jueves, 29 de julio de 2010

Exactamente igual que antes

¿Seguro que está exactamente igual que antes?
Es una de las expresiones que más escucho al cabo del año: "Esto está exactamente igual que estaba".

Aproximadamente un 0,03% de las veces que oigo esa frase es realmente cierta. Un error de diagnóstico o una solución excesivamente temporal pueden hacer que se repita el mismo problema pasado unos días.

El resto de las veces no tiene nada que ver.

Por ejemplo puede significar:

- Antes no arrancaba y ahora tras caerle una lata de cocacola encima tampoco.

- Te lo traje para que me lo configuraras y ayer le metió mi hijo el XP quitándole el Vista y sigue igual que antes. (O peor, señora, que no detecta ni el ratón).

- Me lo llevé la semana pasada por que le salía una raya amarilla y ahora resulta que los iconos están cambiados de sitio. Vamos, que está exactamente igual que antes.

O ya los que son para nota:

- Me lo llevé la semana pasada y está exactamente igual - "Señora, usted se llevó un portátil, esto es un sobremesa"- me da igual por que le pasa lo mismo y lo cubre la garantía por que yo lo digo.

Bien es cierto que el resultado de los diversos problemas que suele tener un ordenador de casa dan el mismo resultado: el equipo se reinicia antes de cargar windows.

Pero.. ¿A que nadie le echaría en cara al mecánico que tras cambiarle el motor por que no arrancaba el coche ahora se ha quedado sin gasolina y tampoco arranca?



Salud y suerte

1 comentario:

ruyelcid dijo...

Yo te llevé una cebra y me has devuelto un mulo blanco flacucho y un bote de pintura... quiero que me lo descambies por un caballo percherón de las regiones sureñas de Finlandia.