jueves, 25 de febrero de 2010

Predicando con el ejemplo

En estos tiempos de crisis el ahorro es la meta fundamental de todo buen hijo de vecino.

Ahorro en vicios y caprichos, en ropa, en vacaciones, en viajes, ... ahorro en general.

Tal vez en lo que más haya que mirar este ahorro es en la comida, ya que se viene haciendo a diario, aunque tristemente no en todos los casos.

Mucha gente por motivos de trabajo está obligada a comer fuera, de menú. Normalmente está entre los 8 y los 12 euros (al menos por aquí). Así que buscar el sitio idóneo puede ser un importante ahorro al cabo del mes.

Pero no sólo el que va a comer piensa en las perricas que se ahorra, los de los restaurantes también. Si hace unos años te pedías un plato combinado te venía un filete de lomo de dieciocho kilos, trescientas cuarenta y dos patatas, doce huevos fritos del tamaño de Albacete, pan y vino.

Ahora se nota el ahorro. El filete de lomo puede pasar por un montadito, pero sin pan. Las patatas son las que sobraron del día de antes, tres concretamente, y sobra decir que el pan y el vino aparte.

Y en esta política de eliminar lo innecesario... ¿Qué mejor que hacerlo desde el mismo menú, es decir, desde su propio cartel?



Si queremos ahorrar al hacer un sandwich... ¿Qué mejor manera que empezar quitándole las letras que le sobran?

Tiempo habrá a la hora de servirlo de quitarle un poco de jamón, la guarnición...

Salud y suerte

3 comentarios:

ruyelcid dijo...

Ah, no!!!!
Ya por ahí no paso; vale que ahorremos en gasolinas, ropas, viajes, y otras cosicas varias. Pero si empezamos a recortar en la "manduca" de los bares.. ya es cuando de verdad empiezo a enfadarme, ¿eh?

El manduqueo y las tertulias entre "espirituoso y espirituoso" son sagradas..

oicor dijo...

A lo mejor lo que quieren decir es que te tratan como si estuvieras en casa, quitándote la parte del "bocaillo" que no te guste no sé, los filillos del pan, el pepinillo, las anchoas....¿no?

Nono V. dijo...

Hombre; el ahorro siempre es bueno. Lo que yo no se es hasta que punto hay que escandalizar en el ahorro. ¡Por lo menos que nos enteremos lo que vendemos! He tenido que leer cinco veces la palabreja "sanwi" para coscarme... Un poquito de por favor.