viernes, 23 de marzo de 2012

De guruses

Mucho estoy leyendo últimamente (maldito tiempo libre) sobre proyección de tu empresa en redes sociales, consejos para darle visibilidad a tu blog, potenciar tus ventas a través de twitter, posicionar tu página web, etc...

Y como suele pasar en estos casos, de primeras se agobia uno. Información a raudales, consejos doy, manzanas vendo. Algunos actualizan el marketing mix a la redes sociales, dospuntocerizan ideas que no por viejas son menos válidas. Otros inauguran una nueva religión, un nuevo concepto que no es otro que el anterior pero cambiándole cuatro palabras.

Al final llega un momento en el que te das cuenta que todo lo que lees es más de lo mismo.

Para vender algo (sea un producto, una marca, el personal branding de los cojones, una caja de cerillas, acciones de tu empresa, la idea del ahorro de energía, ...) se necesitan tres cosas: que sea atractivo, accesible y asequible.

Si me apuras selecciona de dos en dos, no hace falta el kit completo. Tienes gente haciendo cola desde las taitantas de la mañana para adquirir el nuevo iPad, que es atractivo, relativamente asequible y poco accesible teniendo el cuenta la cola y el madrugón.

Vale, tienes razón, no se puede vender una marca personal como un yogur hacendado ni un iPad. ¿De verdad?

¿Por qué la peña visita tu blog? Pues por los motivos anteriores:

-Es atractivo tanto en su aspecto gráfico  como por la información y regularidad con la que se ofrece (vale, este no, pero otros molan de que te cagas)

-Es asequible, bien ordenado puedes llegar a la información que te interesa en pocos segundos y no pierdes media mañana leyendo gilipolleces (vale, este no, pero otros molan de que te cagas)

-Es accesible, de hecho está ahí en medio de esa era que llamamos intenné. Ya si tiene un dominio propio, corto y recordable mejor que mejor. No como algunos blogs que mezclan letras y números en su dirección a la que hay que añadir después el blogspot y el .com más el nuevo .es haciendo una odisea encontrarlo de primeras (vale, vale).

Te preguntarás ¿Me estás llamando tonto o algo así? Evidentemente no, por que si estás aquí es por que eres amigo, familiar o acreedor ya que este blog no cumple ninguno de los requisitos anteriores.

Estos conceptos se van desarrollando en todas las gurusidades que lees por ahí. Dando lugar a peregrinas perogrulladas que harían temblar al mismísimo capitán Obvius.

 Te dicen que no temas a los trolleos y críticas, que las encajes con bolillos si hace falta y las vuelvas en tu favor. Eso te lo enseñan en el patio de la escuela. Si viene uno y te pega una hostia tienes dos opciones, le das una más grande y te ganas el respeto (niños, no intentéis nunca esto) o bien le sueltas una milonga del tipo "no voy a pelearme contigo por que soy más adulto y....)


Hacen siempre hincapié en la regularidad de tus píldoras de información. Lección que no se aprende por cabeza ajena, sino a base de vino del terreno. Métete entre pecho y espalda litro y medio en una sentada y comprenderás la importancia de dosificar las cosas. Tanto por exceso como por defecto. Igual de malo es beberse hasta el agua de los floreros en una noche y perjurar que no volverás a catar en años que no beber más que en las fiestas de guardar (con lo aburrida que es la gente sobria).

Sobra decir que el contenido de tu blog, página, twitter, etc... debe ser interesante para el lector. ¿A que no habías caído en eso? Pero... ¿Qué es interesante para el lector? Si rebuscas por los interneses tienes blogs para todos los gustos y colores. Así que no te procupes, no tienes que adaptar el blog a tus lectores, sino cambiar de lectores. Suena duro y frío, pero así es. Tal vez no consigas que te siga tal o cual persona que te llenaría de orgullo y satisfacción, pero lo harán otros muchos que compartan tus intereses. Aunque tus intereses sean joder a ese que no te sigue y seáis legión.

En resumen:

1.-Se tu mismo (si no encuentras a nadie mejor a quien robarle las ideas, claro)
2.-Intenta hacerlo con un mínimo de orden (¿hace cuanto que no etiqueto un post?)3.-Cuida tu lenguaje, pero lo justo. Por mucho que lo niegue, hasta el más elitista sonríe en la intimidad con el perro mistetas.
4.-Habla de lo que te salga de los cojones/ovarios o genital equivalente. Si hasta el perro mistetas tiene página en Facebook!!!

¿Por qué el puto perro tiene tanto éxito? Por que es atractivo (dice teta, ¿Qué más se puede pedir?) es accesible (desde que tienes cuatro años lo estás escuchando sin variación alguna) y es asequible, tanto que hasta un gurú dospuntocero sería capaz de memorizarlo contarlo con relativa gracia en algún sarao.

Y aquí termina esta tesis doctoral digna de un gurú como yo: tengo gafas de pasta, barba, estoy calvete, me sobran unos kilillos (grametes diría yo) y voy siempre en camiseta. De libro, hoygan!!

2 comentarios:

ruyelcid dijo...

Y sino, le puedes poner como subnick al blog "soy amigo de Ana Pastor (rtve)" y ¡ZAS! ya tienes el blog (por cutre que sea) puntero durante tiempo.

El_Rafa dijo...

Ese sería el planB, arrimarse al ascua que más caliente (Y la Ana Pastor...)