lunes, 20 de mayo de 2019

Inicio en Scratch

Ya que la programación "normal" nunca ha sido mi fuerte, y ningún perro lamiendo engorda, antojóseme probar de qué iba esto del scratch.

Amén de acompañar raperos, este lenguaje completamente gráfico nos permite realizar desde juegos muy sencillos hasta programas más complejos. Todo depende de nuestro retorcimiento menta.

Este pequeño ejemplo, un simple juego de explotar globos para que no se escapen de la pantalla, lo uso como práctica para que los peques aprendan a mover el ratón.

Busca en su web los distintos proyectos y date de alta para poder crear los tuyos.

La mecánica tiene un índice de dificultad similar al uso del chupete:

*Banderita verde para comenzar el juego
*STOP rojo para detenerlo
*Pasar la varita, el puntero, sobre el globo para explotarlo.

No hay ni que hacer click. Cada cinco globos se cambia el fondo para despistar, maldad intrínseca que tiene uno.

¡A disfrutar!


domingo, 31 de marzo de 2019

Es-Clavo

Es clavo.
Cabeza yerma,
muerta la carne oxidada.
Esclavo.
Firme asidero
de la obra de arte que sustenta.
Es clavo.
Invisible, escondido,
es quien mantiene los cuadros
del capital que lo oculta
y sobre el que se construye.

viernes, 8 de marzo de 2019

Parrafadas II: El Carril y Nueve Relatos Más

Parrafadas II
Tras el éxito editorial del primer volumen, regresamos con un segundo cargado de nostalgia.

En este caso aparecen relatos más o menos recientes, de la última década, junto con otros que datan de finales del siglo pasado, ahí es nada.

Abrimos con El Carril,  relato que nació allá por el 2006 más o menos. La inspiración me vino a través de una pizpireta señorita que, con el tiempo, tomaría muy malas decisiones en la vida. Casarse conmigo, por ejemplo. Pero no se lo tengan en cuenta, sigue siendo muy buena gente.

El último cuento sí que se remonta a año noventa y tantos. El Televisor fue mi primer cuento, más de una década tardaría en escribir el segundo y otra más en coger correndilla. Apareció hace unos años haciendo mudanza, un manuscrito mecanografiado con la Olivetti Lettera al que apenas he cambiado un par de comas para publicarlo.

domingo, 27 de enero de 2019

¿Ya es miércoles?

— ¿Ya es miércoles?
—No, abuelo.
—Entonces tráeme los calcetines rojos.

Las visitas al abuelo parecían ser la misma visita una y otra vez. Al menos desde que Carolina tenía uso de razón. Siempre eran en fin de semana, uno sí y otro no, y siempre pregunta si era miércoles. En caso negativo pedía otros calcetines, en caso afirmativo no se sabe aún qué pasaría, jamás había estado ahí un miércoles.