jueves, 12 de agosto de 2010

¿Qué dices que le pasa qué?

Explicar: dar a conocer el motivo de algo. Parece fácil, ¿No? Nada más lejos de la realidad.

El don de la dicción es algo tan inusual como un fontanero puntual o un cura delgado. Ejemplos tenemos por todos lados.

En casa, sin ir más lejos, con el idioma de las madres (materlingüa): "Nene, traete el dese de ahí... ese no, tonto."

Entre los amiguetes, a ver cómo le explico yo a este quien es el primo de su novia: "Si, hombre, uno así... rubio... que fuma chester...".

Y ya los familiares lejanos cuando vuelven al pueblo tras algunos años... eso es para nota: "anda... yo a este le conozco. ¿Tu padre no era hijo del que vivía la casa abajo del carpintero ese al que se le mató un hermano al venir de Francia por que fueron a la uva y el camión que era suyo pero no lo había terminado de pagar por que las tres mil pesetas que le faltaban se las dejó al abuelo de la que tenía un tienda de retales y le faltaban para comprar una finca que estaba por el cerro de..."

Si en circunstancias más o menos normales y habituales nos cuesta explicarnos, imagínense a la hora de definir el problema que nos da el ordenador.

Básicamente hay 5 tipos:

1.- El estonovabién resoplón.
Este es fácil de reconocer por su parquedad verborréica. "Esto... bufff, esto no... no... vamos, que no. Yo le... pero nada. Me lo llevé hace un año y está igual, que intento.. intento... pero... bufff, no hay cojones".

En efecto, hijo mío, no hay cojones... de entenderte.

2.- El listillo resabiado
Este es el que da la solución antes que el problema. "Esto lo vas a tener que formatear. Le pasa lo mismo que al equipo de mi primo y no hubo otro remedio". En el 90% de los casos con pasarle un antivirus o limpiar el registro por encimilla se soluciona. Depende del grado de simpatía que le tenga el que se formatée o no.

3.- El que habiendo niños para echarles las culpas...
Da igual lo que le pase al equipo. Da igual la causa, el motivo o lo que sea, aunque venga envuelto en llamas todo fue a raíz de que "el niño le metiera unas cosas".

4.- El detallista recalcitrante
Este es de los que piensan que si da más detalles es que sabe más, y si sabe más le saldrá más barato. "La cosa es que el equipo iba bien, pero le actualicé el programa que uso para las facturas a la versión 7.23.5.2, compatible con la 9.2.5 y ahí empezó a fallar. Primero los dll's del endisgrognic, luego el condensador de fluzo empezó a no condensar bien, y finalmente la rebarbadora de perseverante me dió un error de compilación cuántica. Sabes lo que te digo, ¿No?"

5.- El que se deja lo mejor para el final.
Este desespera. Normalmente garantiza unos diez minutos de placer en los que explica a la perfección cómo empezaron los síntomas, cuando, y lo que ha intentado hacer, pero a última hora... "Esto empezó a fallar cuando le pusimos el intenné. Así que le instalé un antivirus y le quitó bastantes. Así estuvo un mes más o menos, estupendo. Fue entonces cuando comenzó a ir un poco más lento hasta que ya incluso se apagaba de vez en cuando. Noto que se calienta bastante, por si te sirve de algo. Ah, si, y ayer el nene lo regó con la manguera cuando estaba jugando en el jardín".


Por fortuna casi todos tienen lo mismo. Virus y spyware a punta pala, algún golpe o apagón de luz fortuito, caída de líquidos, sólidos o gaseosos o, en el menor de los casos, algún componente que falla simplemente por el uso y los años.


Si hay algún médico o algún mecánico leyendo esto seguro que estará asintiendo. Doctor, doctor, tengo aquí un dolor como metafísico, pero no mucho. O el manido "ruidillo" que hace de vez en cuando, sobre todo cuando giro a la izquierda mientras me saco un moco. Si es cerilla de la oreja no suena tanto.

Salud y suerte

2 comentarios:

oicor dijo...

!!!!Madre mía, qué paciencia!!!! Ahora entiendo porqué se te dan tan bien los sudokus.

mariapán dijo...

jajajaaja... ¡me ha encantado! si es que currar tratando gente es lo que tiene. Otro día hago yo una entrada de lo que me pasa con los niños en el cole o, mejor, de lo que me pasa con los padres y madres de los niños... en fin... pero eso, será otro día...
Me apunto a tu blog