lunes, 7 de febrero de 2011

Más cine, por favor

Que todo en la vida es cine y los sueños cine son. Decía el Aute. Y es que no hay nada más sano que una buena sesión de cine. Lamentablemente no siempre se puede, así que cuando toca se pilla con más ganas.

Este domingo han caído dos películas de lo más diverso. Como curiosidad decir que ambas eran españolas (si, de esas en las que durante los primeros quince minutos aparecen en pantalla las cienmil entidades de crédito que las financian).

La primera de ellas Buried (Enterrado)

 Un ejercicio de cine de lo más suculento para el espectador y supongo que todo un reto para el equipo de realización.

Un transportista, un ataúd de madera, un zippo y una blackberry. Esos son los protagonistas de esta cinta de 2010.

Tras una emboscada, Paul Conroy se despierta enterrado en una caja de madera. Tras los primeros minutos de desesperación empieza estudiar el entorno: un mechero y un teléfono es todo lo que a simple vista tiene dentro. Ahí comienza una cuenta atrás de hora y media en la que no puede hacer más que llamar por teléfono pidiendo ayuda ante su inminente muerte.

Menos mal que tenía una blackberry, con un iPhone la película hubiera sido apenas un corto ;-)

A mi gusto genial. La sensación de angustia y claustrofobia esta magistralmente tratada. Viéndola en el sofá no dejaba de moverme como el protagonista, sin atreverme a sacar los brazos de tan metido que estaba en la película.

¿Lo peor? Un detalle sin importancia que sólo habremos visto los usuarios habituales de zippo: casi al final de la película enciende el mechero para leer unas notas y se ve claramente que la tapa está también prendida, cosa que sólo sucede cuando está recién cargado y que es imposible puesto que ya lleva una hora con él encendido.

Quitando eso, sin importancia alguna, pero detalle al fin y al cabo, el resto de la cinta es digna de verse. Los devoradores de CSI, que también estamos habituados a este tipo de enterramientos en vida gracias al genial episodio doble dirigido por Quentin Tarantino, disfrutaremos casi más que el resto. Si es que ver la desesperación de un hombre enterrado vivo es algo de lo que se pueda disfrutar.


Después, y para rematar el domingo, otro ejemplo de cine pátrio (que hay que verlo corriendo antes de que desaparezca por completo):

El Gran Vázquez

Tragicomedia es la palabra que mejor define a esta cinta. Una vez vista te das cuenta de que realmente es todo un drama. Se podía haber enfocado desde varios puntos de vista distintos.

Parece más un tebeo que una película: la fotografía, la iluminación, los personajes (Ibañez genial). Todo es más un tebeo que una película. Algún pequeño altibajo en mitad del metraje, pero casi todo se ve al tirón sin apenas parpadear.

La vida (mala vida... o buena, según se mire) de uno de los mejores autores de tebeos. No hay vicio que se le escape a este putero bígamo y estafador. Un equipo de fútbol de hijos, varias entradas y salidas de la cárcel, estafas a más no poder... todo ello finamente estampado en sus innumerables páginas de humor.

Se le coge hasta cariño.

¿Cual será la siguiente sesión? ¿Qué películas ver el próximo domingo...?

Se admiten sugerencias.

Salud y suerte.

2 comentarios:

ruyelcid dijo...

Títulos consagrados como ...:

"Debajo del abeto te la meto", "El ET y el Otto", "¡Vente a Alemania Pepe!", "Tomorrow I'll Wake Up and Scald Myself with Tea (Mañana me despertaré y me quemaré con té)"

En fin..cosas sencillicas..!!!

El_Rafa dijo...

¿"Debajo del abeto te la meno" te refieres a la primera parte o a la segunda? A mi es que la segunda... no se no se