implementación por parte de gobiernos e instituciones competentes, de los siguientes aspectos recogidos en la Carta:
  1. Los artistas como todos los trabajadores tienen que poder vivir de su trabajo (referencia punto 2 «Demandas legales», párrafo B. «Estímulo de la creatividad y la innovación», de la Carta);
  2. La sociedad necesita para su desarrollo de una red abierta y libre (referencia punto 2 «Demandas legales», párrafo D, «Acceso a las infraestructuras tecnológicas», de la Carta);
  3. El derecho a cita y el derecho a compartir tienen que ser potenciado y no limitado como fundamento de toda posibilidad de información y constitutivo de todo conocimiento (referencia punto 2 «Demandas legales», párrafo A, «Derechos en un contexto digital», de la Carta);
  4. La ciudadanía debe poder disfrutar libremente de los derechos exclusivos de los bienes públicos que se pagan con su dinero, con el dinero publico (referencia punto 2 «Demandas legales», párrafo C, «Conocimiento común y dominio público», de laCarta);
  5. Consideramos necesaria una reforma en profundidad del sistema de las entidades de gestión y la abolición del canon digital (referencia punto 2 «Demandas legales«, párrafo B, «Estímulo de la creatividad y la innovación», de la Carta).
Por todo ello hoy se inicia la campaña Internet no será otra tele y se llevarán a cabo diversas acciones ciudadanas durante todo el periodo de la presidencia española de la UE.
Consideramos particularmente importantes en el calendario de la presidencia de turno española el II Congreso de Economía de la Cultura (29 y 30 de marzo en Barcelona), Reunión Informal de ministros de Cultura (30 y 31 de marzo en Barcelona) y la reunión de ministros de Telecomunicaciones (18 a 20 de abril en Granada).
La Red tiene previsto reunirse con representantes nacionales e internacionales de partidos políticos, representantes de la cultura y delegaciones diplomáticas.
Firmado: Red SOStenibleLa Red SOStenible somos todos. Si quieres adherirte a este texto, cópialo, bloguéalo, difúndelo.