miércoles, 14 de julio de 2010

Un PC para un matemático

Usuarios de informática hay de todos los gustos y colores. Un ordenador no es más que una herramienta para un estudiante, un autónomo, un tendero, un contable, un albañil, un arquitecto, un fotógrafo... e incluso para un informático.

Hoy concretamente he tenido un cliente matemático. Pero de los buenos, de esos que hacen las cuentas a ojo y sin darse importancia.

Interesado en portátiles me pregunta por la diferencia entre algunos modelos del mismo precio. Todo va bien hasta que damos con los números. Con las mates hemos topado, amigo Sancho.

Cliente: Entonces... ¿Son exáctamente iguales estos dos modelos?
Yo: Pues prácticamente. La única diferencia es el disco duro. Y la marca, claro está. Este al ser de Acer es más económico que aquel otro de Toshiba.
Cliente: ¿Y el disco? ¿Qué diferencia hay?
Yo: Pues como indican las características (que te has leído siete veces) el Toshiba es de 320Gb y el de Acer de 640.
Cliente: Ajá, así que podríamos decir, por ejemplo, que es unos 100Gb más grande, ¿No?
Yo: Hombre, lo correcto sería decir que es el doble, 320Gb más que el otro.
Cliente: Osea, que más de 100 de diferencia. No está mal.
Yo: Bastante más de 100, de hecho.
Cliente: Si, en efecto, si es el doble y aquel es de 320Gb, este será... por lo menos... de 500Gb, ¡Qué barbaridad!
Yo: (Barbaridad es que hayas llegado a los 40 años con esos conocimientos)

Una cosa es no estar interesado o no entender mucho de informática. Cosa que admito, respeto y en muchas ocasiones envidio. Vale que no sepas si un Gb es más grande que un Mb, ahí no me meto. Pero caramba, 320 x 2 = 640. Y no solo en informática, en muchas más ramas de la ciencia e incluso en la vida real sigue teniendo validez esta regla.

Con las ganas me he quedado de que me pregunte el precio esperando algo así como:

Cliente: Estoy dudando entre el de 499€ o el otro... ¿Que diferencia hay de precio?
Yo: Nada, hombre de dios, apenas 7 euricos. Este son 499 y el otro 1.835'99

Salud y suerte.

2 comentarios:

ruyelcid dijo...

Joder..macho....

Pues que no venga por mi tienda a por huevos; a ver como le explicamos la diferencia entre una docena (12 huevos) y media docena (6 huevos)

Alfredo Luque dijo...

Es que manda huevos!!!